We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Laura Inés Pollán Toledo murió hace siete años en octubre del año 2011. Las circunstancias de su muerte siguieron la pauta impuesta por el régimen militar totalitario, dinástico y de corte neofascista que sufre Cuba desde hace casi sesenta años. Los represores asalariados de la policía Seguridad del Estado (DSE) recibieron la orden de acabar con las Damas de Blanco y parecen haberse centrado en su líder nacional. Primero alguien la pincho con algo en las calles, de inmediato hubo un cuadro clínico que acabó con su existencia en el Hospital Clínico Quirúrgico Calixto García, en La Habana, que desde su ingreso estuvo bajo la observación de represores asalariados de alto, medio y bajo costo de la policía Seguridad del Estado.

Laura nos dejó una dignidad y un coraje ciudadano inolvidables. Su entrega y el amor que prodigó a su patria, a su gente y a sus allegados, la hicieron inolvidable e irrepetible. Así la recordamos todos tanto en Cuba como fuera de esta.

Su empeño en lograr la liberación de todos los presos políticos, de terminar con las cadenas y trabas totalitarias impuestas sobre el pueblo de Cuba, han marcado una pauta y un ejemplo imperecederos. Las Damas de Blanco continúan dando continuidad a su ejemplo y hoy, enfrentan retos y riesgos similares a los que cortaron la existencia imprescindible de nuestra Dama Eterna.

Con su recuerdo asentado en nuestros corazones, afirmémonos en poner fin a la pesadilla castro-fascista y hagamos a Cuba libre y feliz como la soñó Martí y como por ella luchó y murió Laura Pollán, nuestra inmaculada y eterna Dama de Blanco.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *