We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Julian y Russ Raymond-Sandy (shropshirestar.com)

MIAMI, Estados Unidos.- Julian y Russ Raymond-Sandy pasaron 36 horas encerrados en su hotel en Cuba mientras el huracán Irma azotaba la isla caribeña. Ahora se preparan para la llegada de otro huracán de categoría cuatro, José.

La pareja de Oswestry, que se casó a finales de julio y voló a Cuba para pasar su luna de miel en la Playa Costa Verde, al norte de Holguín, acusó a la compañía de vacaciones Thomas Cook por no haber hecho lo posible para sacar a sus clientes de la isla ante el paso de Irma, reporta el Shropshire Star.

Añadieron que la falta de información ha sido “vergonzosa”.

Su viaje se convirtió en preocupación cuando oyeron noticias de la tormenta que venía formándose y se pusieron en contacto con el operador turístico.

Julian, de 37 años, dijo: “Pedimos ser evacuados hace cuatro días, pero se nos dijo que nos quedásemos mientras debido a que no podían evacuar a 2000 personas”.

Raymond-Sandy dijo que ha sido una experiencia aterradora. “Nos encerraron desde las 10:00 p.m. del jueves y no nos permitieron salir hasta las 9:00 a.m. del sábado”, contó.

“Los vientos eran tan fuertes que el edificio estaba temblando y el ruido era horrible. La lluvia azotó contra las puertas de vidrio del patio, que se estaban moviendo. Fue tan aterrador. Las palmeras estaban dobladas, todo lo que estaba suelto volaba alrededor.

“No le desearíamos esta experiencia a nadie y aún tenemos otro huracán en camino”, añadió.

“Estamos en la actualidad en otra alerta seria de penetraciones del mar, con olas de 21 pies, e inundaciones locales. Thomas Cook otra vez no nos da más información, son una desgracia absoluta”.

Russ, de 40 años, dijo que mientras la compañía de viajes no había sido de ninguna ayuda en absoluto, el personal en el hotel había sido maravilloso.

La pareja dijo, no obstante, que la zona había salido relativamente bien del temporal comparada con otras partes del Caribe.

“Lo peor fue no tener información. Cortaron el Internet y la televisión de habla inglesa, así que no pudimos ver lo que estaba pasando”, dijo Julian.

“Tuvimos tanta suerte de tener una amiga que trabaja en el centro de huracanes, Jayne Young. Ella fue capaz de mantenernos informados y, a su vez, pudimos dejar que los otros turistas supieran lo que estaba pasando”, describió.

Otra pareja de británicos que viajó a la isla con la agencia Thomas Cook denunció su caso este viernes, acusando a la compañía de haberlos dejado abandonados a su suerte en medio de sus vacaciones en el balneario de Varadero.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *