We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Luz Escobar/ Mario J. Pentón

Los pescadores del pequeño pueblo de Santa Cruz del Sur, en la provincia de Camagüey, se lanzaron a la mar este martes en busca de los balseros de 24 años Yasniel Naranjo y Julio César de Gotor Osorio, quienes el pasado viernes abordaron una frágil embarcación para salir del país de manera clandestina junto a otras cuatro personas que sí pudieron ser rescatadas por las Tropas Guardafronteras tras hundirse la balsa en la que viajaban.

La decisión de unirse masivamente a la búsqueda ha sido espontánea, explica uno de los vecinos que prefiere no dar su nombre por temor a represalias de las autoridades. "Han pasado más de 48 horas y no han aprobado la búsqueda aérea de los muchachos. Estamos muy molestos en el pueblo con eso", explica enojado.

Los balseros pretendían abandonar la Isla el sábado por la noche e intentar llegar desde Cayo Caguama a Islas Caimán, que se encuentra a más de 150 millas de distancia, según confesó uno de los cuatro sobrevivientes, primo del desaparecido Julio César de Gotor.

Un pescador les alertó de que había mal tiempo, ya que se estaba gestando una tormenta tropical al sur de Cuba, y les ofreció un porrón de agua para calmar la sed durante el viaje.[[QUOTE:Los balseros pretendían abandonar la Isla el sábado por la noche e intentar llegar desde Cayo Caguama a Islas Caimán, que se encuentra a más de 150 millas de distancia]]El sábado por la noche salieron rumbo a las Islas Caimán pero en torno a la medianoche comenzó a entrar agua en la embarcación y acabó hundiéndose. El superviviente relata cómo intentaron mantenerse a flote mientras algunos compañeros se alejaban a nado para regresar a Cayo Caguama.

"Las Tropas Guardafronteras han estado patrullando el área desde el domingo sin mayores resultados. En tierra las familias se encuentran destrozadas por la pérdida de estos jóvenes", asegura Elena Olazabal, familiar de Julio Cesar de Gotor Osorio.

"Cuando se trata de drogas o hay alguna embarcación que aparece cerca de la costa enseguida llegan los helicópteros, pero ahora que hay dos vidas en riesgo, de personas jóvenes, no autorizan la búsqueda", dice indignado un vecino en una carta enviada a esta redacción.

Hasta el pasado enero, la política de pies secos/pies mojados permitía que los cubanos que alcanzaban suelo estadounidense pudieran solicitar la residencia permanente en el país, mientras que los balseros que eran interceptados en el mar por los guardacostas de EE UU o de Cuba eran devueltos a la Isla.

Bajo los actuales convenios migratorios entre EE UU y Cuba todos los migrantes cubanos que llegan sin visado a territorio estadounidense son deportados a la Isla.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *