We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El Cerro, la Habana Rogelio Travieso (PD) En el número 496 de este semanario me referí a varias vallas utilizadas por el Departamento de Propaganda del Partido Comunista de Cuba (PCC). Sobre estas, comenté críticamente sus mensajes. Ahora, después de haber visto y escuchado en un video, la comparecencia de Miguel Díaz Canel, primer Vicepresidente del Consejo de Estado, me veo obligado a referirme nuevamente a ellas y profundizar en algunos comentarios.

Entre este grupo de vallas, existe una encargada de enaltecer el falso y manipulado proceso de las llamadas elecciones 2017-2018.

Para quienes nos preocupa y ocupa la situación que padecemos, es difícil convivir bajo la presión que sentimos los cubanos, dado el sistema antidemocrático y carente de libertades. La situación nuestra no es la existente en la mayoría de los países de nuestro hemisferio, donde tienen otra vida mejor. Son naciones respetuosas del Estado de Derecho, donde existen mecanismos electorales para cambiar y elegir directa y periódicamente a sus gobernantes; sus constituciones no son ideológico-excluyentes y protegen el interés de todos los ciudadanos, los poderes están divididos y ningún partido es hegemónico.

Después de escuchar la intervención del Primer Vicepresidente, queda demostrado que las elecciones por venir, de genuinas, democráticas y serias, tienen muy poco. Lo que ese proceso entraña son solo objetivos propagandísticos. Para los cubanos, no representan, cambian o mejoran nada. Todo es una apariencia electoral, dirigida a mantener el engaño y la manipulación a la manera usual de los mandamases que se adueñaron del país desde 1959.

Ahora, quienes tenían esperanzas, ya estarán convencidos que las llamadas elecciones son una farsa.

En el video, el primer vicepresidente deja muy claro que no van a permitir que nadie que no sea defensor de los intereses del régimen, nadie que no sea del agrado del PCC, sea tenido en cuenta. Los aparatos represivos, junto a los llamados “factores de la comunidad”, se encargarán de neutralizarlos y garantizar que no sean propuestos y menos aún electos como candidatos. Utilizan, para denostarlos, la palabra contrarrevolucionarios.

¡Cuánta discriminación, manipulación y trucos!

Poco después del triunfo revolucionario, Fidel Castro expresó: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella, por eso nos parece que se hunde el mundo, cuando oímos la verdad. Como si no valiera la pena, de que el mundo se hundiera, antes de vivir con la mentira”.

En el concepto de Revolución también de Fidel Castro, hay una parte que expresa que “revolución es no mentir jamás”

¿No fue mentira cuando no fue restaurada la Constitución de 1940, como había prometido? ¿No fue mentira la promesa de celebrar elecciones libres en el más breve de plazo de tiempo posible, como había anunciado Fidel Castro en el discurso que pronunció en Columbia el 8 de enero de1959?

¿Pretende Díaz Canel que creamos que aun mantenemos nuestra identidad? ¿Qué identidad?

Identidad es un conjunto de valores, orgullos, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamientos que funcionan como elementos dentro de un grupo social y que actúan para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia.

¿A los cubanos podrá quedarles algún sentido de pertenencia?

En medio de lamentables politiquerías y corrupción, antes de 1959, nos sentíamos ciudadanos y vivíamos orgullosos. ¿Los cubanos se marchaban de Cuba tan masivamente como se marchan después de 1959? ¿Acaso antes no era penoso y triste el destierro?

¿Por qué siendo un pueblo religioso, a la brava obligaron a simular no tener creencias religiosas? ¿Por qué impusieron que desaparecieran las tradicionales Nochebuena; los Reyes Magos, etc.?

Se impuso la única ideología de la revolución y los que no la practicaban eran “gusanos”, contrarrevolucionarios, escorias, etc. Esta situación provocó disgustos y divisiones entre familiares, amigos y vecinos.

Después de incumplidas todas las promesas de libertades y democracia, obligaron a los cubanos a enrolarse en un entorno ajeno a nuestras tradiciones, a una distancia de aproximadamente 9550 kilómetros de la Unión Soviética. Impusieron un sistema que años después fracasó. Conocemos las crueldades de ese sistema y de sus líderes.

Destruyeron la industria azucarera, desaparecieron las costumbres de sus habitantes en los bateyes, los olores a guarapo y miel. Hoy, estos caseríos, es como si fueran poblaciones fantasmas.

Nuestras calles, aceras, comercios e instalaciones e industrias están casi destruidas.

Con esta crítica situación, ¿pudiera quedarnos sentido de pertenencia?

¿No atenta contra el orgullo de ser cubanos que los extranjeros tengan posibilidades negadas a los nacionales?

¿Se puede tener sentido de identidad cuando los gobernantes son impuestos a dedazo? ¿Podrá existir sentido de pertenencia, cuando los gobernantes siempre han controlado hasta la alimentación?

Sobre la visita de Obama a la Habana, las opiniones que he escuchado son muy diferentes a las de Díaz Canel. Según él, Obama parecía un actor de primera línea de Hollywood. Sin embargo, he podido escuchar a muchos que Obama demostró una ingenuidad manifiesta con su comportamiento sencillo y decente con los gobernantes cubanos.

Obama fue gentil con su esposa e hijas, pero para Díaz Canel eso fue un montaje.

Otros han comentado que Obama quiso ayudar al pueblo de Cuba, pero eso, con los actuales gobernantes es imposible.

Para el Primer Vicepresidente, quizás los sinceros, gentiles y llenos de valores humanos fueron los representantes de las FARC-EP que participaron en las conversaciones de paz en la Habana. Esos narco-guerrilleros, secuestradores, asesinos y alguno que otro hoy convertido en ratero rico. Después de tantos crímenes contra la humanidad, en lo adelante podrán participar en la política de Colombia. Sin embargo, los cubanos catalogados de contrarrevolucionarios, a despecho de ser pacíficos, son bloqueados en su participación en las elecciones.

Lo expuesto por el Primer Vicepresidente es claro: Cuba no es nuestra, pertenece a las máximas instancias del PCC.
Rogelio Travieso; rtraviesopnhp2@gmail.com; rogeliotravieso@nauta.cu; Móvil 53859142
*Partido Liberales de Cuba

?

Texto del mensaje:
¡POR CUBA! y al lado aparece una bandera cubana.
ELECCIONES GENERALES 2017-2018
¡GENUINA DEMOSTRACION DEMOCRATICA!


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *