We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Policías de Inmigración y Fronteras escoltando a un deportado (Foto: AP/ICE)

MIAMI, Estados Unidos.- Cuba aparece en el segundo lugar en la lista de países que rechazan aceptar a sus ciudadanos deportados por EE.UU., según dio a conocer esta semana la web LifeZette.

Las cifras más recientes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mostraban que la lista de países con el mayor número de órdenes de deportación estaba encabezada por China (39 552) seguida de Cuba (26 204).

El presidente Donald Trump se ha enfrentado a duros obstáculos para persuadir a los países que no cooperan a que retiren a sus ciudadanos después de que se les ordena que sean deportados de los EE.UU., explica la publicación.

Jessica Vaughan, directora de estudios de política en el Centro de Estudios de Inmigración, ha dicho en tanto que EE.UU. podría tomar como medida hacer cambios en un acuerdo establecido con Cuba durante la administración de Bill Clinton para aceptar a 20 000 cubanos por año en los Estados Unidos.

Alrededor de 5000 de ese total proviene de inmigrantes elegibles para visas por reclamación familiar. Pero Vaughan dijo que el resto proviene de una lotería de visas administrada por el Departamento de Estado, específicamente para cubanos en la década de 1990. Estados Unidos todavía procesa candidatos de entre los 541 000 cubanos que buscaron inmigrar al país en el año fiscal 1998.

En lugar de aceptar nuevos inmigrantes, dijo Vaughan, Washington podría contar a cubanos que ya están en el país contra el total.

“Diferentes cosas van a funcionar con diferentes países”, dijo la funcionaria.

La Casa Blanca anunció en septiembre que impondría sanciones a cuatro países que han frustrado los esfuerzos para deportar ciudadanos de sus naciones: Guinea, Sierra Leona, Eritrea y Camboya. Según expertos en inmigración, una combinación de fallos judiciales y resistencia de países extranjeros ha frustrado los esfuerzos de Washington.

Vaughan señaló que la medida tomada en septiembre forma parte de una nueva política agresiva hacia los “países recalcitrantes”, lo que el gobierno federal llama naciones que no cooperan -o se niegan abiertamente- a repatriar a sus ciudadanos.

Las sanciones de EE.UU. han golpeado en tanto el otorgamiento de visados en los países que se han negado a cooperar. “Este es ciertamente un paso en la dirección correcta por parte de nuestro país”, dijo Ira Mehlman, portavoz de la Federación para la Reforma de la Inmigración Estadounidense. “Tiene que haber algún indicio de que nos lo tomamos en serio”.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *