Calendar

November 2017
MTWTFSS
« Oct  
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

José Prats Sariol

La otrora atractiva Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) languidece por su inoperancia, desprestigio y falta de recursos; a pesar de que ejerce una penosa labor como colaboracionista del régimen. Tiende a morir, quizás porque hoy en día muchos de sus afiliados solo practican la variante menos vergonzosa del colaboracionismo: el silencio.

leer más

Continue reading

Acabo de estar en el cumpleaños de una muchacha —tendrá alrededor de 20 años— recién llegada de Cuba. Entre los regalos había una tarjeta para comprar en Victoria's Secret. Al abrir el sobre soltó la burla al Che Guevara. Una prima mayamera de más o menos su misma edad no entendió nada. Apenas había oído hablar del guerrillero argentino, ajusticiado en Bolivia.

leer más

Continue reading

¿Podemos llamarnos cubanos los escritores nacidos en la Isla que seguimos escribiendo en español pero no vivimos —tal vez nunca volvamos a vivir— en un país carcomido por un engendro de socialismo; también víctima de un chantaje —la amenaza de una crisis incontrolable— que toleran EEUU y sus aliados?

leer más

Continue reading

La gerontocracia —los vejestorios guerrilleros— que aún tiene el poder en Cuba ha creado la paradoja: nunca se ha exaltado más a los jóvenes, a lo nuevo, en nuestro archipiélago. Mientras que nunca antes hemos sido gobernados por una camarilla de ancianos nada venerables.

leer más

Continue reading

Reafirmé mi certeza de que no todo lo que George Steiner escribía eran nueces cuando leí el artículo de hace años de Mario Vargas Llosa contra sus "inepcias" —así las llama el Nobel peruano—.

leer más

Continue reading

Un amigo gay de pronto me dice que las poetas cubanas son lesbianas. Río la gracia, aunque no deja de albergar un grueso sectarismo y una arroba de ignorancia... Resulta que de tanta discriminación sufrida, un grupito de escritores y artistas no heterosexuales se protegen bajo la cobertura de que los hombres cubanos que escribimos llevamos un Virgilio Piñera en el alma, y las mujeres una Lydia Cabrera en el corazón.

leer más

Continue reading

An article by Juan Cruz in the Spanish daily El País features frightening figures about reading habits in Spain: 39.4% of Spanish adults have not read a book in the last 12 months. It adds that 57.5% have not set foot in a bookstore, and 74.7% have not been to a library.

leer más

Continue reading

Un artículo de Juan Cruz en el diario español El País apunta cifras escalofriantes acerca de los hábitos de lectura en España: 39,4% de españoles adultos no ha leído un libro en los últimos 12 meses. Añade que el 57,5 % no ha pisado una librería y el 74,7 % no ha ido a una biblioteca.

leer más

Continue reading

José Prats Sariol

La foto que ilustra estos apuntes, donde aparezco junto a las poetas Lina de Feria –residente en La Habana, miembro de la UNEAC– y María Elena Hernández –residente en Houston, tras exilios en Chile y Argentina– fue tomada en la Torre de la Libertad de Miami el pasado miércoles 15 de abril, minutos antes de un hermoso recital de poetas cubanos sin orillas.

Su alegría contrasta con el vergonzoso fascismo desplegado por los intelectuales castristas en la reciente Cumbre de Panamá. Ejemplifica que el vigor de la cultura cubana se halla en la convivencia respetuosa, en la pluralidad permisiva. No en la peste sectaria.

De ahí el rancio olor que despedían los Abel Prieto y Miguel Barnet en Panamá, mientras alentaban a golpear a los disidentes pacíficos que allí fueron a exponer sus puntos de vista. Es el mismo tufo que despiden la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Unión de Periodistas de Cuba y demás organizaciones progubernamentales, cuyos estatutos reconocen la dirigencia del Partido Comunista.

Lina, María Elena y yo no cumplimos ninguna orden de ningún dictador cuando conversamos civilizadamente sobre nuestros criterios políticos o literarios en ese lugar emblemático para Cuba, donde las primeras oleadas de exiliados recibieron las ayudas de ropa y comida, tras su arribo con la muda puesta y el estómago metafísico, hace más de medio siglo. En el mismo salón de la foto, entonces niños o casi adolescentes, Gloria Estefan, Nicolás Padrón o Gustavo Pérez Firmat –entre miles–, encararon sus nuevas vidas en Estados Unidos, tras prácticamente ser expulsadas sus familias de la patria "revolucionaria".

La actual sociedad civil cubana –¿acaso Lina, María Elena y yo no formamos parte de ella?– admite por abrumadora mayoría que el único logro en tantas décadas de los Castro ha sido el exilio. Aunque a un precio desgarrador, doloroso hasta el aullido.

[[QUOTE:El vigor de la cultura cubana se halla en la convivencia respetuosa, en la pluralidad permisiva. No en la peste sectaria]]Porque, reciclada tras los acuerdos para la normalización de relaciones entre Obama y Castro, surge la inferencia inexorable: todos los cubanos debemos aspirar a los derechos democráticos, no sólo el de mandar remesas, jabones y papel sanitario; no sólo –allá en el vetusto sartén leninista– el de aplaudir o mirar para el cielo o tratar de escapar.

Pero la élite político-militar exige –de ahí la histeria represiva en Panamá– que esta evidencia sea pospuesta. Alejarla por lo menos hasta que el excomandante exhale. Lo que en parte explica por qué el hermano menor, en su intervención junto a Obama, insistiera en el paso a paso, en anestesiar los apuros.

Lo inocultable, sin embargo, es la ola represiva contra la sociedad civil no acarreada a Panamá, sino presente allí con la ayuda solidaria del exilio y organizaciones democráticas de todo el mundo. Porque bien saben los gendarmes intelectuales que una chispa errante es capaz de provocar un incendio. La rebeldía, aun en personas cautivas por mucho tiempo, condenadas a hipocresía y susurro, a estipendios como limosnas mensuales a cambio de pasarse con ficha.

Cuando Lina de Feria regrese a La Habana, no dirá que fue víctima de un acto de repudio, de una golpiza, de un escupitajo sectario. Los contrastes nos deslindan. Si allá la represión también sirve para que los inversionistas vean cómo la docilidad de obreros y profesionales incentiva su dinero, aquí la rebeldía se toma con la naturalidad de que Miami es tan cubana como el ajiaco que paladeaba Fernando Ortiz, lejano de la caldosa, donde cada vianda se diluye en la masa y pierde su identidad.

Tan demográficamente cubana del siglo XXI como la permisividad política y la democracia que ahora se acercan a la Isla, que hasta Raúl Castro –con tal de que sigan viviendo bien sus hijos y nietos– propicia con sus genuflexiones al antiguo imperio, con carantoñas a Obama que parecen salidas de la boca de uno de aquellos dictadores educados en las escuelas militares de Panamá. Gestos que no parecen ver los intelectuales vocingleros, como si no estuvieran en 2015.

[[QUOTE:La permisividad política y la democracia que ahora se acercan a la Isla, hacen que hasta Raúl Castro las propicie con sus genuflexiones al antiguo imperio]]De ahí también que sea ridículamente obsoleto que Julián González, actual ministro de Cultura y ducho en artes escénicas, monte un sketch bufo para la propaganda, dirigida a lo que llaman masa, cuando otorga una bandera cubana –la demagogia acude al patriotismo cuando faltan argumentos– a veinte artistas y escritores que actuaron en la carpa panameña. Que cometa fraude cuando precisamente entrega un símbolo de unidad en la diversidad a quienes se negaron a establecer un diálogo inteligente con intelectuales tan cubanos como ellos.

Bajo la misma coherencia teatral, González también debió mandar la bandera –con un retrato de Narciso López– a Raúl Castro, tras sus astutas concesiones al que alguna vez llamó imperialismo yanqui, actuación paralela, por cierto, a su orden de boicotear el diálogo en el Foro de la Sociedad Civil que acompañó la Cumbre y que pudo haber tenido hermosas fotos de nuestra sociedad civil.

Linda foto y velada de poesía en la Torre de la Libertad... Así volverá a ser en una Cuba donde no habrá ni comisiones de censura ni listas de excluidos, donde nos prometimos coincidir Lina de Feria, María Elena Hernández y yo en otro recital de poemas sin bacterias castristas, donde lo mismo se leerá al Heberto Padilla de Fuera del juego que al Nicolás Guillén de El son entero; a Fina García Marruz que a Magaly Alabau...

Para mayor rabia de los Miguel Barnet y Abel Prieto, ya que mucho menos entonces nos ocuparemos de los que prefirieron evidenciar en Panamá su tripa fascista y quedar como obsoletos.

Continue reading

Sonia Garro acaba de estar dos años y medio en prisión, sin juicio, sin actas, sin el más mínimo derecho... ¿Por qué con los homosexuales van a regir en Cuba valores éticos, escalas de comprensión? ¿No será otro fraude mediático?

El castrismo es y sigue siendo el mismo hasta en sus resquicios... La obstinación cerrada que lo ayudó a conquistar el poder, adornada por la falta de escrúpulos, une dos carencias: poca flexibilidad mental y nulo sentido ético.

leer más

Continue reading

El nexo de muchos estadounidenses con Cuba no es afectivo sino efectivo: efectivo, no de causar efecto, sino de dinero cash, constante aunque no suene. Y ahora tres signos confirman la avidez de efectivo. Con los principios de la democracia en el closet.

Las evidencias son un debate televisivo entre los dos candidatos a la gobernación de la Florida, un editorial del New York Times, y la casi anuencia del Departamento de Estado a la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas, a celebrarse en Panamá el próximo abril.

leer más

Continue reading

El título es una frase del exdiplomático español Carlos Alonso Zaldívar —que fuera embajador en Cuba entre 2004 y 2009— en una reciente entrevista (Estudios de Política Exterior, no.161, sep-oct., 2014). La generalización —repetida por otros— merece un diálogo.

¿Será verdad que a los cubanos no nos gusta el campo? Y de serlo, ¿cuáles son las causas? ¿Qué ha ocurrido?

leer más

Continue reading

Ni Paquito D'Rivera en su opinión sobre la actuación en La Habana de Pancho Céspedes, ni lo que algún otro intelectual o artista del exilio opine sobre las recientes declaraciones de Descemer Bueno, ni lo que yo piense sobre los escritores que aún creen en el castrismo, pasan de ser —en democracia— más que puntos de vista, sin consecuencias de ostracismos o cárcel, mítines de repudio o burdas descalificaciones profesionales.

leer más

Continue reading

Félix B. Caignet —el genio hispano de las radionovelas y apasionado compositor musical— no tendría que "reconciliar" nada. Estaría feliz. Su célebre pregón tiene en Miami frutas cuyas semillas provienen de El Caney. Así me lo comenta Ramón, digno santiaguero que cumple treinta años en Hialeah, mientras observa mi embarro con uno de sus pulposos mangos bizcochuelos.

leer más

Continue reading

Aparecen nuevas formas de nepotismo revolucionario. Ya es viejo que Yasnay trabaja en la gerencia de un hotel habanero, Frank en el nuevo puerto del Mariel, Magie en la aduana, Enrique en el Consejo de Estado... Se sabe que los hijos de mamá y papá —la cúpula militar y partidista— no tienen problema para obtener lo que hay. Pero han surgido otras oportunidades.

leer más

Continue reading

Tras el escándalo —hace apenas unas semanas—  de la venta del examen de Matemáticas para el ingreso universitario, ahora el ministro Rodolfo Alarcón Ortiz anuncia en Matanzas la matanza de fusionar universidades, reducir las actuales 69 a una por provincia, más las de Ciencias Médicas.

leer más

Continue reading

Un grupo de influyentes estadounidenses, unidos a poderosos círculos comerciales, aparecen en los titulares como "más de 40 personalidades" que abogan por el relajamiento del embargo, mediante órdenes presidenciales que burlarían al Congreso.

Hace unos días, un probable candidato a gobernador de Florida, el ahora demócrata Charlie Crist, afirmaba —parece un hombre de oportuno sentido común— que el longevo embargo de 53 años debe levantarse. Sus declaraciones, además, aparecen adornadas con el anuncio de un viaje a La Habana este verano.

leer más

Continue reading

El cartel de #CubaNow por el fin del embargo —supongo que el Metro de Washington no haya cobrado poco por colocarlo—, exhibe a Obama y Yoani Sánchez, con una frase de ella: "porque autonomía económica es autonomía política".

De entrada la frase se parece a muchas del estandarizado corte de "abríguese cuando haga frío"… De una simpleza extraña —seguramente sacada de contexto— a la inteligencia que tiene Yoani Sánchez. O peor: discriminatoria de las neuronas de los usuarios del Metro. Nada aguda, ni una pizca de sagacidad.

leer más

Continue reading

Miguel Barnet tiene razón. Sus palabras en la apertura del VIII Congreso de la UNEAC se adhirieron a la realidad. Sobre todo cuando afirmó que la cincuentenaria organización debe "contribuir a restañar el tejido espiritual de la nación".

leer más

Continue reading

Poca imaginación se necesita para ver la sonrisa burlona en las caras de la élite militar cubana, ante la reunión en Miami que acaba de condenar el embargo, tildarlo de "inmoral", considerar que se trata de una "política ilegal", que "contraviene el derecho internacional".

leer más

Continue reading

Como el resto de la obra de la revolución —menos el exilio— la Unión de Escritores y Artistas de Cuba agoniza. La valiente y certera opinión del tenor Ulises Aquino es su más reciente parte médico.

Un nuevo congreso —convocado para abril— parece homenajear a Federico Nietzsche, aquel genio que enloqueciera, después de afirmar que "la demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla".

leer más

Continue reading

Quizás ninguno de los escritores cubanos exiliados ha reflexionado tanto sobre la literatura cubanoamericana como tú. Pocos han sentido el bilingüismo como un drama. No como un placer —Eliseo Diego o Gastón Baquero, también excelentes traductores— o un modo de cualificar su trabajo, sin excluir el placer estético (como disfrutamos en la antología de poetas norteamericanos realizada por Eugenio Florit en Nueva York o en la de poetas románticos ingleses publicada en La Habana por Heberto Padilla); además de las cátedras de traducción, que hoy abundan en las universidades.

leer más

Continue reading

Exhibo el honor de mi registro en la privilegiada lista de cubanos que no pueden entrar a Cuba. Nosotros los porfiados disidentes –quizás errados ante la "ideología" del borrón y muchísima cuenta nueva— aún permitimos que varios oficiales de la Seguridad del Estado no terminen como el teniente coronel Castañeda —que "atendía" a Heberto Padilla—, de taxista en su achacoso Lada por Belascoaín hasta Cuatro Caminos.

leer más

Continue reading

La perversidad del chiste nos asociaba con ciertos personajes que castigaban las librerías de Buenos Aires. Nos decían "los argentinitos del Caribe". El signo —al parecer— no solo remite a un complejo de inferioridad sino a la larga agonía de un proyecto resquebrajado, roto.

Porque del pretérito imperfecto al presente histórico, el futuro cubano aún bebe en el Bar Esperanza. Se emborracha hasta creerse esencial, imprescindible, global, ineludible.

leer más

Continue reading

El ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca Díaz, acaba de declarar en Brasil que Cuba para siempre solo tendrá un partido político, bajo las siglas PCC. ¿Será que significan Partido Castro Conservador? Lo cierto es que ha creado un marasmo entre los potenciales inversionistas. Marasmo: apatía, inmovilidad.

leer más

Continue reading

"Deserté hace un mes en Venezuela", me dijo el médico. Sin pensar lo que ha dicho, con la fluencia de quien está acostumbrado.

leer más

Continue reading

Ahora resulta que las víctimas somos intolerantes: no aplaudimos el reformismo del castrismo tardío como solución para Cuba. Daría risa, si no fuera diabólico.

El último truco es un grotesco monumento a la astucia. Tan grotesco como los nuevos apellidos del "patriciado criollo": los Castro Espín y los Castro Soto del Valle, los Guevara, los Cienfuegos…, dignos bocados para cierto historiador heráldico, de rimbombante estilo.

leer más

Continue reading

Ranking abajo, las universidades cubanas padecen lo del país: la descapitalización humana y material. No es de extrañar que cada encuesta las sitúe más abajo, no ya dentro del planeta, donde ni figuran en una lista de 500, sino entre las latinoamericanas, que también van a la zaga de otras zonas emergentes, como China e India.

El fenómeno, sin embargo, no es exactamente un producto de los destrozos causados por aquella lejana revolución de hace más de medio siglo. Existía desde antes, entre 1902 y 1958, para no historiar el siglo XIX.

leer más

Continue reading

La revista católica Espacio Laical se halla en un laberinto. Patético, triste tras sus innegables méritos aperturistas. Y para colmo en dos sentidos. La más reciente evidencia confirma el laberinto: que se hunda o redima…

leer más

Continue reading