Calendar

September 2017
MTWTFSS
« Aug  
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Pedro Campos

Corruption is the action and effect of corrupting (by spoiling, bribing, perverting or ruining another). Corruption is the practice of abusing power, functions, or means of economic or other types of gain. And political corruption refers to the misuse of public power to obtain an illegitimate advantage.

leer más

Continue reading

Corrupción es la acción y efecto de corromper (depravar, echar a perder, sobornar a alguien, pervertir, dañar). La corrupción es la práctica que consiste en hacer abuso de poder, de funciones o de medios para sacar un provecho económico o de otra índole. Se entiende como corrupción política al mal uso del poder público para obtener una ventaja ilegítima.

leer más

Continue reading

"Tengan confianza en su Revolución… saldremos adelante…nadie será olvidado…para la temporada alta los daños en el turismo se habrán recuperado." Tales han sido las palabras de "aliento" del general Castro ante el desastre nacional ocasionado por el huracán Irma.

leer más

Continue reading

Según el colaborador de medios extranjeros Fernando Ravsberg, en su Resolución OM-3890-17, el Ministerio de la Construcción emitió una orden con varias nuevas prohibiciones  a las cooperativas de ese sector.

Entre ellas, la de realizar trabajos fuera de la provincia en la que fueron constituidas, y la obligación de terminar las obras en marcha en un plazo no mayor de tres meses.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

Por estos días corre por las redes un video realizado en febrero pasado, en el que aparece el inexpresivo Miguel Díaz-Canel. El supuesto sucesor de Raúl Castro en la Presidencia de Cuba, hace gala de un pensamiento retrógrado y conservador al peor estilo castrista.

En la tira, sin mover un músculo de su rostro, cual ventrílocuo, toca a degüello contra los opositores y parte de la disidencia, que en lo que va de año –no es casual la coincidencia– está siendo acusada de "centrista" por "intelectuales" oficialistas; contra los emprendedores que han estado levantando proyectos económicos autónomos y contra varias representaciones diplomáticas extranjeras que estarían apoyando la "subversión", como España, Noruega, Alemania, Reino Unido y desde luego Estados Unidos, eje del mal y la desestabilización de la "revolución".

De aquella intervención ante cuadros del partido no se supo hasta ahora, de manera que se aprecia interés en no divulgarla, porque evidentemente estaría mostrando una cara oculta del benjamín que interesaba no divulgar.

Pero como entre cielo y tierra no hay nada que no se pueda conocer, aquí se muestra al prospecto de Presidente desdiciendo a todos cuantos veían en él una oportunidad de cambio y ratificando su incondicionalidad a las ideas antidemocráticas, antiliberales, antisocialistas y represivas de los más auténticos dogmáticos neoestalinistas del castrismo.[[QUOTE:Aquí se muestra al prospecto de Presidente desdiciendo a todos cuantos veían en él una oportunidad de cambio y ratificando su incondicionalidad a las ideas antidemocráticas]]Sin embargo, habría que preguntarse a qué viene tanta discreción con las posiciones del anunciado sucesor. Y las respuestas pueden ser variadas, pero todas demostrativas de la siempre misma doble moral del régimen que dice y anuncia una cosa, pero por debajo y por detrás hace otra.

De momento varias interrogantes pueden hacerse ante este desliz informativo. Entre ellas:

La alusión a sus reuniones sistemáticas con los "órganos del Interior", para no decir de la Seguridad del Estado, ¿son parte de un proceso de preparación para el ejercicio del cargo, o estaría allí dando instrucciones?

¿Se adelantó en exponer sus "posiciones" o lo obligaron a comprometerse con la represión y los "talibanes" desde entonces, o fue su iniciativa buscar reconocimiento en los mismos?

¿Se percató el "sucesor" de que sus ataques nada caballerosos a varios países con los cuales Cuba tiene relaciones diplomáticas podrían constituirse en un problema en las relaciones futuras con esos países?

¿Se cree de verdad el cuento de que en la normalización de relaciones con EE UU, nada debe y nada tiene que ofrecer Cuba?

¿Él o sus asistentes, si los tiene, valoraron adecuadamente todas las reacciones que estas declaraciones podrían generar internamente dentro del país, en los mismos círculos oficiales fuera del grupo extremista de la nomenclatura y en la población en general?

Esa prolífica exposición de posiciones políticas, lejana del estilo raulista y cercana al fidelista ¿sugiere que él se cree en capacidad de hacer política en Cuba al estilo del fallecido caudillo? ¿Se cree de verdad heredero de sus dotes y poderes?

¿Está Díaz-Canel tan consolidado en su posición que pudo, desde febrero pasado, fajarse con medio mundo fuera y con la creciente oposición y la disidencia socialista de la que forma parte la plataforma digital "On Cuba", cuyo cierre anunció entonces pero no ha concretado seis meses después?[[QUOTE:No cuadra mucho la divulgación de este video con la proyección futura del susodicho. Alguien tan inexpresivo diciendo cosas tan fuertes parece el montaje de una escena para una película cuyo final no se conoce todavía]]¿Esta maniobra publicitaria podría ser una operación de algún sector interesado en exponerlo al fuego para "quemarlo" antes de tiempo y preparar el terreno para otra figura más potable?

Las respuestas se irán conociendo.

No cuadra mucho la divulgación de este video con la proyección futura del susodicho. Alguien tan inexpresivo diciendo cosas tan fuertes parece el montaje de una escena para una película cuyo final no se conoce todavía.

Destacan en la intervención del prospecto presidencial, quien dice cosas con la evidente intención de que en ese momento no se conozcan en todas partes, el secretismo, el misterio, el doble discurso y la doble moral.

Pero por todo eso nadie se extrañe si, pragmática y oportunistamente, en cualquier momento nos topamos con otro video de Díaz-Canel con posiciones conciliadoras hacia los países atacados y proyectando una imagen democrática, buscando equilibrar la balanza.

Continue reading

En su obra La riquezas de las naciones, el primer libro de la economía moderna, el economista escocés Adam Smith, explica la teoría del valor-dinero y la resume así: "El trabajo es pues la medida efectiva del valor intercambiable de toda mercancía".

leer más

Continue reading

Pedro Campos

El Gobierno de los hermanos Castro ha sostenido siempre que sus logros sociales fundamentales han sido la salud y la educación “gratuitas”, al alcance de todo el pueblo, los cuales convirtió en carta de presentación internacional, para tratar de contrarrestar las críticas por sus masivas, flagrantes y sistemáticas violaciones de los derechos políticos, civiles y económicos del pueblo cubano y, de paso, buscar influencia externa y obtener beneficios económicos.

Que no han sido “gratuitas” está más que demostrado porque el régimen nunca ha podido ocultar que se apropia de los resultados de la producción de todas las empresas estatales, la mayoría del país, y despoja la mayor parte del salario a sus empleados. Todo el mundo sabe que Cuba, junto a Venezuela, tiene los más bajos salarios mínimo (10 dólares) y medio (23 dólares) de América Latina.

Hoy, si bien Cuba tiene más médicos por habitantes que cualquier otro país de la región, lo cierto es que más de 50.000, particularmente especialistas, están cumpliendo “misiones” en el extranjero; que las condiciones y los recursos técnicos de los consultorios de barrios, policlínicos y hospitales, que atienden a la población, no mantienen un servicio con buena calidad estable y que los turnos para exámenes, ingresos y operaciones quirúrgicas pueden llegar cuando la persona ya está desahuciada.

Situación bien distinta presentan las clínicas y hospitales especiales para los máximos dirigentes y para el resto de la alta burocracia político militar que es atendida en unidades exclusivas, como la clínica de Seguridad Personal, el Hospital CIMEQ y algunos pisos del Hospital Nacional Hermanos Ameijeiras. Otro segmento privilegiado es el de los extranjeros que pagan con divisa, atendidos en la Clínica Cira García, todos en La Habana.[[QUOTE:La situación material de las escuelas primarias y centros docentes medios y superiores es de regular a deplorable y no disponen de los materiales necesarios para una educación de calidad media internacional]]

En cuanto a la educación, la situación material de las escuelas primarias y centros docentes medios y superiores es de regular a deplorable y no disponen de los materiales necesarios para una educación de calidad media internacional. Por los bajos salarios en el magisterio, muchas instituciones educativas a todos los niveles nunca tienen completo su equipo de profesores. Y lo peor de todo: al no haber internet amplía, la enseñanza moderna, que en la mayoría de los países de América Latina se sustenta en este medio, está prácticamente ausente, solo con incidencia limitada en las universidades.

Pero lo más importante, los objetivos fundamentales, no declarados, de estas salud y educación “gratuitas” no son mantener una población sana y culta, capaz de enfrentar sus necesidades de vida; sino, primero, tratar de garantizar una población trabajadora con alto nivel técnico y profesional y en buen estado de salud para poder explotarla en las empresas estatales y prestar servicios internacionales, particularmente médicos, que ingresen divisas para el gobierno cubano; y, segundo, garantizar por esta vía un chantaje clientelar que comprometa a las personas a mantener agradecimiento al “Gobierno revolucionario” por esos beneficios.

El estatalismo asalariado, hoy predominante, hasta hace poco tiempo controlaba todas las fuentes de trabajo e ingreso, salvo la explotación de un 20%, aproximadamente, de la tierra en manos de privados. Esa situación ha ido cambiando, pero todavía hoy la mayor parte de la fuerza de trabajo está ocupada en empresas estatales, militares y para-estatales.

Sin embargo, el deterioro sistemático de los servicios de salud y educación,  consecuencia de la incapacidad del sistema para producir y administrar los recursos, acrecentado desde la caída de la URSS y el “campo socialista”, que la ayuda venezolana no compensa, ha generado corrupción en los mismos y descontento generalizado en la población.[[QUOTE:Otro resultado importante de este deterioro es que los sectores más vulnerables como los ancianos, las madres solteras y los discapacitados han recibido grandes recortes en el sistema de asistencia social]]

Otro resultado importante de este deterioro es que los sectores más vulnerables como los ancianos, las madres solteras y los discapacitados han recibido grandes recortes en el sistema de asistencia social, precisamente por ser quienes menos aportan al Estado.

De manera que en la actualidad ya ni siquiera le es posible al sistema garantizar el control de una fuerza de trabajo preparada y sana, para híper-explotar en los marcos de esclavitud generalizada del estatal-socialismo, ni endosarse el respaldo clientelar de la mayoría de la población por estas “gratuidades”. Y sus objetivos internacionales también están afectados puesto que los países receptores de médicos cubanos disminuyen con la baja de la ola populista-estatalista en América Latina y porque, a medida que se va conociendo la realidad cubana en el exterior, más rechazo concita en todas partes.

Si así andan los "logros fundamentales", ya podemos imaginar cómo anda el resto.

Continue reading

El Plan Campismo Popular, creado el 16 de mayo de 1981, fue una idea de Fidel Castro, quien, en septiembre de 1959 propuso "extender por valles, playas y montañas, una forma de alojamiento y disfrute al alcance de todos".

leer más

Continue reading
Reformas, Cuentapropismo, Economía
Los negocios privados compiten con las empresas estatales en dos sentidos: la calidad de sus servicios y salarios que ofrecen Continue reading

Pedro Campos

Los ataques del extremismo dogmático encabezado por Iroel Sánchez y Enrique Ubieta contra un grupo de instituciones e intelectuales del oficialismo o cercano a él que lindan con la disidencia socialista han provocado una especie de rebelión en la granja.

Nadie puede aceptar que lo acusen de supuesto "centrista que en realidad estaría trabajando para el imperialismo y la restauración capitalista". Callarse hubiera sido aceptar. Los acostumbrados a denigrar y descalificar a la oposición indefensa cometieron el grave error de subestimar la capacidad de respuesta que ha mostrado este sector de la intelectualidad cubana que históricamente ha apoyado el "socialismo", pero con matices críticos.

Las víctimas incluyen a la prestigiosa Revista Temas, Cuba Posible, Cartas desde Cuba, OnCuba, La Joven Cuba, Periodismo de Barrio, El Estornudo, entre otros. Y entre los intelectuales que se han sentido aludidos directa o indirectamente y han salido a defenderse están Silvio Rodríguez, Aurelio Alonso, Carlos Alzugaray, Julio Carranza, Víctor Casaus, Vicente Feliú, Pedro Monreal, Arturo López Levy, Francisco Rodríguez, Félix Sautié, Jorge Gómez Barata, Israel Rojas, Humberto Pérez, Julio César Guanche, Jesús Arboleya, y el periodista uruguayo-cubano Fernando Ravsberg, entre otros. Hay muchos más que no han respondido, pero igualmente deben sentirse aludidos.

[[QUOTE:Todos saben que detrás de los burdos ataques está la mano del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y del aparato de contrainteligencia ideológica de la Seguridad del Estado]]Todos saben que detrás de los burdos ataques está la mano del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y del aparato de contrainteligencia ideológica de la Seguridad del Estado, lo cual es muy fácil de identificar porque "casualmente" las diatribas salen en Granma, Cubadebate y la blogosfera auspiciada desde el oficialismo dogmático.

Silvio Rodríguez expone en su blog Segunda Cita que esto se relaciona con la idea sobre la pertinencia o no de buenas relaciones con EE UU. En buena medida tiene razón.

Los partidarios de mantener pleno distanciamiento de EE UU, en el fondo desearían que continuara el bloqueo-embargo en la forma más feroz posible y que siga la tensión permanente con el vecino del Norte para tratar de continuar justificando la máxima centralización y estatalización del poder económico sin importar las consecuencias y evitando cualquier avance en la democratización defendida por los "centristas".

Se trata de un diverso pensamiento de izquierda, nacionalista, proveniente del mismo seno "revolucionario", pero de tendencia democrática, plural en lo político y lo económico, antidictatorial; siempre presente pero ninguneado, maniatado y acallado por el aparato burocrático, que ha logrado sobrevivir a base de malabares y equilibrios que le han impedido, hasta ahora, convertirse en una alternativa al estatalismo.

Durante el IV Congreso del PCC en 1990-91, coincidiendo con la debacle de la URSS y el "campo socialista", florecían en Cuba las ideas cercanas a la perestroika y la glásnost de Gorbachov. Desde la contrainteligencia militar se desató el Plan Alejandro, una gigantesca caza "secreta" de "perestroikos" dentro de las FAR, el MININT, el PCC y el MINREX, utilizando como pretexto las Causas No.1 y No.2 de 1989 contra los Generales Ochoa y Abrantes.

Miles de funcionarios de nivel alto y medio fueron enviados a "cumplir otras misiones", jubilados o simplemente cesanteados. En ese mismo marco, pocos años después fue desactivado el Centro de Estudios de América (CEA), un centro de investigación de Ciencias Sociales adjunto al Departamento América del CC donde un grupo de estudiosos empezaron a abordar la realidad cubana desde una perspectiva diferente a la fidelista.

Haroldo Dillas, uno de los miembros del Consejo de Dirección del CEA, hoy exiliado escribía en un artículo en 2011: "El día 27 de marzo de 1996, sin previo aviso, Raúl Castro, en su rol habitual de dóberman del sistema, leyó por televisión un informe del V Pleno del CC del PCC en que se calificaba al CEA de quinta columna del imperialismo al servicio de la CIA".

La acusación a los actuales "centristas" es del mismo tipo.

[[QUOTE:Crece el sentimiento de que son imprescindibles verdaderos cambios democráticos, y sus promotores pululan en los centros de investigación oficiales, en las universidades y en los propios aparatos del Estado]]La diferencia con aquellos años la marcan la desaparición física del icono principal -inspirador del centralismo y el autoritarismo que aplastaba con su sola presencia cualquier simple disidencia- y el crecimiento del acceso a internet que ha posibilitado la extensión de este pensamiento y su penetración en todos los estratos de la sociedad cubana, a tal punto que podría afirmarse que va predominando en las capas medias y bajas, en el propio seno de la intelectualidad tradicionalmente oficialista.

Ahora, en Cuba, crece el sentimiento de que son imprescindibles verdaderos cambios democráticos, y sus promotores no se encuentran en la Asamblea Nacional o en el aparato burocrático machadista del PCC, pero pululan en los centros de investigación oficiales, en las universidades y en los propios aparatos del Estado donde el pensamiento de los intelectuales juega un papel fundamental, y en la oposición, desde luego. El espíritu de la renovación no lo han podido matar.

Ya no puede ocultarse el desastre del modelo estatal asalariado de matriz estalinista y no hay manera de justificar su continuidad, al tiempo que la pantalla del estatal-socialismo perdió todo su espejismo y la oposición en general va creciendo en todos los sectores.

Para que este amplio pensamiento democrático, que incluye socialistas, pueda convertirse en una eventual alternativa al estatalismo, deberá establecer con toda claridad sus diferencias con el mismo, poner la lucha por la democracia en primer plano y reevaluar sus posiciones sobre la oposición pacífica tradicional.

Continue reading

Durante las celebraciones por el 26 de Julio en Pinar del Río, en el discurso central, el segundo secretario del PCC, Machado Ventura, expresó que en Venezuela "se han incrementado las acciones injerencistas y desestabilizadoras contra el Gobierno […] de Nicolás Maduro, al que reiteramos nuestra invariable solidaridad. […] A la guerra no convencional […] se ha sumado recientemente la amenaza del Gobierno estadounidense de imponer sanciones económicas unilaterales […], el Secretario General de la OEA continúa su deleznable actuación al servicio del imperialismo”. 

leer más

Continue reading

Pedro Campos

El oficialismo, en boca de sus principales defensores, trata de hacer creer que la contradicción fundamental que estanca la dinámica del desarrollo económico y social en Cuba es la supuestamente existente entre el socialismo y el capitalismo.

El primero, "representado" por el Partido Comunista, el Gobierno y el Estado, con su economía sustentada en la esclavitud asalariada para la propiedad estatal, y el segundo, por el "imperialismo y la contrarrevolución" junto al avance de la propiedad privada y los emprendedores, aprovechándose de "errores" en la aplicación de las limitadas reformas previstas desde los inicios del Período Especial, retomadas y retrancadas por el raulato.

Ese es el discurso que se ha querido imponer desde el acercamiento de Obama y su visita a Cuba, cuando la confrontación nación/imperialismo pareció perder todo sentido y el castrismo se vio privado de su principal justificación para sus represiones y desastres económicos y sociales.

[[QUOTE:La confrontación entre capitalismo y socialismo es una falacia, por la sencilla razón de que la revolución democrática del 59 no alcanzó siquiera sus objetivos democráticos, mucho menos los socialistas]]En Cuba, la confrontación entre capitalismo y socialismo es una falacia, por la sencilla razón de que la revolución democrática del 59 no alcanzó siquiera sus objetivos democráticos, mucho menos los socialistas, y lo que hizo fue estatalizar la política y la economía concentrándolas bajo el poder de un grupito de "revolucionarios profesionales" que en realidad administraron mal y de forma dictatorial, para su propio beneficio y durante más de medio siglo, un capitalismo monopolista de Estado, en nombre de una sociedad independiente, democrática y socialista.

Hay que acabar de desenmascarar la coartada "socialista" de la dictadura política y económica del castrismo.

Recientemente, desde las páginas oficiales se trata de impulsar una campaña contra supuestos intelectuales centristas que, para la visión dogmática tradicional, estarían promoviendo la restauración capitalista en Cuba de mano del "enemigo histórico".

En realidad, lo que ha estado ocurriendo es un aumento cuantitativo y cualitativo de la disidencia en el propio entorno de la intelectualidad oficialista, un corrimiento en ese sector, una toma de conciencia sobre la realidad cubana, en la que va creciendo la idea de que no es posible socialismo alguno sin democracia. Son grupos que, claramente, se van decantando del modelo económico y político de capitalismo monopolista de Estado y partido único típico del estalinismo. Simple: hay que pararlo.

Con esta campaña de las fuerzas visibles de la contrainteligencia ideológica se intenta:

  1. Levantar una cortina de humo sobre la verdadera y principal contradicción que frena el desarrollo de la sociedad cubana, entre la dictadura y la democracia, que reivindican en diversas formas los grupos crecientes de la oposición tradicional y corrientes socialistas democráticas, disidentes desprendidas del oficialismo. Tienen que tratar de mantener intacta la visión maniquea: con el "socialismo", con la Revolución, con el Partido y con Raúl o con el capitalismo enemigo.
  2. Aislar políticamente esa corriente proveniente del oficialismo al presentarla como parte de la actividad del "enemigo imperialista" y boicotear su creciente influencia en el seno de las instituciones gubernamentales y en la población.
  3. Procurar una reacción de esos intelectuales y grupos que los distancie más aún del resto de la oposición democrática para tratar de evitar que se llegue a producir una confluencia entre esas diversas tendencias y se creen las condiciones para un amplio frente democrático que ponga en primer plano la lucha por la democracia frente a la dictadura y pueda ahondar la crisis política del sistema cuando ya no está el caudillo, su hermano ha anunciado su retirada del Gobierno y Venezuela -su clon, aliado y mecenas- está en trance terminal.

Todos los partidarios de la democracia, de dentro y de fuera, deberían acabar de echar a un lado todas sus diferencias, intentos hegemónicos y acusaciones personales y poner en primer plano la confluencia en la lucha por la democracia desde el respeto a las diferencias e identidades.

La creación de un frente amplio democrático de cara a la dictadura es el principal temor de la burocracia.

[[QUOTE:Crece el temor ante la experiencia venezolana y explica la acentuación de la táctica divisionista, el aumento de la represión de la oposición y las presiones contra el cuentapropismo y el cooperativismo]]Hoy crece ese temor ante la experiencia venezolana y explica la acentuación de esa táctica divisionista, el aumento de la represión de la oposición y las presiones contra el cuentapropismo y el cooperativismo que generan espacios de libertad, a los que se pretende condenar a la reproducción simple evitando que puedan concentrar riquezas que permitan su crecimiento y reproducción ampliada.

Los fundamentalistas del estalinismo creen poder impedir el inevitable desastre del entuerto con el divisionismo, más represión y violación a los derechos del pueblo cubano, pero así están contribuyendo al agotamiento acelerado del sistema estatalista, al cerrar eventuales espacios de reformas reales y democratizadoras, con lo cual profundizan el abismo que va separando y aislando a la alta jerarquía burocrática del resto de los ciudadanos.

Estas mismas acciones que realiza el Estado-Partido-Gobierno, "un solo dios en tres personas", junto a la represión prolongada, masiva y flagrante contra la oposición y la sistemática violación de los derechos políticos, civiles y económicos del pueblo cubano constituyen las más transparentes evidencias de que la contradicción principal que está estancando el desarrollo de la sociedad cubana es la existente entre dictadura y democracia.

Continue reading

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba rechazó la declaración del Parlamento Europeo sobre los acuerdos entre la Unión Europea y Cuba relativos al Diálogo Político y Cooperación, por su "injerencia en los asuntos internos, y esgrimir elementos altamente lesivos a la soberanía del pueblo cubano".

leer más

Continue reading

En la alta burocracia que domina el Partido-Estado-Gobierno que encabeza el general Raúl Castro se manifiestan con mucha fuerza las ideas contrarrevolucionarias y neoestalinistas que se oponen al desarrollo de lo que ellos llaman las formas económicas de producción "no estatales", eufemismo para llamar al cooperativismo, al trabajo por cuenta propia y las pequeñas y media

leer más

Continue reading

The official newspapers Granma and Juventud Rebelde recently published the Cuban Youth's Statement in response to the recent speech by US president Donald Trump and his announcement of a change in his country's policy towards Cuba.

leer más

Continue reading

Los diarios oficiales Granma y Juventud Rebelde publicaron recientemente la "Declaración de la Juventud Cubana" sobre el reciente discurso del presidente de EEUU Donald Trump y su anuncio sobre el cambio de política hacia Cuba.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

En una muestra más de incapacidad para encontrar una salida a su propia crisis, el Gobierno castrista y su subordinada Asamblea Nacional del Poder Popular acaban de "aprobar por unanimidad" las normativas recientemente decididas por el Comité Central del Partido Comunista, como parte de la "actualización" del "estatal-socialismo" en Cuba y las bases del plan perspectivo hasta 2030 para toda la sociedad.

Esta "aprobación" se realiza en virtud del antidemocrático artículo 5 de la Constitución autoritaria y estatalista de 1976 sobre el papel dirigente del PCC en la sociedad cubana después de haber consultado, según propia confesión del general y presidente, a 1,6 millones de los 8,6 millones de cubanos que normalmente votan. Es decir, que apenas fue consultado un 18,6% de la población votante, menos de una quinta parte, en lo que podría ser el grupo de la población que apoya a la "dictadura del proletariado" impuesta en Cuba.

El dato, que se pretende demostrativo del carácter democrático del "proceso de consultas", en todo caso evidencia su enorme déficit, en tanto que se intenta imponer a toda la sociedad lo que apenas discutió, ni siquiera aprobó, ni el 20% de los votantes.

[[QUOTE:Puede afirmarse que toda la palabrería en los documentos sobre el mercado y actividad privada o cooperativa es pura retórica]]Hasta el momento de redactar estas líneas no se conocen las modificaciones que se hicieron al documento original, ni las que se le agregaron en el debate en las bases ni, desde luego, las introducidas finalmente por la comisión de redacción.

Estas valoraciones se basan en lo que ha publicado la prensa oficial sobre la Asamblea, sus debates y las intervenciones principales.

Se sabe que se reitera el papel regulador y controlador del Estado en la economía estatal y no estatal. Puede afirmarse que toda la palabrería en los documentos sobre el mercado y actividad privada o cooperativa es pura retórica, pues no puede haber verdadera empresa privada ni cooperativismo donde el Estado lo regula y decide todo, donde no hay reconocimiento a la libre iniciativa individual o colectiva.

Se mantienen la propiedad del Estado como eje (quebradizo) de la economía, las restricciones a las actividades privadas de médicos, abogados y otros profesionales y los altos impuestos. Se crean merca-hostales para la venta controlada a los que tienen negocios privados de alimentos a fin de garantizar su dependencia del estado y sus ingresos al presupuesto estatal, en tanto se amplía el sistema de "cooperativas" paraestatales, todo lo cual alienta la fuerte tendencia corporativista de la economía al estilo del nazismo, contracción en alemán de nacionalsocialismo.

No se conoce que se incluyera alguna palabra referida a la autogestión empresarial bajo control de los trabajadores, ni nada sobre el desarrollo del cooperativismo libre o de las autonomías locales, pero se insiste en que se construye el socialismo porque tal es la "decisión del Partido Comunista".

Es más de lo mismo: de la vieja escuela estalinista voluntarista sobre la omnipresencia del Estado, la vieja forma del capitalismo monopolista de Estado, solo que con más control por parte de la burocracia en función de sus intereses.

Ya, en el delirio de lo que pudieran ser sus últimos tiempos, el Gobierno más "anticapitalista" de la historia americana, que expropió toda propiedad privada en Cuba -grande, mediana y pequeña- que envió guerrillas a casi todos los países de América Latina para combatir el capitalismo y el imperialismo, ante el desastre de su estatalismo asalariado (considerado socialismo) nos quiere hacer creer que habrá desarrollo de la empresa privada porque "aprueba el mercado controlado y la propiedad privada pero sin la concentración de la propiedad y la riqueza en personas naturales o jurídicas no estatales".

La gran novedad: "reconocer" a la empresa privada que explota trabajo asalariado, que ya existía hace dédacas, bajo el eufemismo de trabajo por cuenta propia; pero sin acabar de aceptar que es capitalismo privado. Es el miedo a que la izquierda internacional y el mundo sepan que se acepta el capitalismo privado en Cuba.

Todo esto en una mezcla de contrasentidos. ¿A quién pretenden engañar? ¿Cómo creen que podrá desarrollarse la empresa privada, capitalista, con un mercado controlado por los monopolios estatales, sin que la propiedad ni la riqueza privadas puedan aumentar? ¿No leyeron nunca a Karl Marx sobre el papel de la acumulación del capital y de la reproducción ampliada?

[[QUOTE:Se han olvidado de la "acumulación sistemática" que hace el Estado, el más grande concentrador, poseedor, explotador y dilapidador de riquezas, para tratar de hacer avanzar sus siempre desastrosos 'superplanes']]Se han olvidado de la "acumulación sistemática" que hace el Estado, el más grande concentrador, poseedor, explotador y dilapidador de riquezas, para tratar de hacer avanzar sus siempre desastrosos superplanes.

Por otra parte, todo lo aprobado, según lo publicado, fue referido únicamente a cuestiones económicas del "perfeccionamiento de la actualización". Ni una palabra sobre los prometidos cambios a la Constitución o a la Ley Electoral, promesas hechas para tratar de neutralizar la creciente oposición interna y las preocupaciones internacionales sobre las violaciones de los derechos políticos y civiles del pueblo cubano.

Desde el viaje de Obama a Cuba se destapó una marcha atrás en la "normalización". La llegada de Trump a la presidencia en Estados Unidos puso en guardia al poder hegemónico en Cuba. Los acuerdos recién tomados confirman el estancamiento en los modestos cambios. Nada cambia de lo que debe ser cambiado. Las declaraciones de que se esperan modificaciones en la política de EE UU hacia Cuba apuntan a un enquistamiento del estatalismo, cuya primera señal es la amenaza de que "podrían afectar la colaboración en materia de tráfico humano".

Al parecer, la consigna sigue siendo "socialismo" o muerte, valga la redundancia.

Continue reading

La prensa oficial ha informado hace unos días de una brusca disminución de la natalidad en 2016 en relación con los dos años anteriores. Según tal información, en 2014 nacieron 122.643 niños; en 2015, 125.064 (2.421 más) y en 2016 nacieron 116.872, es decir 5.771 menos que en 2014 y 8.192 menos que en el año anterior. De manera que en 2016 hubo una disminución severa de la natalidad.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

Detrás de los merca hostales, mercados al por mayor para cuentapropistas que venden alimentos, se acaba de introducir en Cuba una nueva división social entre los cubanos como parte de la política declarada para fortalecer el capitalismo de Estado que el castrismo denomina socialismo próspero y sostenible. Es la que se establece entre compradores con una misma moneda, pues en ellas solo podrán comprar quienes operan hostales, paladares y cafeterías privadas.

Igualmente, la creación de mercados especiales solo para una parte de la población que rinde ganancias al Estado muestra la tendencia castrista al corporativismo que ya se ha venido desarrollado en el área del turismo y de la producción y venta de medicamentos a partir de la creación de los centros de biotecnología, con salarios, transporte y prebendas especiales para sus trabajadores.

[[QUOTE:La creación de mercados especiales solo para una parte de la población que rinde ganancias al Estado muestra la tendencia castrista al corporativismo]]Para la ciencia política, el término corporativismo incluye los procesos estatales para el otorgamiento de licencias y reglamentación de organizaciones sociales, religiosas, económicas o populares a fin de incorporarlas en un solo cuerpo colectivo controlado por el Estado. El corporativismo económico fue la base sobre la cual se estructuró el fascismo en Europa en los años 30 del siglo pasado.

El Granma del 8 de mayo pasado publicó la noticia bajo el título desinformador: "Un respiro para los hostaleros", donde se informaba de que se abrìría el tercer mercado en el país para el abastecimiento de productos a los privados con licencias para operar esos negocios.

Rolando Quincoses Arteaga, director de Frutas Selectas en Sancti Spíritus, explicó que para la adquisición de productos en el lugar, los titulares deberán tener su ficha de cliente, especie de acuerdo contractual entre la institución y la persona natural, para lo cual será preciso concurrir al local con el carné de cuentapropista y el de identidad. Además de este mercado se han abierto otros dos en Santiago de Cuba y Remedios.

Ahora, a partir de junio y julio, operarán otros cinco merca hostales en Viñales, Baracoa, Cerro, Bayamo y Villa Clara, localidades con un alto nivel de actividad turística privada.

Lo que se presenta como una gran idea para la economía privada en verdad es su máximo enemigo: el control estatal. Su intención es evidente: garantizar suministros a los negocios privados que reportan altos ingresos al Estado por vía de los impuestos, dar fluidez a su funcionamiento ante la creciente escasez de alimentos y su demanda en la población y de esa manera hacerlos más dependientes del Estado, separándolos del mercado real.

[[QUOTE: Su intención es evidente: garantizar suministros a los negocios privados que reportan altos ingresos al Estado por vía de los impuestos]]Estos negocios, por los impuestos que pagan, los controles a los que son sometidos y la información que tienen que proporcionar a la Seguridad del Estado, más que privados son otros "inventos paraestatales" que funcionan mientras quiera la burocracia y sus dueños "no se metan" con el Gobierno, cumplan sus disposiciones y no le creen dificultades políticas.

Ahora con estos merca hostales se crea un mecanismo más de control sobre los mismos, con el cual se trata además de evitar las relaciones de estos negocios con los productores directos y el mercado negro. Así, también se evidencia el sentido corporativo de estos merca hostales y su orientación contraria al libre mercado.

Estas nuevas tiendas se construyen por 85.000 CUP, según el periódico del PCC, y mantienen la calidad de los productos refrigerados y demás exigencias de este tipo de actividad comercial, para garantizar sus objetivos antes expuestos; nada que ver con mejorar el consumo de los ciudadanos cubanos, sino de los extranjeros y de los cubanos que usan esos servicios privados.

El nuevo paso que ahonda el apartheid mercantil entre los cubanos, profundiza la división social existente en el país entre las clases cada vez más pudientes y las cada vez más pobres, entre los que pueden reproducir su dinero y los que se ven obligados a consumirlo, apunta al desarrollo de un capitalismo privado primitivo sin protección para los trabajadores y con altos beneficios para los dueños y el estado rentista de tendencia corporativa.

[[QUOTE:Es de suponer que quienes no tengan la fortuna de contar con una licencia para ejercer esos trabajos privados, pero necesiten comprar en esas tiendas y dispongan de dinero para ello buscarán la manera de proveerse]]Es de suponer que quienes no tengan la fortuna de contar con una licencia para ejercer esos trabajos privados, pero necesiten comprar en esas tiendas y dispongan de dinero para ello buscarán la manera de proveerse a través de los que sí tienen el permiso correspondiente. Esto, lógicamente, puede crear una nueva forma de mercado negro, porque el Estado no acaba de entender, o no le interesa entender, cómo funciona el mercado, pretendiendo una economía que genere ganancias a partir de su control paraestatal.

En fin, más que un intento para estimular el desarrollo de la economía privada o cooperativa, de favorecer el desarrollo del mercado, es una forma para controlar la vida de los inventos económicos para-estatales de manera que garanticen sus pagos al presupuesto y se vean más dependientes del Estado, de clara tendencia corporativa, enemiga de la libertad y el mercado.

Es parte del "perfeccionamiento" del "modelo" que actualmente se pretende en Cuba, donde se quiere conjugar el mantenimiento paternalista de formas igualitaristas del estatal-socialismo, con la salud y la educación "gratuitas", con un capitalismo privado, pequeño, mediano y grande, controlado corporativamente por el estado.

Continue reading

Raúl Castro pledged to hand over the presidency in 2018 to a new leader who, according to the current Constitution, will be elected by the National Assembly of the Popular Power arising from the elections to be held this year.

leer más

Continue reading

Raúl Castro se comprometió a entregar la presidencia en el 2018 al nuevo encargado que, según la Constitución vigente, sería electo por la Asamblea Nacional del Poder Popular resultante de las elecciones que deben celebrarse este año 2017.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

En su afán por hacer creer a los cubanos y a la izquierda internacional que "Cuba construye el socialismo", buscando convencer al mundo de que el castrismo está abandonando el estatalismo totalitario y para tratar de contrarrestar la independencia relativa alcanzada por los boteros, la "actualización del modelo económico" introdujo las llamadas cooperativas de ómnibus ruteros, con precios de 5 pesos por viaje.

No son cooperativas, en su sentido estricto, pues no surgen de la idea espontánea de los trabajadores de unir sus capitales y recursos para organizar la producción colectivamente y distribuirse las ganancias. Más bien son empresas estatales arrendatarias, con nombre de cooperativa, que alquilan los ómnibus a sus choferes a los que se les brinda algunas ventajas, como bajos precios de gasolina o petróleo, se les exige un pago diario y se les deja quedarse con el resto de la recaudación. Más o menos lo que han estado haciendo con los ómnibus urbanos en la capital últimamente.

[[QUOTE:Ante la incapacidad del Estado para lidiar con los boteros, se le ocurre inventar las "cooperativas de taxis" que no son más que una versión en automóvil de las cooperativas de ómnibus ruteros]]Ahora, ante la incapacidad del Estado para lidiar con los boteros, que ante la inflación generada por las políticas burocráticas y sus problemas con el petróleo decidieron aumentar los precios y comenzar una especie de huelga, y, en lugar de negociar con ellos y buscar soluciones que resuelvan el problema favoreciendo a todos, se le ocurre inventar las "cooperativas de taxis" que no son más que una versión en automóvil de las cooperativas de ómnibus ruteros.

El sistema es más o menos el mismo. En carros del Estado, con gasolina del Estado y piezas de repuesto del Estado, alquilan el carro a un rompe huelga -los nuevos esquiroles- por mil pesos diarios, para pagarles 800 al mes, dicen, algo que no se deben creer ni los mismos que inventaron "las cooperativas estatales".

El filo cortante de las nuevas "cooperativas" está claramente dirigido contra los boteros, al poner un precio de 15 pesos al tramo por el que cobran 20 o 25 los dueños de los almendrones. No. No se busca solucionar el problema de transporte, se busca doblegar a los boteros, porque este sistema intolerante, no sabe, no le interesa negociar con el pueblo, con los trabajadores, solo sabe imponer.

Algo similar han hecho con "cooperativas" de servicios, como cafetería, reparadoras de calzado, de equipos electrodomésticos y otros, en viejas entidades estatales insostenibles. En la práctica han entregado en arriendo los locales e instrumentos de trabajo, sin ofertar nunca la propiedad y sujetando sus actividades a infinidad de controles y vínculos estatales. Mentira. Nada de cooperativismo.

Ya se ha hecho recurrente por el estado estalinista y antisocialista de los Castro llamar cooperativas a sus inventos paraestatales.

Estas tergiversaciones vienen desde los primeros años. Entonces, bajo la dirección personal de Fidel Castro, se crearon las cooperativas cañeras, sin entregar la tierra a los cooperativistas. El sistema de cooperativas cañeras mostraba cada vez mayor independencia, controlaba sus finanzas, creaba las tiendas del pueblo, obligaba al Ministerio de la Industria Azucarera a pagarle la caña que cortaba, tenía sus propias milicias y compraba con su dinero las máquinas que necesitaba.

[[QUOTE:Más tarde, cuando se hizo evidente que las granjas agropecuarias no funcionaban con trabajo asalariado, "inventaron" las Unidades Básicas de Producción Cooperativas]]Cuando fue nombrado presidente del INRA Carlos Rafael Rodríguez, en febrero de 1962, disolvió las cooperativas cañeras, en medio de la zafra de ese año, para crear granjas del pueblo, convertir a los cooperativistas en obreros asalariados, entregar sus tierras al MINAZ del Che y así destruir las relaciones monetario-mercantiles entre la agricultura y la industria del azúcar.

Después obligaron a muchos campesinos a integrarse en "cooperativas" para poder controlar mejor sus producciones, imponerles precios de monopolio y "organizarlos" en función de los intereses del estado.

Más tarde, cuando se hizo evidente que las granjas agropecuarias no funcionaban con trabajo asalariado, "inventaron" las Unidades Básicas de Producción Cooperativas, UBPC, cooperativas solo de nombre porque los trabajadores siguieron recibiendo salarios del Estado, solo que vinculados al cumplimientos de los planes productivos, no a la realización mercantil, con planes puestos por el Estado y para entregar sus producciones "comprometidas" al sistema de acopio a los precios establecidos por el comprador. Toda una farsa.

A veces a los socialistas nos cabe la duda. ¿Todo ese manejo arbitrario del concepto cooperativismo ha respondido a que sus manipuladores no tienen idea de lo que es una cooperativa? ¿Lo hacen para tratar de engañar a los incultos políticos que abundan en todas partes? ¿O es parte de un plan para desprestigiar la idea original socialista del cooperativismo autogestionario de Karl Marx?

Cualquiera que sea la respuesta es, cuando menos, detestable.

Continue reading

Pedro Campos

Lo que está pasando en Venezuela genera un dolor inmenso en todas las personas de buena voluntad, informadas, en el mundo entero. Ver cómo un pueblo inerme se rebela, sin armas, contra una dictadura que usurpa la democracia y el socialismo y convierte el país en un sembrado de hambre, miseria y represión y callar es, cuando menos, complicidad con los tiranos que asolan la patria de Bolívar.

La comunidad internacional que calla ante lo que pasa en Venezuela le hace el juego a Maduro y su grupo que además de sepultar la democracia reconocida en la Constitución Chavista y bolivariana reprime alevosamente al pueblo que protesta.

Me dirijo especialmente a esa supuesta izquierda internacional que siempre ha callado ante el abuso al que ha sido sometido el pueblo de Cuba por el castrismo, por "solidaridad o internacionalismo".

No. No es de izquierda callar ante el sufrimiento del pueblo venezolano y solidarizarse con el tirano.

[[QUOTE:No es de izquierda callar ante el sufrimiento del pueblo venezolano y solidarizarse con el tirano]]¿Cómo puede haber solidaridad desde la izquierda hacia un Gobierno como el de Maduro que pretende suprimir una constitución democrática, que por defender los estrechos intereses de la burocracia madurista y su compromiso de continuar subsidiando al irrentable castrismo reprime violentamente, asesinatos incluidos, a cientos de miles de manifestantes pacíficos que solo piden el cumplimiento de lo que está establecido en la constitución vigente?

¿Cómo es posible solidarizarse desde la izquierda con un gobierno dictatorial que pretende imponer una nueva constitución de corte neofascista que busca eliminar la participación de la oposición en las elecciones?

No es casualidad: eso mismo se hizo con la constitución cubana de 1976 —después de 15 años de represión sangrienta contra la oposición —que terminó sepultada, en la cárcel y el exilio y estructuró unas elecciones amañadas—, donde desde arriba se decide quiénes integran las candidaturas para la Asamblea Nacional y jamás se puede votar directamente por los presidentes de la nación o los gobiernos provinciales y municipales.

Si fascismo es lo opuesto a democracia, ¿qué tenemos en Venezuela y en Cuba? Respóndanse si pueden.

Señores de la "izquierda internacional", ante lo que pasa en Venezuela, pregúntense si su concepción de izquierda está vigente.

¿Hasta cuándo se va a seguir considerando de izquierda a una tiranía, se vista de verde olivo o de rojo o de cualquier color?

¿Hasta cuándo se va seguir calificando de izquierda al estalinismo y a sus herederos que nunca ocultaron su objetivo de implantar y expandir la dictadura dizque del proletariado, en verdad la dictadura del Partido Comunista o como se le llame sobre el pueblo, del Comité Central sobre el Partido, del buró político sobre el Comité Central y del Secretario General sobre el buró político?

[[QUOTE:¿Hasta cuándo la "izquierda internacional" va a seguir creyendo que "lo revolucionario, lo justo, lo socialista" es estatalizar la propiedad y las finanzas?]]¿Hasta cuándo vamos a vivir con la mentira de que un grupo de "vanguardia" en nombre de los intereses de una mayoría, que nunca ha pasado o no quiere pasar por el agua regia de las elecciones democráticas, libres, pluripartidistas y garantizadas por observadores internacionales imparciales, representa sus intereses y arbitrariamente dicta leyes que afectan los derechos de minorías y hasta mayorías?

¿Hasta cuándo la "izquierda internacional" va a seguir creyendo que "lo revolucionario, lo justo, lo socialista" es estatalizar la propiedad y las finanzas y generar políticas igualitaristas y burocráticas que terminan destruyendo economías, endeudando países y generando pobreza, emigración, corrupción y destrucción de los valores humanos?

¿Hasta cuándo la "izquierda internacional" va a seguir desconociendo la integralidad de todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, sus pactos y demás documentos regulatorios que componen la Carta de Derechos Humanos de la ONU?

Hoy, en Venezuela, es mentira que en las calles esté la contrarrevolución, la derecha y los agentes del imperialismo confrontando a la "revolución" como vocifera la propaganda castro-madurista. En la calle están los que defienden la democracia, los que quieren una Venezuela libre, donde sea el pueblo directamente y a través de sus representantes, quien tome las decisiones, apruebe las leyes principales, los referendos y demás regulaciones generales en que desean vivir los venezolanos.

[[QUOTE:En la oposición hay mucha gente de la izquierda tradicional y en el Gobierno hay mucha gente que ha demostrado defender y responder a políticas de derecha]]¿Los que defienden la democracia y la libertad son de derecha o son de izquierda?

¿No será que los conceptos de izquierda y derecha han sido ya superados por las nuevas circunstancias históricas y muchos "izquierdistas" perdieron el tren?

En Venezuela no hay una lucha entre la izquierda y la derecha porque en la oposición hay mucha gente de la izquierda tradicional y en el Gobierno hay mucha gente que ha demostrado defender y responder a políticas de derecha.

Por eso en Venezuela no lucha la izquierda contra la derecha, ni lucha el socialismo -que no existe- contra el capitalismo: la lucha es entre democracia y dictadura, como lo es también hoy en Cuba.

Continue reading

El desfile de este Primero de Mayo en La Habana fue abierto por una bandera de EEUU, portada por un hombre de piel negra, que se adelantó a la carrera ante el desfile. Varios agentes vestidos de civil lo persiguieron, capturaron y sacaron en peso del área.

La carrera de ese cubano abanderado duró menos de un minuto, pero su acción será recordada por años.

leer más

Continue reading

An article appearing in the Spanish newspaper El País, entitled "España no puede perder Cuba dos veces" ("Spain cannot lose Cuba twice"), analyzes the machinations of the latest Spanish Governments' policies towards Cuba, and observes that "Rajoy's government seems determined to make up for lost time with Havana."

leer más

Continue reading

Un artículo del diario español El País, bajo el título "España no puede perder Cuba dos veces", analiza los intríngulis de las políticas de los últimos gobiernos españoles hacia Cuba y señala que "el Gobierno de Rajoy parece decidido a recuperar el tiempo perdido con La Habana".

leer más

Continue reading

Pedro Campos

La trata de negros o mercado de esclavos traídos de África desarrollado por los colonialistas europeos quedó establecido como un claro crimen contra la humanidad ante todos los seres civilizados contemporáneos sin la más mínima duda. Se trataba de "vender" a seres humanos como mercancía para servir de meros instrumentos de producción, especialmente en las plantaciones azucareras, cafetaleras y algodoneras del Nuevo Mundo.

En los siglos XX y XXI la trata de personas adquirió otras connotaciones que hicieron a la ONU abordar el tema como un crimen internacional porque se ha seguido usando, aunque con formas distintas a aquella esclavitud, pero esencialmente con la misma connotación de someter a las personas a la explotación de la prostitución u otras formas de explotación sexual, los trabajos forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos. Las víctimas han sido fundamentalmente mujeres y niños.

[[QUOTE:El Gobierno cubano capta, transporta, traslada a médicos y paramédicos cubanos recurriendo al abuso de poder que tiene sobre sus ciudadanos y especialmente a la situación de vulnerabilidad económica de esos trabajadores]]Por estos días visita Cuba María Grazia Giammarinaro, relatora especial de la ONU sobre la trata de personas. A fin de que la distinguida visitante conozca un aspecto que debería investigar en Cuba, expongo el caso de la "trata de batas blancas", que de una u otra forma muchos venimos denunciando en Cuba hace años.

Al respecto, es preciso acudir a la definición de trata de personas para la ONU.

El Protocolo de la ONU contra la trata de personas se refiere a la misma como "la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación".

Tras leer esta definición, ¿alguien tiene alguna duda de que las operaciones del Gobierno cubano para enviar médicos y paramédicos cubanos a distintos países del mundo a "cumplir misiones internacionalistas" constituyen verdaderos tráficos de personas, con fines de explotación?

El Gobierno cubano capta, transporta, traslada a médicos y paramédicos cubanos recurriendo al abuso de poder que tiene sobre sus ciudadanos y especialmente a la situación de vulnerabilidad económica de esos trabajadores a los que se brindan determinados beneficios ínfimos, dado el bajo nivel de los salarios establecidos por el propio Gobierno para sus asalariados, por medio de los cuales obtiene el consentimiento de los mismos para ser explotarlos, en tanto que se apropia entre el 70% y el 90% de los salarios que pagan los gobiernos de otros países o las propias instituciones de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

[[QUOTE:A esos profesionales se les impide viajar con sus familias, para mantener a sus hijos y cónyuges en calidad de rehenes que los obligue a regresar al país, por lo cual también son víctimas de coacción extraeconómica]]Además, a esos profesionales se les impide viajar con sus familias, para mantener a sus hijos y cónyuges en calidad de rehenes que los obligue a regresar al país, por lo cual también son víctimas de coacción extraeconómica. El engaño también ha sido usado para lograr el reclutamiento de galenos cubanos para estos fines, pues se les ha ofrecido prebendas que nunca fueron satisfechas, como la venta de autos.

Para que se tenga una idea de la magnitud de este programa del Gobierno cubano, de acuerdo con su Ministro de Salud Pública, Roberto Morales, Cuba tendría unos 50.000 profesionales del ramo trabajando en más de 66 países y, según el periódico oficial del Partido Comunista, Granma, el Gobierno recibiría cerca de 8.000 millones de dólares por este trabajo esclavo. Es la mayor entrada de divisas al país, solo comparable a las que vienen vía remesas y gastos de cubanoamericanos en sus envíos de alimentos, medicinas, ropas, electrodomésticos y viajes.

Estos elementos son suficientes para acusar al Gobierno cubano de operar un enorme sistema internacional de trata de batas blancas en varios continentes que incluyen violaciones flagrantes y masivas de los derechos humanos de esos ciudadanos en tanto son forzados por la realidad de la economía a servir de esclavos al Estado cubano, no recibir salarios justos por su trabajo y ser sometidos a coacción por la situación de rehenes en que quedan sus familiares.

[[QUOTE:La muestra más reciente de que se trata de un gran negocio del Gobierno es su reciente decisión de impedir a los médicos salir del país libremente como al resto de los ciudadanos]]La muestra más reciente de que se trata de un gran negocio del Gobierno es su reciente decisión de impedir a los médicos salir del país libremente como al resto de los ciudadanos, salvo que lo hagan por medio de esas "misiones internacionalistas"

Si la relatora desea tener una información completa sobre este asunto, además de oír lo que tiene que decir el Gobierno cubano sobre esto, debería reunirse con algunos de los cientos de médicos que han decidido abandonar su misión y residen en EE UU u otros países.

Las organizaciones cubanas de derechos humanos, los grupos opositores y disidentes seguramente estarán atentos a que este tema sea debidamente investigado por la honorable relatora especial de la ONU para la trata de personas, con motivo de su viaje a Cuba.

Continue reading

Cynicism is, according to the dictionary definition, the attitude of one who lies shamelessly, and defends or practices in a brazen, impudent and dishonest way something that deserves general disapproval.

Cynicism has always characterized the Government headed by the Castro brothers. But today, in its eagerness to cover up the bankruptcy of its monopolistic, quasi-feudal State capitalism, implanted in the name of a socialism that has never existed, it is reaching astonishing levels.

leer más

Continue reading

Cinismo es, según definición de diccionario, la actitud de quien miente con descaro, y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación.

El cinismo siempre ha caracterizado al Gobierno de los hermanos Castro. Pero hoy, en su afán por intentar ocultar la bancarrota del capitalismo monopolista de Estado, cuasi feudal, implantado en nombre de un socialismo que nunca ha existido, está llegando a límites insospechados.

leer más

Continue reading

Pocas acciones de la oposición y la disidencia hacen tanto daño al régimen autoritario como el periodismo independiente que pone de manifiesto diariamente los excesos, debilidades, corrupciones y contradicciones del sistema estatal centralizado en política y economía, impuesto en Cuba y mantenido por la fuerza, en nombre de un socialismo que no se ve por ninguna parte.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

Las enunciadas políticas aislacionistas de la nueva Administración Trump en EE UU pueden beneficiar al Gobierno de Cuba en un sentido, pero en otro se pueden constituir en el mayor reto político a la élite que detenta el poder en Cuba por más de 60 años.

Las acciones que ya se aprecian en ese aislacionismo, en relación con la inmigración ilegal a través de la frontera mexicana, las amenazas de disminuir o eliminar fondos de organismos internacionales como la ONU y la OEA, y específicamente la no participación reciente de la delegación de EE UU en la reunión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que abordaría las medidas sobre inmigración, seguridad nacional y medioambiente proclamadas por el nuevo presidente de EE UU, podrían -en general- brindar un respiro al Gobierno de Raúl Castro en cuanto a eventuales presiones internacionales por las sistemáticas violaciones de los Derechos Humanos en Cuba y la ausencia de libertades y democracia.

[[QUOTE:Eventuales disminuciones de aportes de EE UU a las instituciones internacionales harían más difícil a la nueva administración usar esos mecanismos en sus presiones a otras naciones]]Simple: eventuales disminuciones de aportes de EE UU a esas instituciones y desprecio a sus labores en relación con EE UU harían más difícil a la nueva administración usar esos mecanismos internacionales en sus presiones a otras naciones. Por otra parte, la nueva visión trumpista del mundo parte de un acercamiento a la Rusia de Putin, no solo por eventuales intereses personales, sino porque considera que esta Rusia imperial capitalista, no es aquella "comunista", no la considera enemiga y ve en la colaboración con Putin la posibilidad de derrotar el terrorismo internacional, el principal enemigo de EE UU y, tal vez, formar una nueva alianza estratégica que recomponga las esferas de influencia y disminuya la importancia de China en el escenario internacional.

Putin, y en general los rusos que ven a EE UU como aliado en las dos guerras mundiales contra Alemania, a la que identifican como el verdadero enemigo histórico, estarían interesados en acercarse a EE UU y jugar al debilitamiento del papel de Alemania en Europa, la potencia más beneficiada de la desintegración de la URSS y el campo socialista, y eje del poderío de una Europa fuerte e independiente de EE UU y Rusia.

En esa ecuación, la Cuba de Raúl Castro no cae en el calificativo de enemigo para EE UU, sino en todo caso de eventual aliado. No es ocioso recordar que Trump dijo que le preocupaba más el terrorismo que el "comunismo" y si alguien en EE UU sabe muy bien que Rusia no es comunista, es el Grupo Trump.

Además, como ya ha pretendido Raúl Castro, el muro en la frontera mexicana y las amenazas de expulsiones de mexicanos ilegales de EE UU, le dan la oportunidad al Gobierno cubano de fijar la atención en las políticas "imperialistas" del vecino del Norte y procurar por esa vía reconformar, de alguna manera, el "frente antiimperialista" latinoamericano en decadencia con la salida de sus aliados de los gobiernos en Brasil y Argentina, y el declive general que acusan el ALBA y el populismo-antinorteamericano que impulsaba el eje Chávez-Fidel en la región.

Otras aristas del aislacionismo-proteccionismo pueden beneficiar al régimen cubano, como pudieran ser estimular el mercado bilateral que beneficie a productores estadounidenses y las inversiones de grandes intereses norteamericanos en la "cartera de negocios" que ofrece el Gobierno cubano a los inversionistas extranjeros, relacionados con el turismo y especialmente en la construcción de hoteles, marinas y campos de golf, que favorecerían los negocios del Grupo Trump que ya estuvo merodeando por la Isla. Estas inversiones "no quitan" empleos a estadounidenses y en cambio podrían hacer prosperar negocios en EE UU.

Sin embargo, esos beneficios tendrían una contrapartida muy importante: de disminuir las presiones políticas de EE UU sobre el régimen de La Habana, como consecuencia de ese aislacionismo que conlleva una disminución de la ingerencia en problemas externos mientras no afecten directamente los intereses de EE UU y sus consorcios y desarrollar inversiones allí donde sea posible ganar y estimular negocios en EE UU, dejarían al Gobierno cubano sin su principal caballo de batalla internacional y ante el propio pueblo cubano: la amenaza y las presiones imperialistas de EE UU, que siempre han servido de justificación para sus políticas antidemocráticas y represivas.

[[QUOTE:La Administración Trump no ha hecho nada en relación con el Gobierno cubano aparte de aisladas declaraciones, sin ninguna vinculación política práctica, mientras que el proceso de normalización de relaciones sigue avanzando]]La Administración Trump no ha hecho nada en relación con el Gobierno cubano aparte de aisladas declaraciones, sin ninguna vinculación política práctica, mientras que el proceso de normalización de relaciones sigue avanzando, "sin pausa pero sin prisa", junto a intercambios de diverso tipo.

La ausencia clara de un "enemigo externo responsable de todas las desgracias del pueblo cubano", pondría la pelota en la cancha raulista, donde cada día es más fácil identificar el bloqueo interno del Gobierno al desarrollo de la iniciativa personal o colectiva, como la verdadera y principal causa del desastre del llamado "socialismo cubano", que no es socialismo ni es cubano, pues viola las esencias de las teorías socialistas y vino importado de la antigua Unión Soviética, que terminó por cambiarlo por un capitalismo autoritario.

La eventual ausencia de las "presiones imperialistas" -y esto es algo en lo que siempre hemos hecho énfasis desde las posiciones disidentes del socialismo democrático- posibilitaría que se desarrollen más plenamente las contradicciones internas del modelo, que son las que en definitiva lo harán implosionar y obligar a cambios sustanciales que, en su desarrollo, abrirían los cauces de la democratización de la política y la economía y el bienestar general del pueblo cubano.

Continue reading

Pedro Campos

Ningún gobierno del socialismo estalinista surgido de revoluciones democráticas (Rusia, China y Vietnam) fue derribado desde la oposición o por invasiones extranjeras. Los cambios vinieron siempre desde sus cúpulas, cuando comprendieron el atraso relativo-comparado que estaban sufriendo, generado por el desgaste económico del estatalismo asalariado.

"Burócratas comunistas" reformistas o convertidos pragmáticamente en capitalistas, junto a socialistas democráticos y socialdemócratas provocaron las primeras transformaciones que llevaron al cambio de sistema y no precisamente a la democracia como la entendemos en Occidente.

El mundo exterior democrático y desarrollado influyó sobre la burocracia y la población mostrando mejores condiciones de vida y desarrollo. Allá, el revanchismo no encontró espacio. La diversa oposición interna-externa hizo su trabajo en la crítica del sistema, en la denuncia de los excesos, la propuesta de soluciones y participó en la concreción de los cambios. Las diásporas contribuyeron a las transformaciones económicas aportando capital, tecnología y experiencia de mercado.

[[QUOTE: Desde antes de caer la URSS y el "campo socialista" su burocracia se debate en intentos de reformas económicas, acentuadas con la llegada de Raúl Castro al poder, pero nunca consecuentemente implementadas]]En Cuba, el fidelismo, que asumió aquel modelo por conveniencia, tampoco ha podido ser derribado por la fuerza y ya con el desgaste sufrido por casi 60 años de fracasos de todo tipo, no parece ser la excepción en aquellas "regularidades". Desde antes de caer la URSS y el "campo socialista" su burocracia se debate en intentos de reformas económicas, acentuadas con la llegada de Raúl Castro al poder, pero nunca consecuentemente implementadas porque, de hacerlo, dejaría al modelo estatal-socialista sin su fundamento socioeconómico: el estatalismo-asalariado. Por eso avanza "sin prisa" en los cambios inevitables. Por su amplia demanda se habla de reformas políticas que no se concretan.

A pesar de las diferencias históricas y geográficas, hoy parece oportuno y conveniente poner bajo aquellos prismas qué puede hacerse desde la oposición y la disidencia, para tratar de llevar a Cuba los cambios necesarios, teniendo en cuenta la reciente muerte del líder histórico, principal freno a los intentos reformistas, el anunciado cambio de presidente en 2018, la gravedad de la crisis económica del estatalismo asalariado cubano, la reversión de la ola populista estatalista en América Latina y el cambio de administración en EE UU.

La ausencia del líder deja a la Revolución cubana sin su guía, aglutinador y movilizador. La burocracia que hereda el desastre, no sus dotes, está unida en la supervivencia, pero difiere en cómo lograrlo, mientras la crisis económica obliga a poner en primer plano las necesarias transformaciones, tema de desencuentro en la cúpula.

[[QUOTE:Raúl Castro deja la presidencia en el 2018, pero nadie espera que renuncie al cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba]]Raúl Castro deja la presidencia en el 2018, pero nadie espera que renuncie al cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC). En cualquier caso, el pragmatismo económico debe imponerse, pero cambios políticos solo podrían suceder cuando el sector más ideológico sea excluido de las palancas de poder. Miguel Díaz-Canel, más que agente del cambio, parece un comodín para ulteriores ajustes.

La Administración Trump todavía evalúa qué hacer con Cuba, relaciones con la Rusia de Putin por medio. Las señales apuntan a mantener el acercamiento en materia de intercambio económico y en temas de interés bilateral, junto a un aumento en las presiones para cambios políticos.

La oposición diversa interna y externa, la tradicional y la desigual disidencia socialista, interesadas en la democratización, están dispersas, pero en aumento cuantitativo a consecuencia del descontento generalizado ante la crisis y la evidente corrupción a todos los niveles.

Una parte creciente de la oposición y la disidencia parece entender que el cambio de régimen vendrá de su propia transformación y que se llegará a un sistema democrático por medio de un proceso complejo, no por un acto. Otros todavía apuestan a "imponer" la democracia, siguen atados a una eventual solución externa, particularmente de EE UU y continúan enrollando sus estrategias con la política interna de ese país, lo cual ha afectado su capacidad de influencia y actuación en Cuba.

Según la experiencia histórica, lo que parece más práctico y útil para alcanzar los objetivos democráticos sería apoyar todas las opciones de cambio, incluso dentro del oficialismo, y cambiar el discurso de la aniquilación-confrontación "anticomunista, anticastrista" que enaltece al régimen, por el de la solución pacífica del conflicto intercubano y la democracia, de manera que un proceso de distensión –que tendría que ser asumido, no impuesto–, permita abrir espacios de diálogo, lograr el reconocimiento de las libertades y derechos fundamentales y promover agendas democráticas.

[[QUOTE:Dialogue la diversa oposición y desde su cohesión, podría discutir con el Gobierno. Todo lo que divida la oposición trabaja a favor de la continuidad del sistema]]Solo después, parecen posibles un plebiscito, una nueva Constitución, un Estado de derecho, una nueva ley electoral pluripartidista, elecciones democráticas, etcétera.

Ni la oposición tradicional, ni la disidencia socialista han sido capaces de articularse entre ellas ni internamente. La diversidad de posiciones e intereses, los ánimos protagonistas y la actividad divisionista y represora del régimen han jugado en esa dirección, pero sobre todo la falta de diálogo. Dialogue la diversa oposición y desde su cohesión, podría discutir con el Gobierno. Todo lo que divida la oposición trabaja a favor de la continuidad del sistema.

No se trata de unirse, sino de juntarse, respetar identidades y excluir sectarismos y divisiones por estar fuera o dentro, por haber tenido esta o aquella experiencia, abandonar protagonismos personales y trabajar juntos, a pesar de diferencias, para estructurar una institución común que pueda concentrar el reconocimiento internacional, servir para presionar al régimen hacia la democratización y funcionar como una especie de parlamento democrático donde puedan expresarse todas las tendencias pero trabajando ya a la manera del futuro que se desea, con todos y para el bien de todos.

Continue reading

Existe una discusión en las redes a raíz del análisis de las figuras de Vladimir Putin, Donald Trump, Marine Le Pen y otros líderes con propuestas parecidas, nacionalistas, con un Estado fuerte interventor en la economía, proteccionista, neoautárquico, etc., a los que se califica de derecha, precisamente cuando ya, casi todo el mundo se ha dado cuenta que detrás de los diversos

leer más

Continue reading

Pedro Campos

La reciente actuación "diplomática" del Gobierno cubano para tratar de evitar la presencia de personalidades extranjeras en un acto privado en La Habana, a fin de recibir un premio simbólico que lleva el nombre del fallecido opositor Oswaldo Payá, denota la debilidad, el miedo y la incapacidad que están caracterizando sus actuaciones desde la visita de Barack Obama a Cuba y la posterior muerte de Fidel Castro.

Según la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) aparecida en Granma, el plan (...) consistía en montar en La Habana una abierta y grave provocación contra el Gobierno cubano, generar inestabilidad interna, dañar la imagen internacional del país y, a la vez, afectar la buena marcha de las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados (...). Al espectáculo serían arrastrados el propio Almagro y algunos otros personajes derechistas (...) contó con la connivencia y apoyo de otras organizaciones con abultadas credenciales anticubanas, como el Centro Democracia y Comunidad y el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL); y el Instituto Interamericano para la Democracia, del terrorista y agente de la CIA Carlos Alberto Montaner. Además, desde el año 2015 se conoce el vínculo que existe entre estos grupos y la Fundación Nacional para la Democracia de Estados Unidos (NED, por sus siglas en inglés), que recibe fondos del Gobierno de ese país para implementar sus programas subversivos contra Cuba".

La dictadura, dizque del proletariado, que impera en Cuba hace 57 años se ha inventado así una patraña "anticubana" (¿contra Cuba o contra ellos?), "imperialista", "contrarrevolucionaria" y de la "CIA" detrás de lo que pudo haber sido un pequeño y simple acto limitado que, en definitiva, permitieron realizar aunque sin la presencia de los invitados extranjeros y que, en todo caso, hubiera servido al Gobierno para mejorar su imagen de respeto a los derechos ciudadanos de los cubanos y mostrar algo de tolerancia.[[QUOTE:Si fueran un poquito capaces hubieran podido "robarse el show", pero ya sabemos que en Cuba domina la 'contrainteligencia' en su sentido más amplio]]Su respuesta a esta valoración la da la nota del MINREX: "Tal vez algunos calcularon mal y pensaron que Cuba sacrificaría las esencias a las apariencias", como si las apariencias no fueran muestras de las esencias. Es el desconocimiento de la relación dialéctica entre forma y contenido.

Pero en fin, ni un paso atrás. El Estado militar está en peligro por esta provocación, sin armas, sin masas, sin líderes de amplio apoyo. No se puede ceder terreno, ni un milímetro a la "contrarrevolución", como si no fueran precisamente los defensores del indefendible régimen los que impiden los cambios revolucionarios que nos llevarían a la Cuba próspera, democrática, libre de hegemonías autoritarias, con todos y para el bien de todos.

Son la debilidad, el miedo y la incapacidad los que llevaron al Gobierno a mostrar su carácter represivo tal cual y a desaprovechar la oportunidad de haber sido hospitalario con el secretario general de la Organización de Estados Americanos y haber conversado sobre las condiciones para eventuales vínculos con el organismo interamericano.

Si fueran un poquito capaces hubieran podido "robarse el show", pero ya sabemos que en Cuba domina la contrainteligencia en su sentido más amplio.

Las organizaciones y personas que prepararon el evento tienen una visión diferente a la del Gobierno sobre las formas en que deben conducirse la política y la economía en Cuba y, desde luego, se trataba de un momento oportuno para promover las posiciones de cambios que impulsó el líder del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá, fallecido en circunstancias que demandan aún explicaciones.[[QUOTE:La actuación del Gobierno cubano favoreció lo que en definitiva pretendían demostrar los organizadores del evento: la ausencia de espacio en Cuba para el pensamiento diferente]]¡Pero si algo así puede desestabilizar el régimen, bien debe andar el mismo!

Siendo eso lo que el Gobierno pretendía evitar, con su actuación terminó logrando despertar más interés de los cubanos y de la opinión internacional en el Proyecto Varela y en la forma en que murió Oswaldo Payá, quien pudiera no ser del agrado del Gobierno y de otros ciudadanos, pero quien vivió en la Isla, trabajaba allí y desde dentro promovió un cambio pacífico y democrático del sistema, con todos sus derechos como ciudadano cubano. Algo a respetar.

La actuación del Gobierno cubano, viciada de extremismo, maniqueísmo, intolerancia y sentido represivo, favoreció lo que en definitiva pretendían demostrar los organizadores del evento: la ausencia de espacio en Cuba para el pensamiento diferente, la existencia de un régimen tiránico que impide la libertad de expresión y asociación, y pretende seguir gobernando a base de cárceles, policías y segurosos represores.

La represión a la oposición, la disidencia socialista y el pensamiento diferente, las presiones contra los cuentapropistas, el estancamiento de las reformas propuestas por el propio Congreso del Partido Comunista de Cuba, los esfuerzos voluntaristas para tratar de controlar la amplia corrupción generada por el mismo sistema estatal asalariado, todo esto que viene haciendo la alta jerarquía burocrática está generando un caos que mina y hará reventar el sistema desde dentro por el desconocimiento de las leyes del desarrollo económico-social.

¡No saben donde están parados! No le echen después las culpas a otros.

Ese servicio contra el "socialismo" que nunca ha sido será quizás el mejor legado histórico que nos dejen estos 60 años de voluntarismo, populismo y autoritarismo de comunismo fidelista, que las fuerzas más retrógradas de la reacción internacional agradecerán eternamente a la "dirigencia cubana".

Continue reading

La palabra universidad, usada hace siglos para identificar a centros de altos estudios diversos, tiene sus orígenes en el latín universitas, que significa universalidad o cualidad de universal, lo cual es la esencia de la universidad moderna: la búsqueda y el encuentro con el conocimiento universal.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

La eliminación de la política de pies secos/pies mojados aplastó las esperanzas de muchos cubanos de poder salir hacia EE UU en busca del sueño americano, es decir la igualdad de oportunidades y la libertad que permite a todos los ciudadanos alcanzar sus objetivos en la vida únicamente con su esfuerzo y determinación. Más que estadounidense, parece el proyecto de cualquier persona.

En aquel momento, muchos advertimos que se cerraba una de las válvulas de escape de la olla a presión en que ha sido convertida la sociedad cubana por el estatal-socialismo, un contrasentido total.

Hoy, con la crisis de los boteros en La Habana, acaba de reventar el primer frijol dentro de la olla, bajo el estímulo de la insensata y tradicional política estatal de resolver los problemas socioeconómicos con represiones y coacciones extraeconómicas, a lo Robin Hood, quitándole al que tiene para dar al que tiene menos.

[[QUOTE:Un par de choferes jóvenes me confesaron que los carros que utilizaban no eran suyos y que trabajaban de 'boteros' para buscar un dinerito que les permitiera salir del país]]Todos los cubanos sabemos que con el displicente horario del transporte estatal, la urgencia de algunos asuntos no nos permite esperar a que venga la guagua y nos vemos obligados a tomar en algún momento un almendrón, donde se conversa de todo en 20 minutos, por la ventaja de que nadie se conoce.

Un par de choferes jóvenes, tras la suspensión de la política pies secos/mojados, me confesaron que los carros que utilizaban no eran suyos y que trabajaban de boteros para buscar un dinerito que les permitiera salir del país. Uno de ellos lo había intentado ya, por mar, con otros amigos y después de gastarlo todo en armar una balsa con motor, los cogió la "guardia americana" y los devolvió. El próximo intento sería por tierra, para eso trabajaba.

Nunca supe si aquellos jóvenes estuvieron entre los que lograron llegar a EE UU después de la crisis originada por el cierre de la frontera nicaragüense, que se resolvió favorablemente para los emigrantes cubanos "a selva traviesa".

Es probable que estos muchachos, que rondaban los 30 años, no fueran los únicos que estaban boteando por esa razón.

La eliminación de la política pies secos/pies mojados puede ser uno de los factores de la crisis actual, además del problema de las tarifas topadas que ya había intentado el Gobierno, pues ahora hay un incentivo menos que estimule a los boteros a ser dóciles cumplidores de los absurdos reglamentos estatales.

[[QUOTE:Esa causalidad puede manifestarse también entre otros trabajadores por cuenta propia que no asumen la actividad como un medio de vida, sino para salir del país]]Esa causalidad puede manifestarse también entre otros trabajadores por cuenta propia que no asumen la actividad como un medio de vida, sino como un medio para hacer el dinero suficiente para salir del país.

Imagino que en eso andaban también muchos de los carretilleros jóvenes, nuevos mercaderes al por menor, que estaban haciendo dinero rápido y abundante debido a las absurdas políticas estatales de imponer precios de acopios a los productos de los campesinos e impedirles, a ellos y a los camioneros (primer eslabón intermediario), vender directamente en la ciudad.

Cuando emigrar es el objetivo por el que trabajar, la gente puede estar dispuesta a soportar multas, maltratos o tarifas estúpidas mientras no se ponga en peligro su intención final. Al desaparecer, se acaban las razones para seguir aguantando todo eso.

Los dizque "revolucionarios" que están tratando de controlar el mercado del transporte, de los productos agrícolas y de la construcción de viviendas mediante precios topados, están contribuyendo en gran medida a que aumente la presión en la olla. Principalmente debido a su voluntarismo y desconocimiento de la economía y la dialéctica.

[[QUOTE:Cuando emigrar es el objetivo por el que trabajar, la gente puede estar dispuesta a soportar multas, maltratos o tarifas estúpidas mientras no se ponga en peligro su intención final]]Este es el resultado natural de las contradicciones del sistema estatalista, dirigista y centralizado de la economía y la política, impuesto en Cuba en nombre del socialismo.

Cuando Obama, pocos días antes de acabar su mandato, tomó aquella decisión, sugerí que había dejado un regalito envenenado a Raúl Castro, quien no fue capaz de corresponder con todo lo que el expresidente estadounidense hizo para mejorar las relaciones con Cuba.

Al parecer, el cierre de aquella válvula de escape, junto a las estupideces de la burocracia del Gobierno cubano, ya provocó el reventón del primer frijol. Los dirigentes de la Isla no tienen capacidad para revertir la orden presidencial estadounidense, pero sí para evitar que se sigan imponiendo regulaciones absurdas.

¿Tendrá la burocracia represiva cubana capacidad para bajarle la candela a la olla, o seguirá abriendo la llave del gas? Yo, la verdad, solo veo la mano girando en la misma dirección.

Continue reading

Pedro Campos

En una reciente emisión de Mesa Redonda, de la Televisión Cubana, el periodista Reinaldo Taladrid sugiere que puede haber un endurecimiento de las políticas de EE UU hacia Cuba con el presidente Donald Trump. En mi opinión, habrá que esperar todavía un tiempo para poder precisar por "dónde viene la pelota".

El nuevo presidente de EE UU le ha entrado con la manga al codo a todo aquello a lo que brindó prioridad durante su campaña electoral: la inmigración con el muro y la amenaza terrorista internacional, los problemas comerciales con China y Europa por la "nueva" visión aislacionista-proteccionista y los tratados de libre comercio, Obamacare, la OTAN y la ONU e Israel y los asentamientos en territorio palestino, entre otros.

Sobre el ombligo del mundo, perdón, Cuba, no hay declaraciones ni tuits hasta ahora, solo que se está haciendo "una revisión integral de la política" hacia la Isla. O sea, la vida sigue igual.

[[QUOTE:Sobre el ombligo del mundo, perdón, Cuba, no hay declaraciones ni tuits hasta ahora, solo que se está haciendo "una revisión integral de la política" hacia la Isla. O sea, la vida sigue igual]]Al inicio de campaña, Trump dijo que le parecía bien la política de Obama hacia Cuba. Luego, para ganar en Florida, que apoyaría la lucha del pueblo cubano contra la opresión comunista. Prometió revertir las medidas del entonces presidente o conseguir un mejor acuerdo, calificó a Fidel Castro de asesino... Y ya en la Casa Blanca, mutis. Raúl Castro, mientras, callado.

De ser una prioridad para la Administración Obama, Cuba cayó al más bajo peldaño de atención en la política exterior del Gobierno de Trump. ¿Por qué? Esta sería una explicación con más análisis que información.

Además de vislumbrar que hacer lo mismo no brinda resultados distintos, Obama quiso mejorar las relaciones de EE UU con América Latina restableciéndolas con Cuba. Trump arrancó con el muro, en una cuasi guerra con México y Centroamérica, y rompió los tratados de libre comercio. Como dirían en México, "le vale madre" esta región.

Tampoco conviene olvidar que Trump tiene una cierta expectativa con Putin y espera unas relaciones especiales con Rusia para tratar de manejar los problemas mundiales desde una perspectiva distinta a la confrontación heredada de la Guerra Fría después de la II Guerra Mundial. Paralelamente, todo el mundo sabe que existen unas relaciones especiales entre Putin y Raúl Castro.

En consecuencia, es de suponer que lleguen definiciones más precisas sobre Cuba después del encuentro entre Trump y Putin.

El problema más preocupante para EE UU en sus relaciones con Cuba era la creciente inmigración ilegal procedente de la Isla, por mar y tierra. Pero Obama, antes de retirarse, se encargó de eliminar la política de pies secos/pies mojados, que sin resolver la causa primaria del fenómeno (el desastre cubano ocasionado por el estatalismo-asalariado dizque socialista), al menos ponía un freno momentáneo y daba tiempo a encontrar otras soluciones.

No hacer algo diferente es mantener una política sin proclamarla. La misma decisión de Obama creó otros problemas que ha tenido que enfrentar Trump, como la acumulación en la frontera de cubanos que ya habían salido cuando se produjo el cambio de política migratoria, el arribo de otros que piden asilo y deben ser atendidos en territorio estadounidense según la ley y el asunto de los médicos que ya habían iniciado los trámites en las embajadas de EE UU para acogerse al programa Parole.

Además, ha continuado el intercambio de funcionarios y las exploraciones para ampliar el comercio entre ambos países, a pesar de la decisión del Gobernador de Florida de obstaculizar la entrada del carbón de marabú y suspender la ayuda del estado a los puertos floridanos que comercien con Cuba. Pero esta es una acción estatal floridana, no federal.

Por otra parte, los acuerdos logrados por la anterior administración permiten al Gobierno de Trump estar tranquilo en relación al narcotráfico, la emigración ilegal, el control de tráfico áereo y el terrorismo, aspectos que siempre han preocupado a los gobiernos de EE UU y a sus agencias de seguridad e inteligencia.

[[QUOTE:Los anticastristas en el Congreso que se oponían a las políticas de Obama son ahora aliados del Trump que hasta ahora no las ha cambiado]]Igualmente, Washington puede despreocuparse con respecto a eventuales despliegues de armas en Cuba que pongan en peligro su seguridad, pues está muy claro que el amigo Putin no deberá tener ningún interés en crear esta roncha en sus relaciones con Trump, quien fue muy claro cuando, más menos, dijo que hay que ocuparse más del terrorismo que del comunismo. Un buen entendedor comprende que al magnate no le importan mucho el comunismo castrista ni sus desmanes, mientras los represores cubanos también garanticen que por la Isla no pasen terroristas.

Tampoco debe olvidarse que Trump es negociante antes que político, calculador de costos y ganancias, un pragmático con aspiraciones respecto a Cuba que pudieran coincidir, en parte, con las castristas: desarrollar construcciones hoteleras y campos de golf. Esto, en un país destruido económicamente, con un Gobierno que proclama que su salvación está en engancharse al tren de EE UU y que ya en la práctica semi-depende de él, no debe significar ningún peligro para la gran potencia.

Los anticastristas en el Congreso que se oponían a las políticas de Obama son ahora aliados del Trump que hasta ahora no las ha cambiado.

¿Y el pueblo de la Isla? Un republicano trumpista común, pragmático y aislacionista, no importa si cubano-americano, podría responder: "En el flanco sur tenemos garantizados seguridad y migración con Raúl, loquito por nuestras inversiones, comercio y turismo. Los cubanos vivieron casi 60 años aguantando a Fidel. El hermano no puede ser peor en el tiempo que le queda. ¿Por qué apurarse?"

Continue reading

La batalla silenciosa que libran el pueblo y los trabajadores cubanos contra el Estado explotador se ha tornado abierta con la crisis del transporte de alquiler privado en La Habana, creada artificialmente por políticas burocráticas y voluntaristas que amenazan con paralizar la capital, con todas sus imprevisibles consecuencias.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

En un artículo anterior señalaba que la política económica del actual Gobierno cubano de obstaculizar la economía privada ‒la asociada y las inversiones de emigrados‒ y favorecer la inversión extranjera, principalmente estadounidense, podría llevar a Cuba a una situación de anexionismo virtual a EE UU si se permiten la inversión y la contratación libres, algo que no parece dispuesto a asimilar el sistema estatal-socialista.

Pero, ¿tendría que ser necesariamente así para que se pudiera desarrollar el país? ¿Tendría Cuba que depender de EE UU y la inversión extranjera en general?

Mi respuesta clara es no. Cuba sí necesita inversiones y mercado internacional para su desarrollo, pero no precisa depender de las inversiones norteamericanas ni del capital extranjero para desarrollar su economía.

El análisis de estos cuatro elementos básicos sugiere que Cuba podría resolver sus necesidades de inversión sin tener que acudir al capital propiamente estadounidense o extranjero en general, como sugieren el Gobierno, economistas oficialistas cubanos y otros que no imaginan a la Isla sino sujeta a EE UU.

1. Debido a la falta de transparencia en los datos económicos del Gobierno no se sabe si está invirtiendo lo que pudiera y debiera, cuánto se está guardando en las arcas de la burocracia a todos sus niveles, cuánto se dilapida en la mala economía paternalista-populista, ni a dónde va a parar ese dinero. Existe tal falta de transparencia sobre los ingresos y egresos de la nación que nadie se explica por qué habiendo tantas entradas por impuestos de todo tipo, remesas, servicios médicos y profesionales, o por turismo, la inversión nacional es tan baja.

[[QUOTE:Un cambio de la actual hipercentralización al control democrático de los ingresos y el presupuesto debería arrojar la existencia de un enorme capital actualmente malgastado]]Un cambio de la actual hipercentralización al control democrático de los ingresos y el presupuesto debería arrojar la existencia de un enorme capital actualmente malgastado que pudiera aumentar el monto a invertir, desde los propios recursos de la nación. Pensemos en la necesaria reducción de las Fuerzas Armadas, del aparato de la Seguridad del Estado, del enorme servicio exterior, de la gran burocracia apoltronada en todos los ministerios y sus dependencias provinciales y municipales, de los aparatos de divulgación y propaganda y de los costos del sistema de organizaciones de la "dictadura del proletariado". ¿Cuánto dinero podría liberarse para inversiones con esas reducciones?

2. Existen dentro de Cuba enormes fortunas que no despliegan sus posibilidades por las limitaciones actuales y el miedo a ser intervenidas. Si se garantizara por ley la inviolabilidad del capital y la propiedad privada legalmente adquiridas y se establecieran claras relaciones de libre comercio, esos capitales internos podrían desarrollarse, generar banca privada para facilitar préstamos a emprendedores privados y asociados, importar medios y recursos necesarios para el desarrollo interno y realizar movimientos y asociaciones económicas para potenciar sus posibilidades. Hay cálculos imprecisos de que existen varios miles de millones de dólares, CUC y CUP guardados en bancos y colchones a la espera de cambios en Cuba.

3. Según distintas fuentes, Cuba está recibiendo entre 3.000 y 5.000 millones de dólares anuales por concepto de remesas. Buena parte de esos ingresos se están invirtiendo en negocios privados y otra parte en usar los servicios que generan. De manera que existe una predisposición positiva en la diáspora a apoyar las microempresas con microinversiones. Si se dieran en Cuba condiciones para el desarrollo del libre emprendimiento, esos pequeños capitales podrían crecer enormemente, multiplicarse y ampliarse en pocos años.

4. Existe un gran capital en manos de cubanoamericanos en EE UU, una parte del cual estaría dispuesto invertir en Cuba si un nuevo sistema de leyes, en un Estado de derecho, garantizara la propiedad privada y el libre mercado, independientemente de un postrer análisis sobre nacionalizaciones y compensaciones. Por su origen cubano y algunos por sus vínculos históricos con sectores específicos de la producción en la Isla, estarían en mejores condiciones que cualquier capital foráneo para imbricarse con la economía cubana e impulsar su desarrollo. Ellos traerían capital, técnicas, conocimiento, mercado y sistemas de transportación.

[[QUOTE:La interactuación de esos cuatro factores posibilitaría una economía autosuficiente, lo cual no debe confundirse con el disparate de una economía autárquica]]Así, con solo facilitar la inversión de los capitales cubanos acumulados internamente, reorganizar las del Gobierno y favorecer las de los emigrados ‒grandes, medianos y pequeños‒ con plenas garantías, Cuba podría recibir una gran inyección de capitales de origen nacional, capaz de cambiar el panorama económico en unos pocos años.

No serían necesarias las inversiones propiamente estadounidenses o extranjeras en general. No se tendría que crear ninguna dependencia del gran capital norteamericano. No sería necesario ser anexados virtualmente a EE UU. Se comerciaría con EE UU como con el resto del Caribe, del continente americano y el mundo.

La interactuación de esos cuatro factores posibilitaría una economía autosuficiente, capaz de generar medios y recursos propios para resolver las necesidades de la población con productos nacionales, intercambiados o adquiridos en el mercado internacional. Lo cual no debe confundirse con el disparate de una economía autárquica que intente sobrevivir sin mercado externo.

Cómo lograrlo será tema de otro artículo.

Continue reading

Pedro Campos

Guiada por la actual dirección político-militar, la economía cubana podría estar caminando, “sin pausa, pero sin prisa”, hacia la anexión virtual a EE UU

No habría Enmienda Platt, ni marines desembarcando en playa cubana alguna, ni ningún acuerdo o tratado formal que convierta a Cuba en un estado asociado o en otra estrella más del pabellón estadounidense, pero todo anuncia que, más temprano que tarde, los capitales estadounidenses podrían desembarcar en grande en la Isla y coparían nuestro comercio. EE UU se convertiría en nuestro primer socio comercial, en el primer emisor de turismo hacia Cuba, en el primer inversionista extranjero, florecerían torres hoteleras en las playas y cayos paradisíacos cubanos junto a campos golf y maquilas que fabricarán medios de consumo, automóviles, ómnibus y equipos motomecanizados para la construcción, la agricultura o la industria ligera.

No es un juego de palabras. Es una posibilidad real. La explicación es bastante simple: la economía estatal cubana está en crisis, el Estado es dueño de la tierra y las playas y no tiene ningún interés en disponerlas para su explotación por los cubanos, sean privados, cooperativistas o emigrados, pero tiene todo el deleite de compartirlas con el capital extranjero especialmente norteamericano, de acuerdo con una simple lectura de su “carpeta de oportunidades”. Agréguese la cercanía geográfica y cultural y los deseos expresos de muchos negociantes de EE UU: acaba de salir de la Isla el presidente de su Cámara de Comercio.

Concretar la anexión demandaría algunos arreglos entre ambos Gobiernos: el cubano debería mejorar su imagen respecto a los derechos humanos y permitir la libre contratación de trabajadores, aunque por debajo de la mesa se le permita “garantizar sus intereses”. EE UU debería caminar claramente hacia el levantamiento del embargo de manera que no haya obstáculos para hacer inversiones y negocios.[[QUOTE:Concretar la anexión demandaría algunos arreglos entre ambos Gobiernos: el cubano debería mejorar su imagen respecto a los derechos humanos y permitir la libre contratación de trabajadores, aunque por debajo de la mesa se le permita “garantizar sus intereses”]]Los empresarios extranjeros no le disputarían al Gobierno el poder político, solo compartirían el económico y Cuba sería ampliamente penetrada por el gran capital estadounidense. Posiblemente se pondría a circular el dólar por la necesidad del propio intercambio, quedándonos atados económicamente a EE UU como nunca antes, lo cual implicaría una especie de anexión virtual.

El camino se viene forjando hace tiempo, pues la economía cubana depende en gran parte ya de las remesas, del turismo que viene de EE UU y del comercio de alimentos.

EE UU es uno de los pocos países del mundo con el capital capaz de acometer las inversiones que Cuba necesita en infraestructura, construcciones y servicios para poner al país a la altura de las economías modernas y crear condiciones de alojamiento, movilidad, acceso a internet y mercado para garantizar la prosperidad de sus negocios.

Hasta ahora, la plena penetración de los capitales norteamericanos ha sido imposible porque el Gobierno cubano siempre ha puesto como condición el levantamiento del embargo, que no pudo ser levantado plenamente durante el Gobierno de Obama porque los republicanos se opusieron a dar al presidente demócrata la posibilidad de coronar su política hacia Cuba con esa medida, con la justificación real de que La Habana viola los derechos humanos.

Ahora se aprecian condiciones para que el acercamiento iniciado por Obama avance en dirección al levantamiento del embargo, porque hay un presidente republicano caracterizado por ser un hombre de negocios que ya estuvo explorando en Cuba la posibilidad de invertir en hoteles y campos de golf.Trump es amigo y admirador de Putin, a su vez amigo de Raúl Castro, existe un congreso dominado por republicanos y el Gobierno cubano está “pidiendo agua por señas” a consecuencia de la recesión de su economía ya desastrada y las afectaciones ocasionadas por la situación en Venezuela y la reversión de la ola populista en América Latina.[[QUOTE:La Zona Especial de Desarrollo Mariel se inserta plenamente en el interés de convertir a EE UU en el principal socio comercial de Cuba y para nada puede ser casual con Trump como presidente]]Trump acaba de nombrar a Jason Greenblatt representante especial para las negociaciones internacionales, un partidario del acercamiento con Cuba, exvicepresidente del consorcio Trump y su actual director jurídico. Según distintas informaciones, es la misma persona que visitó Cuba para explorar las posibilidades de invertir en hoteles y campos de golf.

La Zona Especial de Desarrollo Mariel se inserta plenamente en el interés de convertir a EE UU en el principal socio comercial de Cuba y para nada puede ser casual que ya con Trump como presidente, una delegación gubernamental encabezada por Ana Teresa Igarza, su directora general, esté de visita en EE UU explorando las posibilidades de entrar en contacto con contrapartes en seis puertos de ese país.  

Raúl Castro felicitó a Trump por su triunfo electoral. Una delegación cubana asistió a la toma de posesión del mismo. Hasta ahora, el Gobierno cubano no ha hecho ninguna declaración negativa hacia el nuevo presidente (¡y no han faltado motivos!) Granma ni chista. Para nadie es un secreto que el equipo de Trump fue consultado por Obama para levantar la política de pies secos/mojados, demanda del Gobierno cubano, lo cual puede contribuir a impulsar la “normalización” de relaciones.

Si siguen por ese camino, la anexión virtual podría concretarse pronto. Todo esto contrasta con los proyectos políticos y económicos de amplio espectro de la oposición, la disidencia socialista y el pensamiento diferente que ponen en primer lugar la participación de los cubanos en el control de la economía, pero en cambio son acusados de servir al enemigo imperialista por los extremistas del Gobierno.

Continue reading

Las transformaciones principales propuestas por la "actualización" raulista al modelo "estatal-socialista" (el cuentapropismo, el cooperativismo y la inversión extranjera) no han podido prosperar, pues de aplicarse consecuentemente, acabarían con su sostén: la explotación asalariada de los trabajadores por el Estado.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

Juan Juan Almeida, el exiliado hijo del fallecido comandante Juan Almeida, que en otras ocasiones ha dado a conocer informaciones interesantes relacionadas con altos círculos militares y políticos cubanos, dijo -según Martí Noticias-  que el nuevo Ministro del Interior, el vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo ha ordenado “frenar, revisar y castigar a todos aquellos militares que, en cumplimiento de la ley, cometan excesos y/o abusos en el trato a la población, a los procesados, a los presos, e incluso a quienes el Gobierno llama miembros de grupúsculos contrarrevolucionarios".

La ordenanza fue supuestamente emitida tras la derogación de la política pies secos/pies mojados y, de ser cierta, puede ser un movimiento sensato de respuesta del Gobierno de Raúl Castro a esa medida de Washington, buscando la forma de quitar fuego a la caldera interna, agitada por ese cambio de política y por una ola represiva contra la oposición.

Sin embargo, hasta ahora no ha habido manera de verificar esa información de forma independiente, cuya credibilidad queda en entredicho porque en los últimos días han continuado los arrestos de opositores. Solo este sábado fue liberado El Sexto, tras casi dos meses de arresto; el encarcelamiento por la Seguridad del Estado de la economista Karina Gálvez del Centro de Estudio Convivencia, sin aparentes razones; el secuestro en plena calle del expreso del ‘Grupo de los 75’ Óscar Elías Biscet; la denuncia del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer sobre el encarcelamiento de varios miembros de su organización; la represión del pasado domingo a las Damas de Blanco y otros casos similares.[[QUOTE:En cualquier caso, fue puesto en el cargo de Ministro del Interior para cumplir las órdenes del general Raúl Castro. Si hay una orden clara para limitar los excesos en la represión, es porque viene de arriba]]Los antecedentes conocidos del vicealmirante Gandarilla dicen poco sobre sus buenas o malas intenciones, pero según Juan Juan, “cuando era jefe de la CIM salió a escena por sus interesantes críticas reformistas a los métodos que hicieron sobresaturar la población penal de Cuba y a la total ausencia de rehabilitación social de los presos”. En cualquier caso, fue puesto en el cargo de Ministro del Interior para cumplir las órdenes del general Raúl Castro. Si hay una orden clara para limitar los excesos en la represión, es porque viene de arriba.

A los efectos concretos de la oposición, la disidencia socialista y el pensamiento diferente, poco importan estos “escapes de información”, confirmados o sin confirmar, sobre una supuesta disposición a controlar los excesos represivos. Es necesario que, efectivamente, haya medidas concretas, como someter a juicio a los oficiales y agentes que se han extralimitado en sus acciones y en las leyes, y, especialmente, que tomen medidas específicas de justicia relacionados con la liberación de todos los presos políticos y el cese de la represión, las amenazas, las golpizas, las detenciones y retenciones ilegales a opositores, adversarios y disidentes, todos excesos.

Es una necesidad de la sociedad cubana en general, pero objetivamente, en las condiciones actuales, se puede considerar también una necesidad específica del régimen, que precisa cambiar su deteriorada imagen sobre derechos humanos y buscar la forma de disminuir el fuego a una caldera que, sin la válvula de escape pies secos/mojados, puede reventar en cualquier momento.[[QUOTE:Es una necesidad de la sociedad cubana en general y también una necesidad específica del régimen, que precisa cambiar su deteriorada imagen sobre derechos humanos]]Ojalá y sea cierta la información de Juan Juan y que pronto veamos medidas concretas que la demuestren.

Importante sería, por ejemplo, que se ordenen investigaciones oficiales sobre las circunstancias de la muerte del líder del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá, la forma en que fue hundido el Remolcador 13 de marzo y quién dio la orden precisa de derribar las avionetas de los Hermanos al Rescate.

Si el gobierno de los militares diera pasos en esas direcciones, serían bien acogidos por todos los cubanos de buena voluntad y por la comunidad internacional y podría ser el inicio de un camino promisorio.

Sin ellos, la supuesta ordenanza de Gandarilla no pasaría de ser otra jugarreta más del general-presidente.

Continue reading

La derogación de la política de pies secos/ pies mojados, destinada a parar el éxodo de cubanos hacia EEUU, deberá disminuirlo, pero difícilmente lo elimine mientras persista la causa principal que lo genera: el régimen de capitalismo monopolista de Estado, todo abigarrado y monopartidista, impuesto, en nombre de un socialismo que nunca ha existido.

leer más

Continue reading

Pedro Campos

El Gobierno de Raúl Castro, tras lograr restablecer relaciones diplomáticas con Washington y aligerar las presiones internacionales, que le permitieron renegociar gran parte de su deuda externa, hizo todo lo que pudo por evitar que el acercamiento diera como resultado un aumento de los negocios con EE UU y su influencia interna en Cuba.

Muchos catalogaron de fracaso la política de Obama hacia la Isla y culpaban sistemáticamente al presidente de dar todo al Gobierno de los Castro a cambio de nada.

Las exigencias de La Habana aumentaban y se endurecían. Se seguía culpando al "bloqueo" y la Ley de Ajuste Cubano del desastre económico y la estampida de los ciudadanos hacia EE UU, mientras nada o poco se hacía para aliviar la situación interna, mejorar las perspectivas democráticas y aprovechar las posibilidades que brindaban las órdenes ejecutivas de Obama.

Pocos comentan que el fin de la política de pies secos/ pies mojado, este "regalo" de Obama, a unos días de entregar el Gobierno a su sucesor, puede poner en jaque tanto a Raúl Castro como a Donald Trump, pues el cierre de esta válvula puede generar un aumento tal de la presión interna en Cuba que llegue a desestabilizar al Gobierno, obligarlo a realizar los cambios que nunca ha querido o enfrentar una crisis de incalculables consecuencias.

El reto no sería solo para Raúl Castro, sino también para el nuevo inquilino de la Casa Blanca, que negaba hasta hace poco el origen estadounidense de Obama y anunciaba mano dura con Cuba. No será el presidente saliente quien tenga que enfrentar ahora las eventuales complicaciones que genere una olla de presión reventada o a punto de explotar, en el borde sur de EE UU, que siempre trató de evitar la Inteligencia del país por sus posibles complicaciones.

[[QUOTE:El cierre de esta válvula puede generar un aumento tal de la presión interna en Cuba que llegue a desestabilizar al Gobierno cubano]]Quien tendrá que lidiar desde el norte con las consecuencias de esta decisión y con todos sus efectos ‒que preferiría no tener que mencionar, por indeseados‒, va a ser Donald Trump y no Obama.

Tanto el presidente electo de EE UU como Raúl Castro van a tener que ver qué hacen para evitar que se desaten las hasta ahora contenidas iras del pueblo cubano, cuando cientos de miles de jóvenes tomen conciencia de que no tienen esperanzas de mejorar sus vidas fuera del sistema que lo impide.

Sin duda, la "cabeza de caballo" sería para Trump, pero la peor parte podría tocar al Gobierno de Raúl Castro en su último año, quien no supo, no quiso o no pudo aprovechar las oportunidades que le brindó Obama y en cambio le ofreció una elegante despedida, en boca de sus soldados: una corona de plomo para su cabeza.

Ahora, el presidente saliente, tan atacado por Trump en su campaña y cuya mano tendida hacia Raúl no fue igualmente correspondida, se va a apoltronar cómodamente en primera fila a disfrutar el espectáculo que pueda generar ‒y ya está generando (miles de cubanos en camino regados de México a Ecuador con un futuro incierto)‒, su última medida, la que terminará sufriendo el pueblo cubano.

Continue reading

Pedro Campos

En un reciente artículo sobre el desfile del 2 de enero pasado en La Habana, señalaba que uno de sus propósitos fue proyectar una imagen de no beligerancia contra el nuevo presidente de EE UU, Donald Trump.  

Sentido tenía que así fuera. Ha de esperarse a que la nueva administración tome posesión, establezca su política hacia Cuba y empiece a desarrollarla. Eso podría llevar unas pocas, varias o muchas semanas. Pero en fin vale la prudencia.

Ahora acaba de aparecer en Internet un video, donde las tropas que desfilaron en La Habana cantaban el siguiente estribillo:

“Obama con cuánto fervor quisiera enfrentarme a tu torpeza,

para hacerte una limpieza con rebeldes y morteros,

y vamos a hacerte un sombrero de plomos en la cabeza”

Increíble pero cierto: Una arenga a las tropas para combatir a Obama, el Presidente saliente de EE UU, el que ya no va a estar en la Casa Blanca, el que más hizo por levantar el bloqueo-embargo, el que restableció relaciones diplomáticas con Cuba y visitó La Habana en un gesto amistoso hacia el Gobierno y al pueblo cubanos, sin precedentes en casi un siglo.

¿Qué se gesta en verdad, detrás de ese, -no nuevo-, rechazo a Obama y no beligerancia hacia Trump?

Una simpatía y una estrategia mutua de acercamiento entre Trump y Putin se conoce desde antes de la llegada del neoyorquino a la presidencia. El todavía presidente Obama, apoyándose en investigaciones de la CIA y otros servicios de Inteligencia, asegura que con la intervención de la inteligencia rusa se hicieron públicos correos electrónicos del Partido Demócrata y de su candidata Hillary Clinton, que contribuyeron decididamente al inesperado triunfo de Trump.

¿Hay o espera Raúl algún entendimiento con Trump, a través del común amigo Putin? Y ¿desde cuándo?

Informaciones imprecisas indican que Trump había enviado a La Habana a inversionistas de su grupo para estudiar la posibilidad de financiar y construir un campo de golf en Cuba. El magnate es dueño de 16 campos de golf de lujo en todo el mundo y el Gobierno cubano ha mostrado interés en construir 10 de estos. Este último nunca se pronunció al respecto y las denuncias que en ese sentido hicieron algunos republicanos cubano-americanos, fueron finalmente acalladas ante el paso abrumador del magnate en el partido.

Por demás, durante la campaña presidencial, las declaraciones de Trump sobre la política hacia Cuba, fueron contradictorias.[[QUOTE:Estiman que Cuba será una ficha en el tablero internacional al frente del cual se sentarán ambos mandatarios en la primera salida de EE UU que hará Trump como nuevo presidente, prevista para Moscú]]Algunos observadores de la política de EE UU, sugieren que quien vive y muere por invertir y ver abundante circulación no va a desaprovechar las oportunidades que ofrece La Habana para el desarrollo de megaproyectos al estilo trumpista.

También indican que, de alguna manera, el inevitable acercamiento EE UU-Rusia, dadas las relaciones Trump-Putin, deberá jugar a favor de las relaciones Washington-La Habana.

Por eso estiman que Cuba será una ficha en el tablero internacional al frente del cual se sentarán ambos mandatarios en la primera salida de EE UU que hará Trump como nuevo presidente, prevista para Moscú.

El interés demostrado por Raúl Castro en no adversar a Trump, estiman analistas, pudiera ser parte de una estrategia concertada con Putin, presumiblemente destinada a garantizar a Cuba un papel de pieza ofensiva y no de sacrificio en ese ajedrez. EE UU necesita seguridad en su flanco sur, donde Cuba tiene una posición estratégica. Rusia también necesita seguridad en su flanco sur, concretamente, Ucrania. No se trataría de sacrificar o cambiar piezas, sino de buscar seguridad mutua.

En ese marco, sería conveniente para ambas partes evitar la confrontación EE UU-Cuba y, si no ampliar, al menos no afectar el camino avanzado por el anterior Gobierno demócrata, pero buscando la manera de aumentar los negocios entre ambos países, algo que La Habana necesita como el aire, y Trump como el pez al agua.

Los legisladores cubanoamericanos, que siempre han estado detrás del embargo, no apoyaron la campaña de Trump, por lo que éste no tiene compromisos específicos al respecto. Pero si pretende mantener o mejorar las relaciones con Cuba y evitar enajenarse el apoyo cubano en el legislativo, tendría por lo menos que solicitar a Putin que logre con su influencia en La Habana que mejore su imagen en materia de derechos humanos.

Éste puede ser el elemento más complicado en la eventual negociación, dada la obstinación de los Castro al respecto, y su importancia para poder avanzar en el levantamiento del embargo-bloqueo, imprescindible para un aumento sustancial del intercambio económico.

Todo este entramado, con variantes, intereses inversionistas y de seguridad estratégica, estará jugando en ese ajedrez que Trump y Putin enfrentarán pronto. Habrá que estar atento a su desarrollo. La señal más clara de que La Habana sabe, o espera algo en esta dirección, es precisamente esa discreción con que se ha tratado al nuevo presidente republicano.

Esperar para ver.


Continue reading