We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) Entre las primeras cosas de que fuimos privados como pueblo y como nación por el régimen militar totalitario y dinástico castro-fascista, estuvo y está, la prensa libre, pluralista e independiente. Esta ha sido y es, el componente esencial de toda sociedad democrática.

Los mambises cargaron al machete y lucharon para que ningún cubano ascendiera a un cadalso a partir de sus ideas políticas. El felizmente difunto tirano Fidel Castro, en los primeros años de la pesadilla que impuso, suplició en sus paredones de fusilamiento a más de veinte mil cubanos según cálculos muy conservadores.

El nuevo año 2019 no comienza con los mejores auspicios. Nada augura que será mejor que 2018 para el pueblo cubano. El sucio proyecto de reforma constitucional fue elaborado por lo más vil entre la élite castro-fascista. Se hizo contra el pueblo, y ahora se pretende que este lo apruebe y selle su sentencia de esclavitud eterna. Realmente estamos ante una Constitución de corte fascista, algo preestablecido desde el poder, que impone un partido único en oposición y contradicción con la enseñanza del Apóstol de nuestras libertades, José Martí quien afirmó: “Siempre es desgracia para la libertad que la libertad sea un partido”.

Privar de derechos y libertades al pueblo y la nación cubana sigue la receta dictada por Benito Mussolini en Italia y por Adolf Hitler en Alemania. Se trata de un capitalismo de estado dirigido por un partido único, desde la óptica socialista concebida por Marx y Engels, pero para la ocasión, sin el contenido vacuo y fracasado que en su momento dictó Vladimir Illich Ulianov, alias ‘Lenin’. Es decir, sin marxismo-cretinismo, para que funcionara mejor o al menos funcionara.

La concepción fascista del estado es totalmente incluyente. Fuera del mismo no puede existir ningún valor humano o espiritual y mucho menos tener valor. Comprendido esto, el castro-fascismo es totalitario, y el estado castro-fascista interpreta, desarrolla y potencia la vida del pueblo, en armonía con sus intereses y nada más.

Nos privaron desde 1959 de libertad y derechos y por esto, hoy nos falta todo. Eso que llaman revolución y que el felizmente difunto tirano Fidel Castro, esbozó en memorable ocasión como: “…con la revolución todo, para la revolución todo, contra la revolución nada”, responde a una fórmula concebida previamente en Italia por Mussolini. Castro solo sustituyó la palabra estado por revolución y así quedó todo.

La primera verdad es que la libertad de una democracia no está a salvo si la gente tolera el crecimiento del poder en manos de pocos hasta el punto de que se convierta en algo más fuerte, que se apropie y destruya al propio estado democrático. Eso, en esencia, fue el castro-fascismo, la apropiación del estado por parte de un individuo y su banda criminal, que tomaron el control del poder del estado y hasta de la propiedad y el capital privado.

El castro-fascismo fue un movimiento de masas, cuyos líderes emplearon una buena cantidad de demagogia socialista, diseñada para engañar. Esta fue necesaria para la formación del movimiento de masas engañadas. La base fue de campesinos y obreros. La banda gobernante y su Muñecón recientemente entronizado, se aprestan para dar continuidad a la pesadilla y articularla en armonía con los nuevos tiempos.

En su edición correspondiente al sábado 29 de diciembre de 2018, el anti periódico oficialista Granma, órgano oficial del partido único del privilegio, colocó en mayúsculas y caracteres grandes la palabra CONTINUIDAD. De lo que hoy se trata durante el año 2019 recién estrenado, será específicamente, no permitirlo. Debemos recuperar todo aquello de lo que nos privaron, debemos compensar todo lo que hoy nos falta. Para ello, lo que primero necesitamos es el restablecimiento de todos nuestros derechos y libertades. Seguir la tónica dictada en su momento por nuestro Apóstol de todas nuestras libertades y derechos, José Martí: “Siempre es desgracia para la libertad que la libertad sea un partido”. ¡Salgamos de la desgracia!
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *