We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La jerga ideológica y los desencuentros entre los gobiernos de Cuba y EE.UU. fueron muy bien ilustrados en el diálogo de Elpidio y Superman (foto del autor)

GUANTÁNAMO.- Con la presencia de importantes agrupaciones humorísticas del país desde el martes 6 de febrero hasta este domingo se realizó en el teatro Guaso de Guantánamo el Festival del Humor “Va riendo el Guaso”.

El  proyecto, concebido por el Centro Promotor del Humor (CPH) y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, está dedicado a los treinta años del grupo “Pagola La Paga” y a los sesenta del teatro Guaso, una de las más importantes plazas culturales de la ciudad.

Según declaraciones ofrecidas por Luís Enrique Quiñones (Kike), al espacio informativo “A tiempo”, del telecentro Solvisión, el evento tuvo también como objetivos promover la investigación y el pensamiento vinculados a los espectáculos humorísticos.

Para cumplir esos objetivos se realizaron varias actividades, entre ellas dos momentos de intercambio en la sede de la Asociación Hermanos Saíz, donde fueron presentados sendos libros de la autoría de Eyder Luís Pérez y de Miguel Moreno, quien representa el personaje “La llave” en el grupo Komotú.

El jueves 8 de febrero en horas de la mañana se realizó un taller con estudiantes de la Universidad de Guantánamo. En él intervinieron como panelistas el musicólogo José Cuenca —director del Centro de Investigación Musical José Inciarte Brioso- la funcionaria de la dirección de Cultura Alba Babastro y Kike Quiñones. Según el mencionado espacio informativo el encuentro contó con un fructífero intercambio de opiniones entre los panelistas y los estudiantes y terminó con la actuación del Grupo Changüí Guantánamo.

Entre las agrupaciones y humoristas invitados al evento, además de los mencionados también estuvieron “La leña del humor”, “Etcétera”, “La Oveja Negra”, “Komotú” y Carlos Gonzalvo, el popular profesor Mentepollo.

Riendo con un humor inteligente

El programa del festival lo abrió  “Etcétera” el pasado martes. En una función de aproximadamente una hora y treinta minutos el grupo representó algunas de las obras más significativas de su repertorio, entre las que sobresalieron por su marcada carga de sugerencias y la efectiva puesta en escena “Los tres cerditos”, la parodia del programa de televisión “Cuadro a cuadro” y la dedicada a las telenovelas. Momento estelar de su presentación fue el divertimento que toma por protagonistas a dos referentes insoslayables de los comics internacional y cubano: Superman y Elpidio Valdés.

El miércoles actuaron los humoristas Kike Quiñones, Carlos Gonzalvo, “Pagola La Paga” y “Komotú”, quienes presentaron una selección de su repertorio a sala llena, algo que lamentablemente no ocurrió el martes a pesar de la calidad de las ofertas del grupo Etcétera.

El jueves se presentó “La leña del humor” con su espectáculo “Humor al aire” que contó con dos obras. La primera basada en el absurdo y lo grotesco es una crítica acerba a la falta de protección jurídica del ciudadano frente a los abusos de poder y a la primacía del principio de culpabilidad que existe en los interrogatorios policiales, al estilo del popular programa televisivo “Tras la huella. La obra es  un muestrario del estado de indefensión en que se hallan los ciudadanos cuando son sometidos a un proceso penal, un mensaje que subyace durante todo el cuadro humorístico y que no puede soslayarse a pesar de los chistes gruesos y la evidente intención lúdica de la puesta en escena.

La segunda obra es un homenaje a la radio y consta de tres segmentos. El primero es un programa radial de participación popular donde un cruce de línea y la incidencia de una pregunta provocan situaciones hilarantes. El segundo segmento es un pase a una estación de ferrocarriles desde la que se va a reportar un suceso insólito según el conductor del programa: la inauguración de un servicio sanitario. En el cuadro destacó la actuación del actor que representó al periodista encargado de hacer el reporte de la inauguración del baño, quien con eficacia mostró algunas de las simulaciones y defectos presentes en muchos periodistas de los medios gubernamentales cubanos. El tercer segmento, un dramatizado donde se invoca a los espíritus fue, sin dudas, lo mejor de la noche.

El programa continuó el viernes con la presentación del grupo “La Oveja Negra”, el sábado se presentó nuevamente el grupo “Komotú” con el espectáculo “Somos komotú” y el domingo terminó el evento con el mismo programa presentado el miércoles y para el que todas las entradas fueron vendidas desde el lunes 5 de febrero, lo que demuestra el poder de convocatoria que continúa teniendo este tipo de espectáculo entre el público guantanamero y, específicamente el grupo humorístico del patio.

Es lamentable que los organizadores del evento no previeran la confección de un programa con una información mínima sobre las obras presentadas, los grupos y actores participantes.

“Va riendo el Guaso” —nombre que bien merece una revisión- ha sido ya, con lo presentado, un espectáculo humorístico de primer orden que ha permitido al público guantanamero constatar el estado del humorismo cubano mediante algunas de sus principales agrupaciones.

Nada escapa al ingenio de estos cómicos que logran vincular la crítica sagaz con el lenguaje subliminal para provocar una sonrisa o una estentórea carcajada, aunque detrás de ambas casi siempre emerge la invitación a pensar y, cuando eso ocurre, el divertimento y el crecimiento espiritual van juntos.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *