We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Michelle Bachelet (patagoniaradio.cl)

MIAMI, Estados Unidos.- La opositora cubana Rosa María Payá, líder del proyecto CubaDecide, ha declarado a El Líbero que la presdienta saliente de Chile, Michelle Bachelet, debería “hacer lo correcto y reunirse con la oposición” durante su próxima visita a Cuba.

“La presidenta toma decisiones soberanas y podría aprovechar este viaje para hacer lo correcto y reunirse con la oposición cubana, al menos a mi casa está permanentemente invitada”, dijo Payá.

“Sin embargo, lo más importante es el apoyo a los derechos para todos los cubanos. Lo mínimo que puede hacerse, ya que se va a reunir con los opresores del pueblo, es invitarlos a someterse a la voluntad soberana de la ciudadanía acatando los resultado de la realización de un plebiscito vinculante, solicitud coherentemente apoyada ya por muchos expresidentes de Iberoamérica, entre ellos, el nuevo presidente electo de Chile”, Sebastián Piñera, añadió la opositora.

Bachelet, que será sustituida en el cargo a partir del 11 de marzo, viajará a Cuba entre el 6 y el 8 de este mes respondiendo a una invitación del propio Raúl Castro. Se trataría de uno de las últimas visitas de Estado bajo el actual mandato en La Moneda.

“El régimen cubano ha entrado en un periodo de gran vulnerabilidad, porque no importa cuánto intenten imponer la sucesión, los cubanos no quieren más castrismo y su fiel sirviente y patrocinador, el chavismo, prácticamente no puede ni sostenerse a sí mismo”, dijo Payá en su entrevista, respondiendo a la cuestión sobre la visita de alto nivel.

Payá considera que “la invitación a la Presidenta es una medida desesperada más del régimen por recobrar legitimidad, a pocos meses de designar al heredero del castrismo”.

“En ese sentido, sería vergonzoso que la presidenta esté dispuesta a apoyar la continuidad de la opresión en Cuba apoyando a la oligarquía comunista en lugar del derecho a elegir de la ciudadanía”, añadió la joven opositora cubana, que impulsa un plebiscito vinculante donde a los cubanos se les preguntaría si desean continuar viviendo bajo el actual régimen de gobierno.

Payá considera que Bachelet “podría ser una voz muy relevante si decidiera ponerse de parte de los oprimidos, que en el caso cubano es todo el pueblo, apoyando una salida democrática en contraposición a la sucesión dinástica que planea Raúl Castro”.

“Lo único coherente que puede hacer la presidenta es apoyar el plebiscito en Cuba como elemento obligatorio en un proceso de transición que, como bien saben todos los chilenos, solo comenzará en el momento en que la voz de la ciudadanía sea escuchada en plebiscito”, añadió.

“Raúl Castro y los generales que gobiernan Cuba por la fuerza solo pretenden continuar en el poder y proteger todos sus privilegios para ellos y sus descendientes”, apuntó la joven, añadiendo que “el recambio político es una sucesión dinástica que no tiene ningún elemento democrático, ni puede tenerlo porque el sistema electoral cubano y la Constitución misma no permiten las elecciones libres y plurales”.

Payá opina que “Raúl, los generales y los burócratas a sus órdenes no serán jamás agentes de cambio. Solo el pueblo puede detonar un cambio en Cuba, en ese sentido la experiencia chilena demostró que la verdadera transición solo comienza cuando es posible la participación ciudadana”.

Cuba, en tanto, “está devastada económicamente por causa de una administración que acabó con todas las industrias y la producción nacional y persiguió y suprimió la iniciativa privada”, dijo Payá. “Pero mientras los edificios en La Habana colapsan con sus habitantes dentro por falta de mantenimiento, los herederos del castrismo, como Alejandro Castro Espín, llevan su yates a Grecia”.

CubaDecide por su parte “estuvo monitoreando en medio de la represión las pasadas votaciones municipales donde, por supuesto, solo pudieron participar los candidatos puestos por el régimen”, declaró la opositora, quien asegura que “las cifras de no asistencia y la cantidad de votos anulados en los colegios en que logramos observar son tres veces más altas que los datos oficiales que el régimen dio”.

Según Payá, la presidenta Bachelet “sabe que Raúl Castro no ha sido jamás escogido por los cubanos, y que las elecciones anunciadas para abril en Cuba son un fraude en el cual el régimen es el único que puede escoger candidatos y designa un candidato para cada puesto”.

Michelle Bachelet viajó a Cuba en 2009, pero entonces se reunió solamente con representantes del Gobierno. Aprovechó su visita, no obstante, para ir a ver a Fidel Castro en su retiro.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *