We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) En las llamadas revoluciones socialistas de Cuba y Venezuela, un gran número de personas creyeron en una etapa en las banderas enarboladas en favor de los desamparados. Pero el socialismo que impusieron convirtió la vida de muchos en algo insoportable.

Muchos de esos mismos desamparados y otros que nunca lo fueron, en número nunca antes visto, emigraron de sus patrias hacia cualquier país, todo menos quedarse en Cuba o Venezuela.

En Cuba, las promesas de reinstaurar la Constitución de 1940 y celebrar elecciones libres, nunca fueron cumplidas.
En lugar de reinstaurar la Constitución se impuso una Ley Fundamental. Como no hubo división de poderes públicos, los cubanos fueron totalmente vulnerables frente al estado todo poderoso. A partir de esto, hubo enfrentamientos de unos cubanos contra otros en una guerra civil, de 1959 a 1965, que provocó un alto costo en vidas humanas, heridos, mutilados, etc.

Con la clausura, el 11 de mayo de 1960, del Diario de la Marina, el último periódico independiente cubano, se acabó la prensa libre. En los 58 años posteriores, nunca más, en ningún medio se ha leído o escuchado una crítica a las máximas figuras del poder, por las injusticias cometidas, los malos resultados en su gestión, su intolerancia, sus caprichos.

Se impuso el terror revolucionario, con juicios sumarísimos, represión, intervención de propiedades, confiscaciones y las llamadas nacionalizaciones.

El 28 de septiembre de 1960, fueron fundados para el control, la vigilancia y la delación, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

Cuando en abril de 1961 se produjo el desembarco por Playa Girón, fueron detenidas en todo el país, alrededor de 100,000 personas, a quienes el régimen catalogó como “contrarrevolucionarios”.

En los años sesenta, fueron enviados a las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), religiosos, rockeros, desafectos al régimen y homosexuales. Estos últimos fueron llevados a estas unidades para castigarlos por sus preferencias sexuales.

Jamás ningún medio, ni las organizaciones sociales demandaron justicia ante estas violaciones. A partir del 12 de octubre de 1975, los cubanos se vieron involucrados en una guerra ajena, que duró 14 años, en Angola y otra en Etiopía. Esto trajo muertos, mutilados y mucho dolor a las familias cubanas.

El 15 de febrero de 1976 fue refrendada una constitución ideológica y excluyente que viola el derecho natural a la pluralidad de ideas políticas, y no reconoce división de los poderes públicos.

Los cubanos continúan sin poder asumir otras ideas políticas ni ejercer sus derechos, víctimas del estado totalitario y todopoderoso.

En 1978, se aprobó la arbitraria Ley de Peligrosidad Social Predelictiva. De ella han sido víctimas miles de cubanos.
Los cubanos han emigrado masivamente, por distintas vías, desde 1959 y hasta nuestros días.

Preguntaba José Martí: “¿A dónde irá un pueblo de hombres que hayan perdido el hábito de pensar con fe en la significación y alcance de sus actos?”

Aún no ha sido olvidado cuando desde las tribunas se exclamaba: “¡Que se vayan, no los queremos, no los necesitamos!”

En los primeros años tuvo lugar el éxodo migratorio de niños en la Operación Peter Pan.

El 10 de octubre de 1965 se abrió el puerto de Camarioca para que los cubanos que quisieran venir a recoger a sus familiares, lo hicieran.

El primero de diciembre de 1965 se iniciaron los Vuelos de la Libertad. El 6 de abril de 1966 fueron paralizados. Por medio de esos vuelos, arribaron a los Estados Unidos un total de 260, 561 refugiados procedentes de Cuba.

El 4 de abril de 1980, cuando fueron retirados los guardias de la embajada de Perú en La Habana, quedaron las puertas abiertas de dicha sede diplomática para todos aquellos que quisieron marcharse de Cuba. Más de 10,000 cubanos penetraron en la embajada en busca de asilo.

Las autoridades castristas abrieron el Puerto de Mariel. De abril a septiembre de 1980 alrededor de 125,000 cubanos se fueron a los Estados Unidos.

“El hombre ama la libertad, aunque no sepa que la ama, y anda empujado de ella y huyendo de donde no la haya”, afirmó José Martí.

Venezuela era el país más rico de América Latina. Actualmente bajo la dictadura impuesta, la gente muere de hambre y emigra a Colombia o a cualquier otro país.

Algunos datos muestran la desesperación del pueblo venezolano bajo el llamado Socialismo del Siglo XXI. Según la Cruz Roja, alrededor de un millón de venezolanos han cruzado la frontera con Colombia. También miles de venezolanos han emigrado a los Estados Unidos.

Según información conocida sobre solicitud de asilo de venezolanos en los últimos años, hubo, para Brasil 280 solicitudes en 2014 y casi 18,000 en 2017; para Perú 65 solicitudes en el 2014 y 90,000 en el primer semestre de 2018; para México de 56 en 2014 ascendió a más de 4,000 en 2017; para Costa Rica de 129 en 2014 a más de 3,000 en el 2017; a Panamá, de 88 a más de 4,000 en 2017 y a Chile, de 2 a 1,300 en 2017.

La ex fiscal de Venezuela actualmente en el exilio Luisa Ortega, ha declarado que contabilizó 8 290 muertes entre 2015 y 2017 a manos de militares y policías que cumplían instrucciones del más alto nivel de gobierno.

Las personas tienen derechos a la vida, la libertad, la felicidad. El derecho a ser libres sin temor o restricciones, el derecho a conquistar nuestros sueños. En Cuba y Venezuela esos sueños no son posibles. En esos países, en nombre de los desamparados, los derechos políticos son violados.
rtraviesopnhp2@gmail.com; rogeliotravieso@nauta.cu; *Rogelio Travieso, móvil 538 59142
*Partido Liberales de Cuba


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *