We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Zunilda Mata

La imagen de moscas posadas sobre un pernil o revoloteando alrededor de unas costillas resulta familiar para todos los clientes de los llamados agros, donde escasean las neveras para preservar las carnes. En lugar de eso, los cortes se exhiben a la intemperie en las tarimas desde donde el vendedor los toma con sus manos, sin protección alguna, para pesarlos y cobrarlos.

El producto que finalmente llega a las casas de los consumidores tiene más de 12 horas sin refrigerar, porque se trata de animales sacrificados la noche anterior y trasladados hacia los mercados en vehículos que tampoco cuentan con un sistema para preservarlos. Si el cliente tiene suerte, nada habrá pasado y la carne estará sabrosa, pero muchas veces el alimento ya muestra cierto grado de deterioro.

"Tenía un color un poco raro, pero pensé que no era nada", cuenta a 14ymedio una cliente del mercado del Ejército Juvenil del Trabajo de la calle 17 en la capital cubana. "Cuando llegué a mi casa me di cuenta de que parte de la carne estaba en mal estado y un pedazo del hueso tenía un tono verdoso". El resultado fue la pérdida de 250 CUP, la mitad de su salario mensual.

[[QUOTE:"Cuando llegué a mi casa me di cuenta de que parte de la carne estaba en mal estado y un pedazo del hueso tenía un tono verdoso"]]Las quejas son constantes y, aunque hay una norma que regula la manipulación de alimentos en Cuba, el Estado tiene dificultades para controlar un problema que también se extiende por la red de carnicerías y lecherías del mercado racionado. "Cuando llega el pollo los consumidores tienen que comprarlo en las primeras horas, porque la nevera está rota", dice un empleado de un local estatal en la barriada de La Timba.

Para la Organización Mundial de la Salud uno de los factores determinante de las enfermedades que se transmiten a través de los alimentos es, justamente, "las fallas en la cadena de frío" durante el traslado y almacenamiento de estos productos.

La necesidad y una demanda que supera con creces a la oferta provocan que los comerciantes terminen por vender sus carnes a pesar de los evidentes signos de no haber sido adecuadamente conservadas.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *