We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

En aquellos ya lejanos años sesenta, los maestros en Cuba revisaban el nudo de la pañoleta. Pocos niños al principio lo hacían bien. El profesor venía a la fila, y delante de todos desataba el nudo maléfico; volvía a anudar la pañoleta mientras gritaba, como para que lo oyera el resto, que eso no se ataba así, que no se comían las puntas ni se cogía para limpiarse la boca. La pañoleta de los pioneros, arengaba a viva voz, era una prenda sagrada, venerable, tanto como el busto de José Martí y la bandera cubana.

leer más


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *