We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

María Irene Fornés. Foto New York Times

MIAMI, Estados Unidos.- La dramaturga, poeta, pedagoga y directora escénica de vanguardia cubana María Irene Fornés falleció este martes en Nueva York a la edad de 88 años, según reportó la revista Vogue. Considerada por dicha revista como una de las voces latinas más influyentes del siglo XX, Fornés murió a la edad de 88 años a causa del Alzheimer.

Fue una figura de culto dentro de la escena del Off-Off Broadway neoyorkino de la década de 1960 y en su país de adopción ganó ocho veces el Premio Obie (equivalente al Tony para la escena del Off-Off Broadway), que le entregó además un galardón a toda su carrera en 1982. También quedó finalista al Pulitzer en 1990, y recibió además el reconocimiento del New York State Governor’s Arts.

A Fornés el Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami le otorgó el premio ‘Toda una vida dedicada a las Artes Escénicas’ en una de sus ediciones.

De acuerdo a la publicación, la cubana, aunque nunca renunció a la escena alternativa, escribió obras en inglés como La conducta de la vida, La exitosa vida de 3, Fefu y sus amigas y Fango, que son consideradas entre las más importantes de la dramaturgia estadounidense de todos los tiempos. En sus más de 40 obras trató temas como el deseo femenino y la desigualdad económica.

Durante su carrera no solo escribió piezas para la escena, sino que además dirigió e impartió docencia. Su primera producción fue There! You Died, de 1963, a la que siguió el exitoso musical experimental Promenade. En esta pieza estaban ya los rasgos de su estilo: la estructura narrativa no convencional y una aproximación surrealista a los asuntos de lo cotidiano.

María Irene Fornés

Fornés fue pionera del teatro inmersivo mucho antes que el término alcanzara notoriedad a través de figuras tan influyentes como Tony Kushner, el también cubano Nilo Cruz, y Paula Vogel.

María Irene Fornés nació en La Habana en 1930, y viajó con su familia a la edad de 15 años a los Estados Unidos, donde estudió arte con el artista alemán Hans Hofmann, figura pionera del expresionismo abstracto. Tras marchar a París por un tiempo, el impacto que le produjo asistir a una puesta en escena de Esperando a Godot, de Samuel Beckett, la inspiró para emprender su propia obra.

Sin embargo, a pesar del éxito de su carrera, su obra permanece casi desconocida y apenas divulgada en Cuba. Apenas en 2008 el grupo Argos Teatro de Carlos Celdrán montó su célebre pieza de madurez Fango.

The Rest I Make Up, es un largometraje documental de Michelle Memran que recoge la década final de su vida, resumida a manera de crónica.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *