Calendar

May 2018
MTWTFSS
« Apr  
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Omara Portuondo junto a Aymée Nuviola (foto Kennedy Center)

LA HABANA, Cuba.- Omara Portuondo, el Ballet Nacional, Pablo Milanés, Haydée Milanés, Los Van Van, Teatro El Público, Aldo López Gavilán, Jorge Luis Pacheco, la Orquesta Faílde, Teatro El Público, la Orquesta del Liceo de La Habana…  Los mejores fueron a Washington, al Kennedy Center, al Festival de las Artes de Cuba. Los mejores y los más confiables, los que se sabe que no se van a quedar ni a decir algo inoportuno, porque no les conviene.

No importa si Pablito Milanés, que últimamente está majadero, hace alguna declaración conflictiva, porque eso servirá para probar que Cuba cambió, que estamos en plena apertura y se permite disentir, cómo no, siempre que sea, como quería el Máximo Líder, “dentro de la revolución”.

Como escribió hace unos días, con sumo optimismo, el periodista Yuri Nórido, en el periódico Trabajadores:  los asistentes al Kennedy Center podrán comprobar que en Cuba se hace un arte “cuestionador y comprometido” (ya se sabe con qué).

Ustedes me disculpan que sea malpensado, pero no confío en las seguridades dadas por Alicia Adams, la curadora del Festival, de que el gobierno cubano no intervino en la selección de los artistas. Con un régimen como este, a otro con ese cuento…

Qué casualidad que entre los más de 250 elegidos por Adams —vamos a creer que fue ella y solo ella la que hizo la selección— de los artistas de la isla no haya independientes (solo la compañía de danza Mal Paso, si es cierto que no recibe subvención estatal) y mucho menos alguno de los escritores, cineastas, pintores  y otros artistas  censurados y condenados al ostracismo, como los artistas de la plástica que ahora mismo, hostigados por la Seguridad del Estado, celebran una Bienal alternativa en La Habana.

Qué casualidad que entre los artistas de la diáspora —que no exilio, jamás esa palabra tan fea—, que son los menos, no hayan sido incluidos, por ejemplo, virtuosos como el saxofonista Paquito D’Rivera y el trompetista Arturo Sandoval. ¿Será porque son declaradamente anticastristas?

En cambio, para que no digan, estuvieron en el Kennedy Center, el quinteto del saxofonista Yosvany Terry, radicado en New York, y la cantante Aymée Nuviola, residente en Miami. Ninguno de los dos ha dicho jamás ni pío en contra del régimen, lo cual debe haber sido tenido en cuenta por Adams a la hora de elegirlos. Como no quiere que se politice el Festival…

No es que los artistas se tengan que pasar la vida haciendo declaraciones políticas, pero en el caso de personas que se vieron forzadas a dejar su país por motivos que siempre, de un modo u otro, van a parar a la política, bien valdría la pena que de vez en cuando, cuando venga al caso, se pronuncien, hablen claro y dejen los subterfugios. Que tomen ejemplo de Alicia Alonso y Omara Portuondo, que cada vez que tienen oportunidad, aprovechan para testimoniar su lealtad inquebrantable al castrismo.

A propósito de Omara Portuondo, su adoradora Aymée Nuviola parece pretender lo que no consiguió con Celia Cruz por mucho que lo intentó:  medrar a su sombra.  Va y hasta consigue grabar un disco a dúo con la diva del Buenavista Social Club. Y seguir con sus viajes a La Habana, donde para algunas personas, sin importarles el ninguneo, los desaires y los chantajes, los aplausos suenan más dulces que en Miami.

Por lo pronto, el régimen cubano gana otra batalla propagandística. Con tantos buenos artistas en el Kennedy Center, la mayoría “formados en las escuelas de arte creadas por el gobierno revolucionario”, como insisten en destacar, cualquiera pensaría que la cultura oficial en Cuba es una maravilla, otro “logro de la revolución”. Precisamente ese, y no tanto tender puentes entre los pueblos de Cuba y los Estados Unidos, es el objetivo de este festival de arte cubano, el mayor celebrado fuera de la isla.

luicino2012@gmail.com


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *