We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) El anti periódico Granma en su edición del lunes 14 de mayo, publicó un trabajo titulado ‘Veinte hitos de Cuba en materia de derechos humanos durante el último quinquenio’. El trabajo aborda la visión oficial sobre la que el régimen militar totalitario castrista presentó su Examen Periódico Universal (EPU) en el Consejo de Derechos Humanos.

Entre lo reflejado, destaca el referido como punto #1, la Declaración de América Latina y el Caribe como zona de paz. El periodista oficialista o ciudadano o miliciano afirma que la Declaración de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), durante la cumbre del mecanismo en La Habana constituye un aporte del régimen castrista a la estabilidad y el desarrollo de la región.

Le fue orientado olvidar y no hablar del papel desestabilizador jugado por el régimen castrista en la región y de la promoción de guerrillas, su entrenamiento y abastecimiento casi desde 1959. No se refirió a la participación del régimen castrista en el narco tráfico y la forma en que intentaron desestabilizar gobiernos electos por voluntad popular como hicieron en Venezuela contra el gobierno de Rómulo Betancourt. Como hicieron contra gobiernos legítimos de Colombia, Perú, Argentina, Chile, Brasil e incluso en Puerto Rico y hasta en los propios Estados Unidos.

Otro punto, destacado desde Granma fue la Entrada en Vigor de un Nuevo Código del Trabajo, de acuerdo con lo publicado con Granma, con la entrada en vigor de la Ley 116, Código de Trabajo, en el año 2014, el régimen actualizó su legislación en este campo para incluir nuevos derechos que lo ubican en la “vanguardia internacional”. Siempre de acuerdo con Granma, este afirma que el nuevo Código reconoce la igualdad en el trabajo y que todo ciudadano tiene derecho a obtener un empleo sin discriminación debido al color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial, discapacidad o cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana. Lo que no aclaran Granma ni su articulista es que las discriminaciones en Cuba son ideológicas.

La discriminación que priva de empleo y derechos en Cuba va dirigida contra todos aquellos que optan por ser honrados y de esta forma, piensan y hablan sin hipocresía. Quien no repita las consignas de la dictadura está impedido de trabajar y e incluso de vivir una vida tranquila. Esto es lo más lesivo que se conoce contra la dignidad humana y en Cuba, bajo el régimen castrista, se trata de algo irrespetado de forma continua y permanente.

Granma expone como hito relevante la presidencia del régimen castrista de la Asamblea de la OMS. En mayo de 2014 dados los mecanismos irregulares existentes en la Organización de Naciones Unidas (ONU) no se hizo mención de que el régimen castrista explota el trabajo esclavo de médicos y personal paramédico. Que por imponer un sistema inviable con funcionarios incompetentes, el país se encuentra casi en recesión y que la explotación del trabajo esclavo de médicos y paramédicos a lo largo del mundo, es una de las fuentes primadas de ingresos de este régimen en la actualidad.

Los diecisiete hitos restantes, descuellan por su irrelevancia y porque acentúan aquella verdad enunciada como saber popular que afirma que, el papel aguanta todo lo que sobre él se coloca. Combaten la epidemia ébola con el envío de los médicos y paramédicos enviados en condición de trabajo esclavo y cuyo servicio es o será cobrado por el régimen, para la satisfacción de sus premisas esenciales. De ello, se deriva un riesgo cierto de que los allí enviados traigan a la Isla la epidemia, como otros enviados trajeron a Cuba el dengue y otras padecimientos sobre los que se sabe poco o la opinión pública, no sabe ni sabrá nada desde canales oficiales.

Inexplicablemente, el rotativo Granma destaca como uno entre sus veinte hitos la reelección del régimen militar totalitario castrista como miembro del Consejo de Derechos Humanos. El régimen castrista viola de forma sistemática y regular la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado. Esto es un hecho denunciado y ampliamente documentado, pero los funcionarios de la ONU y de otras instituciones que poco validan el prestigio que debían validar, deciden pasarlo por alto. La Unión Europea validó eso de que en Cuba existe una democracia de partido único en el estilo inaugurado por Benito Mussolini. Además, retiraron la Posición Común, para dar paso al régimen castrista en la aplicación de la ‘represión común’ que impone al oprimido pueblo cubano.

La Organización de Naciones Unidas, (ONU) no es lo que fue en su fundación. En la actualidad, funcionarios banales pasan por alto situaciones, a las que la organización no debía aportar convivencia y que a despecho de todo, la aporta. ONU decidió pasar página al reciente fraude electoral en Cuba.

Decidieron pasar por alto que la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas denunció recientemente que funcionarios del régimen castrista bloquearon en varias ocasiones la salida de defensores de derechos humanos del país bajo el pretexto de necesitar una identificación más detallada. La portavoz de esta Oficina, Ravina Shamdasani anunció que, este año, han tenido conocimiento de 14 casos en los que los funcionarios requirieron una revisión adicional.

Esta portavoz aseguró que se han recibido informes que indican que docenas de ciudadanos cubanos pueden haber sido interceptados de esta forma antes de emprender sus viajes sin recibir ningún tipo de explicación por parte de las autoridades castristas sobre por qué estaban siendo retenidos o por orden de quién.

El Alto Comisariado denunció que estas medidas han provocado que muchos pasajeros perdieran sus vuelos y no pudieran acudir a reuniones en el extranjero, algunas de ellas organizadas por agencias de las Naciones Unidas.

Esta Oficina teme que con estas medidas, el régimen castrista evitó que algunos individuos viajaran a Ginebra el 14 de mayo, donde la isla debió someterse al Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos.

En fin queda reflejada una complicidad bochornosa de la ONU con el régimen militar totalitario castrista que oprime al pueblo cubano y le priva de todos los derechos y libertades reconocidos a nivel internacional. Queda claro que como ya se dijo, este régimen viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado, pero los venales y banales funcionarios de ONU e incluso de la Unión Europea, (UE) no quieren percatarse de ello.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: Informe del gobierno cubano al Examen Periódico Universal (EPU) en el Consejo de Derechos Humanos.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *