We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Embarcación perteneciente al Club de Yates de Cayo Hueso, en la Bahía de La Habana (excelenciasdelmotor.com)

LA HABANA.- La Aduana de Cuba ha puesto en vigor nuevas disposiciones para controlar la entrada de tripulantes de embarcaciones de recreo, a partir de los cambios migratorios del pasado octubre que autorizan a los cubanos residentes en el exterior a ingresar a la isla a bordo de yates.

La nueva resolución 336-2017 se pone en vigor para “facilitar y agilizar el despacho aduanero de estas embarcaciones y de los yatistas que arriban a bordo de ellas”, asegura un comunicado oficial publicado en la web de la Aduana.

La Aduana modificó los artículos 79 y 80 de la Resolución 187 “Normas para el despacho y el control aduanero de buques y aeronaves”, donde se especifica que los yatistas sólo podrán importar efectos personales, siempre que las cantidades, los artículos y su valor cumplan con la legislación vigente.

Como novedad también se pondrá en vigor desde 2018 un nuevo modelo de Declaración de Aduanas para Yatistas, que distinguirá a los tripulantes de embarcaciones de los que llegan a la isla caribeña por vía aérea.

La Aduana cubana también aclara que autorizará, solo a los yatistas extranjeros, la importación temporal de los vehículos automotores que tengan a bordo de las embarcaciones.

Las nuevas normas establecen que las embarcaciones de recreo extranjeras que arriben a Cuba sólo pueden ser utilizadas con fines turísticos y que los viajeros a bordo de ellas se abstendrán de efectuar cualquier otra actividad mercantil no autorizada.

A pesar de ser una isla, el Gobierno cubano ha limitado por décadas el acceso de sus ciudadanos a las embarcaciones de recreo.

En 2016 el Gobierno cubano autorizó la entrada de sus nacionales residentes en el exterior por vía marítima después de décadas de prohibición, tras una polémica avivada por la llegada de cruceros desde puertos de Estados Unidos, en los que en un principio no podían abordar cubanoamericanos.

Dentro de sus modificaciones migratorias más recientes, el país comunista autorizó en octubre pasado “la entrada y salida a Cuba de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo”, solo en las marinas de Varadero y Hemingway, en La Habana.

(EFE)


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *