Calendar

November 2018
MTWTFSS
« Oct  
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Jubilados en Cuba (Archivo)

LA HABANA, Cuba.- En recientes disposiciones oficiales se consideró el aumento de 70 pesos en moneda nacional a aquellas personas que reciben asistencia social y así llevar la pensión mínima a 242 CUP. Para los 99 mil núcleos familiares en los que alguno de sus miembros se ven incapacitados de trabajar significa un incremento de casi 3 CUC en sus ingresos; y para los cerca de 446 mil jubilados un aumento de su seguridad social hacia un total de 10 CUC al mes. Esto implica un reconocimiento oficial de los altos niveles de pobreza en el que viven más de seiscientas mil personas en Cuba, el 5,5% de la población.

Lo anteriormente dicho es apenas una idea de los dilemas de tener una pensión en Cuba, la cual no alcanza tan siquiera para las necesidades básicas de vida. Rebasar los trámites para la jubilación, por ejemplo, pueden convertirse en una historia de ciencia ficción por la cantidad de trabas burocráticas a las que se enfrenta un trabajador.

Un ejemplo es el de Lázaro Jesús Ávila Sotolongo, vecino de Avellaneda No.8N, en el municipio de Colón, provincia de Matanzas, a quien, en plena gestión de retiro, por problemas administrativos, no se le reconocen 7 años de los 14 años de trabajo como técnico meteorológico que realizó en el CITMA (Ciencia, Innovación, Tecnología y Medio Ambiente). Un error que lo hará perder el 14% de su pensión por antigüedad, que equivale a un monto de 90 a 100 pesos mensuales.

El problema es muy sencillo. El CITMA solo tiene los archivos actualizados del año 2002 en adelante, por lo que, según ellos, no se pueden certificar los años que Ávila Sotolongo trabajó, de 1982 a 1996, en la Estación Meteorológica de Gispert.

Como él tenía su expediente laboral fue a reclamar con los documentos oficiales que existían en aquella época, con lo que elaboraron el Dictamen No.46 de junio de 2018, pero solo reconociendo 7 años del total de 14 que estaba demandando.

En su afán por resolver el problema se dirigió a la Fiscalía Municipal, donde lo refirieron a la Fiscalía Provincial, y allí dictaminaron que había transcurrido el término legal establecido para la protección y conservación de la documentación, en virtud de lo cual no puede la Fiscalía instar la reconstrucción de la predicha documentación.

A Lázaro se le han caído las alas del corazón, porque como vive en Cuba, no tiene a quién reclamar; solo aceptar que perdió 7 años de su vida laboral por la indolencia de un sistema que no funciona.

Pero el caso de Lázaro no es el único, el tema de la jubilación es recurrente y en algunas ocasiones se hace alusión a ello incluso en los medios de prensa oficiales; como por ejemplo en el semanario Trabajadores, donde se publicó recientemente el caso de varios jubilados del municipio de Contramaestre, en la oriental provincia de Santiago de Cuba, a quienes después de 6 meses de terminados los trámites de la pensión no le ha llegado la chequera.

Según el Decreto Ley 351/17, la Ministra de Trabajo y Seguridad Social debe decidir sobre todos los expedientes de jubilaciones de las UBPC (Unidades Básicas de Producción Cooperativa) del país, lo que ha hecho que hasta el momento existan más de 1 300 casos pendientes. Esto, como es lógico, causa afectaciones a los interesados y a sus familias. Pero lo más absurdo es que en la antes mencionada legislación no se establece el término para responder de esta alta funcionaria.

Así entonces, si ya usted tiene su jubilación y debe cobrarla en un cajero automático, ¡prepárese!, pues le puede pasar cualquier cosa. Desde que no hay dinero en efectivo que respalde su transacción; hasta que, por motivos de mantenimiento, se quede en medio de una transacción sin dinero y sin tarjeta. Las variantes pueden ser muchas, pero lo que si no cambia es el hecho de que no recuperará su “calderilla”, aunque dé todas las vueltas habidas y por haber a los organismos vinculados.

Con todas estas dificultades, que son públicas en su mayoría y de total conocimiento de los funcionarios gubernamentales, cabría preguntarse: ¿Y dónde está la Sección Sindical? Pues allí, en los centros de trabajo, defendiendo la “Revolución”, condenando “el bloqueo”, discutiendo el Proyecto de Constitución, propiciando la actualización del modelo económico, y haciendo cualquier otra cosa, menos respaldar al trabajador que lo necesita.

Aunque hay que decir que los gastos del Presupuesto Estatal aumentan, también las nuevas medidas para los cuentapropistas menguarán el ingreso de los contribuyentes, algo que al parecer a la dirección del país no le preocupa tanto, como el no permitir que haya concentración de capital en manos de los privados.

Si usted piensa que en Cuba jubilarse es algo fácil, por favor vuelva a leer este artículo.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *