We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La Habana, Lawton (PD) Coincidió la visita del huracán Irma con la compra de la cuota de pollo para el mes. Las primeras ráfagas comenzaron el sábado 9 a mediodía y un poco antes ya no había electricidad. El lunes el vecino amaneció en el teléfono público, llamaba a todos los parientes residentes en otros municipios para saber si alguno ya tenía electricidad en su vivienda. Al terminar sus llamadas les explicó a las personas que esperaban. Que en cuanto le pongan electricidad a alguno de sus familiares sale con el pollo para allá. Imagínense, hay que salvar el pollo de los fiñes.

El martes cada casa que tenía algo de carne la puso a freír. El barrio olía a carne de cerdo y pollo frito por última vez, en el mes, en la “fiesta” silenciosa de la falta de electricidad.
anatorricella@gmail.com, Ana Torricella


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *