Calendar

November 2017
MTWTFSS
« Oct  
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Plaza, La Habana, Jorge Luis González, (PD) El Japón tradicional, contó con una organización directiva que caracterizó a este pueblo: los shogunes. Estos gobernantes aplicaron una actitud represiva que conserva cierto parecido con nuestra alta jerarquía gubernamental.

La lectura del libro Geisha, de la periodista Lesley Downer, contiene dentro de su tema central, algunos comentarios significativos, que reflejan la conducta de un personaje principal en esta época: Ieyasu Tokukawa.

La autora cita como después de una larga guerra civil de diez años, este jefe militar y sus sucesores. “…impusieron a la población estrictos sistemas de control. Entre otras medidas, aislaron al país del mundo exterior para asegurarse de que no entraran (ideas subversivas) que perturbaran el delicado equilibrio. A los extranjeros se les impidió la entrada, y a los japoneses no se les permitía salir…”.

El paralelismo que hay entre estas medidas y las tomadas por el régimen castrista, sobre todo en sus inicios es asombroso. Aun con un mayor grado de liberalización en estos instantes, podemos afirmar que esta ideología persiste en buena medida.

Una de las primeras disposiciones que se mantuvieron en la revolución fue evitar el contacto con extranjeros. Muchas personas que se relacionaron con ciudadanos de otros países, fueron a la cárcel acusados de mantener contacto con enemigos o agentes de la CIA, sobre todo si se trataba de estadounidenses.

El escuchar música en idioma inglés, fue otro de las prohibiciones que se mantuvieron por largos años. Aquellos que quisimos oír esas melodías fuimos tildados de “gusanos”, o por lo menos de mantener una actitud definida como diversionismo ideológico.

La vestimenta se incluyó también dentro del cuadro de “tabúes”, impuestos por las autoridades. Las personas que tenían la posibilidad de recibir ropa del exterior, o los que viajaban por asuntos laborales y vestían prendas diferentes a las existentes en esos momentos, eran mal vistas y criticadas por las personas simpatizantes al régimen socialista.

Desde los inicios, la emigración fue una de las acciones con mayor obstáculo a la cual se han encontrado sometidos los nacidos en Cuba. Contra todo derecho universal, aquel que salió de la nación, sufrió el castigo de impedirle su regreso, aunque nunca hubieran cometido delito alguno. El solo hecho de abandonar el país, por discrepar del sistema político, les convirtió en apátridas.

Otra de las acciones del shogun Tokukawa, se reflejó en la ideología a seguir en su sistema de gobierno. La investigadora señala que: “…Para crear una sociedad ordenada en la que no tuviera ni la más mínima posibilidad de rebelión o levantamiento, el shogunato adoptó como filosofía oficial el neoconfucianismo…” y destaca además como este dogma tenía: “… rígidos códigos de comportamiento, con hincapié en la jerarquía y respeto por la autoridad…”.

Una de las normas que con estricto rigor y eficiencia ha tomado el gobierno revolucionario es la llamada seguridad nacional. La creación del efectivo aparato conocido como Ministerio del Interior, constituye tal vez el mayor logro efectuado por la alta dirigencia política para mantenerse en el poder.

En nuestro caso esa filosofía es el marxismo leninismo, con su variante más represiva, el estalinismo, aplicada en la mayoría de los casos al pie de la letra y por cuya desobediencia sufrieron prisión miles de cubanos, además de los cientos de fusilados. Lo cual se mantiene aun como medida profiláctica de los grandes mandatarios.

Los shogunes también establecieron un estricto sistema de normas sociales con disposiciones estrictas, que mantienen determinada copia en la actualidad.

Uno de los grupos más relevantes de este sistema de dominación fueron los samurái, que formaban la clase militar la cual creció exageradamente para defender los privilegios del shogun.

Hoy nuestro aparato militar es inmenso y constituye como diría George Orwell en su libro 1984, la policía del pensamiento, la cual invade todos los sectores labores e íntimos de nuestra sociedad.

La conclusión final es clara, nuestros shogunes de verde olivo siguen principios de la desaparecida tiranía japonesa clásica. Es a su entender el mejor sistema de preservar sus privilegios.
jorgelibrero2012@gmail.com; Jorge Luis González


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *