We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) El pasado 24 de febrero, se cumplieron veintidós años de aquel intento de unidad, frustrado por la represión gubernamental contra la disidencia u oposición cubana. Traslado mis recuerdos a aquellos días de los inicios, medianos y finales de los meses de noviembre y diciembre de 1995 y los meses de enero y febrero de 1996.

Fue a finales de noviembre, en una visita a casa de Elizardo Sánchez Santa Cruz, hecha por miembros en aquel entonces del Ejecutivo Nacional del Partido Solidaridad democrática (PSD). En esa visita de intercambio de opiniones, Héctor Palacio, Fernando Sánchez y quien suscribe estas líneas, hubimos de encontrarnos con Elizardo Sánchez, Leonel Morejón Almagro y algunos otros amigos que allí se encontraban.

Recuerdo que Leonel Morejón Almagro, aportó las ideas que tenía sobre la celebración el 24 de febrero de 1996, de la reunión Concilio Cubano.

Días después en la sede del PSD, en casa de Héctor Palacio Ruiz, cita en calle 25 # 866 entre A y B Vedado. Se habilito una hoja de firmas donde los líderes de las distintas organizaciones de la oposición, firmaban y sumaban su consentimiento en participar en la reunión nacional de Concilio Cubano.

A inicios del mes de diciembre de 1995, en donde yo residía, calle Falgueras # 324, entre San Pedro y Domínguez, altos, en el Cerro, se realizó una reunión preparatoria del evento, Concilio Cubano.

Haciendo un esfuerzo de memoria, trataré de recordar a algunos de los presentes que relaciono a continuación.

Los en la actualidad fallecidos: Jesús Yánez Pelletier; Oswaldo Paya y Antonio Bonne. Sobrevivieron, René Gómez Manzano, Mercedes Parada, Pedro Pablo Álvarez, Héctor Palacio, Fernando Sánchez; Reinaldo Cozano y otros que no recuerdo. Leonel Morejón Almagro, se encontraba detenido. El periodista independiente que siguió este encuentro preparatorio fue Omar Rodríguez Saludes.

En la compañía de Fernando Sánchez López, en horas de la mañana del 16 de febrero de 1996. Nos dirigimos a casa de Héctor Palacios. Al subir la escalera hacia el primer piso y llegar a la puerta de su apartamento, al tocar a la puerta, cuando esta fue abierta, nos quedamos sorprendidos. Quien nos abrió fue el Tte. Coronel Johan, de la policía Seguridad del Estado (DSE). Estos y otros oficiales de DSE, se encontraban haciendo un registro policial en la casa de Héctor. El Tte. Coronel nos mando a sentar en dos sillas por separado. En una Fernando, en otra yo. Después del registro corporal que nos hicieron, donde me ocuparon un libro que un amigo me había enviado desde España. Un libro de la autoría de Carlos Alberto Montaner, titulado, ‘La Libertad Clave de la Prosperidad’, libro que reclamé al Tte. Coronel y que no me devolvió.

Al terminar el registro en la vivienda de Héctor Palacios, el Tte. Coronel jefe del operativo nos dijo a Fernando y a mí, que seriamos visitados por la Seguridad del Estado en los próximos días.

Al mediodía del 19 de febrero de 1996, tocan el timbre de la puerta. Al asomarme por las persianas de la ventana hacia la calle, me percato de que en los bajos de la casa había un auto Lada rojo, por lo que imaginé, pertenecía a la Seguridad del Estado. Por encontrarme solo a esa hora, decidí no abrirles y que creyeran que yo no estaba.

Todos los días, temprano en la mañana yo visitaba a mi hoy difunta madre, en mi casa del Reparto Martí. Al llegar a la casa, mi madre bastante asustada me informó que el día antes, en horas del mediodía un Lada color rojo con dos miembros de la policía Seguridad del Estado andaban buscándome. Al regresar a donde yo residía en aquel tiempo, Falgueras # 324 en el Cerro, detrás de mí, llegó el auto Lada rojo con dos oficiales DSE y me llevaron detenido junto a Reinaldo Hernández Cardona, miembro del Ejecutivo del PSD. Reinaldo y yo fuimos conducidos a los calabozos de la 4ta unidad de la PNR del Cerro, hasta la tarde del 24 de febrero en que fuimos liberados y vueltos a amenazar.

Al llegar a la casa de Falgueras # 324, me encontré que en la calle, en los bajos, había tres individuos para controlar que no saliera de la casa y se cumpliera la advertencia que me hicieron al liberarme. Esto fue, que no podía salir de la casa hasta que levantaran el operativo contra Concilio Cubano.

Veintidós años han transcurrido y la represión contra los cubanos que luchan en aras de que se respeten los derechos que posibiliten el cambio para la Cuba de todos, no ha cesado.

En este XXII aniversario del propósito de Concilio Cubano, nuestro recuerdo y respeto a los hermanos caídos de las avionetas Hermanos al Rescate. Nuestro recuerdo hacia Jesús Yánez; Oswaldo Paya, Antonio Bonne y otros que ya no están entre los vivos de este mundo, pero que recordamos y recordaremos siempre. A los que estaban en Cuba y trabajaron en aquel propósito de unidad, los recordamos. Nuestro saludo también para lo que están al interior de Cuba en lucha en la oposición y la prensa independiente.
*Rogelio Travieso; rtraviesopnhp2@gmail.com; rogeliotraviesonauta.cu, móvil 538 59142
*Partido Liberales de Cuba.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *