We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

(EFE).- La exigua cantidad de compresas higiénicas que el Estado cubano entrega cada mes a mujeres en edad fértil, su "pésima" calidad y la irregularidad en las entregas son hoy objeto de crítica en la prensa oficial de la Isla, donde muchas recurren al mercado negro para cubrir esta necesidad.

Un amplio reportaje en el diario Juventud Rebelde recuerda que se trata de un problema recurrente que "una y otra vez" concita "las mismas quejas" y sostiene que, pese a que es un artículo fuertemente subsidiado, responde a "una necesidad higiénica básica que no entiende de atrasos productivos o maquinarias obsoletas".

En Cuba, todas las mujeres en edad fértil tienen derecho a recibir un paquete de diez compresas al mes, por el que pagan 1,2 pesos cubanos (0,048 centavos de dólar).

Varias mujeres entrevistadas por el diario lamentan que con diez "íntimas", como se conoce este producto en el país, no les alcanza para cubrir todo el ciclo menstrual, y critican que las entregas llegan a acumular meses de retraso.[[QUOTE:Varias mujeres entrevistadas por 'Juventud Rebelde' lamentan que con diez "íntimas" no les alcanza para cubrir todo el ciclo menstrual]]Mientras, el producto nunca falta en el mercado negro, donde se oferta a un precio más de diez veces mayor: "En tiempos normales a diez pesos y cuando hay crisis de 15 a 20 pesos en moneda nacional", señala Marta Valdés, de 34 años.

Otra alternativa son las tiendas estatales en divisa, donde los paquetes de compresas se comercializan con precios a partir de 1 CUC (equivalente al dólar y a 24 pesos cubanos), un coste elevado para un salario medio cubano, que no llega a los 30 CUC.

"El mercado negro no debe ser la solución para adquirir el demandado producto", sentencia el diario estatal, que titula el reportaje Tragedia íntima.

También cita a expertos, como la ginecóloga Arelis Leon, quien explica que lo ideal es cambiar la almohadilla higiénica cada cuatro horas durante el periodo menstrual, lo que supone emplear seis compresas al día y un promedio de entre 18 y 42 compresas en cada ciclo.

A los problemas de suministro se suma la "pésima" calidad del producto de fabricación nacional, según las quejas recogidas por el rotativo.[[QUOTE:En Cuba hay tres fábricas de este producto y todas pararon por falta de materias primas, ya que de los diez materiales que se emplean en la producción, ocho son importados]]En Cuba hay tres fábricas de este producto y todas pararon por falta de materias primas, ya que de los diez materiales que se emplean en la producción, ocho son importados de países como España, Italia y China, refirió la directora general del fabricante estatal Mathisa, Emma Hernández.

El retraso de producción acumulado por ese parón hace que sea "imposible para la empresa recuperar la producción de los meses en que las fábricas estuvieron detenidas".

En la empresa también achacaron los productos defectuosos a "errores humanos", porque la revisión de calidad y el envasado son manuales.

"Aún no existen soluciones definitivas, al menos en los próximos meses", sentencia el diario. 

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *