We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

LA HABANA, Cuba.- El mérito de la actriz cubana Judith González no es solo haber creado el personaje humorístico Magdalena la Pelúa. A los aplausos del público se suma el carisma con el que Judith logró, desde el exilio, ubicar su interpretación entre las preferidas de la isla.

La misma pasión con que la actriz atrapa al personaje, prendido de su vida profesional, CubaNet la encontró en las calles de La Habana. Los seguidores de Magdalena en Cuba la califican de auténtica, natural, ocurrente, despistada, pero sobre todo los cautiva la inocencia de la guajira; esa pureza que en tiempos pasados describía a las personas de campo.

El programa Esta Noche Tu Night, conducido por el actor Alexis Valdés, abrió las puertas a Magdalena la Pelúa, una campesina oriunda de “Bollo manso” convertida en balsera, que intenta adaptarse a la vida en la emigración. Todo esto sin dejar la auténtica naturalidad guajira que no se guía por la modernidad y hace caso omiso al sobrepeso y la depilación corporal.

“A pesar de que me gradué en la escuela de arte nunca ejercí en Cuba como actriz. Yo me fui en el año 1995”, cuenta Magdalena la Pelúa.

Judith se graduó en la Escuela Nacional de Instructores de Teatro, pero nunca se estrenó en el escenario de la isla. Lo que desconoce la actriz es que, la memoria popular de su público la ubica dentro del elenco humorístico, que en los años noventa, hacía reír a los cubanos en las noches del sábado. Al identificarla con uno de los mejores momentos del humorismo en Cuba, la imaginación popular hace justicia a su ausencia en la escena.

“Como yo me reía con ella en el programa Sabadazo”, afirma Bárbara, una de las fieles oyentes del programa actual que tiene Judith en Radio Martí “Magdalena de Cuba”.

La nueva etapa de Magdalena

Identificada con la realidad dentro de la isla, la nueva etapa del personaje interactúa con los cubanos en su programa de radio de lunes a viernes, a las nueve de la noche. La actriz se siente a gusto de poder establecer puentes con quienes viven dentro y fuera de Cuba.

Judith manifiesta que el personaje no ha cambiado su esencia, aunque ahora es más expresivo, y dice:

“Magdalena siempre narró a Cuba desde el surrealismo, los cuentos reales de los cubanos parecen creados para una loca como ella (…) Como testigo de una emigración, el personaje a crecido sin perder la relación con sus raíces dentro de Cuba. Esta nueva etapa de Magdalena esta enfrascada en mantener el vínculo con los cubanos, estén donde estén. Estar unida a ellos en cualquier parte del mundo, que se comuniquen conmigo y que yo pueda comunicarme con sus familiares en Cuba, para mi es una felicidad tremenda”.

La actriz asegura que ha sido una oportunidad de oro haberle ofrecido los micrófonos a Magdalena la Pelúa para expresar de forma directa sus criterios sobre la realidad de los cubanos. Advierte que ahora utiliza la inocencia original del personaje para “llamar las cosas por su nombre”.

“Primero tenemos que tomar conciencia de que debemos perder el miedo a hablar. No le estamos faltando el respeto a nadie, solo estamos tratando de recuperar el respeto que nos deben como pueblo (…) La unión es lo más importante, ser una sola voz. No existe justificación para que sean pocos los que hablen sin miedo. El mensaje más grande que puedo darle a los cubanos es el de la unidad, esa es la garantía de que le dejaremos a nuestros hijos una Cuba más linda”.

La mayoría de los entrevistados para este reportaje lamentan la ausencia de la imagen televisiva actualizada de Magdalena la Pelúa, que llegaba a los hogares a través del Paquete Semanal, el Paketito o la Antena. Aunque el personaje promete volver a las pantallas mediante Televisión Martí, el público cubano exige que Magdalena de Cuba continúe defendiendo la ausencia de humoristas femeninas en la isla.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *