We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

14ymedio

Los misteriosos problemas de salud que sufrieron en La Habana más de una veintena de diplomáticos de Estados Unidos y Canadá, entre finales de 2016 y agosto de 2017, pueden haber encontrado una explicación científica. Para Kevin Fu, un experto en ciencias de la computación de la Universidad de Michigan, el fenómeno no tiene nada que ver con la exposición a un ataque acústico, sino con la interferencias causadas por dispositivos electrónicos.

"Por supuesto, no sabemos con certeza cuál es la causa. Pero la mala ingeniería parece más probable que un arma sónica", sostiene.

Ante la improbabilidad señalada por expertos tanto de la Isla como de EE UU de que los funcionarios hubiesen sido víctimas de un ataque acústico, el estudio llevado a cabo por Fu, en colaboración con el profesor Wenyuan Xu y su alumno de doctorado Chen Yan en la Universidad de Zhejiang (China), arroja algo de luz a un fenómeno que no pudo causar los mareos y dolores de cabeza y oído que fueron achacados al uso de dispositivos sónicos.

[[QUOTE:"Por supuesto, no sabemos con certeza cuál es la causa. Pero la mala ingeniería parece más probable que un arma sónica"]]Wenyuan y Fu comenzaron a interesarse científicamente por el fenómeno el pasado octubre, cuando Associated Press (AP) publicó un audio de 6 segundos en el que supuestamente se reproducía el extraño sonido escuchado por el personal de la embajada estadounidense.

La frecuencia de ese ruido alcanzaba los 7 kilohercios (kHz), lejos del rango de entre 20 y 200 kHz propios de las frecuencias de ultrasonidos, que son inaudibles y a las que en un primer momento se creyó que eran las causantes del intrigante suceso.

Fu, cuyo campo de trabajo se centra en analizar la ciberseguridad de los dispositivos conectados a la internet de la cosas, es consciente de que los dispositivos electrónicos modernos a menudo se comportan de maneras impredecibles y que pueden ser manipulados, de manera accidental o intencionada, utilizando interferencias acústicas o de radio muy concretas. Para el experto el ruido escuchado en el audio de AP sugería algún tipo de interferencia.

"Lo vimos como un puzzle interesante", dijo el profesor Wenyuan a la revista IEEE Spectrum recientemente, en alusión a la investigación que los expertos llevaron a cabo. A través de una serie de simulaciones Yan mostró que un efecto conocido como distorsión de intermodulación podría haber causado el sonido que se escucha en la grabación.

La distorsión de intermodulación es un fenómeno que ocurre cuando dos señales de diferentes frecuencias se combinan para producir señales sintéticas. Fu señala que los circuitos de los micrófonos pueden comportarse de esta manera. "Como las ondas acústicas que contienen múltiples frecuencias viajan a través de un sistema no lineal, puedes obtener este tipo de ondulaciones extrañas en el espectro de la señal", explica. Esta anomalía también causa que las ondas inaudibles de ultrasonido que circulan en el aire puedan producir sonidos perceptibles.

[[QUOTE:Para comprobar esta hipótesis Chen utilizó dos altavoces de ultrasonidos: uno de 25 kHz y otro de 32 kHz. Cuando cruzó las señales de ambos dispositivos se produjo un sonido agudo de 7 kHz]]Para comprobar esta hipótesis Chen utilizó dos altavoces de ultrasonidos: uno de 25 kHz y otro de 32 kHz. Cuando cruzó las señales de ambos dispositivos se produjo un sonido agudo de 7 kHz, que coincidía con la diferencia de frecuencia entre ambos dispositivos y que era la misma que se escuchaba en el audio de AP.

"Si el ultrasonido es el culpable, entonces una posible causa son dos señales que interfieren accidentalmente entre sí, creando un efecto secundario audible. Tal vez haya un bloqueador ultrasónico en la sala y un transmisor ultrasónico", sugiere Fu que advierte, no obstante, que a lo que no tienen acceso es a realizar un estudio fisiológico de los afectados.

IEEE Spectrum cita a Fadel Adib, profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT), que considera el estudio del equipo de Fu "una visión creativa de lo que podría haber sucedido" y sospecha que esta puede ser la explicación más plausible de todas las que se han dado, puesto que las señales inalámbricas interactúan.

__________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *