Calendar

June 2018
MTWTFSS
« May  
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Gran Logia Masónica de Cuba, en La Habana

ESTADOS UNIDOS.- Debo comenzar con una declaración aclaratoria: no soy masón, y mi conocimiento de la masonería es cuando más superficial. Mi interés, y único tema de este artículo, es el enorme papel que los masones han jugado en la lucha por la libertad.

La masonería no es partido político ni religión, aunque sus creencias fueron influenciadas por el deísmo de los siglos 18 y 19. No hay vocero oficial ni cuerpo rector, y no ofrece ni escatología ni teología. Sin embargo, es la más antigua sociedad secreta mundial con una historia complicada y controversial. Lo que no es controversial es el impresionante número de notables a través de la historia que fueron masones. Me enfocaré solamente en aquellos envueltos en la lucha por la libertad.

Muchos de los Padres Fundadores eran masones, y algunos académicos de historia de EEUU sostienen que la masonería fue central en la Revolución Americana y resultó fundacional para el gobierno de EEUU. Especulación relativa a símbolos masónicos incluye los supuestos en el billete de 1 dólar, el plano para Washington DC, y muchos más.

Veamos los documentos fundacionales. Quince de los cincuenta y seis firmantes (27%) de la Declaración de Independencia eran masones o probables masones. Benjamín Franklin, John Hancock, Joseph Hewes, William Hooper, Robert Treat Payne, Richard Stockton, George Walton y William Whipple eran conocidos masones. Para Thomas Jefferson, Roger Sherman, George Read, John Penn, Thomas Nelson Jr., Lyman Hall y Elbridge Gerry hay evidencias de membresía o afiliación.

Cuando la Convención Constituyente comenzó en Filadelfia en 1787, el seleccionado unánime para presidirla, George Washington, y el notable de más edad, Benjamín Franklin, eran ambos masones. De hecho, 28 de los 40 firmantes de la Constitución (70%) eran masones o de ideas masónicas. Interesantemente, esos documentos fundacionales estaban infundidos de las ideas del filósofo inglés John Locke, comúnmente conocido como “padre del Liberalismo”. Locke era masón.

Había 81 generales en el Ejército Continental; 33 de ellos, incluido Washington, eran masones (41%). Similar tendencia muestran el Jefe y los Jueces Asociados de la Corte Suprema, Secretarios de Estado, etc. Y, muy importante, aproximadamente un tercio de los Presidentes de EEUU han sido masones.

Al sur de la frontera también encontramos masones encabezando la lucha por la libertad. Entre ellos, Simón Bolívar, que jugó un papel clave en la fundación de Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Panamá; José de San Martín, libertador de Argentina, Chile y Perú; Francisco de Miranda, líder militar y revolucionario que precedió a Bolívar; Antonio Nariño y Francisco de Paula Santander, líderes ideológicos, militares y políticos de la independencia de Nueva Granada (hoy Colombia); Bernardo O’Higgins, que liberó Chile del dominio español; y Toussaint Louverture, líder de la revolución haitiana.

En Cuba, que obtuvo la independencia casi un siglo después que el resto de Latinoamérica, masones organizaron (frecuentemente en Logias) y guiaron las guerras de independencia, entre ellos Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, Perucho Figueredo, Calixto García, Máximo Gómez, Antonio Maceo y José Martí. Igual que en Estados Unidos con George Washington, el primer Presidente cubano Tomás Estrada Palma también era masón.

Porque aunque los masones se han distinguido en las luchas por la libertad, tampoco han escapado de la ira de los enemigos de la libertad. La Alemania nazi bajo Hitler, las fascistas Italia y España bajo Mussolini y Franco respectivamente, y la marxista Unión Soviética bajo Stalin, todas persiguieron y prohibieron la masonería.

Es analíticamente difícil entender, mucho menos explicar objetivamente, las razones que apuntalan el colosal rol que los masones han jugado en la lucha por la libertad. Sin embargo, es probable que las ideas de la Ilustración sobre libertad, independencia, igualdad y fraternidad hayan influido.

Los teóricos de las conspiraciones claman hace mucho que la masonería es una organización que busca la dominación mundial o ya controla secretamente la política mundial. No tengo idea, pero dado mi clásico liberalismo y el distinguido record de los masones luchando por la libertad, podría haber sido masón. Excepto que suscribo la máxima del comediante Groucho Marx de que “no deseo pertenecer a ningún club que aceptara como miembro a alguien como yo”.

El último libro del Dr. Azel es “Reflexiones sobre la Libertad”


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *