Calendar

February 2019
MTWTFSS
« Jan  
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Carlos Alberto Montaner

El presidente de Estados Unidos habló en Miami y le pidió a los militares venezolanos que se coloquen bajo el imperio de la ley Continue reading

Carlos Alberto Montaner

El Comité Central del Partido Comunista de Cuba (o sea, Raúl Castro) está muy preocupado. Ha hecho publicar en Granma, su tribuna, una Declaración del Gobierno Revolucionario con el objeto de "detener la aventura militar imperialista contra Venezuela".

Los operadores políticos cubanos radicados en Venezuela saben (y así se lo han hecho saber a La Habana) que Nicolás Maduro está liquidado sin remedio. No tienen forma de salvarlo. Juan Guaidó tuvo el respaldo del 87% de los venezolanos, pero, según las encuestas, en los últimos días aumentó más de 3 puntos. Ya exhibe el 90,08% frente al 3,75% satisfecho con Maduro.

Por la otra punta, 51 de las mayores y más acreditadas democracias del planeta reconocen a Guaidó. Asimismo, es el gobernante legítimo de acuerdo con la Constitución del país, mientras la Asamblea Nacional, la única institución oficial del país internacionalmente aceptada, lo ha convertido en “presidente interino”.

La hipótesis que todos manejan (incluido el régimen cubano) es que el 23 de febrero, o antes, cuando lleven la ayuda humanitaria a los venezolanos, el mínimo respaldo que posee Maduro se desmoronará.[[QUOTE:La dictadura cubana podrá darle a su colonia la orden de utilizar la violencia, pero Estados Unidos, Brasil, Colombia y otras naciones libres latinoamericanas entrarán en combate junto a los demócratas venezolanos]]

En ese punto, la dictadura cubana podrá darle a su colonia la orden de utilizar la violencia, pero Estados Unidos, Brasil, Colombia y otras naciones libres latinoamericanas entrarán en combate junto a los demócratas venezolanos e impedirán rápidamente un triunfo de los golpistas de Maduro. Esto acabaría con la infraestructura de las FARC, el ELN y los islamistas.

Ya navega cerca de Venezuela una escuadra estadounidense que incluye un portaviones, mientras en Cartagena (Colombia) fondean decenas de buques de guerra y varios submarinos. Al fin y al cabo, es imprescindible ponerle fin al éxodo de los venezolanos hacia Colombia y Brasil, y eso no se logrará mientras Maduro mantenga el poder secuestrado y la hiperinflación destroce la economía del país.

Raúl Castro no sabe qué hacer. Resistir inútilmente le parece una sangrienta idiotez, pero la vorágine acaso lo arrastre, como le sucedió a Cuba en Granada en 1983. Los rusos no pueden darle protección real a Maduro. Se limitarán a declaraciones retóricas que serán utilizadas por los camaradas de todos los países para reclutar pacifistas ingenuos o acanallados agitando el fantasma de una guerra mundial.

No habrá tal conflicto. El acuerdo tácito entre Moscú y Washington es que "los rusos" actúan en Ucrania o en el Cáucaso y "los americanos" en su inmediata zona de influencia, es decir, en Venezuela y América Latina. A los chinos lo único que les interesa es cobrar los 65.000 millones de dólares adelantados al inútil de Maduro y asegurarse el suministro de materias primas. Si lo logran con Guaidó, excelente. Para pagar y vender cualquiera es bueno.

Ahí no terminan las cuitas de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. El 24 de febrero adoptarán una nueva Constitución mediante un referéndum señalado para ese día. La consulta electoral ya ha sido totalmente deslegitimada por Transparencia Electoral, una institución dirigida por el politólogo argentino Leandro Querido, y por los opositores –entre otros– Rosa María Payá, José Daniel Ferrer y Guillermo Toledo.[[QUOTE:El aparato castrista, mediante un sistema triple de sondeos constantes, ha logrado saber que una parte sustancial de los cubanos se dispone a votar NO]]

Todos, pese a carecer del menor acceso a los medios de comunicación, les han pedido a los cubanos que voten NO a una Constitución que consagra el partido único y posee unos candados legales que hacen imposible modificar ese régimen absurdo. El aparato castrista, por su parte, mediante un sistema triple de sondeos constantes, ha logrado saber que una parte sustancial de los cubanos se dispone a votar NO, y la respuesta ha sido brutal: palo y tentetieso.  

¿Cómo han conseguido burlar a los cancerberos propagandísticos del régimen? Por algo que, en su momento, señaló Yoani Sánchez: porque la revolución digital es casi imposible de detener, incluso en Cuba. Basta un simple teléfono "inteligente" para que penetren mil mensajes, Facebook, Twitter, Instagram y el resto de las herramientas que sirven para acallar la propaganda de los regímenes totalitarios. Y basta un simple error para que caigan los muros y surjan las "primaveras" liberadoras sin que nadie sepa cómo y sin que nadie sepa cuándo.

Es posible que el fin de la tiranía venezolana afecte a Nicaragua a Bolivia y a Cuba. Esos son los restos del Socialismo del Siglo XXI. ¿Se inmolarán Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel defendiendo la causa perdida de Nicolás Maduro? El último párrafo del análisis-advertencia publicado en Granma asegura que lo harán. Yo los creía más inteligentes.   

____________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
El Comité Central del Partido Comunista de Cuba (o sea, Raúl Castro) está muy preocupado. Ha hecho publicar una “Declaración del Gobierno Revolucionario” Continue reading
En un país como Cuba no hay espacio para la crítica y se castigan la originalidad y el carácter emprendedor Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Nayib Bukele arrasó en El Salvador. Bukele es un outsider que utilizó GANA como vehículo electoral, un partido de derecha desgajado de ARENA. Lo usó, pese a que su fundador, el expresidente Tony Saca, está preso y condenado a diez años de cárcel, acusado de apropiarse indebidamente de 300 millones de dólares. A nadie le importó esa circunstancia. GANA era sólo una boleta. El partido apenas obtuvo 11 del total de 84 diputados.

Bukele liquidó a los comunistas del FMLN (23 diputados) y a los liberales-conservadores de ARENA (37). Salvador Sánchez Cerén (FMLN) abandonará la presidencia con el rechazo del 80% de los salvadoreños. Perdió un 47% de los votos obtenidos en la penúltima contienda. Es el peor valorado de los presidentes desde que Alfredo Cristiani inauguró su presidencia en 1989, dándole inicio a los cuatro Gobiernos de ARENA. Tras Saca, el último presidente de ARENA, vino Mauricio Funes del FMLN, exiliado en Nicaragua acusado de robarse 351 millones de dólares, y, por último, el repudiado Sánchez Cerén.[[QUOTE:Bukele había sido alcalde de San Salvador y los votantes no lo culpaban de la pobreza o la violencia, los dos principales males que aquejan al país]]

¿Por qué rendija se "coló" el outsider? Primero, no era un desconocido. Había sido alcalde de San Salvador y los votantes no lo culpaban de la pobreza o la violencia, los dos principales males que aquejan al país. Segundo, los electores están cansados de las promesas vacías de los partidos, de la corrupción, de los "sobresueldos" clandestinos y de los métodos tradicionales de comunicación. Bukele apenas acudió a mítines en la capital o en los pueblos de su diminuto país y rehuyó los debates. Fijó, eso sí, su distancia de Nicolás Maduro y de Daniel Ortega, a quienes calificó de "dictadores".

El nuevo presidente tiene 37 años y un aspecto juvenil. Si el poeta español Rafael Alberti pedía respeto porque había nacido con el cine en 1902, Bukele y los jóvenes políticos de su generación, en todas las latitudes, pueden repetir ese reclamo porque han nacido con internet, con los PC, con Facebook y con Twitter. Tienen otra manera de comunicarse con los electores y la utilizan profusamente. Es la historia, también, de Alexis Tsipras en Grecia y de Pablo Iglesias en España, ambos leninistas afortunadamente maniatados por la moderada realidad burguesa de la Unión Europea.

Para combatir la violencia social y su contrapartida, las ganas locas de emigrar, Bukele tendría que crear en su pueblo esperanzas razonables de prosperar. A fin de cuentas, de Panamá y Costa Rica, dos países centroamericanos, no se va casi nadie. Al revés: están llenos de inmigrantes que comparten el "sueño" panameño y el "sueño" tico. Se escapan, en cambio, de Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala.

¿Cómo se logra ese milagro? Invirtiendo en "capital humano", es decir, en educación y salud, pero creando fuentes de trabajo que permitan generar excedentes a lo largo de un par de décadas para poder realizar esa inversión. No hay atajos, pero el secreto es estar un poco mejor cada año que pasa y olvidarse de los líderes carismáticos. La libertad, la ley y las instituciones son insustituibles. "Pobres los pueblos que necesitan héroes" dijo Bertold Brecht, aunque no siempre obedeció su justa advertencia.[[QUOTE:En cuanto a la prosperidad, toda la información disponible de Bukele hace pensar que confía en el gasto público para lograrla]]

En cuanto a la prosperidad, toda la información disponible de Bukele hace pensar que confía en el gasto público para lograrla. Fue un alcalde populista, y es una lástima, porque ese camino conduce al desastre. Haría muy bien en dedicarle cinco minutos a un breve YouTube producido por la Fundación Libertad y Progreso de Argentina bajo el título de Trabajo productivo vs Trabajo Improductivo. Argentina es uno de los pocos países de la tierra que ha ido paulatinamente subdesarrollándose y conquistando la pobreza sin pausa ni tregua. Ahí aprendería que la prosperidad creciente es el resultado del aumento constante de la productividad generada por la creatividad casi sin trabas de los emprendedores.

Ni siquiera le vale a Bukele escudarse en el tamaño y la población de El Salvador para justificar un hipotético fracaso. Son los mismos de Israel, sólo que el exitoso Estado judío está rodeado de enemigos, mientras El Salvador juega con ventaja y cuenta con las simpatías y las ganas de ayudar de medio planeta. Confiemos en que el sentido común ilumine a Bukele. Si no tiene éxito será terrible.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Para combatir la violencia social y su contrapartida, las ganas locas de emigrar, Bukele tendría que crear en su pueblo esperanzas razonables de prosperar Continue reading
Nayib Bukele ha ganado las elecciones en primera vuelta con el 54% de los votos Continue reading
El gobierno cubano es absolutamente improductivo, pero el rasgo esencial de Raúl Castro es su prudencia, Fidel hubiera actuado mucho más enloquecido Continue reading

Carlos Alberto Montaner

El régimen de Maduro se hunde. ¿Qué hará Cuba? Según una encuesta reciente el 83.7% de los venezolanos quiere salir urgentemente de ese señor obeso y atontado. Prefiere al ingeniero Juan Guaidó. A Maduro sólo lo respalda un 4.6%. El resto no responde o no sabe.

Guaidó, tiene la clara preferencia de la sociedad, el apoyo de más de 50 países democráticos y de los organismos internacionales más acreditados: la OEA, el BID, el Parlamento Europeo, el Grupo de Lima. Maduro, en cambio, sólo tiene el respaldo de Irán –otro apestado-, Rusia, China,Turquía, Bolivia, Cuba, Nicaragua, El Salvador y la algarabía de las narcoguerrillas colombianas acampadas en Venezuela: las FARC y el ELN.

Repito: ¿qué hará Cuba? Los operadores políticos cubanos coinciden con este análisis, pero eso sólo aparece en los papeles (no tan) secretos que envían casi diariamente a La Habana en valija diplomática. No se fían de los teléfonos ni de Internet ni de los mensajes cifrados. Mientras tanto, Rogelio Polanco, el embajador cubano ante Venezuela, les pide a los chavistas que resistan. Lo acaba de hacer en la inauguración de la cátedra universitaria “José Martí-Fidel Castro” en la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, en el Petare. Cuba, ha dicho, ha podido resistir el asedio de Estados Unidos durante décadas. Venezuela puede lograr los mismos resultados si cava trincheras y pone rodilla en tierra. La orden es resistir. Cuba, heroicamente, está dispuesta a pelear hasta el último venezolano.

Polanco sabe que lo que dice no es cierto, pero no ha sido colocado en esa posición para decir la verdad, sino para tratar de salvar la ayuda y los subsidios a la Isla. Ésa es su misión. Es un periodista vinculado a la Inteligencia convertido en diplomático, y no un profesor de ética. Sólo que se le ve la incomodidad por el desencuentro entre lo que realmente cree y lo que se ve obligado a decir. Polanco no ignora que el nivel de caos y desorden en Venezuela es mucho mayor que en Cuba.

[[QUOTE:Maduro, como a casi toda la estructura de poder cubana, le parece un idiota, pero está obligado a sonreírle]]Maduro, como a casi toda la estructura de poder cubana, le parece un idiota, pero está obligado a sonreírle. La inflación es de varios millones anuales. El desabastecimiento es absoluto. La falta de medicinas bordea la criminalidad. El índice de asesinatos es altísimo. Es más probable morir violentamente en Caracas que en el Kabul de los afganos. A lo que se agrega la decisión de Estados Unidos de enterrar la dictadura de Maduro antes que el desguace y el éxodo descontrolado de Venezuela afecte aún más a toda la región.

La dictadura cubana, desde la muerte de Kennedy, ha sido consentida por Washington. Primero por la protección de la URSS, luego por la convicción generalizada de que estaba condenada a desaparecer y no valía la pena arriesgarse para tratar de liquidarla. Eso lo escuché numerosas veces en Estados Unidos. Ante la incertidumbre de una caída estrepitosa, prevalecía la idea de no hacer nada por temor a un éxodo desbordado y al costo tremendo de reconstruir un país sometido a décadas de incuria comunista. ¿Para qué matar un mosquito a cañonazos si morirá a corto plazo?. Clinton, incluso, le concedió veinte mil visas anuales a Castro para aplacarlo. Era la válvula de escape. No había prisa. En el fondo, existía la secreta aspiración de que fuera a otra administración a la que le tocara pechar con el inevitable fin del castrismo.

Esa actitud nada tiene que ver con el comportamiento activamente hostil del Gobierno de un Donald Trump decidido a apretarle las clavijas financieras a la dictadura de Maduro hasta lograr que se asfixie. Estados Unidos es el amo financiero del planeta. Tiene el 22% del PIB mundial y el 80% de las transacciones comerciales se realiza en dólares que transitan por el sistema bancario americano. Eso le permitiría, por ejemplo, prohibir el envío de remesas a Cuba y tratar como enemigos a los países que rompan el embargo. En 60 días la enorme pobreza de Cuba se convertiría en una miseria absoluta que afectaría a la clase dirigente cubana y haría estallar la olla.

Vuelvo a la pregunta original: ¿qué hará Cuba? Los síntomas son que, mientras les exige a los venezolanos que resistan, secretamente estaría repatriando a sus tropas y a sus interventores, mientras borra los discos duros comprometedores. El Gobierno cubano es absolutamente improductivo, pero el rasgo esencial de Raúl Castro es su prudencia. Fidel hubiera actuado de otro modo mucho más enloquecido, como cuando le pidió a la URSS que utilizara sus misiles para destruir "preventivamente" a Estados Unidos, pero, afortunadamente para todos los cubanos, Fidel está enterrado, dicen, en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading

El régimen de Nicolás Maduro se hunde. ¿Qué hará Cuba? Según una encuesta reciente el 83,7% de los venezolanos quiere salir urgentemente de ese señor obeso y atontado. Prefiere al ingeniero Juan Guaidó. A Maduro solo lo respalda un 4,6%. El resto no responde o no sabe. 

leer más

Continue reading
Parece que los venezolanos van a quitarse de encima el chavismo a corto plazo Continue reading
Maduro se tendrá que ir pacíficamente, o morirá como consecuencia de un ataque de su propio grupo, como le ocurrió a Maurice Bishop Continue reading
El reconocimiento por muchos países del presidente Juan Guaidó es un golpe mortal del cual el chavismo no podrá recuperarse Continue reading
Las Fuerzas Armadas están desmoralizadas, como estaba el ejército portugués cuando ocurrió la Revolución de los Claveles en 1974 Continue reading
Sería un paso clave para ponerle fin a la dictadura de Nicolás Maduro Continue reading
Venezuela tiene dos presidentes. Uno, Juan Guaidó, el legítimo, designado por la Asamblea Nacional. El otro, Nicolás Maduro, el fraudulento Continue reading
A China le falta por comprender que uno de los rasgos más importantes del mundo occidental es que miran al futuro incierto y no al pasado glorioso Continue reading
Vivimos tiempos muy alarmantes Continue reading
De todos los problemas que tiene España el más peliagudo es el de los independentismos. Esa es la mayor dificultad para crear la gran coalición Continue reading

Carlos Alberto Montaner

A España le ocurre lo que al resto del mundo. Está mudando de piel. El planeta se sacude, para mal, el modo de comportamiento y el diseño de la post Segunda Guerra mundial. En España, también para mal, llega a su fin el espíritu de la transición hacia la democracia, ocurrido tras la muerte de Franco en 1975, basado en un tipo de bipartidismo en el que ambas formaciones (socialistas y conservadores) eran europeístas y compartían la creencia de que la solución a los quebrantos económicos estaban en el mercado y la propiedad privada.

Fue ese bipartidismo el que trajo al poder al socialista Felipe González, quien durante los 14 años que gobernó privatizó las empresas estatales creadas por el corporativismo franquista, pidió el voto para entrar en la OTAN, y fue un ardiente anticomunista durante el fin de las dictaduras marxistas en Europa.

Fue al compás del espíritu de la transición que José María Aznar, en los ocho años que ocupó la Casa de Gobierno, mejoró sustancialmente los índices económicos del país y consiguió el mayor grado de desarrollo relativo jamás obtenido por la nación, logrando que España participara del euro, mientras anudaba los más íntimos vínculos militares con Occidente. [[QUOTE:Hoy el bipartidismo se ha escindido en seis porciones electorales que andan a la greña y necesitan pactar para llegar a la Moncloa]]  

Hoy el bipartidismo se ha escindido en seis porciones electorales que andan a la greña y necesitan pactar para llegar a la Moncloa: socialistas, comunistas y nacionalistas locales (la coalición que actualmente gobierna); y la oposición que, de acuerdo con las encuestas y las recientes elecciones andaluzas, constituye la mayoría del país: conservadores, liberales y españolistas de derecha parecidos al trumpismo.

Son coaliciones envenenadas. El PSOE de Pedro Sánchez ha cometido el inmenso error de pactar con los comunistas de Podemos y de Izquierda Unida, y con los independentismos locales (catalán y vasco), con tal de alcanzar el poder a cualquier costo. De la misma manera que los conservadores del PP y los liberales de Ciudadanos se aliarán a Vox, los españolistas a ultranza que utilizan a Steve Bannon (el estratega de Trump) como su asesor político.

¿Era posible otro tipo de coaliciones? Por supuesto: debieron unirse los constitucionalistas. Dependía de la seriedad con que se percibiera la Constitución de 1978, el gran documento que resumió el proceso de transición iniciado a fines de 1975.

Hay partidos realmente constitucionalistas (los conservadores, los liberales, los socialistas), y los hay que solo respetan las normas constitucionales de manera estratégica a la espera de poder derribar el edificio institucional que sostiene a la España actual (los comunistas, los independentistas locales y, en gran medida, los ultraespañolistas).

Ante una tesitura parecida la alemana Ángela Merkel trazó las bases de una gran coalición entre la democracia cristiana y la socialdemocracia, esto es: entre los conservadores y los socialistas. Esa coalición ha sostenido la vida política germana durante un buen periodo, expresando el criterio de la mayoría de los alemanes.

¿Podían hacer esto los españoles? Naturalmente. Esas coaliciones las inventaron ellos. De alguna manera, fue lo que hicieron, de un modo mecánico, en el último tercio del siglo XIX, tras la restauración de los borbones, cuando Cánovas del Castillo, dispuesto a terminar con el desorden del sector público, echó las bases de un cierto bipartidismo que erró en no saber crear las condiciones para el autogobierno o, llegado el caso, para la independencia de las colonias.[[QUOTE:De todos los problemas que tiene España el más peliagudo es el de los independentismos. Esa es la mayor dificultad para crear la gran coalición]]

De todos los problemas que tiene España el más peliagudo es el de los independentismos. Esa es la mayor dificultad para crear la gran coalición. En Cataluña algo menos de la mitad desea poner tienda aparte. (En el país vasco, según las encuestas oficiales, apenas alcanzan el 21%). No es posible gobernar serenamente con casi la mitad de los catalanes deseosos de encontrar su propio rumbo, pero tampoco es moralmente admisible abandonar a la otra mitad de los catalanes que se sienten, primordialmente, españoles.

La solución está en la democracia, para lo cual habría que reformar la Constitución. Hay que admitir, humildemente, que el contorno de las naciones no es eterno, pero tampoco puede dejarse a las volubles mayorías simples que tomen las decisiones, para que no se produzca el triste espectáculo del Brexit, donde hoy la mayoría de los británicos quiere otro referéndum para regresar a la Unión Europea. La mayoría simple es la receta para incendiar la pradera.

Las decisiones trascendentes, como formar o no parte de España, deben tomarlas los catalanes (o cualquier otra región) por mayorías cualificadas de un 60% del censo, en votaciones obligatorias, y durante dos legislaturas diferentes, para impedir que un problema coyuntural determine el destino de la región y afecte a las generaciones venideras.

Si en esas condiciones los catalanes eligen separarse de España, como sucede con los quebecois en Canadá o los escoceses en el Reino Unido, lo razonable es permitirles que hagan las maletas y desearles muy buena suerte. Ese no será el fin del mundo. Ni siquiera el fin de España.

________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Las autoridades cubanas han desarrollado su propio camino al "paraíso de los trabajadores". No es el chino ni el vietnamita Continue reading
Huawei ha gastado más de 16.000 millones de dólares en Investigación y Desarrollo con el objetivo de operar el cambio tecnológico a la quinta generación (5G) de las redes móviles en el mundo entero Continue reading
Los castristas saben que el “modelo cubano” es totalmente improductivo e inviable Continue reading
Un planeta en el que ondee la bandera pirata  de la carabela y las tibias cruzadas Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Lo que quería el negro era obvio. Lo insinúa el merengue dominicano con mucha gracia. Lo que quiere el chino es menos claro, pero también es posible averiguarlo. China está invirtiendo millones de dólares en El Salvador y en Panamá. ¿Por qué lo hace, si ambos países tienen una historia reciente de desestabilización y crisis? Ya llegaremos a eso.

China tiene dos objetivos. El primero, es desplazar totalmente a Taiwán. Aplastarlo. Convertirlo en una especie de apestado diplomático y provocar su aislamiento, pese a ser hoy una exitosa democracia del primer mundo con 21 millones de habitantes y un envidiable desarrollo tecnológico. El segundo objetivo, es acreditarse como la primera potencia comercial y financiera del planeta.

Es importante desenredar la madeja para entendernos.[[QUOTE:China quiere aplastar a Taiwán y acreditarse como la primera potencia comercial y financiera del planeta]]

La isla de Taiwán dejó de ser parte de China de 1895 a 1945. Japón la había invadido y se apoderó de ella. Después de la Segunda Guerra mundial los japoneses se marcharon y Taiwán volvió a ser un mínimo segmento de China (36.000 km² perdidos en más de 9 millones y medio que posee China continental).

En 1948, tras la derrota de Chiang Kai-shek a manos de Mao, todo dio un vuelco. El Generalísimo perdedor, su Gobierno y otras dos millones de personas se refugiaron en Taiwán controlando a sangre y fuego a las autoridades locales. Desde ese año el mundo vivió la fantasía de que Taiwán era el representante de China continental, hasta que en 1971 la ONU expulsó a la Isla y reconoció a China. Estados Unidos se opuso, pero sin fanatismo. Se opuso con la boca chiquita.

En 1972 Nixon visitó a Mao de la mano de Henry Kissinger. Deseaba explorar la brecha antisoviética. En 1976 murió Mao. En 1979 Jimmy Carter reconoció a China continental y rompió con Taiwán. China se encontraba entonces bajo el liderazgo del reformista Deng Xiaoping, padre del "milagro" económico que comenzaba.

Desde 1971 Taiwán intenta reemplazar el reconocimiento colectivo de la ONU con el reconocimiento selectivo de países que estén dispuestos a intercambiar embajadores. No obstante, cada día son menos los Estados que se atreven a desafiar a China continental, y los que lo hacen son pocos (menos de 20), escasamente importantes, y Taiwán los subvenciona generosamente. Han roto con Taiwán, sólo en los últimos meses: República Dominicana, Panamá y El Salvador. En América permanecen fieles a Taiwán, al menos por ahora: Paraguay, Guatemala, Honduras, Belice y, curiosamente, Nicaragua.[[QUOTE:Los chinos quemaron 'El libro rojo' de Mao, lo sustituyeron por los papeles de los 'Chicago boys']]

China, mientras tanto, se niega rotundamente a admitir que exista un Taiwán independiente. Para Pekín, China sólo hay una. Taiwán debe volver al redil como en 1999 lo hicieron Hong Kong y Macao. Dos segmentos autónomos que mantienen sus modelos económicos parcialmente diferentes al de la China actual. Ya se sabe la fórmula: un país y dos sistemas.

Incluso, fueron los magníficos ejemplos de Taiwán, Hong Kong y Macao los que persuadieron a Deng Xiaoping de que no importaba el color del gato, si era capaz de cazar ratones. Desde entonces, los chinos quemaron El libro rojo de Mao, lo sustituyeron por los papeles de los Chicago boys y le hicieron un corte de mangas al marxismo leninismo mientras repetían, como un mantra: "enriquecerse es glorioso".

¿Qué quieren los chinos en Centroamérica? China tiene una visión de largo plazo. Desea crear un gigantesco hub, en el Golfo de Fonseca en El Salvador, para exhibir sus infinitas mercaderías, y conectarlo con un tren rápido a Panamá a través de Honduras, Nicaragua y Costa Rica, para exportar a los países del Atlántico o a la costa este de Estados Unidos.

Es el mismo esquema que China posee en Europa por medio de Serbia en los Balcanes (con el añadido de que los serbios tienen en Kosovo un problema parecido a Taiwán con relación a China), más el puerto de El Pireo en Grecia, desde el que piensan inundar de productos chinos a los países europeos.[[QUOTE:¿Cuál es el problema? Que China no tiene el menor interés en la libertad, la democracia o el respeto por los derechos humanos]]

¿Cuál es el problema? Que China no tiene el menor interés en la libertad, la democracia o el respeto por los derechos humanos. China es una autocracia de partido único, lo que se convierte en un incentivo para nuestros bribones latinoamericanos. Es una colaboración sin Lista Clinton ni Ley Kingpin. Sin OFAC ni DEA que persiga a los narcotraficantes, a los blanqueadores de capitales, ni procesos de certificación que obligue a los Gobiernos a comportarse honorablemente.

Es el sueño sin tribunales internacionales y sin la Convención de Palermo, que asusta a los Maduro, a las FARC colombianas, a los Evo Morales, a los Raúl Castro y a tantos pícaros y delincuentes. Es Odebrecht multiplicado por 100. Un planeta en el que ondee la bandera pirata de la carabela y las tibias cruzadas. China es la gloria.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
El gigante asiático continúa en su estrategia de convertirse en la primera potencia mundial, superando a Estados Unidos y a Europa Continue reading
Los castristas perciben que por el camino elegido por los Castro no hay posibilidades de redención. Saben que serán más pobres y los cubanos más infelices Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Nadie sabe para quién asesina. Mohamed bin Salman, el príncipe saudí, según todos los síntomas, ordenó la muerte y el descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggi, pero la sangre ha salpicado a Donald Trump y amenaza con desestabilizar su caótico Gobierno. Lo que Salman no pudo calibrar era que la oposición demócrata, ya con mayoría en el Congreso, lo utilizaría para lo que los viejos artilleros llaman "un tiro por elevación". Le apuntarían a él y a su Gobierno, pero para darle a Trump. Ése es el objetivo.

Como el exiliado era residente en Estados Unidos, Salman tuvo la fina cortesía de destriparlo en Turquía, donde, supuestamente, no indagarían excesivamente sobre la desaparición del sujeto. Al fin y al cabo, el presidente Recep Tayyip Erdogan, un hermano sunita, no es ajeno a la mano dura y conoce las dificultades de ejercer el poder en esa sanguinaria región del planeta. El que manda siempre debe tener la cimitarra afilada. O la sierra eléctrica, que no en balde vivimos en el siglo XXI.[[QUOTE:Como el exiliado era residente en Estados Unidos, Salman tuvo la fina cortesía de destriparlo en Turquía, donde, supuestamente, no indagarían excesivamente sobre su desaparición]]

¿Por qué Salman despachó hacia Estambul una pequeña expedición de asesinos para ejecutar a Khashoggi, en la que no faltaban un forense y un jet privado, si sabía que no era una persona peligrosa y, por el contrario, se trataba de una persona moderada que balanceaba la información sobre Arabia Saudí? Mi conjetura, basada en la información publicada por CNN en español, es que Salman deseaba que sus servicios secretos supieran que con él no se podía jugar porque no vacilaba en eliminarte. Era un mensaje a su entorno.

En los últimos tiempos le había enviado a su amigo Omar Abdulaziz más de 400 mensajes por WhatsApp en los que criticaba severamente a Salman. Los dos creían que comunicándose por WhatsApp estaban a salvo de la inteligencia saudí, pero no era cierto: hace ya algún tiempo que los israelíes habían descubierto cómo vulnerar esos códigos y presumiblemente casi todos los servicios de espionaje poseen el modo de penetrar al popular (y gratis) sistema de comunicación.

Khashoggi tenía a Salman por un joven petulante e implacable que tomaba prisionero a cualquiera. Cita CNN: "Los arrestos no están justificados y no le sirven (dicta la lógica), pero la tiranía no tiene lógica, él ama la fuerza, la opresión y necesita presumirlas. Es como una bestia Pac-Man que mientras más víctimas come, más quiere. No me sorprendería que la opresión alcanzara incluso a aquellos que lo celebran, luego otros y otros más y así en adelante. Dios sabe."

Cuando la prensa le ha preguntado a Trump sobre las razones de su encubrimiento a Salman, el presidente norteamericano ha dicho una falsedad ("pudiera haberlo hecho o pudiera no haberlo hecho"), pero enseguida ha respondido como un vendedor, contando la razón económica tras esa farsa insostenible: Arabia Saudí es un socio de máxima importancia. Le vende a Estados Unidos el 9% del petróleo que el país importa y le compra el 98% de las armas y proyectiles que utiliza. Estamos hablando de miles de millones de dólares, sin contar los gastos de guerra de los Emiratos Árabes Unidos, de Egipto y Turquía, también clientes de Washington.[[QUOTE:Arabia Saudí vende a Estados Unidos el 9% del petróleo que el país importa y le compra el 98% de las armas y proyectiles que utiliza]]

En éste y parecidos episodios, protagonizados tanto por demócratas como por republicanos, se advierte la enorme contradicción que existe entre el discurso de la libertad y la conducta de los diferentes gobiernos. Y la excusa (también cierta) es que, si las armas no las vendiera Estados Unidos, los beneficiados serían otros poderes adversarios: Rusia o China se quedarían con esos mercados, o incluso Francia, Inglaterra, Alemania, o España, otros de los grandes o medianos mercaderes de armamentos.

En todo caso, es un disparate mayúsculo que el presidente –sea Trump u Obama–, o la Corona española o inglesa, patrocinen intereses (la industria armamentista, los hoteleros, los que sean), como si a todos los habitantes de sus países les conviniera el éxito económico de esos sectores. Eso no es verdad. Cuando yo era joven creía que "lo que era bueno para la General Motor era bueno para Estados Unidos". No es cierto. Lo que es bueno para la sociedad lo determina el libre mercado y no los acuerdos mercantilistas de los gobernantes, punto de partida de tantos negocietes indignos, como se ha visto con los Odebrecht de este mundo.

Contrario a la leyenda, los países no tienen intereses económicos discernibles. Lo que es bueno para los exportadores es malo para los importadores y viceversa. Las empresas son las que tienen intereses. Los presidentes y los reyes son sólo los depositarios de los valores generales de la sociedad. Si Trump hubiera suscrito este principio la sangre de Khashoggi no hubiera manchado a la Casa Blanca y él no estaría en apuros.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading

Carlos Alberto Montaner

La imagen del siglo XXI es la de multitudes que huyen. ¿Quién puede olvidar la foto de Alan Kurdi, el niño de tres años ahogado en el Mediterráneo mientras su familia sirio-kurda intentaba huir del infierno organizado por los rusos para sostener al déspota Assad? Parecía que estaba dormido, (más bien dormidito, era tan pequeño y bonito el crío). O las imágenes de las caravanas de centroamericanos, especialmente hondureños, que intentaban cruzar la frontera rumbo a Estados Unidos. O la de los negros subsaharianos que viajan hacinados en pateras rumbo a un incierto destino europeo de drogas, prostitución o, en el mejor de los casos, de venta de mercancías falsificadas en improvisados tenderetes.

Hay que hacer algo. El fenómeno es universal. Los pobres, los perseguidos y machacados por la represión política saben que hay un mundo mejor y que está en otra parte al alcance de una balsa, de un camino intrincado o de un río limítrofe. El cine, la televisión, las redes sociales dan noticias constantes de esas naciones felices en las que es posible soñar con un futuro distinto. Cuando se sabe que estamos condenados a vivir mediocremente bajo las botas de los opresores surge la necesidad psicológica de escapar.

[[QUOTE:Cuando se sabe que estamos condenados a vivir mediocremente bajo las botas de los opresores surge la necesidad psicológica de escapar]]Fue lo que ocurrió en 1980 cuando Fidel Castro anunció que le quitaba la protección a la embajada de Perú en La Habana para que se asilara quien quisiera. El Comandante pensaba que serían unas pocas docenas. Entraron once mil personas en pocas horas. Todas las que cabían milímetro a milímetro. Fue un drama insólito. Era la avanzadilla audaz de los millones de cubanos que se habían cerciorado de que sus vidas serían inevitablemente miserables y nada podían hacer por mejorarlas porque el Gobierno se interponía con sus prohibiciones y controles absurdos.

Irse del país para siempre se parece a la decisión de los suicidas. Los suicidas se quitan la vida cuando no les ven salida a sus desdichas. Fue esa urgencia la que nutrió a las caravanas centroamericanas. Eran sociedades fallidas sin esperanzas de mejorar. No es la pobreza. Pobres hay en Panamá y en Costa Rica y no hay naturales de esos países en medio de la riada de inmigrantes centroamericanos. Panamá y Costa Rica, a trancas y barrancas, son democracias liberales en las que es posible soñar con un futuro mejor. Pobres había en la Venezuela prechavista y el país seguía recibiendo ilusionados inmigrantes. El éxodo es la consecuencia de la desesperanza.

¿Qué se puede hacer? Lo primero, es aliviar a las víctimas. Curarlas. Alimentarlas. Devolverles la dignidad perdida. Lo sé porque fui una de esas víctimas. En septiembre de 1961 llegué a Miami desde La Habana en un vuelo que traía asilados de la embajada de Venezuela en Cuba. Tenía 18 años. No me dijeron lo que tenía que hacer, sino me dieron los instrumentos para que yo decidiera cómo procuraba mi propia felicidad y la de mi familia.

[[QUOTE:La única gran concentración que conocieron los cubanos en 1939 fue convocada para cerrarles el paso a los pobres judíos que huían del horror nazi]]Desgraciadamente, esto es algo que no se puede dejar al método democrático. Las sociedades suelen ser inclementes con los extraños. Tal vez es parte de nuestra carga genética. La única gran concentración que conocieron los cubanos en 1939 fue convocada para cerrarles el paso a los pobres judíos que huían del horror nazi. Dicen los periódicos de la época que 40.000 habaneros se congregaron a oponerse a esta inmigración. La imagen de los habitantes de Tijuana tirándoles piedras a las caravanas centroamericanas son una elocuente expresión de estos rechazos atávicos.

La falsa idea de que "nos quitan los trabajos" o el cálculo mezquino de que "vienen a utilizar nuestros limitados recursos públicos" suele prevalecer ante el débil instinto solidario. Por eso no se puede dejar al buen juicio de la mayoría. La mayoría es muy cruel cuando se trata de personas que adoran a otros dioses, tienen un color diferente o hablan otra lengua. Pero hay que hacer algo.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Las ideas de que “nos quitan los trabajos” o “vienen a utilizar nuestros limitados recursos públicos” suelen ganar ante el instinto solidario Continue reading
Para López Obrador, la política del presidente de EEUU es más urgente que la corrupción y la violencia que azotan al país Continue reading
Cuando uno ve la vocación destructiva de la izquierda y la extrema derecha le ocurre lo que a Guy Sorman: te embarga una total y absoluta desesperación Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Guy Sorman es un notable pensador francés. Publicó recientemente un artículo en ABC de Madrid titulado “El futuro retrocede en América Latina”. Es un texto brillante y desesperado. Bienintencionado, pero desesperado. Viene a decir que en Latinoamérica lo hemos ensayado todo, y todo, inútilmente, lo hemos pulverizado. El liberalismo en Argentina, procedente de Alberdi y Sarmiento. El despotismo ilustrado de México con Porfirio Díaz y sus “científicos”. El estatismo con la revolución mexicana de 1911. Las dictaduras militares de Pinochet, de Stroessner y las civiles con Somoza o Fujimori. El comunismo con los Castro, con Chávez y Maduro, con el primer Daniel Ortega (el segundo Daniel Ortega es Somoza redivivo, pero con más furor homicida). 

Lo extraño de nuestra cultura es que, en lugar de corregir lo que anda mal, renunciamos a nuestros aciertos e insistimos, periódicamente, en nuestros errores. Todavía reverbera, de vez en cuando, el viejo maoísmo de la mano de un Sendero Luminoso malherido, pero no enterrado, pese a que Mao no existe en China, más allá de la reverencia retórica.
 
Es asombroso escucharle decir a Pablo Iglesias, el dirigente de “Podemos” en España, que ve con envidia lo que ocurre en Venezuela, como si estuviera dispuesto a reeditar en su país la terrible devastación acaecida en el otrora próspero paraíso petrolero. 
 
Recuerdo a una joven guayaquileña gritarme, enardecida, que “en Ecuador hace falta un par de Tiro Fijo”. Se refería al bandido colombiano que tantos quebrantos le produjo a su país natal. El incidente acaeció en la Universidad Católica de esa ciudad. La apariencia de la truculenta muchacha –rubia, guapa, ojiverde, bien vestida-- era burguesa.
 
¿Por qué los argentinos interrumpieron el impetuoso camino hacia el desarrollo y la prosperidad que seguían hasta que Hipólito Yrigoyen fue depuesto por un golpe militar fascistoide en 1930? En Argentina había problemas, pero ninguno impedía que el país formara parte del Primer Mundo en casi todos los aspectos, pero especialmente en la educación. Ese cuartelazo fue el prólogo al peronismo y al descalabro total del milagro argentino comenzado con la Constitución liberal de 1853.
 
¿Por qué Fidel Castro no fue capaz de entender que, en 1959, cuando él, su hermano Raúl, el Che  y otro pequeño grupo de comunistas se aferraron al modelo soviético y eligieron el camino del totalitarismo, había suficientes indicios (por ejemplo, el milagro alemán y austríaco) que demostraban la superioridad de la “democracia liberal” instituida por el economista Ludwig Erhard? 
 
Era tal la ceguera ideológica del cubano que ni siquiera fue capaz de entender el ejemplo de su propio padre, Ángel Castro, un humilde campesino gallego, astuto como un zorro y laborioso como una hormiga, que cuando murió en 1957 le legó a la familia un capital de ocho millones de dólares, una empresa agrícola que les daba trabajo a docenas de personas, una escuela, y hasta un cine que regentaba Juanita Castro, contemporánea de Raúl y exiliada en Miami desde los años sesenta.

[[QUOTE:Sorman alega que en América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”]]Sorman, que conoce a fondo la sangrienta historia de Europa, alega, con razón, que “en Europa las naciones antiguas, muy diferentes entre sí desde hace siglos, están llegando gradualmente a un acuerdo sobre el mejor régimen posible, la democracia liberal”. Mientras en América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”.
No somos capaces de percibir el salto hacia la modernidad y el desarrollo que ha dado Chile, hoy en el umbral del Primer Mundo por una afortunada combinación de mercado, propiedad privada, control del gasto público, ahorro nacional –gracias al denostado plan de jubilación creado por el economista José Piñera- y libertades. 
 
¿Por qué no corregimos los inconvenientes y ajustamos lo que vale la pena salvar en lugar de deshacerlo todo y movernos en la otra dirección del péndulo, como promete hacer AMLO en México para terror de los inversionistas?
 
Estados Unidos que, sin proponérselo, creó la “democracia liberal” a partir de 1787, cuando promulga la primera y única Constitución que ha tenido el país, creció poco a poco, modificando el rumbo con cada elección, a sabiendas de la importancia extraordinaria que tiene colocarse todos bajo el imperio de la ley.  
 
¿Arraigará el ejemplo de Chile? No sé. Ojalá que así sea, pero cuando uno ve la vocación destructiva de la izquierda y la extrema derecha le ocurre lo que a Guy Sorman: te embarga una total y absoluta desesperación.

_________________________________________________________________________

El equipo de     14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez     haciéndote miembro de14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Fue una vergüenza que no se trataran los horrendos casos de Venezuela y Nicaragua Continue reading

Carlos Alberto Montaner

No se me ocurre otro tema más importante. Dijo Ángela Merkel, la primer ministro alemana, que está de acuerdo con Emmanuel Macron, el presidente francés, en que debe crearse un ejército europeo. Cuando eso suceda habrá terminado, realmente, el siglo XX y el mundo de la postguerra.

Macron y Merkel desconfían de la firmeza de Trump. Tienen razón para ello. Al presidente norteamericano le incomoda el artículo quinto del Tratado de la OTAN. Ése que obliga a todos los miembros de la Alianza a defender, incluso con las armas, a algún miembro de la Alianza que haya sido atacado por otra nación.

El abono del pago de los gastos de la OTAN, que Trump reclama con energía a los países atrasados –un 2% del PIB de las naciones que la integran- parece ser una coartada del presidente norteamericano. Realmente, le gustaría salirse de una Alianza en la que no cree, como buen y genuino nacionalista “antiglobalización”.

El problema se hizo evidente tras el ingreso de la República de Montenegro en la OTAN. Montenegro es un pequeño país de los Balcanes, la antigua Yugoslavia, con apenas 630.000 habitantes, carente de cualquier clase de interés, salvo que allí nació Milovan Djilas, el autor de La nueva clase. Se integró recientemente a la OTAN para librarse de un zarpazo de Rusia. El periodista Tucker Carlson de Fox News le hizo la pregunta clave a Trump:

-¿Por qué nuestros hijos tendrían que pelear o morir por defender a Montenegro?

Trump dijo que él se cuestionaba lo mismo, calificó de muy agresivos a los montenegrinos, y los asoció a una hipotética tercera guerra mundial.

[[QUOTE:Fueron estos truenos los que despertaron a Macron. Aunque el artículo quinto del tratado sólo ha sido invocado una vez, y fue por George W. Bush tras el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001]]Fueron estos truenos los que despertaron a Macron. Aunque el artículo quinto del tratado sólo ha sido invocado una vez, y fue por George W. Bush tras el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, los líderes de Europa saben que es cuestión de tiempo que la Alianza con Estados Unidos se debilite hasta, primero, la insignificancia, y luego la extinción.

Esto dejaría a Europa al alcance de Rusia o China, salvo que exista un elemento disuasor creíble: un ejército lo suficientemente poderoso que tendría dos consecuencias fundamentales, por una punta, impediría que Rusia o China se atrevieran a atacar o extorsionar a los europeos, y por la otra mantendría a los militares ocupados y sin tentaciones de ocupar las casas de gobierno.

Esto último es muy importante. Ortega y Gasset dijo y repitió que “España es el problema y Europa la solución”. Especialmente cuando las dos cabezas, Francia y Alemania, se unen para defender un común propósito: impedir la guerra y preservar el sistema de la “democracia liberal” que tan buen resultado le ha dejado al Continente.

[[QUOTE:En Europa radica no sólo el origen de las libertades, los derechos humanos y la revolución industrial, las querellas más sangrientas de la historia se han librado en suelo europeo]]No debe olvidarse que en Europa radica no sólo el origen de las libertades, los derechos humanos y la revolución industrial. Las querellas más sangrientas de la historia se han librado en suelo europeo. La devastadora "Guerra de los Treinta Años"(1618-1648) se riñó allí y costó ocho millones de muertos que se entremataron en nombre de Dios con cuchillos, lanzas y precarias armas de fuego. La de "Sucesión" (1701-1714), por el trono de España, anduvo por los casi dos millones. Ambas guerras fueron “mundiales”, con diversos contendientes y ramificaciones internacionales.

¿Para qué seguir? Son innumerables los conflictos bélicos que han encharcado a Europa. Entre otros, la Guerra de los Nueve Años, la de los Siete –remoto punto de partida de Estados Unidos, aunque entonces nadie pareció advertirlo-, las napoleónicas, hasta llegar a los mataderos de la Primera y la Segunda Guerras mundiales.

Fue esta certeza histórica, unida a los horrores de la Segunda Guerra mundial, lo que llevó a Roosevelt-Truman a abandonar el tradicional aislacionismo norteamericano (recomendado nada menos que por George Washington), y a decidirse a encabezar al “mundo libre”, resolución que se tradujo en los acuerdos de Bretton Woods, la OTAN, el Plan Marshall, la CIA, la OEA y el resto de los mecanismos que hoy languidecen tras varias décadas de eficacia decreciente.

Desde luego, la tarea de crear ese ejército europeo será muy difícil, pese a que Francia domina el arma nuclear y Alemania, junto al resto de la UE, poseen el músculo económico para llevarlo a buen puerto. Ojalá se consiga, pese a todo. La frase de Ortega pudiera extenderse a todos los países del Viejo Continente. El problema es cada uno de ellos. Europa es la paz y la solución.

Trump es el síntoma de unos vínculos políticos que se debilitan. Lo mejor es admitirlo, como han hecho Merkel y Macron. Era mucho más fácil y barato sobrevivir bajo la tutela americana, pero parece que eso pronto no será posible. Otra era llama a las puertas.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

 


Continue reading
No debe olvidarse que en Europa radica no sólo el origen de las libertades, los derechos humanos y la revolución industrial Continue reading
Cómo se puede cantar tan bien, como usted lo hizo durante 70 años Continue reading
La democracia liberal no les encuentra inconvenientes a los emprendedores y mucho menos le teme al éxito económico que pueden obtener Continue reading
Probablemente Trump tiene razón, pero el argumento de Macroon es inapelable Continue reading
¿Quién triunfó en las elecciones norteamericanas del 6 de noviembre pasado? Los republicanos y los demócratas dicen que ganaron. Quizás los dos tienen razón Continue reading
La mayor parte de las encuestas apuntan a un triunfo demócrata en la Cámara Baja y a una victoria republicana en el Senado Continue reading
Es lamentable, pero esta caravana no pasará y sus integrantes no tendrán la suerte que en el pasado tuvieron los cubanos Continue reading
El objetivo de la Habana no es que pierdan los demócratas o los republicanos, sino que pierdan los que se enfretan a los intereses del Gobierno cubano Continue reading
Han publicado un abanico de respuestas en poder de la monarquía saudita si Washington tratan de castigarlos por la muerte del periodista Jamal Khashoggi Continue reading
El régimen de La Habana no sabe crear riquezas, pero es experto en mantener el poder. Lo aprendió de la KGB y de la Stasi Continue reading