Calendar

January 2018
MTWTFSS
« Dec  
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Un llamado Comité de Ciudadanos por la Integración Racial (CIR) gracias a conocidas maniobras o Intercambios Sur-Sur, fueron presentados el pasado 9 de diciembre en el VII Festival Vista de Miami por los seleccionados (siempre desde lejos) activistas y comunicadores Marthadela Tamayo, Juan Antonio Madrazo y Jorge Olivera Castillo.

El llamado CIR, se consagra a combatir una inexistente discriminación racial en Cuba. Inexistente, porque Cuba adentro, la única discriminación demostrable en su existencia, es la política. Los tres presentadores, residentes en Cuba y seleccionados para representar lo inexistente, profundizaron en las difíciles condiciones en que desarrollan su trabajo en la Isla los activistas afrodescendientes, (no todos los activistas pro democracia que existen) sobre quienes dijeron, pesa una doble discriminación que sería, ser disidentes y ser afrocubanos.

Nadie en Cuba ha sido vetado para estudiar en las universidades para revolucionarios por ser negro, mestizo, mulato, etc., la exclusión fue y es política ya que las universidades son para revolucionarios, sean estos blancos, negros, amarillos, rojos verdes o carmelitas o azules. Sobre discriminación por opciones sexuales, falso también. Desde que el felizmente difunto ex dictador Fidel Castro partió hacia el eterno olvido y su lugar fue ocupado por el heredero y actual dictador Raúl Castro, su hija Mariela Castro, supuesta doctora en sexología y presidenta de Cenesex, ha promovido la homosexualidad sin cortapisas con festivales de orgullo gay, homenajes para salidos del closet, conferencias y otras fanfarrias de ese corte.

Ver o exponer una hipotética situación de los Derechos Humanos de la población afrocubana, es un análisis parcial e interesado sobre la situación real de los derechos humanos de toda la población. Una sub-valoración muy interesada en que serán destacadas algunas respuestas institucionales que el estado castrista ha implementado y lo favorecen al destacar esfuerzos innecesarios pero reales, dirigidos a “eliminar desigualdades raciales” inexistentes en Cuba.

Con base en estos análisis y valoraciones, el CIR allana espacios mediáticos a la dictadura militar totalitaria castrista y le ofrece nuevos espacios desde un conjunto de conclusiones y recomendaciones que destacarán una supuesta relevancia en los esfuerzos del régimen, para que la sociedad cubana avance en la eliminación de desigualdades y discriminación racial, a despecho de la inexistencia real de tales situaciones y discriminaciones.

Cuando las Damas de Blanco salen a las calles en demanda de libertad y derechos para todos, hasta ahora no he visto que María Cristina Labrada o Leticia Ramos sean mejor tratadas que Berta Soler o que otra Dama de Blanco, negra, mulata o mestiza. La discriminación, la represión y el abuso, en Cuba son esencialmente políticos y nada más. En Cuba, la vileza, la crueldad y la bajeza, son tan humanas como el desinterés, la entrega y el amor desplegado por blancos, negros, mulatos y mestizos en lucha por la libertad y el derecho de todos los cubanos.

En el panteón de la cubanía y el honor nacional, comparten espacios Quintín Banderas, Antonio y José Maceo con Ignacio Agramonte y José Martí, entre otros tantos héroes inolvidables. Desde los fueros de lo indigno, Esteban Lazo y Ulises Guilarte comparten celebridades con Díaz Canel y Marino Murillo no es exactamente un componente racial lo que les identifica en el oprobio.

¿Es la discriminación racial un componente efectivo en el inmundo caldo social impuesto hoy en Cuba? ¿Quién va a creerse esto? La respuesta es nadie. Otra conveniente mentira, una más al servicio del régimen militar totalitario que sufrimos por más de 59 años. ¿Por qué se da seguimiento a esto desde el siempre digno exilio político cubano? Habrá respuesta, esperemos que pronto.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *