We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Vista de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, por donde arriban los vuelos de cubanoamericanos (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- Luego de que el consulado de Cuba en Washington quedase con un solo funcionario para atender la numerosa comunidad de la isla en Estados Unidos, la web Martí Noticias se pregunta si, ante la nueva situación, La Habana permitirá los viajes de cubanoamericanos con pasaporte estadounidense.

Según el Ministerio de Exteriores de la isla, tras el inminente regreso de los 15 diplomáticos, la situación es de “extrema precariedad”.

Por su parte, los cubanoamericanos son el segundo mayor grupo de visitantes a Cuba después de los canadienses, con 329 496 durante 2016. Pero para esta comunidad, viajar a su país de origen es un proceso complicado: el Gobierno les exige un pasaporte cubano vigente y “habilitado” con una visa, aunque ya sean ciudadanos de EE.UU. Los costosos trámites son gestionados por el consulado cubano en Washington y suelen tardar meses.

Contradictoriamente, el Estado cubano no reconoce la doble ciudadanía, según el artículo 320 de la Constitución. La condición legal de cubano se pierde si un ciudadano de la isla adquiere una ciudadanía extranjera. Grupos del exilio han denunciado el requisito de visa impuesto por La Habana para viajar a su propio país.

Ahora, tras la expulsión funcionarios, los señalados por el Departamento de Estado deberán irse de EE.UU. en un plazo de siete días. La medida, según autoridades norteamericanas, buscaría equidad en las operaciones de ambas embajadas después de una reducción del 60 % del personal en la misión diplomática estadounidense en la isla comunista.

La reducción vino como respuesta a la incapacidad de la Habana para proteger a los diplomáticos estadounidenses, tras una serie de misteriosos “ataques sónicos”.

Ya en mayo pasado dos funcionarios cubanos fueron expulsados como protesta por los incidentes de La Habana, que aún no tienen una explicación clara pero afectaron a más de una veintena de diplomáticos estadounidenses en Cuba.

Según Martí Noticias, una desaceleración en el flujo de cubanoamericanos visitando la isla reduciría la llegada de dólares con los que esa comunidad ayuda a sus familiares y de paso inyecta la economía nacional.

Un estudio de The Havana Consulting Group (THCG) con datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) de Cuba indica que el turismo interno cubano ha experimentado un crecimiento “meteórico” en los últimos nueve años, con 991 122 nacionales hospedados en hoteles de la isla en 2016.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *