We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Luego de la visita y presencia del sucesor designado por Raúl Castro como presidente nominal, Miguel Mario-neta Díaz Canel Bermúdez a los Estados Unidos, algo ha quedado muy claro. Para ellos, (la élite del abuso) todo es negociable excepto la soberanía y el poder absoluto que detentan y el carácter eterno del sistema que les otorga tal poder sobre la nación y el pueblo cubano.

El régimen militar totalitario castro-fascista ha acusado a la oposición pacífica interna y a los periodistas independientes de ser mercenarios al servicio de una potencia extranjera, los Estados Unidos, para de esta forma, desmoralizarlos ante la opinión pública nacional e internacional. Pero está demostrado que las noticias de la Prensa Nacional Independiente, y las demandas de la oposición pacífica interna responden a demandas que emergen de la más genuina esencia popular Cuba adentro.

Solo que al régimen castro fascista y a su corrupta élite, no parece importarle dar rápida respuesta y solución a lo descorrido que les pone al desnudo y expone diversas tropelías de miembros de la banda fascista gobernante en los casos que consideran se ha puesto en peligro el posicionamiento en que se apoyan y que dan en llamar, ‘Seguridad Nacional’.

El castro-fascismo se sostiene con la represión y el monopolio de los medios informativos. Como su economía y su política son siempre fallidas, solo permiten el periodismo oficialista, siempre condicionado a los dictámenes de los más altos niveles en la dinastía castrista, preñados de parcialidades, sin visión objetiva, con noticieros sesgados por un acento de optimismo, donde solo resaltan sobrecumplimientos de planes de producción y servicios. Visiones en que el mundo anda muy mal y en que es el socialismo, el único camino posible.

Uno de los mayores problemas que enfrenta hoy Cuba, es el silencio que guarda la prensa oficial sobre los problemas vitales de los ciudadanos. Un buen número de esos problemas, podrían resolverse poco más o poco menos, si la prensa cumpliera con los propósitos en que se afirma cuando existe dentro de un estado de derecho, en que se respetan derechos y libertades ciudadanas y este, no es el caso en Cuba.

Pero sobre todo esto, los declamadores oficiales del régimen han proclamado: “…que todo con Estados Unidos es negociable, excepto la soberanía y el sistema político”. Resulta harto conocido que para el régimen, el único elemento con quien estarían en condiciones de negociar sería con los Estados Unidos. De diálogo nacional con el pueblo que avasallan, nada. De conversaciones con la oposición pacífica civilista cubana, nada. Esa es la esencia criminal del totalitarismo en que se afirman.

El activista estadounidense James Williams fue uno de los invitados al encuentro con Díaz Canel. James Williams, es el presidente de Engage Cuba, la coalición nacional bipartidista más grande de Estados Unidos que trabaja para eliminar el bloqueo al régimen militar totalitario castro-fascista y normalizar las relaciones entre ambos países.

Desde su ‘Engage Dictatorship’, está más que claro que ni a Williams ni al resto de su troupe, parece importarle la privación de derechos y libertades y el bloqueo interno que impone su dictadura amiga al pueblo de la Isla que la sufre.

Vale recordar hoy, que en su momento Martí, ilustró como la Constitución de los Estados Unidos es un modelo jurídico a seguir, donde el respeto a la diversidad, al derecho de las minorías y a la soberanía del ciudadano son respetados por virtud y mandato de dicha carta fundamental. Así fue el aliento que inspiró a la Constitución de 1940 por su carácter inclusivo.

Últimamente cada vez que el régimen militar totalitario castro-fascista es confrontado en cualquier foro internacional, llaman a la confrontación “provocación anti cubana”. Lo más anti cubano conocido a lo largo de la historia, es Fidel Castro, su banda criminal y el régimen militar totalitario y dinástico que impuso sobre la nación y el pueblo cubano.

Como ha quedado escrito, este régimen militar, totalitario, dinástico y criminal, se afirma en que todo es negociable, excepto la soberanía y el poder absoluto que detentan, así como, el carácter eterno del sistema que les otorga tal poder sobre la nación y el pueblo cubano. Nada más.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *