Calendar

April 2018
MTWTFSS
« Mar  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El Cerro, La Habana, Emaro (PD) El pasado 21 de marzo, en el teatro de la CTC, enclavado en medio del desastre urbanístico que es el municipio Centro Habana, se reunieron varios cientos de personas bajo el lema “Pensando América”: se supone que esa fue la Sociedad Civil cubana que se alista para la Octava Cumbre de las Américas que se efectuará en Lima, Perú.

Cuba ha sido invitada por segunda ocasión a estas cumbres, después de haberse perdido las seis primeras por ser Estado non grato.

Este año quien está excluido es precisamente quien impulsó la presencia de Cuba en la Cumbre anterior: el gobierno de Venezuela.

En Cuba existen dos sociedades civiles: una que responde al gobierno y otra a la oposición. Durante la pasada cumbre, la Séptima, que se efectuó en Ciudad de Panamá, asistieron las dos sociedades civiles: una compuesta por un grupo organizado por el gobierno y otro organizado por Miami.

Un show mediático propiciaron los oficialistas al enfrentar a los disidentes en plena calle, en los teatros sedes de los encuentros y hasta en los alojamientos respectivos. Fue tan vergonzoso que hasta el propio presidente del país anfitrión tuvo que intervenir en las riñas y amenazar para que terminara la violencia de hecho y palabra.

Los oficialistas pretendían que esa otra sociedad civil, a la que acusan de estar pagada por la CIA, la USAID y “la mafia anexionista de Miami”, no tuviera acceso a las sedes donde se sucedían los eventos y encuentros sociales. Solo ellos tenían todo el derecho a ir y expresarse.

Elementos como Eusebio Leal y Miguel Barnet, el director de la UNEAC, no se mezclaron en las reyertas callejeras, como sí lo hizo el segundo de Barnet, el brioso Luis Morlote y una aguerrida tropa de fidelistas enviada allá ex profeso.

Por supuesto que al teatro de la CTC no fue invitado nadie de la oposición. ¡Faltara más! Hay que respetar los designios del jefe supremo: “Con la revolución todo, contra la Revolución nada”.

En Cuba es como era en Roma 2500 años atrás, cuando los ciudadanos tenían derechos y los otros muchos no, eran no personas.

Ciudadanos en Cuba son quienes apoyan al gobierno. Las no personas son todos los demás, comenzando por los disidentes.

En el teatro de la CTC se leyeron declaraciones donde se enfatizó que la única real sociedad civil era la presente allí y se advirtió que no permitirán espacio a la otra, la alternativa, la contraria al gobierno. Son mercenarios, dicen.

Si fuera mercenarismo el caso de quienes van a representar a esa otra Cuba sin derechos en la Octava Cumbre, peor son aquellos que se reúnen en un teatro pagado por el gobierno, quien asimismo los excusará de sus trabajos, pondrá a disposición de los gubernamentales un avión fletado y pagado seguramente por el Consejo de Estado con dinero del pueblo, generado por el pueblo, que pagará los alojamientos y las dietas, además de todos los gastos, porque quienes asisten no llevan un centavo encima, estarán allí como tropa de choque.

Esa sociedad civil oficialista, de donde tuvieron que sacar a los CDR, responde a un gobierno dictatorial hasta la médula, amén de intolerante y represivo que otorga derechos a cierto grupo y se los retira a otros a conveniencia, como si fuera una prebenda. Los derechos son universales, no se discrimina por absolutamente ningún motivo.

Lo único que les resta a los cubanos de la sociedad civil según el gobierno, es asistir para golpear, gritar y exigir golpeando sobre la mesa. Para eso van, aunque no estén muy seguros de sus razones.
eduardom57@nauta.cu; Eduardo Maro


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *