Calendar

June 2017
MTWTFSS
« May  
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

14yMedio

Pedro Campos

¿Por qué la Seguridad del Estado tiene en el hospital psiquiátrico de Mazorra y no en otro hospital o una prisión cualquiera a Daniel Llorente, el cubano que “abrió” el desfile del 1ro de Mayo con una bandera de Estados Unidos?

Al parecer, hay dos razones fundamentales.

 1- Tenerlo en Mazorra tiene como fin presentarlo a la opinión pública como un demente que necesita tratamiento psiquiátrico. De esa manera se evitan, públicamente, tratarlo como un clásico preso político en una prisión, algo que “enaltecería” a Llorente, nacional e internacionalmente, y complicaría su caso porque su acto fue simplemente enarbolar la bandera de EE UU, un país con el que Cuba tiene relaciones diplomáticas.

Algo que, para muchos artistas, fue un performance, un acto del Arte Útil. El enmazorrado no agredió físicamente a nadie, no puso ninguna bomba, no esgrimió ningún arma de fuego o punzocortante. Por lo que hizo no se le podría encarcelar en ningún país del mundo. Es mejor decir que está loco.

2- En ese hospital se utiliza la “terapia” del electroshock, aplicación de una o varias descargas eléctricas al cerebro, que pueden traer diversas consecuencias, entre ellas,  destruir la voluntad del individuo y  borrarle de su mente información pretérita. Desde mediados del siglo pasado hay un rechazo mayoritario al uso de este tipo de “terapia”, célebres por su utilización en las clínicas de Stalin para trastornar mentalmente a los disidentes.[[QUOTE:Llorente está a expensas de ser tratado con electroshocks en cualquier momento, para tratar de demoler su voluntad que ha resultado en un gran peligro para el Gobierno cubano]]En Mazorra, Llorente está a expensas de ser tratado con electroshocks en cualquier momento, para tratar de demoler su voluntad que ha resultado en un gran peligro para el Gobierno cubano.

Su acto público de correr con la bandera de EE UU arrancando y por delante del desfile del 1 de Mayo fue una noticia que conmovió al mundo y que, en cierta forma, representó las ansias libertarias de muchos cubanos que tienen a ese país como paradigma de libertad, democracia y bienestar, más que un acto anexionista, como lo calificó la dictadura militar en el poder.Simple, dos millones de cubanos que decidieron establecerse en EE UU ante las barbaridades del fidelismo; los cientos de miles de cubanos que han arriesgado y perdido sus vidas en el Estrecho de la Florida y en las selvas americanas, los otros tantos que se apuntan en el sorteo de visas y los muchos miles que esperan a ser reclamados por sus familiares, demuestran elocuentemente que un alto por ciento de los cubanos quisiera que en Cuba  existieran las libertades económicas y políticas que existen en el país vecino y aspiran a que los cubanos de la Isla vivan con las comodidades y el nivel de vida del pueblo estadounidense.

Además, nuestras guerras por la independencia de España y la independencia misma quedaron marcadas por la intervención de EE UU, a solicitud de los patriotas cubanos, y hay una relación histórica que no es posible negar: durante el siglo XIX y  buena parte del XX, EE UU fue un referente político, económico y social para la mayoría de los cubanos, igual que para el resto de América y el mundo occidental.[[QUOTE:Su acto público de correr con la bandera de EE UU representó las ansias libertarias de muchos cubanos que tienen a ese país como paradigma de libertad, más que un acto anexionista, como lo calificó la dictadura militar en el poder]]El enfrentamiento “antiimperialista” dirigido únicamente contra EE UU, que sirvió al fidelismo para tratar de justificar sus políticas antidemocráticas internas y el acercamiento a la URSS, generó una ambivalencia que terminó con una aproximación deseada por Gobierno y gobernados cubanos, en la administración Obama, y que finalmente obstaculizó la cúpula mandante, por temor a una anexión virtual, que ella misma se ha encargado de fomentar con tanto rechazo al vecino del Norte.

No hay información concreta que permita saber si Llorente ha sido ya tratado o no con electroshocks, pero esta posibilidad existe; hay que  divulgarla internacionalmente y solicitar protección para él en los organismos internacionales de derechos humanos, para evitar que sea sometido a dicho tratamiento.

En Llorente se quiere matar a las ansias libertarias de muchos cubanos, su osadía, su irreverencia  hacia las figuras que gobiernan ya por cerca de 60 años, sin someterse al escrutinio democrático. ¡Basta de abuso contra la oposición y la disidencia!


Continue reading

Mario J. Pentón

El verde parece colmarlo todo en Chiriquí, la provincia del occidente panameño en que el Gobierno aloja a 126 indocumentados cubanos en un campamento en la región de Gualaca. La quietud de la mañana en medio de los pinos descomunales que crecen en las faldas de las montañas solo se ve interrumpida por las picaduras de los insectos, una verdadera tortura al alba y al anochecer.

"Este lugar es hermoso, pero todo cansa, el limbo cansa", dice Yosvani López, un cubano de 30 años que llegó a Gualaca en abril tras pasar tres meses en el albergue que Cáritas habilitó para los migrantes cubanos en Ciudad de Panamá.

"A veces nos sentamos a conversar sobre lo que haríamos si pudiéramos salir de aquí y llegar a otro país. Algunos familiares nos dicen que están preparando un campamento en Canadá para acogernos, otros te cuentan que tienen todo preparado para deportarnos. Vivimos así, entre ilusiones y miedos", lamenta.

El campamento donde se encuentran los cubanos fue construido por unas brigadas suizas que en los años 70 hicieron la represa La Fortuna y tiene 42 hectáreas, en su mayoría ocupadas por bosques y un arroyo. A una hora de la ciudad más cercana, la humedad es tal que hasta en las tejas de fibrocemento del techo crecen hongos y plantas.

Junto a las instalaciones de madera, deterioradas por el paso del tiempo, todavía quedan antenas satelitales, calentadores eléctricos y, según aseguran los migrantes, de vez en cuando se hallan monedas extranjeras enterradas en los terrenos baldíos.

López nació en Caibarién, una ciudad en la costa norte de la Isla. Aunque tuvo la oportunidad de emigrar utilizando una lancha rápida para cruzar el Estrecho de Florida, prefirió la ruta selvática para evitarse los siete años sin poder regresar que el Gobierno impone a quienes abandonan Cuba de manera ilegal.

"Quería regresar antes de los siete años. Tengo a mi madre y mis hermanas en Cuba", explica.

Trabajó como chef especializado en mariscos en el hotel Meliá de la cayería norte de Villa Clara cobrando el equivalente a 25 dólares al mes. Con el dinero de la venta de la casa de su madre viajó a Guyana y en Panamá lo sorprendió el fin de la política de pies secos/pies mojados.

"Aquí pasamos las horas entre los chats con nuestros familiares en Cuba y en Estados Unidos y la búsqueda de indicios en las noticias que nos digan qué va a pasar con nosotros", comenta.

Los migrantes que se encuentran en Gualaca no solo carecen de permiso de trabajo sino que además solo pueden salir del campamento un día a la semana para ir a Western Union, con previo aviso y acompañados de oficiales de la policía presidencial, que custodia el sitio. Algunos, no obstante, han improvisado ventas de café y hasta una barbería. Los lugareños también montaron una pequeña tienda para abastecer a los indocumentados de los productos de aseo y golosinas que pagan con las remesas enviadas por los familiares desde Estados Unidos.

Las autoridades dieron un plazo de 90 días para decidir qué harían con los 126 cubanos que aceptaron la propuesta de ir a Gualaca. Dos meses después, la paciencia de los migrantes comienza a agotarse. Se han reportado al menos unas seis fugas desde que fueron trasladados allí. La última, ocurrida este lunes, fue protagonizada por cuatro cubanos, de los cuales dos ya han regresado y otros dos cruzaron la frontera de Costa Rica.

Desde que amanece, Alejandro Larrinaga, de 13 años, y sus padres esperan alguna noticia sobre su destino. Rodeado de adultos, solo tiene otro menor con el cual jugar en el albergue, Christian Estrada, de 11 años. Ninguno asiste a la escuela desde hace año y medio, cuando salieron de La Habana.

Alejandro estuvo más de 50 días en la selva y, producto de la deshidratación severa, padeció epilepsia y convulsionó en varias ocasiones. "Fue dura la travesía. No es fácil de explicar: una cosa es contarla y otra vivirla", dice con una entonación que lo hace parecer mucho más adulto.

"Tuvimos que ver gente muerta, muchas calaveras. Tuve miedo de perder a mi mamá y a mi papá", recuerda. Pero, aunque las lágrimas asoman en los ojos de su madre mientras él rememora aquellos momentos, ahora dice sentirse seguro en Gualaca y se pasa los días jugando al ajedrez.

"Quiero ser maestro de ajedrez, que es más que campeón. Algún día lo lograré", afirma.

Su madre, Addis Torres, no quiere regresar a la Isla donde no le queda nada pues las pocas pertenencias que tenía las vendió para reunirse con el abuelo de Alejandro, que vive en Estados Unidos. Aunque tienen un trámite de reunificación familiar pendiente en la Embajada de EE UU en La Habana, la familia no quiere ni oír hablar de regreso a Cuba.

Comen tres veces al día y tienen incluso un programa sanitario que financia el Gobierno panameño, pero para Torres "eso no es vida".

"Detenidos, sin futuro, con miedo de regresar a Cuba. Necesitamos que alguien se compadezca de nosotros y que, en el peor de los casos, nos dejen aquí", dice.

Liuber Pérez Expósito es un guajiro de Velasco, un pueblo de Holguín donde cultivaba ajo y maíz. Tras la legalización del trabajo por cuenta propia por parte del Gobierno cubano, Pérez comenzó a dedicarse al comercio e intentó mejorar yéndose a EE UU.

En Gualaca se siente "desesperado" por volver a su tierra, pero tiene fe en que, al menos, pueda hacerse realidad la ayuda prometida por el viceministro de seguridad panameño y dejar una puerta abierta para dedicarse al comercio.

"Estoy aquí en contra de lo que piensa mi familia. Allá (en Cuba) tengo a mi mujer, mi hijo de nueve años y a mis padres. Ellos quieren que regrese y me presionan pero estoy esperando la oportunidad para al menos recuperar parte de los 5.000 dólares que gasté", dice.

Su suegra, una oftalmóloga que trabajó en Venezuela, le prestó parte del dinero para la travesía. Endeudado, sin dinero y sin esperanzas, solo piensa en el momento en que pueda regresar.

"Durante el día no tenemos nada que hacer. A veces jugamos un rato al dominó, paseamos o nos vamos al arroyo, pero tenemos 24 horas para pensar en lo difícil que es esta situación y el fracaso que vivimos", dice.

Liuber se comunica con su familia a través de Imo, una popular aplicación de videochat para teléfonos inteligentes. "Hace poco que instalaron la wifi en Velasco y me llaman siempre que pueden", agrega.

"Ojalá termine pronto esta pesadilla que estamos viviendo. Que pase lo que tenga que pasar, pero que termine ya", dice con amargura.

Continue reading

Eliécer Ávila

Al conocerse la aprobación de un nuevo acuerdo que sustituye la posición común de la Unión Europea respecto a los intercambios políticos y comerciales con el Gobierno de Cuba, el punto más importante de atención se centra en la cláusula que insta a la Isla al cumplimiento de los pactos internacionales en materia de derechos humanos.

Normalmente, después de leer cualquier noticia en las páginas digitales de la prensa independiente, salto corriendo hacia los comentarios, pues es allí donde ocurre, aunque sea en mínima escala, el debate del asunto en cuestión.

Impresiona ver como los defensores del Gobierno cubano acuden a dos argumentos clásicos para rechazar las "imposiciones desde afuera" en materia de derechos humanos. El primero de esos argumentos omnipresentes es que en muchos de esos países también ocurren violaciones en esa materia. El segundo es que se manipula y politiza la situación de Cuba para desprestigiar la imagen del país y de la Revolución.

[[QUOTE:Es cierto que la inmensa mayoría de los cubanos que viven en la Isla no asocian sus necesidades y problemas cotidianos al irrespeto de sus derechos civiles y políticos]]En cualquier caso, el enfoque siempre coincide en el interés "exterior" por los derechos humanos en Cuba como algo ilógico, irracional, inducido por gente malvada y sobre todo innecesario, pues "la gente de aquí" no le da tanta importancia a ese tema.

Yo creo que lo verdaderamente alarmante es esto último. Es cierto que la inmensa mayoría de los cubanos que viven en la Isla no asocian sus necesidades y problemas cotidianos al irrespeto de sus derechos civiles y políticos, también es verdad que muchos no comprenden qué tiene que ver la libertad de expresión, reunión, asociación y prensa con los precios o la disponibilidad de los plátanos, la carne o el déficit de transporte. Pero esta realidad no debería ser motivo de dicha y complacencia sino de gran preocupación.

El desarrollo que han alcanzado los países más prósperos del mundo, entre los que (les guste o no) están los europeos y los norteamericanos, tiene innegables antecedentes históricos y geopolíticos, pero a la luz de la modernidad está estrechamente ligado al enfoque de derechos humanos en cada proceso de su realidad social, económica, religiosa y política.

Tanto es así, que para hacer irreversible esos estándares de bienestar, tolerancia, eficiencia y paz, no hay esfuerzo en el que se ponga más empeño que en el de legar a las nuevas generaciones los mejores valores adquiridos a la luz de las terribles experiencias que la historia moderna ha proporcionado, la mayoría de ellas indisolublemente ligadas al totalitarismo y el extremismo.

[[QUOTE:No hay esfuerzo en el que se ponga más empeño que en el de legar a las nuevas generaciones los mejores valores adquiridos a la luz de las terribles experiencias que la historia moderna ha proporcionado]]Cualquiera que haya visitado las sedes de los Congresos, Parlamentos y Gobiernos en los países desarrollados, puede notar el flujo constante de grupos escolares de primaria y secundaria que no paran de entrar y salir de las sesiones de trabajo de los representantes, donde se dirimen los más diversos asuntos inherentes a la sociedad.

Luego visitan los museos, monumentos, y lugares como Auschwitz, para complementar un recorrido donde la conciencia y la experiencia de varias generaciones aportan a los jóvenes claves imprescindibles para perfeccionar el presente y construir el futuro, no sin tropiezos, no sin retrocesos coyunturales, pero avanzando de manera general con cada generación, como ha sido hasta ahora (los números lo demuestran), desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Cada derecho humano, plasmado inmejorablemente en la Declaración Universal, así como los demás instrumentos que la complementan y actualizan (derechos del niño, de la tierra, internet, etcétera) son aliados imprescindibles y principios elementales en la construcción de cualquier sociedad justa y sostenible. Seguir mirando el asunto con recelo y a la defensiva, es un acto que provoca graves daños y distorsiones, soslaya innumerables abusos, oculta problemas reales, y lo peor, no educa a los ciudadanos para una convivencia sana y con perspectivas de futuro en nuestra relación interna y con el mundo.

Decir, o más bien vociferar, que "nunca renunciaremos a nuestros principios", asumiendo como principios irrenunciables las violaciones a los derechos humanos, es un acto de masoquismo de lesa humanidad.

La vocación totalitaria y el aferramiento al poder de este Gobierno, no han sido, no son ni serán un principio de la nación cubana.

[[QUOTE:Es una vergüenza para el país que sean la UE o EE UU quienes demanden de nuestro Gobierno lo que por racionalidad natural debería demandar nuestro pueblo]]El país "más culto del mundo" no puede darse el lujo de afirmar y sostener que realizar elecciones libres y plurales, no encarcelar a los que piensen distinto, o permitir la libertad en el ejercicio del periodismo son "concesiones al enemigo", pues eso sería reconocer que es el enemigo el que tiene un plan para solucionar nuestras necesidades materiales y espirituales y no nosotros.

Es una vergüenza para el país que sean la UE o EE UU quienes demanden de nuestro Gobierno lo que por racionalidad natural debería demandar nuestro pueblo, representado por sus mejores intelectuales, sindicatos obreros, federaciones estudiantiles, grupos políticos y cualquier cubano o cubana a título personal.

La pregunta que debemos hacernos no es por qué EE UU y la UE no paran de hablarnos sobre derechos humanos, sino para qué sirve cada uno de ellos, por qué no se cumplen en Cuba (especialmente los de primera generación), y a quién le beneficia que se sigan incumpliendo.

Continue reading

(EFE).- La población mundial, estimada actualmente en unos 7.550 millones de personas, aumentará en aproximadamente 1.000 millones de aquí a 2030, según nuevas proyecciones presentadas este miércoles por la ONU.

La organización dio a conocer una actualización de sus cálculos que, en general, confirma las tendencias apuntadas en el anterior informe de este tipo, publicado en 2015.

Naciones Unidas espera que la población mundial aumente hasta cerca de 9.800 millones de personas en 2050 y que, para 2100, el mundo tenga casi 11.200 millones de habitantes.

Más de la mitad del crecimiento de la población entre hoy y 2050 se concentrará en solo nueve países: la India, Nigeria, la República Democrática del Congo, Pakistán, Etiopía, Tanzania, Estados Unidos, Uganda e Indonesia.

Entre los diez mayores países del mundo, Nigeria es donde la población crece a un ritmo más fuerte. Actualmente el séptimo Estado por población, las proyecciones dicen que superará a Estados Unidos como el tercer país más poblado antes de 2050.[[QUOTE:Naciones Unidas espera que la población mundial aumente hasta cerca de 9.800 millones de personas en 2050 y que, para 2100, el mundo tenga casi 11.200 millones de habitantes]]Mientras, la India -que actualmente tiene unos 1.300 millones de habitantes o el 18% de la población mundial- adelantará en aproximadamente siete años a China -que ahora mismo tiene unos 1.400 millones de habitantes- como el país más poblado del planeta.

Pese a que la población del mundo seguirá aumentando, lo hará a un ritmo más lento que en los últimos años debido a una reducción de la tasa de fertilidad en casi todas las regiones, incluidos lugares donde sigue siendo muy alta como África.

De hecho, en los últimos años Europa ha sido el único continente donde el número de hijos por mujer ha aumentado, pasando de 1,4 en el periodo 2000-2005 al 1,6 en el periodo 2010-2015.

Pese a ello, Europa será la única región donde el número de habitantes se reducirá entre 2017 y 2030, pasando de unos 742 millones a unos 739.

En comparación, la población de África aumentará en ese periodo de 1.256 millones a unos 1.703 millones y la de Asia de 4.504 millones a 4.946 millones.

Continue reading

(EFE).- La XIII Reunión de Rectores de Cuba y España concluyó este martes en La Habana con un acuerdo de colaboración que tiene como objetivo central "mantener, consolidar y potenciar" la cooperación entre universidades de ambos países.

El ministro de Educación Superior de la isla, José Ramón Saborido, y el presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Segundo Píriz, presidieron las respectivas delegaciones y firmaron el convenio que cerró el encuentro bianual.

Los representantes de una docena de universidades españolas, entre ellas las de Salamanca, Granada, Alicante, Murcia, La Coruña, Valencia y La Laguna (Tenerife), discutieron en dos jornadas sobre diversos aspectos de la cooperación bilateral en las áreas de la educación y la ciencia, con acciones coordinadas.

[[QUOTE:Se creará una escuela hispano-cubana con la idea de hacer cursos de cuatro a seis semanas, que sean impartidos en universidades de los dos países con unos 30 estudiantes, mitad españoles y de la Isla]]Píriz, que además de titular de la CRUE es rector de la Universidad de Extremadura, explicó a Efe que esta reunión ha sido "muy positiva" y durante sus intensas sesiones - lunes y martes- se abordaron distintos temas que afectan a las universidades españolas y cubanas.

Precisó que como resultado se han establecido cuatro ejes estratégicos de trabajo que están contenidos en el acuerdo suscrito, el primero de ellos referido a la creación de una escuela hispano-cubana con la idea de hacer cursos de una duración de cuatro a seis semanas, que sean impartidos en universidades de los dos países con unos 30 estudiantes, mitad españoles y de la Isla.

"Hemos puesto el acento en los doctorados industriales, los que realizan las personas que trabajan en las empresas con el fin de seguir especializándose para elevar su formación con el grado de doctor", indicó el rector español.

Los representantes de las universidades cubanas y españolas también analizaron posibilidades de estrechar la colaboración entre grupos de investigación de Cuba y de España, así como la participación conjunta en proyectos europeos.

En ese sentido, Píriz señaló que se hizo especial hincapié en los programas Erasmus+, que facilitan la movilidad de profesores, investigadores y personal de administración y servicios, y la participación más intensa en el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, que cuenta con un monto de más de 70.000 millones de euros para cinco años en Europa.

En ese contexto, avanzó que se ha diseñado un proyecto de investigación entre universidades cubanas y españolas de dos años de duración, cuyo tema se definirá de manera conjunta, para el que se buscará una financiación de entre 60.000 y 200.000 euros.

El titular de la CRUE resaltó que desde el año 1994 los rectores españoles y cubanos "estamos viéndonos de forma ininterrumpida" y las relaciones entre las universidades de ambos países son "muy fructíferas".

[[QUOTE:"Hemos puesto el acento en los doctorados industriales, los que realizan las personas que trabajan en las empresas con el fin de seguir especializándose para elevar su formación con el grado de doctor"]]Sobre las recientes medidas anunciadas por el Gobierno de Estados Unidos hacia Cuba y el posible efecto negativo sobre los intercambios educacionales, el rector español opinó que las universidades tienen que relacionarse y deben ser "la punta de lanza que establezcan las relaciones entre los países".

"Las universidades tienen un carácter universal, abierto, y creo que las universidades de Cuba con las norteamericanas deben continuar, dentro de las posibilidades que lo permitan los países, tienen que seguir en una línea de colaboración", añadió.

De las 83 universidades que tiene España, 76 forman parte de la CRUE, de ellas 50 públicas y 26 privadas.

Con más de 340 convenios bilaterales y cartas de intención entre universidades y centros de investigación, España se sitúa en los primeros lugares de la cooperación con Cuba en el área de la Educación Superior, señalaron directivos del país participantes en la cita.

Continue reading

Zunilda Mata

La pasajera se queja del calor mientra mueve frenéticamente el abanico. "En unos días voy a instalar un aire acondicionado", se justifica el chofer del taxi y agrega que cobrará "más caro el pasaje". En verano todos sueñan con climatizar sus habitaciones o vehículos, pero sufrir o no la canícula depende del bolsillo.

El 2013, y después de ocho ocho años de prohibición, el Gobierno autorizó la importación por los viajeros de aparatos de aire acondicionado, cocinas eléctricas, refrigeradores y hornos microondas. Fue el disparo de arrancada para una avalancha que invade los aeropuertos, las terminales portuarias y las agencias de envíos a Cuba.

"En ese vuelo llegaron seis splits (aparatos de aire acondicionado)", contaba este sábado una empleada de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana. El avión procedente de Cancún, una ruta muy apreciada por las mulas, trajo también una decena de televisores pantalla plana, ocho minibares y dos computadoras de mesa.

[[QUOTE:"Es raro que llegue un vuelo de Panamá, México o cualquier otro país cercano que venga sin al menos dos aparatos", asegura una empleada del aeropuerto]]Entre las cajas que se amontonan alrededor de la estera se ven las unidades que irán dentro de las habitaciones y las que quedarán colocadas en una azotea o un muro exterior, una ironía cruel, porque en el principal aeropuerto del país los viajeros se quejan del calor y sueltan la gota gorda mientras esperan las maletas.

"Es difícil saber el número de splits que está entrando cada día", asegura la empleada. "Es raro que llegue un vuelo de Panamá, México o cualquier otro país cercano que venga sin al menos dos aparatos". En las filas para pagar el sobrepeso de equipaje y la importación de electrodomésticos se ve a los recién llegados cargados de bultos.

Los residentes permanentes en Cuba, nacionales o extranjeros, pueden importar dos aires acondicionados de hasta una tonelada de refrigeración en cada viaje. Solo en la primera ocasión -a lo largo de un año- pagan los aranceles en pesos cubanos a un precio que va desde 150 a 200 CUP. El resto de veces abonan esa cantidad en pesos convertibles (CUC).

El negocio es redondo. Incluso pagando en CUC el viajero podrá revender en el mercado negro un split de una tonelada en unos 650 CUC por un aparato que le ha costado menos de 350 dólares. Las marcas que entran con más frecuencia en el país son Midea, LG, Carrier, Royal, Daewoo y Prestiger. Los precios han caído hasta un 30% desde que se autorizó la importación y dado el volumen de oferta seguirá esa tendencia.

Las tiendas estatales intentan competir con la venta "por la izquierda" pero tienen precios más altos, un número menor de modelos y el desabastecimiento vuelve inestable el suministro.

Los splits se han ido incorporando lentamente al paisaje de ciudades y pueblos. Si antes se colocaban de manera discreta para no hacer visible una economía más holgada que el resto, ahora la tendencia es exhibirlos.

"Ahí vive gente con billete", advierte Igor, un bicitaxista que aguarda a sus clientes en las cercanías de la Plaza de Carlos III. Mientras pedalea y muestra algunas partes de la ciudad, el ciclista busca con la mirada estas señales de familias con dinero. "Donde quiera que hay un aparato de aire acondicionado están forrados", reflexiona. No solo adquirir uno de estos aparatos marca la pertenencia a un grupo social, lo más difícil es costear su funcionamiento.

Buena parte del suministro eléctrico sigue estando subsidiado. "El consumo promedio mensual del sector residencial en 2013 fue de aproximadamente 180 KWh/cliente", aseguró Marino Murillo. Por esa cantidad un consumidor paga 36,60 CUP, "mientras que al Estado le cuesta 220 CUP", advirtió el vicepresidente.

[[QUOTE:Incluso pagando en CUC el viajero podrá revender en el mercado negro un split de una tonelada en unos 650 CUC por un aparato que le ha costado menos de 350 dólares]]Mantener el aire acondicionado de una tonelada encendido toda la noche puede disparar el consumo eléctrico por encima de los 400 CUP mensuales, el salario de un profesional. Sin embargo, muchas familias se deciden a hacerlo, agobiadas por el calor o porque quieren alquilar habitaciones a extranjeros.

"El aire acondicionado y el agua caliente no pueden faltar en este negocio", cuenta Rocío, quien gestiona junto a su madre un hostal colonial en Trinidad. Con tres habitaciones de alquiler, cada una con split, minibar y televisor, las emprendedoras pagan una tarifa eléctrica de cuatro dígitos. Consideran que, aún así, "da negocio" en una zona con una alta tasa de ocupación durante todo el año.

En noviembre de 2010 comenzó a regir una nueva tarifa eléctrica progresiva que penaliza con gravámenes de hasta un 300% a los hogares que consumen mensualmente más de 300 kilowatts/hora (KWH), una situación que ha disparado los fraudes eléctricos.

Un ingeniero de la Empresa Eléctrica en La Habana contó a 14ymedio las nuevas formas con que los ciudadanos buscan robar la electricidad. Antes "eran tendederas de cables visibles que eran fáciles de detectar o adulteraciones a los metros contadores que un técnico notaba enseguida" pero "ahora rompen hasta la calle para pasar los cables y se confabulan con trabajadores de la empresa".

El especialista asegura que existen "vecinos colindantes con entidades estatales que roban la electricidad de una empresa, un almacén, una carpintería o hasta un policlínico". Detalla que casi siempre "son casos de gente que tiene algún negocio altamente consumidor, como un horno eléctrico de hacer pizzas, una planta de chapistería, una paladar o muchos aires acondicionados".

El ingeniero recuerda a una familia en que "hasta los niños más chiquitos tenían un split en el cuarto y lo dejaban encendido todo el día". Un vecino alertó de la situación cuando supo que pagaban una tarifa eléctrica muy baja. La denuncia trajo a los inspectores y descubrieron que el contador estaba adulterado. Además de la multa "tuvieron que pagar de manera retroactiva todo lo que debían".

Para combatir los fraudes se sustituyeron los contadores analógicos por otros digitales y en algunas zonas del país se están volviendo a cambiar por unos nuevos de tecnología infrarroja. Pero las tretas son inagotables.

[[QUOTE:Un vecino alertó de la situación cuando supo que pagaban una tarifa eléctrica muy baja. La denuncia trajo a los inspectores y descubrieron que el contador estaba adulterado]]"El vecino de los altos vive solo y es jubilado, me pasa un cable con electricidad y a cambio yo le pago también su consumo", cuenta un próspero emprendedor que regenta una cafetería en la calle Zanja. "Así reparto el consumo y no me sale tan caro" porque evita que todos los kilowatts gastados vayan a una sola cuenta con el consiguiente recargo progresivo.

El cuentapropista tiene además tres aires acondicionados instalados a lo largo de la casa. "Sin esto no se puede vivir aquí, porque esta casa apenas tiene ventanas al exterior y la cocina del negocio genera mucho calor", explica. Los aparatos los compró en el mercado informal y está esperando "que bajen un poco los precios" para adquirir un cuarto.

"No es lo mismo ser cubano de ventilador que cubano de split", reflexiona. "Mientras que uno se la pasa molesto, al otro se le nota que tiene aire acondicionado porque está menos estresado".

Continue reading

Luis Nieto

Podría tratarse de un distanciamiento crónico hacia cualquier sufrimiento, como secuela de de eso que Vargas Llosa llamó "La civilización del espectáculo", pero no, ese distanciamiento es selectivo, es un sentimiento que aprieta más si se trata de gente de nuestra propia tribu. De Venezuela siguen llegando noticias alarmantes: hay tantos días de protesta ciudadana como muertos, en su gran mayoría jóvenes. Pero lastima que esas muertes no provoquen dolor en los que siguen pensando que es una conspiración contra el gobierno "progresista" o "revolucionario" del chavismo, en la versión de Nicolás Maduro.

¿Dónde están las armas de la oposición? Un violín que un día la guardia hizo añicos y al día siguiente el joven músico recibió otro de toda esa gran marea ciudadana que se hartó, y sigue yendo a la calle hasta que caiga el régimen de Maduro.

[[QUOTE:Los 109 diputados de la MUD marchan al frente cada día de protesta, la mayoría en los Estados de los que son representantes. Estos son los 37 diputados de Caracas, los "Escuderos del Parlamento"]]Conviene dar un repaso a la lista de jóvenes diputados electos por el pueblo en la última elección del 6 de diciembre de 2015. Ellos han plantado la defensa del Poder Legislativo frente a un régimen que ha desconocido el mandato popular. No dan órdenes, marchan junto a los demás, y como esos venezolanos que salen a defenderse de las tanquetas y las granadas de gases lacrimógenos, que la Guardia Nacional utiliza como munición, apuntando al cuerpo o a la cabeza.

Los 109 diputados de la MUD marchan al frente cada día de protesta, la mayoría en los Estados de los que son representantes. Estos son los 37 diputados de Caracas, los llamados "Escuderos del Parlamento", que día tras día defienden en la calle la poca democracia que todavía queda:

Primero Justicia, el partido del gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonsky, es quien más diputados heridos ha tenido desde que empezaron las movilizaciones. Carlos Paparoni y Juan Requesens, con cinco heridas cada uno, fueron los que más veces tuvieron que ser sacados de la manifestación para ser atendidos en alguna clínica. Miguel Pizarro y José Brito, lo siguen, con cuatro heridas cada uno. Gaby Arellano, José Manuel Arellano y Rafael Guzmán, han recibido tres heridas cada uno. Estos siete diputados pertenecen a la generación de 2007, fogueados en las luchas ciudadanas contra las clausuras de medios de prensa, y que protagonizaron ese año la protesta por la reforma constitucional que perdió Chávez, con un rechazo popular indiscutible.

El primer ataque a siete diputados fue el 28 de marzo pasado, de ahí en adelante no hubo tregua, a pesar de estar, supuestamente, protegidos por sus fueros parlamentarios. El 3 de abril, el diputado Juan Requesens fue atacado por civiles armados, resultando con corte en un párpado y rotura de caballete nasal. Requesens tiene 28 años. Sus señas en el cuerpo, son una herida en la frente con 56 puntos de sutura, un impacto de bomba lacrimógena en las costillas, un impacto de proyectil en un tobillo, y otra herida abierta en un codo, con tres puntos de sutura.

El diputado Juan Andrés Mejía tiene 31 años. En una ocasión se salvó de que le partieran la cabeza con una granada de gases porque llevaba el casco puesto, y en otra ocasión pudo evitar un impacto directo en el cuerpo al protegerse con los brazos; su hermano Alejandro no tuvo tanta suerte. Un guardia le disparó con una escopeta de perdigones a bocajarro, de los cuales siete todavía los lleva en el cuerpo por el riesgo que implica retirarlos.

[[QUOTE:El primer ataque a siete diputados fue el 28 de marzo pasado, de ahí en adelante no hubo tregua, a pesar de estar, supuestamente, protegidos por sus fueros parlamentarios]]Miguel Pizarro, de 29 años, otro de los jóvenes diputados conocidos como los "Escuderos del Parlamento", estaba junto al joven de 17 años Neomar Lander cuando una granada lo impactó en el pecho, provocándole la muerte casi inmediatamente. Los paramédicos que marchan junto a los manifestantes no pudieron reanimarlo. El artefacto era para cualquiera de los dos, podía haberle tocado a Pizarro. Conmocionado por la herida que le provocaba la muerte al adolescente, se identificó como diputado ante un guardia nacional, para que ayudasen a aquel muchacho que se desangraba, pero la única respuesta que recibió fue una trompada en la cara. Los padres de Pizarro son chilenos. Su abuelo se habíarefugiado en Venezuela huyendo de la dictadura de Pinochet, su padre estuvo preso entre 1980 y 1983, más tarde fue nuevamente detenido, en 1988. Su madre fue secretaria de la bancada parlamentaria del Partido Comunista de Chile, y luego del MIR. El diputado Miguel Pizarro, como los otros diputados, hace más de un año que no cobran sueldo, sobreviven con el apoyo de sus familias. Estar todo el día en la calle, comiendo poco, desgasta, pero Pizarro aclara: "El cansancio más fuerte es el emocional y el mental, todas las cosas que ves y oyes y todas las preguntas a las que hay que construirle respuestas. Pero al final de todo esto vamos a estar orgullosos de lo que hicimos, de que aguantamos la peor turbulencia y llevamos el barco a puerto".

Freddy Guevara es otro de los diputados que siempre marchan en primera fila. Recibió 12 puntos de sutura en un tobillo a consecuencia de una granada de gases lacrimógenos, que le dio de rebote, lo que evitó que el golpe le quebrara el tobillo. Con respecto a la actitud de estos nuevos dirigentes, Guevara opina: "Cuando el pueblo ve a todos los dirigentes políticos primeros en la lucha, arriesgando su vida al igual que ellos, saben que nuestro discurso y objetivo es honesto. El miedo se supera. Acá sabemos que tenemos dos objetivos claros: detener la constituyente y buscar la salida de Nicolás Maduro".

El médico del pelotón se llama José Manuel Olivares, otro de los diputados que lleva una herida de doce puntos en la cabeza, un impacto de metra (balín de acero o vidrio) en la rodilla, otra herida en un tobillo por bomba lacrimógena, raspaduras, quemaduras, y ha sufrido, como todos los que marchan, los efectos de los gases lacrimógenos. Ya doctor en medicina, y con una especialidad en oncología, se sumó a las luchas estudiantiles de 2007, la generación que le propinó la primera derrota electoral a Hugo Chávez.

[[QUOTE:"Dos costillas rotas no van a quebrantar mi convicción y yo no puedo pedirle a los venezolanos que salgan a la calle si yo no estoy ahí con ellos"]]Ahora el diputado y médico, tras 67 días de protestas en la calle, opina: "Nosotros decidimos hacer política con P mayúscula, así que lo que está ocurriendo es un acto de coherencia con nosotros mismos, con la irreverencia que retomamos para demostrar que no vamos a estar encerrados en una oficina haciendo política, y que si convocamos a una actividad en la calle, no solo tenemos que ser los primeros en llegar, nos ponemos al frente, nos quedamos y nos vamos de últimos".

La abogada y diputada Delsa Solórzano, fue de los primeros en recibir el impacto de una bomba lacrimógena, que le rompió dos costillas. "El dolor ha ido pasando. Con el tiempo es menos intenso o no sé si es que ya me acostumbré. Por ahora, siempre tengo mis medicamentos en la cartera y salgo con ellos a marchar. Por supuesto que cuando corro, el dolor es horrible. Duele cómo si fuera a tener un infarto cada dos minutos, o por lo menos, así lo siento yo. Pero dos costillas rotas no van a quebrantar mi convicción y yo no puedo pedirle a los venezolanos que salgan a la calle si yo no estoy ahí con ellos". Algo nuevo está pasando en Venezuela, algo que muchos se están perdiendo de apreciar, porque la fuerza de los dogmas hace su trabajo amargo. La resistencia al régimen despótico de Maduro está transitando por un camino distinto. Estos diputados, que ni siquiera cobran el sueldo, son el cambio.

__________________________________________________________

Nota de la Redacción: esta columna de opinión ha sido publicada previamente en el semanario uruguayo Voces. La reproducimos con la autorización del autor.

Continue reading

Mario J. Pentón

El Gobierno panameño tiene un plan para que los migrantes cubanos que se encuentran en el campamento de Gualaca, en el occidente del país, regresen a la Isla. Aunque no está cerrada la forma en que se desarrollará, el proyecto supone la concesión de un capital inicial para desarrollar un negocio por cuenta propia en Cuba y un visado de entradas múltiples a Panamá para poder abastecerse en sus mercados.

La información fue revelada por el viceministro de Seguridad panameño Jonathan del Rosario, quien en una entrevista con 14ymedio explicó que su país ha hecho “todo lo posible” por ayudar a los indocumentados caribeños. “Los estamos invitando a que se acojan a la opción de cuentapropistas porque les va a garantizar a ellos la entrada a Panamá y un apoyo económico”, dijo.

La opción de convertirse en cuentapropistas, esbozada a grandes rasgos en una primera reunión con los migrantes en Gualaca, es, al parecer, es una de las pocas soluciones que le queda al equipo de Gobierno, que se comprometió en un plazo de 90 días a resolver la situación de los migrantes. Pero los cubanos no lo ven claro.

“Todas las tiendas en Cuba son del Estado”, dice uno de los migrantes instalado en el albergue de Gualaca, habilitado por el Gobierno panameño tras el cierre del albergue de Cáritas y donde viven los 126 cubanos que decidieron acogerse al traslado. “Esas visas que nos están ofreciendo no nos convienen, porque en Cuba todo tipo de negocio es ilícito”, explica uno de los reunidos en un húmedo pasillos de albergue refiriéndose a las trabas que enfrenta el cuentapropismo en la Isla.[[QUOTE:Yosvani López, un joven migrante de Caibarién, admite que “si no hubiese otra alternativa” la opción de un visado múltiple sería la mejor]]

Yosvani López, un joven migrante de Caibarién, admite que “si no hubiese otra alternativa” la opción de un visado múltiple sería la mejor.  “Está claro que no queremos regresar, pero entre hacerlo obligatoriamente o con la opción de dejar una puerta abierta a volver me quedo con la segunda”, asegura.

El Gobierno panameño es claro al afirmar que no hay ninguna posibilidad de que los 126 cubanos que se encuentran en el albergue temporal en Gualaca o las otras decenas de migrantes cubanos varados en su país tras el fin de la política pies secos/pies mojados puedan quedarse en territorio panameño.

“Hemos sido muy francos. Su ingreso al país de manera irregular imposibilita que clasifiquen para ningún tipo de estatus migratorio en Panamá que no sea el de refugiado”, precisó Del Rosario.

“Desde que se desató la crisis migratoria en la región (2016) el Gobierno de Panamá realizó la operación Flujo Controlado para garantizar que los migrantes irregulares que ingresan en territorio panameño sean debidamente controlados y gocen de sus derechos fundamentales”, explicó. Según datos revelados por la Dirección General de Migración en ese país, más de 39.000 indocumentados cubanos han pasado en los últimos cinco años por el territorio panameño.

Tras el cambio de política migratoria en EE UU las opciones de puentes aéreos “se fueron reduciendo”, según Del Rosario. Finalmente, Panamá decidió negociar un convenio con las autoridades cubanas, firmado en los primeros días de marzo y a partir del cual han sido deportados a la Isla más de 90 migrantes.

Volver voluntariamente, y como cuentapropistas, para el viceministro no es una mala opción. “Estamos haciendo las consultas presupuestarias y, por supuesto, no lo hemos hecho a espaldas del Gobierno de Cuba. No los llevamos a Gualaca para engañarlos. El abanico de opciones que tenemos no es muy amplio y los países que hemos consultado no están acogiendo migrantes”, dijo Del Rosario.

Ivo Torres, uno de los cubanos que permanece en el albergue estatal, cree que esta vía no es la adecuada y sostiene que sus compatriotas no emigran por problemas económicos sino “buscando libertad y ser alguien en la vida”.

“El Gobierno cubano no valora la iniciativa privada porque quiere que la gente dependa de él”, dice Torres, que pone en duda que Raúl Castro permita que se conviertan en cuentapropistas.

Yelisvaris Pargas, en cambio tiene esperanzas en la propuesta del viceministro y no se muestra renuente a regresar, aunque no era su prioridad.

“Nuestro objetivo es llegar a Estados Unidos. Si no es Donald Trump, esperamos que haga fuerza la comunidad cubana en Miami, pero que alguien nos ayude porque nadie salió para quedarse en Panamá o Australia”, lamenta.

Por intermediación de la Iglesia Católica, el Gobierno panameño ha hecho una concesión excepcional para estudiar el caso de los cubanos con algo más de detenimiento, pero las autoridades han dejado claro que esa situación no se mantendrá “eternamente”.

“Igual que está Cuba hay otros países de la región que amenazan con desbordarse en una crisis migratoria y nosotros somos solo cuatro millones de habitantes, no podemos acoger a todos”, dijo.[[QUOTE:El viceministro Del Rosario considera que la mayoría de estos migrantes cubanos no pueden demostrar una persecución individual y que han salido de la Isla por razones económicas]]

El viceministro Del Rosario considera que la mayoría de estos migrantes cubanos no pueden demostrar una persecución individual y que han salido de la Isla por razones económicas, por lo cual no podrían acogerse al estatus de refugiados refugiados.

“La posición de Panamá respecto a la migración irregular siempre ha sido aplicar estrictas medidas de control. Antes del fin de la política pies secos/pies mojados, dependiendo de si la persona tenía algún tipo de alerta, se le daba una orden de abandonar el país y seguían su tránsito a lo largo del continente”, explicó.

El viceministro también negó que los cubanos no puedan salir del campamento provisional donde los tienen albergados: “Gualaca no es un hotel ni una pensión. La idea no es privarlos de sus derechos, pero deben tener paciencia”. No obstante, 14ymedio pudo comprobar que los migrantes solamente pueden salir del lugar bajo vigilancia y una vez por semana para recoger dinero en Western Union y hacer sus compras.

Fuentes del Ministerio de Seguridad desmintieron un supuesto viaje del viceministro el jueves al albergue de Gualaca para conversar con los migrantes y agregaron que continuarán buscando la mejor solución para los cubanos.


______________________________________________________

Este artículo forma parte de la serie “Una nueva era en la migración cubana” realizada por el diario 14ymedio, el Nuevo Herald y Radio Ambulante con el auspicio del Pulitzer Center on Crisis Reporting.

Continue reading

Carlos A. Montaner

El presidente Donald Trump se propone modificar y endurecer la política de Barack Obama con relación a Cuba. Obama, que acertó en ciertos aspectos sociales de su política interna, erró totalmente en su estrategia cubana. Me parece, pues, razonable cambiarla. No todo lo que Trump hace es equivocado. A veces, entre tuits insomnes, acierta.

Si hay algo que el jefe de cualquier Estado debe tener muy claro, es precisar quiénes son los amigos y los enemigos de la nación a la que le toca proteger. Trump sabe o intuye que los Castro, desde hace décadas, intentan perjudicar a su país por cualquier medio. En 1957 Fidel Castro escribió una carta a Celia Sánchez, entonces su amante y confidente, explicándole que la lucha contra Batista (la carta está firmada en Sierra Maestra) era sólo el prólogo de la batalla épica que libraría contra Washington durante toda su vida.

Fidel Castro, que fue un comunista convencido, cumplió esa promesa, luego reiterada docenas de veces oralmente y por la naturaleza de sus acciones. Por eso, cuando Fidel murió, Donald Trump, que había sido electo presidente pocas semanas antes, pero todavía no había tomado posesión, tras calificarlo  como un “dictador brutal”, dijo: "A pesar de que las tragedias, muertes y dolor causados por Fidel Castro no pueden ser borradas, nuestro Gobierno hará todo lo posible para asegurar que el pueblo cubano pueda iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y libertad".

En consecuencia, Trump, a los pocos meses de iniciar su andadura, ha retomado el propósito de cambiar el régimen cubano, irresponsablemente cancelado por Barack Obama en abril de 2015, como anunció el expresidente durante la Cumbre de Panamá, aunque, contradictoriamente, tuvo la solidaria cortesía de reunirse con disidentes cubanos que habían viajado desde la Isla, gesto simbólico que hay que agradecerle.[[QUOTE:¿Por qué Trump ha retomado la estrategia de “contener” a Cuba? Porque Raúl Castro no ha renunciado a la confrontación, lo que aconseja privarlo de fondos]]¿Por qué Trump ha retomado la estrategia de “contener” a Cuba, como se decía en la jerga de la Guerra Fría? Porque Trump y sus asesores, guiados por la experiencia del senador Marco Rubio y del congresista Mario Díaz-Balart, verdaderos expertos en el tema, piensan que Raúl Castro no ha renunciado a la confrontación, lo que aconseja privarlo de fondos.

Muy en consonancia con la impronta que Fidel dejó a su hermano y a su régimen, la revolución cubana continúa siendo enemiga de los ideales e intereses de Estados Unidos, como si la URSS continuara existiendo y el marxismo no se hubiera desacreditado totalmente hace ya más de un cuarto de siglo. Para Cuba la Guerra Fría no ha concluido. Para ellos, “la lucha sigue”.

Eso se demuestra en la alianza cubana con Corea del Norte, que incluye suministros clandestinos de equipos bélicos, prohibidos por Naciones Unidas, incluso mientras negociaba el deshielo con Washington. Es evidente en el respaldo a Siria, a Irán, a Bielorrusia, a la Rusia de Putin, y a cuanto dictador u “hombre fuerte” se enfrenta a las democracias occidentales. Se prueba en la permanente hostilidad contra el Estado de Israel, pero, sobre todo, queda clarísimo en la actuación de Raúl Castro en el caso venezolano.[[QUOTE:Si Obama creía que la dictadura cubana, a cambio de buenas relaciones, ayudaría a Estados Unidos a moderar la conducta de la Venezuela de Chávez y Maduro, se equivocó]]Si Obama creía que la dictadura cubana, a cambio de buenas relaciones, ayudaría a Estados Unidos a moderar la conducta de la Venezuela de Chávez y Maduro, se equivocó de plano. La Cuba de Raúl Castro se dedica a echar gasolina al incendio que devora a ese país, con el objeto de no perder los subsidios que le genera la enorme colonia sudamericana.

Los militares cubanos son el sostén esencial de la dictadura de Nicolás Maduro, personaje formado en la Escuela de Cuadros del Partido Comunista cubano llamada “Ñico López”.  Proporcionan inteligencia y adiestramiento a sus colegas venezolanos para que repriman cruelmente a los demócratas de la oposición. Los muy hábiles operadores políticos cubanos, formados en la tradición del KGB y la Stasi, asesoran a los chavistas y le dan forma y sentido a la alianza de los cinco gobiernos patológicamente “antiyanquis” de América Latina: la propia Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador.

Tiene razón el presidente Trump cuando afirma que Barack Obama (pese a su hermoso discurso en defensa de la democracia pronunciado en La Habana) no debió haber entregado todas las fichas norteamericanas sin que Raúl Castro hiciera concesiones fundamentales en beneficio del pueblo cubano y de su derecho a la libertad y la democracia. Eso es lo que Trump ahora intenta corregir.

Continue reading

Luz Escobar

El cierre de tres restaurantes privados en La Habana a mediados de esta semana ha desatado las dudas entre los dueños de negocios gastronómicos. A pesar de que el propietario de al menos uno de ellos tenía antecedentes con la justicia, el hecho de que las tres paladares figurasen entre los 20 mejores de la capital en el ranking de Cubapaladar ha alimentado el temor de que las autoridades estén actuando contra los negocios más prósperos.

La policía echó el cierre de El Litoral, Dolce Vita y Lungo Mare, todas ubicadas en el Vedado, después de un aparatoso operativo y la incautación de numerosos bienes, según pudo confirmar 14ymedio.

Alejandro Marcel Mendevil, cara visible de El Litoral, que figura a nombre de su madre, Nardis Francisca Mendivil, había tenido con anterioridad problemas con la justicia cuando trabajaba para una empresa vinculada al Ministerio de Turismo, según cuenta un empleado del local que prefirió permanecer en el anonimato. En esa ocasión estuvo "bajo investigación junto a otros empleados" por un supuesto desvío de recursos detectado en la entidad, que operaba con capital extranjero.

[[QUOTE:De aquella investigación salió sin cargos pero según el mismo empleado "ronda sobre él la sospecha de que en El Litoral estaba lavando el dinero extraviado"]]De aquella investigación salió sin cargos pero según el mismo empleado "ronda sobre él la sospecha de que en El Litoral estaba lavando el dinero extraviado".

Nardis Francisca Mendivil, dueña legal de El Litoral, rechaza hablar con la prensa para no perjudicar a su hijo, que está preso en 100 y Aldabó y por advertencia de la Seguridad del Estado, pero sí desmiente la versión publicada por algunos medios según la cual él era propietario de los tres paladares cerrados.

"Nosotros no tenemos nada que ver con Lungo Mare", asegura la madre del detenido. Otras fuentes del entorno reconocen que Mendivil gestionó también en un momento esa paladar pero la había vendido "hace unos meses".

Además, se queja de que no es la primera vez que tratan de imputar delitos falsos a su hijo ya que en el pasado se le quiso achacar la muerte de un policía, ocurrida tiempo atrás, quien según Mendivil se disparó "a sí mismo en el interior de una patrulla policial", a pocos metros de la paladar.

El cierre de los restaurantes se produjo después de un exhaustivo registro por parte del Departamento Técnico de Investigaciones de conjunto con fuerzas de la policía.

La noticia de lo sucedido circuló a través de correos electrónicos en el boletín de Cubapaladar sobre negocios gastronómicos. Sus organizadores se apresuraron a retirar los locales de su lista de recomendaciones y advierten que nunca van a incluir un establecimiento que se encuentre "bajo una investigación legal o estuvo involucrado en algún caso que viole alguna ley cubana".

Este jueves un improvisado cartel con la palabra "Cerrado" era la única señal visible que encontraban los clientes en la puerta del número 161 de Malecón entre K y L donde hasta hace poco El Litoral desbordaba de dinamismo. La zona ahora permanece desierta.

El operativo y la confiscación de numerosas pertenencias del local fueron comentadas por todo el barrio. "Vi desfilar muchas cosas: aires acondicionados, bebidas de diferentes marcas que tenían en la bodega, sillas, mesas, hasta los cubiertos se llevaron", relata un vecino.

Según el empleado del local al que tuvo acceso 14ymedio, los agentes también se llevaron todo lo que había en el sótano donde iba a inaugurarse un nuevo espacio destinado a "la degustación de bebidas exquisitas y tabacos cubanos".

El sitio, con una vasta carta especializada en mariscos y pescados, se convirtió en poco tiempo en un emblema de la nueva época para el emprendimiento cubano tras las flexibilizaciones al sector cuentapropista impulsadas por el Gobierno de Raúl Castro a partir de 2010.

"Desde que entrabas por la puerta te parecía que no estabas en Cuba por la variedad de platos y la eficiencia del servicio", cuenta Grégory, una francés que en la última década ha visitado más de una veintena de veces Cuba, donde tiene "dos hijas y muchos amigos".

Sin embargo, aquellos tiempos de bonanza y glamour parecen haber terminado en la casona de amplios salones y una vista directamente hacia el mar.

La escena de El Litoral se repite en el restaurante Dolce Vita, especializado en comida mediterránea y también ubicado en el Malecón habanero. El lugar, que era un ajetreo de camareros y clientes, ahora está cerrado a cal y canto.

[[QUOTE:"Esto pasó porque se destacó mucho. El Litoral se convirtió en una referencia y venían muchos extranjeros y diplomáticos"]]En la esquina que hacen la calle 1ra y C, en el Vedado, el silencio también se ha apoderado de la terraza exterior y del área interior de Lungo Mare. Bajo su distintivo toldo de listas blancas y rojas no se siente el ruido de los cubiertos ni el tintinear de las copas. "Esto está muerto y va a costar tiempo que resucite", ironiza un vendedor de periódicos que lamenta la situación.

"Todo el barrio se beneficiaba con este restaurante porque venía mucha gente y yo podía vender algunos de mis periódicos a un precio un poco mejor", explica.

"Esto pasó porque se destacó mucho", cuenta Luis Carlos un joven que hace de mensajero de productos agrícolas para varios restaurantes de la zona. "El Litoral se convirtió en una referencia y venían muchos extranjeros y diplomáticos", explica. "Aquí vendían las mejores croquetas de La Habana y no es un chiste".

Ningún otro propietario de restaurante o cafetería particulares de la zona ha querido comentar el caso.

Continue reading

Yoani Sánchez

La madre murió, el hermano emigró y nadie lleva flores a la tumba de uno de esos tantos jóvenes cubanos que perdieron la vida en las llanuras africanas. Su fallecimiento sirvió para edificar el régimen autoritario de José Eduardo dos Santos en Angola, un caudillo que desde 1979 mantiene en un puño a una nación de enormes recursos y pocas libertades.

Con 74 años, Dos Santos sabe que el final está cerca. Su salud se deterioró en los últimos meses y ha anunciado que se retirará de la política en 2018, el mismo año en que Raúl Castro abandonará la presidencia de la Isla. Ambos pretenden dejar atada y bien atada la sucesión, para proteger a sus respectivos clanes y evitar terminar en un tribunal.

Durante décadas, los dos gobiernos se han apoyado mutuamente en foros internacionales y mantenido una estrecha complicidad. Los une la historia de colaboración, con más de 300.000 cubanos desplegados en territorio angoleño durante la guerra civil, financiados y armados por la Unión Soviética, pero también los conecta su talante antidemocrático.

La longevidad en el cargo es otro de los signos que comparten Castro y Dos Santos.

[[QUOTE:Los une la historia de colaboración, con más de 300.000 cubanos desplegados en territorio angoleño durante la guerra civil, financiados y armados por la Unión Soviética, pero también los conecta su talante antidemocrático]]El angoleño, apodado Zedu, es un miembro "ilustre" del club de caudillos africanos que siguen aferrados al poder. Un grupo al que pertenecen hombres como el impresentable Robert Mugabe, que lleva al frente de de Zimbabwe 37 años, y Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, que gobierna desde hace casi 38 años Guinea Ecuatorial.

La contraparte isleña les supera y lleva casi seis décadas en la sala de mando de la Plaza de la Revolución, ya sea como ministro de las Fuerzas Armadas o, tras la enfermedad de su hermano, como presidente. Ni Zedu ni Castro toleran la oposición política y han reprimido con fuerza cualquier disidencia.

Los angoleños viven también rodeados por la omnipresencia de la familia real. En los billetes, el rostro de Dos Santos comparte espacio con el de Agostinho Neto y en la propaganda política se le representa como el salvador de la patria. Una de las tantas tretas de los sistemas populistas, pero muy alejada de la realidad.

Lo que realmente ha ocurrido es que la familia y los aliados más cercanos del presidente africano se han labrado fortunas colosales. El mayor exportador de petróleo en África, actualmente, ha alimentado esa oligarquía que, por ironías de la historia, fue levantada sobre el esfuerzo de miles de cubanos que se dejaron la vida o la cordura en su territorio.

Isabel dos Santos, apodada por sus compatriotas la Princesa, no ha perdido tiempo en aprovecharse de las prerrogativas que le otorga su padre. La revista Forbes la considera la mujer más rica de África, con una fortuna que ronda los 3.100 millones de dólares, y el pasado año fue nombrada al frente de la petrolera estata Sonangol, el más importante pilar económico del país. Controla también la telefónica Unitel.

Se asemeja a Mariela Castro en el gusto por dar declaraciones a los medios extranjeros y presentarse como alguien que ha logrado todo "por esfuerzo propio". Proyecta una imagen de empresaria moderna y cosmopolita, pero todos sus negocios prosperan gracias a los privilegios de los que goza por ser hija de quien es.

[[QUOTE:Isabel dos Santos se asemeja a Mariela Castro en el gusto por dar declaraciones a los medios extranjeros y presentarse como alguien que ha logrado todo "por esfuerzo propio"]]Apalancado económicamente está también el hermano, José Filomeno de Sousa dos Santos, a la cabeza del fondo soberano angoleño que gestiona 5.000 millones de dólares. Un émulo de Alejandro Castro Espín, a quien muchos señalan detrás de la impresionante voracidad que ha llevado a que los militares cubanos se apoderen de sectores como la gestión hotelera.

Sin embargo, Zedu ha preferido optar por un títere como heredero al cargo de presidente y al frente del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA): el ministro de Defensa de Angola, João Manuel Gonçalves Lourenço. Una figura que pondrá la cara mientras los verdaderos delfines pretenden seguir chupando -cual voraces sanguijuelas- los recursos de un país que no atraviesa un buen momento.

Gonçalves Lourenço es tenido como un moderado, al igual que su émulo isleño, el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel. Hombres que intentará darle un lavado de cara a ambos sistemas personalistas para acallar las voces de quienes aseguran que la "generación histórica" no quiere abandonar el poder. Ninguno de los dos ha sido elegido por su capacidad sino por su confiabilidad y mansedumbre.

Gonzalves llegó a La Habana a mediados de mayo con un mensaje del presidente Dos Santos para Raúl Castro. En Angola trabajan en la actualidad 4.000 cubanos en sectores como salud, educación, deportes, agricultura, ciencia y tecnología, energía y minas. Es uno de los países más apetecidos por los profesionales de la Isla por sus ventajas económicas.

El viaje, seguro, incluyó también un compromiso de seguir apoyándose y, tal vez, alguna promesa de crédito o ayuda petrolera para aliviar los complicados momentos que vive la Isla. Muy probablemente el heredero del trono vino a decirle al envejecido monarca que pierda cuidado, que Angola seguirá contándose entre sus aliados. Son palabras que puede llevarse el viento ante el futuro incierto que aguarda a ambos países.

[[QUOTE:Muy probablemente el heredero del trono vino a decirle al envejecido monarca que pierda cuidado, que Angola seguirá contándose entre sus aliados]]Durante años el régimen angoleño se benefició de importantes inversiones extranjeras y de los altos precios del petróleo, principal fuente de ingresos. Sin embargo, la caída en el valor del crudo en el mercado internacional ha complicado el día a día de los ciudadanos sometidos a recortes económicos, una subida del coste de la vida y una disminución de la inversión pública. La inconformidad se palpa a flor de piel.

En la Isla, no pasa una semana sin que un obituario recuerde la realidad de que los históricos se están muriendo. El deshielo con Estados Unidos está al borde de un frenazo y el mastodóntico aparato estatal no acaba de adaptarse a los nuevos tiempos. La doble moral, la corrupción y el desvío de recursos lo minan todo.

Ni Castro ni Dos Santos saldrán del poder en el contexto que soñaron. Uno se va enfermo, después de haber negado en la práctica sus raíces ideológicas, e intuye que la la historia destrozará su supuesto legado. El otro pierde el control sobre Venezuela, esa mina de recursos que prolongó la vida del castrismo. Su peor pesadilla es que a los jóvenes cubanos les importa más Juego de tronos que la épica revolucionaria.

Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Luisa Ortega, Fiscal General de Venezuela, introdujo un recurso de nulidad ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) basado en el carácter inconstitucional de la Constituyente que intenta organizar Nicolás Maduro. Ortega le ha disparado un torpedo a la línea de flotación de un chavismo que ya andaba flaco, fané y descangallado.

Poco antes de dar ese paso definitivo, Ortega declaró que era una persona que no conocía el miedo y, francamente, lo ha demostrado. La respuesta de algunos chavistas ha sido de un cinismo terrible: pretenden declararla “loca”. Algo así como establecer que todo funcionario que tenga un criterio independiente conforme a la ley es la prueba de que está mal de la cabeza.

Probablemente los jueces del TSJ, que son meros apéndices de la presidencia, rechacen el recurso de la Fiscalía, pero el mero hecho de haber iniciado ese trámite judicial deslegitima totalmente el proyecto de liquidar los vestigios republicanos que quedaban en Venezuela con el objeto de instaurar una dictadura totalitaria calcada del modelo cubano.

La postura de Ortega, súbitamente apegada a Derecho –es mejor tarde que nunca–, coincide con el extraordinario ejemplo de rebeldía civil que están dando decenas de miles de jóvenes en ese país. Era realmente un “bravo pueblo”, como reza el himno de los venezolanos. Ya llevan 67 muertos y continúan repitiendo una consigna tercamente heroica mientras los gasean y balean sin compasión: “Calle sin retorno hasta que Maduro se vaya”.

¿Es eso posible? Puede ser. Maduro apesta. En marzo, el 21,1% de los venezolanos pensaba que Maduro debía terminar su mandato constitucional en 2018. Era poco, pero al menos una quinta parte así lo creía. A principios de mayo, menos de 45 días después, el porcentaje de apoyo se había reducido dos tercios, al 8,08%. Si lo miden en junio, creo que ni Cilia, su mujer, lo respaldaría. Ese país, esa sociedad, no lo quiere. “¡Fuera Maduro!”, es más un mantra que una consigna.[[QUOTE:Según una encuesta auspiciada por la Universidad Católica Andrés Bello, el 89,02% piensa que Venezuela va mal o muy mal y el 79% culpa al Gobierno de esta situación]]

Estos datos provienen de una reciente encuesta nacional, muy bien hecha, auspiciada por la Universidad Católica Andrés Bello. Los números reflejan lo que dicta el sentido común. El 89,02% piensa que Venezuela va mal o muy mal. Pero no se trata de una percepción abstracta. Ocho de cada diez venezolanos estiman que a ellos mismos les va mal o muy mal.

¿Por qué? Sencillo: la escasez de alimentos y medicinas  es pavorosa y creciente. El 79% de los venezolanos culpa al Gobierno de esta situación, incluido el 44% de los que se autocalifican de chavistas. El hambre ha llegado a los cerritos. La indiferente legión de los ni-ni –ni con unos ni con otros– se ha reducido a la mitad. Ergo, el 77% del pueblo respalda las protestas frente a un magro 17% que se opone.

La encuesta es muy larga. Vale la pena examinarla porque pregunta a los venezolanos cuál es la salida del laberinto. Naturalmente, los presos políticos, claro, a la calle. Y, sin duda, consultas verdaderamente democráticas. Nadie quiere una guerra civil. Inmediatamente, elecciones para gobernadores y alcaldes. Luego, la presidencial. El objetivo es enfriar la bomba potencial en una urna.

Mientras todo eso sucede, el 88,4% pide un canal humanitario para que los pobres coman y se curen. (Los pobres, gracias a la estupidez congénita del socialismo, ya son más del 66% del censo y continúan aumentando. Por ahora, se alimentan de las sobras, a veces nauseabundas, del pequeño grupo que tiene ahorros en dólares fuera del país).

Por eso cada día que pasa aumenta el clamor internacional por una intervención humanitaria. En Naciones Unidas, en los años noventa quedó consagrado el "deber de proteger". Basta con examinar las imágenes de los niños desnutridos publicadas por la BBC de Inglaterra para darse cuenta de que ese empobrecido país está a la las puertas de una hambruna que puede matar a un par de millones de personas, como en su momento ocurrió en Corea del Norte.[[QUOTE:Ese empobrecido país está a la las puertas de una hambruna que puede matar a un par de millones de personas, como en su momento ocurrió en Corea del Norte]]

Si Vladimir Padrino López, el general a cargo del manicomio, revisa la encuesta, verá que el Ejército, la policía y los paramilitares están en la cola de los aborrecimientos, sólo superados en esa poco honorable shit list por los chupópteros de los países del ALBA, percibidos como los grandes chulos de la riqueza venezolana.

La plata de los venezolanos fue a parar a los bolsillos de Cuba, Nicaragua, y al resto de las naciones paniaguadas, descontando el enorme caudal que se robaron los bandidos del Socialismo del Siglo XXI, a cambio de respaldo internacional para, precisamente, destruir la economía del país más rico de América Latina. Por supuesto que es para indignarse.  

Ese es el mejor argumento que tiene Padrino para quitarle todo apoyo a Maduro. Los están hundiendo ante un pueblo que antes los admiraba. Los grupos más respetados son los muchachos que luchan y mueren, los empresarios que tratan de crear riquezas nadando contra la corriente, los curas locales, que están junto al pueblo, las redes sociales que transmiten información y no propaganda.

Obviamente, Raúl Castro y sus militarotes intrigan incesantemente para no perder esa fuente de ingresos, pero el chavismo sereno –de que los hay, los hay– tendrá que admitir que no se puede ahogar para salvar a una isla parásita, aferrada a un sistema absolutamente improductivo, empeñada en no crear riqueza y en vivir de la caridad ajena, que lo único que aporta, cobrados a precio de oro, son los planos para la fabricación de una asfixiante jaula implacablemente miserable.

La encuesta termina con una frase certera: la libertad está cerca. ¿Cuándo? No lo dice. Son encuestadores, no magos. 

Continue reading

Carlos Alberto Montaner

¿Se puede calificar de populista a la Revolución cubana? Se puede y debe hacerse. Enseguida lo veremos.

En diciembre 19 del 2016 The Economist admitía que la palabra populismo significaba muchas cosas. Servía para caracterizar a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, al comunista español Pablo Iglesias, líder de Podemos, al violento presidente filipino Rodrigo Duterte, inductor de las ejecuciones de cientos de personas acusadas de narcotráfico, o incluso a Evo Morales, presidente de Bolivia y portavoz de los cocaleros de su país, lo que lo hubiera convertido en víctima de Duterte si hubiera sido filipino.

Esas aparentes contradicciones no deben sorprendernos. El populismo no es exactamente una ideología, sino un método para alcanzar el poder y mantenerse en él.

[[QUOTE:La palabra populismo servía para casi todo. El vocablo, dotado de una sorprendente elasticidad semántica, había evolucionado notablemente desde que fue acuñado en Estados Unidos]]El populismo le sirve a la derecha y a la izquierda, a ciertos conservadores y a los comunistas. Incluso, pueden recurrir a él formaciones democráticas dispuestas a ganar y perder elecciones, como sucede con el peronismo argentino o el PRI mexicano, u otras, como el chavismo venezolano, que lo utilizan para alcanzar el poder y, una vez encumbrados, se afianzan contra todo derecho en la poltrona presidencial y arman verdaderas dictaduras.

En todo caso, la palabra populismo servía para casi todo. El vocablo, dotado de una sorprendente elasticidad semántica, había evolucionado notablemente desde que fue acuñado en Estados Unidos en la última década del siglo XIX para designar a un sector rural del Partido Demócrata adversario de los más refinados republicanos, entonces calificados de elitistas alejados de la realidad del pueblo agrícola norteamericano. En esa época, como ocurría en el resto del planeta, más de la mitad de la población norteamericana obtenía su sustento de tareas relacionadas con el campo.

Pero más que sustituir esa acepción de la palabra –el rechazo a las élites– , se le fueron agregando otras características, sin que desapareciera el desprecio por los intelectuales, por las personas adineradas, los núcleos cercanos al poder, y todo aquel que se desviara del culto por el "pueblo verdadero".

De alguna manera, ese viejo rencor hincaba sus raíces en la Revolución francesa y la devoción popular por los sans-culottes, aquellos jacobinos radicales que odiaban hasta la manera de vestir de nobles y burgueses enfundados en unos ajustados bombachos de seda –los culottes– y pusieron de moda el áspero pantalón de los trabajadores.

Aunque no se llamara populismo, ésa fue la actitud de Stalin cuando recetó e impuso el "realismo socialista" –una fórmula ajena y refractaria a cualquier vanguardia– para proteger la esencia nacionalista del pueblo ruso, lo que lo llevó a calificar de estúpida la ópera Macbeth de Dmitri Shostakóvich porque estaba, decía, infestada de cosmopolitismo.

Lo verdaderamente revolucionario y de izquierda era lo que conectara con la esencia campesina y viril del pueblo ruso.

En ese sentido, en Estados Unidos eran populistas los que se burlaban de los eggheads que rodeaban al presidente John F. Kennedy. O en Camboya los matarifes empleados por Pol-Pot para asesinar o reeducar a millones de estudiantes y maestros procedentes de las ciudades.

[[QUOTE:La Revolución Cubana también tiene algo de ese salvaje primitivismo anti-establishment]]Incluso, fueron populistas los patriotas maoístas que perseguían a los sospechosos de mil desviacionismos, incluidos los que utilizaban gafas para subrayar su superioridad intelectual en la China de Mao durante la Revolución Cultural. (Hasta eso, utilizar lentes, llegó a ser considerado un síntoma de decadencia durante el espasmo maoísta-populista de la Revolución Cultural china).

La Revolución Cubana también tiene algo de ese salvaje primitivismo anti-establishment. Durante décadas fue desechada la corbata burguesa y el trato respetuoso de usted. Lo revolucionario eran la guayabera o la camisa varonil, la ropa de mezclilla de los obreros, la palabra compañero o compañera para dirigirse al otro, porque se había desterrado del lenguaje y de las apariencias todo lo que pudiera calificarse de elitista.

Lo revolucionario, lo propio del "hombre nuevo", algo que los niños aprendían muy pronto en la escuela, era a ser como el Che, una persona que proclamaba como una virtud la falta de aseo.

Es decir, la Revolución prefería a los niños desaliñados, desinteresados de los signos materiales, refractario a las colonias y a los desodorantes, porque un verdadero macho no necesita de esos aditamentos feminoides. La "gente verdadera", que eran los revolucionarios, no sucumbían a esos comportamientos ultraurbanos y pequeñoburgueses de la "gente falsa".

Los diez rasgos universales del populismo

Tal vez uno de los mejores acercamientos al tema, uno de los intentos más certeros de definir de qué estamos hablando cuando mencionamos la palabra populismo, es el del profesor de Princeton Jan-Werner Müller en su breve libro What is populism, publicado en el 2016 por la University of Pennsylvania Press de Filadelfia.

En esencia, se mantiene la definición original de quienes desprecian a las élites corrompidas por la dolce vita de inspiración occidental, pero se agregan otros diez factores como:

1. El exclusivismo: sólo "nosotros" somos los auténticos representante del pueblo. Los "otros" son los enemigos del pueblo. Los "otros", por lo tanto, son unos seres marginales que no son sujetos de derecho.

2. El caudillismo: se cultiva el aprecio por un líder que es el gran intérprete de la voluntad popular. Alguien que trasciende a las instituciones y cuya palabra se convierte en el dogma sagrado de la patria (Mussolini, Perón, Fidel Castro, Juan Velasco Alvarado, Hugo Chávez).

3. El adanismo: la historia comienza con ellos. El pasado es una sucesión de fracasos, desencuentros y puras traiciones. La historia de la patria se inicia con el movimiento populista que ha llegado al poder para reivindicar a los pobres y desposeídos tras siglos de gobiernos entreguistas, unas veces vendidos a la burguesía local y otras a los imperialistas extranjeros.

4. El nacionalismo: una creencia que conduce al proteccionismo o a dos reacciones aparentemente contrarias. El aislacionismo para no mezclarnos con los impuros o el intervencionismo para esparcir nuestro sistema superior de organizarnos.

5. El estatismo: es la acción planificada del Estado y nunca el crecimiento espontáneo y libre de los empresarios lo que colmará las necesidades del pueblo amado, pero necesariamente pasivo.

6. El clientelismo: concebido para generar millones de estómagos agradecidos que le deben todo al gobernante que les da de comer y acaban por constituir su base de apoyo.

7. La centralización de todos los poderes: El caudillo controla el sistema judicial y el legislativo. La separación de poderes y el llamado check and balances son ignorados.

8. El control y manipulación de los agentes económicos, comenzando por el banco nacional o de emisión, que se vuelve una máquina de imprimir billetes al dictado de la presidencia.

9. El doble lenguaje: La semántica se transforma en un campo de batalla y las palabras adquieren una significación diferente. "Libertad" se convierte en obediencia, "lealtad" en sumisión. Patria, nación y caudillo se confunden en el mismo vocablo y se denomina "traición" cualquier discrepancia.

10. La desaparición de cualquier vestigio de "cordialidad cívica". Se utiliza un lenguaje de odio que preludia la agresión. El enemigo es siempre un gusano, un vendepatria, una persona entregada a los peores intereses.

La Revolución cubana encaja perfectamente en ese esquema

El marxismo-leninismo admite estos rasgos populistas sin grandes contradicciones. De alguna manera, la pretensión marxista de haber descubierto las leyes que gobiernan la Historia es una perfecta coartada pseudocientífica para que afloren los síntomas.

Exclusivismo

La revolución cubana es exclusivista. "Fuera de la Revolución, nada", dijo Fidel en 1961 en su discurso Palabras a los intelectuales. Y enseguida apostrofó: "dentro de la revolución, todo". Sus líderes no tienen el menor remordimiento cuando advierten que "la universidad es sólo para los revolucionarios". O cuando cancelan y persiguen toda opción política que no sea la que ellos preconizan. O cuando alientan a las turbas a que persigan y les griten a los desafectos o a los gays que "se vayan", porque los cubanos no tienen derecho a vivir en el país si no suscriben la visión oficial definida por la Revolución o si no tienen la inclinación sexual de los "verdaderos cubanos". Todo el que no es revolucionario es "escoria". Es despreciable y, por lo tanto, extirpable.

En Cuba ni siquiera ha sido posible inscribir verdaderas ONGs extraoficiales (y la oposición lo ha tratado) porque el Gobierno ha estabulado a la sociedad en varias instituciones exclusivas – Comités de Defensa, Federación de Mujeres Cubanas, Confederación de Trabajadores Cubanos, Federación de Estudiantes, etc. --, presididas por el Partido Comunista y su ala juvenil. Ya lo dijo Fidel: "fuera de la Revolución, nada" y "a los enemigos, ni un tantico así".

Caudillismo

El caudillismo es y ha sido la seña de identidad más evidente de la Revolución cubana. Fidel Castro, desde 1959 hasta su forzado retiro en el 2006 debido a una grave enfermedad, hizo lo que le dio la gana con la sociedad cubana. A partir de ese momento, se transformó en la inspiración de su hermano Raúl, escogido por él para sucederlo en el trono, algo que oficialmente ocurrió en el 2008, pero que en realidad no culminó hasta el 25 de noviembre de 2016, cuando Fidel, finalmente, murió tras 90 años de una vida agitada.

Fidel, con la permanente complicidad de Raúl, lo hizo todo de manera inconsulta: desde cambiar el sistema económico del país introduciendo el comunismo, lo que implicó la desbandada de los empresarios y el empobrecimiento de la sociedad, hasta convertir la nación en un nuevo satélite de la URSS, sacando a los cubanos de su hábitat cultural latinoamericano. Ejerciendo su omnímoda voluntad, llevó a los cubanos a pelear en interminables guerras africanas, mientras desarrollaba decenas de "focos" revolucionarios, como el que le costó la vida al Che Guevara en Bolivia en 1967. Fidel, y luego Raúl, no sólo han sido los caudillos. Han sido los amos de una plantación de verdaderos esclavos.

Adanismo

El adanismo ha sido parte esencial del discurso de la Revolución cubana. El sustantivo proviene de Adán, el primer hombre sobre la tierra según el mito bíblico. Nunca hubo verdaderos cubanos, gallardos e independientes, hasta que triunfó la Revolución. Ahí comenzó la verdadera historia de la patria y de los patriotas.

Entre José Martí, muerto en 1895 combatiendo a los españoles, y Fidel Castro, Máximo Líder de la Revolución desde 1959, hay un total vacío histórico. Para subrayar esos nexos, Fidel Castro dio órdenes de que a su muerte lo sepultaran junto a Martí. Así se hizo en noviembre de 2016.

En ese fantástico relato adánico, la Revolución es la única heredera de los mambises independentistas que se enfrentaron a los españoles. La república fundada en 1902 no existe. Fue una pseudorepública fantasmal subordinada a los yanquis, descalificada por la Enmienda Platt que autorizaba la intervención de Washington en caso de que se interrumpiera el curso democrático. (La Enmienda Platt fue derogada en 1934, pero ese dato no obsta para que una de las frecuentes acusaciones a la oposición sea la de plattista).

Los ataques a la pseudorepública se llevaban a cabo en todos los frentes, incluido el del entretenimiento. Uno de los programas más populares de la televisión cubana se titulaba San Nicolás del Peladero, emitido semanalmente por la televisión entre los años 60 y 80 del siglo pasado. Era un pueblo imaginario de la Cuba prerrevolucionaria, gobernado por un alcalde del Partido Liberal, tramposo y deshonesto, pero los conservadores no le iban a la zaga. El propósito era caricaturizar la época y burlarse de la República. Era reforzar en el pueblo la idea de que la historia real y gloriosa del país independiente comenzó en 1959.

Nacionalismo

Fidel Castro y sus cómplices nunca se molestaron en explicar cómo se podía hacer una revolución comunista en Cuba sin renunciar al nacionalismo, pero igual sucedía en la URSS, donde se cultivaban sin tregua ni pausa las raíces de la madre patria Rusia aunque ello fuera profundamente antimarxista.

El nacionalismo, pues, proclamado con fiereza, ha sido una de las señas de identidad de la Revolución cubana, y muy especialmente desde la desaparición de la URSS. Sólo que el nacionalismo conduce inevitablemente al proteccionismo en el terreno económico, aunque en el político el régimen cubano, mientras protesta airado contra cualquier acción o crítica sobre o contra la Revolución, invariablemente calificada como "injerencista", al mismo tiempo proclama su derecho a inmiscuirse en los asuntos de cualquier país mientras repite la consigna de que "el deber de cualquier revolucionario es hacer la revolución".

Estatismo

Hay un estatismo económico, que es el más difundido, que supone, contra toda experiencia, que le corresponde al Estado crear y preservar las riquezas. Ahí se inscriben las expresiones "soberanía alimentaria", control de las "empresas estratégicas", las "nacionalizaciones" (que son, realmente, estatizaciones), o el fin de la plusvalía, como quería Marx, por medio de la transferencia al sector público de las actividades privadas.

La Cuba comunista, como nadie disputa, ha sucumbido a esos planteamientos estatistas al extremo de haber sido la sociedad más estatizada del perímetro soviético, especialmente desde que en 1967 decretó la confiscación de casi 60.000 microempresas (todas las que había) en lo que llamó la Ofensiva revolucionaria. Pero acaso eso, con ser radicalmente injusto y empobrecedor, no es lo más grave. Al fin y al cabo, el populista es casi siempre estatista, especialmente si se coloca a la izquierda del espectro político.

Lo más pernicioso es el razonamiento, fundado en la expresión "razón de Estado", acuñada por Maquiavelo, quien le llamara Arte dello Stato (Discursos sobre la primera década de Tito Livio), que comienza por admitir que a la patria se le sirve "con ignominia o con gloria", lo que lleva a los gobernantes populistas a cometer cualquier crimen o violación de la ley amparándose sin recato en el patriotismo. La revolución es un Jordán que limpia cualquier exceso.

Esa coartada, esa "razón de Estado", les sirve a los gobernantes populistas para cometer toda clase de crímenes. No dicen, como Maquiavelo, que lo primordial es proteger al Estado, sino algo muy parecido porque la idea de revolución se ha confundido, a propósito, con la de nación, caudillo, y pueblo.

En Cuba todo se justifica con proteger a la Revolución, sinónimo de Estado. Y ese todo incluye desde encarcelar a decenas de miles de ciudadanos, como el Comandante Huber Matos, hasta asesinar a Oswaldo Payá o a decenas de personas que huían a bordo de una vieja embarcación llamada 13 de marzo, en la que viajaban numerosos niños. Para ellos son gajes del oficio, peccata minuta que se redimirá en el futuro radiante que les espera a los cubanos cuando llegue el comunismo.

Clientelismo

Fidel Castro, lector de Mussolini e imitador de su discípulo Perón, sabía que lo primero que debe hacer un gobernante populista es crearse una base de apoyo popular asignando privilegios a sabiendas de que a medio plazo eso significará la ruina del conjunto de la sociedad.

En 1959 comenzó por congelar y reducir arbitrariamente el costo de los alquileres y de los teléfonos y electricidad en un 50%, al tiempo que decretaba una reforma agraria que transfería a los campesinos en usufructo (no en propiedad) una parte sustancial de las tierras.

Esto le ganó, provisionalmente, el aplauso entusiasta de millones de cubanos (que era lo que perseguía), aunque destruyó súbitamente la construcción de viviendas y paralizó las inversiones en mantenimiento y expansión, tanto de la telefonía como de las redes eléctricas y de la conducción de agua potable, lo que luego sería una catástrofe para la casi totalidad de la sociedad. (Lo de "casi" es porque la nomenklatura, acaso el 1% de la población, suele estar a salvo de estas carencias tercermundistas).

Fue entonces, a partir del primer reclutamiento clientelista, cuando en cientos de miles de viviendas los cubanos agradecidos comenzaron por colocar en sus hogares letreros que decían "Fidel, esta es tu casa", a los que luego agregaron otro más obsequioso que demostraba que le habían entregado al caudillo cualquier indicio de juicio crítico: "Si Fidel es comunista, que me pongan en la lista".

En todo caso, esa primera fase sería provisional, en la medida en que se creaba el verdadero sostén de la dictadura: los servicios de inteligencia, para lo que tuvo abundante ayuda soviética. En 1965 ya la contrainteligencia controlaba totalmente a la sociedad cubana, dedicada a desfilar bovinamente en todas las manifestaciones, mientras la inteligencia se dedicaba a fomentar los focos revolucionarios en medio planeta.

El clientelismo revolucionario, por supuesto, no se consagró solamente a los cubanos. Los extranjeros útiles como caja de resonancia (Sartre, García Márquez, por ejemplo), o por los cargos que desempeñaban (el chileno Salvador Allende, el mexicano López Portillo, entre cientos de casos) eran cortejados y ensalzados en una labor de reclutamiento tan costosa como eficaz a la que le asignaban decenas de millones de dólares todos los años. A su manera, también eran estómagos o egos agradecidos.

Centralización de poderes

En Cuba no existe el menor vestigio de separación de poderes. Durante los primeros años de la Revolución el Consejo de Ministro, cuyo factótum era Fidel, se ocupaba de legislar al tiempo que despedían a los jueces independientes y nombraban a "compañeros revolucionarios" en esos cargos.

Los comunistas no creen en la separación de poderes. Los cubanos le llaman a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Parlamento de la nación, los niños cantores de La Habana. Se trata de un coro afinado y obsecuente que jamás ha discutido una ley o hecho una proposición crítica.

Son convocados dos veces al año por periodos muy breves para refrendar las decisiones del Ejecutivo, que hoy son, claro está, las de Raúl, como hasta su muerte fueron las del Comandante. De acuerdo con la famosa frase mexicana atribuida al líder sindical oficialista Fidel Velázquez con relación al PRI: "el que se mueve no sale en la foto".

El Poder Judicial es, igualmente, una correa de transmisión de la autoridad central. Si el pleito tiene algún componente ideológico, la sentencia se estudia y genera en la policía política. Incluso, cuando se trata de un delito común, pero el autor es un revolucionario o un desafecto connotado, esa circunstancia se toma en cuenta.

Cuando el comandante Universo Sánchez, un líder histórico de la Revolución, asesinó a un vecino por un pleito personal, la condena fue mínima, dados los antecedentes políticos del delincuente. En Cuba todos son iguales ante la ley ... menos los héroes revolucionarios o los opositores.

Control económico

En Cuba no hay el menor factor económico aislado de las órdenes de la cúpula dirigente. Como no existe el mercado, el Gobierno decide el salario y el precio de las cosas y servicios. Y como el Banco Central o Nacional es un apéndice del Ministerio de Economía, sin la menor independencia, ahí se fija arbitrariamente el valor de la moneda, el monto de los intereses o la cantidad de papel moneda que se imprime.

Por otra parte, las empresas extranjeras que operan en el país, siempre asociadas al Gobierno, tienen que reclutar a sus trabajadores por medio de una entidad oficial que les cobra en dólares, pero paga los salarios en pesos, confiscando a los trabajadores hasta el 95% de lo que obtienen.

Asimismo, el país posee dos monedas: el CUC y el peso corriente y moliente. El peso convertible o CUC, equivalente al dólar americano, es canjeado a 24 pesos por CUC, lo que quiere decir que los trabajadores cubanos perciben un salario promedio mensual de 20 dólares, el más bajo de América Latina, Haití incluido. A esto se agrega un elemento terrible: el 90% de los bienes o servicios que los cubanos aprecian sólo se pueden adquirir en CUC.

Doble lenguaje

La utilización del doble lenguaje está en la raíz misma de la Revolución. Eso quiere decir que la palabra justicia en una sociedad como la cubana quiere decir el derecho del "pueblo combatiente" a aplastar como si fuera una alimaña a cualquier compatriota que se atreva a criticar a la Revolución.

Quiere decir recurrir a los eufemismos más descarados. La "libreta de racionamiento" pasará a llamarse "libreta de abastecimientos". Los campesinos enfrentados al régimen serán denominados "bandidos". Durante el prolongado periodo de falta de combustible que detuvo a los pocos tractores y obligó al Gobierno a volver a la carreta tirada por bueyes se calificó como "el regreso a las gloriosas tradiciones agrícolas".

Pero ese doble lenguaje a veces se convierte en mentiras puras y duras, como las que se vierten en las estadísticas oficiales para tratar de maquillar el desastre económico introducido por el castrismo.

Fin de cualquier signo de "cordialidad cívica"

El concepto de "cordialidad cívica" es consustancial a la democracia. Consiste en respetar a quien tiene ideas diferentes a las nuestras. En Cuba la noción de cordialidad cívica es tabú.

En un régimen como el cubano no existe (ni puede existir) una oposición respetable. Y no la hay para poder negarle el derecho a utilizar cualquier tribuna o para evitar cualquier forma de negociación con la oposición. ¿Cómo tratar con personas tan singularmente malvadas? Ése es el propósito de desacreditarlas.

Todos los disidentes son vendepatrias y gusanos al servicio del imperialismo yanqui. Cualquier grupo de personas que desee agruparse para defender una idea diferente a las que el gobierno preconiza oficialmente, inmediatamente es vilipendiado y ofendido.

En Cuba, además, la ofensa personal es parte del primer círculo represivo. La mayor parte de las personas rehuye el enfrentamiento verbal, y mucho más si éste constituye el preludio a la agresión, como suele suceder antes de los actos de repudio, verdaderos pogromos organizados por la policía política contra los opositores.

Colofón

Reitero lo dicho. No puede haber la menor duda. La dictadura cubana encaja perfectamente en el molde del populismo de izquierda. Basta repasar esas diez categorías. Lo comunista no quita lo populista.

_________________________________________________________________

Nota de la Redacción: Este texto es parte del libro colectivo El Estallido del Populismo, que se presentó el pasado martes en la Casa de América, en Madrid. Los coautores son, entre otros, Álvaro Vargas Llosa, Yoani Sánchez, Mauricio Rojas, Roberto Ampuero y Cayetana Álvarez de Toledo.

Continue reading

Yoani Sánchez

El líder habla por horas en la tribuna, su dedo índice emplaza a un enemigo invisible. Una marea humana aplaude cuando la entonación de alguna frase lo exige y mira embelesada al barbudo orador. Por décadas esos actos públicos se repitieron en la Plaza de la Revolución de La Habana y dieron forma al rostro del populismo revolucionario.

Sin embargo, las extensas alocuciones de Fidel Castro constituían solo la parte más visible de su estilo de gobernar. Eran los momentos del hipnotismo colectivo, salpicados de promesas y anuncios de un futuro luminoso que le permitieron establecer un vínculo estrecho con la población, azuzar los odios de clases y extender su creciente poder.

Castro ha sido el producto más acabado del populismo y del nacionalismo cubanos. Males que hunden sus raíces en la historia nacional y cuyo mejor caldo de cultivo fue la etapa republicana (1902-1958). Aquellos vientos trajeron el huracán en que se convirtió un joven nacido en la oriental localidad de Birán, que se graduó como abogado y llegó a ostentar el grado militar de Comandante en Jefe.

El marco político en que se formó Castro estaba lejos de ser un ejemplo democrático. Muchos de los líderes de esa Cuba convulsa de la primera mitad del siglo XX no destacaban por presentar plataformas programáticas a sus electores. La práctica común consistía en intercambiar influencias para obtener votos, amén de otras desviaciones como robar urnas o cometer fraude.

[[QUOTE:A diferencia del populismo republicano cuyo propósito era la conquista del favor electoral, el populismo revolucionario tuvo como meta abolir las estructuras democráticas]]El joven jurista se codeó desde muy temprano con figuras que tenían más de comportamiento gansteril que de ejercicio transparente de la autoridad. Asumió rápidamente muchos de esos ingredientes de la demagogia que años después le serían de mucha utilidad a la hora de someter a toda una nación.

A diferencia del populismo republicano cuyo propósito era la conquista del favor electoral, el populismo revolucionario tuvo como meta abolir las estructuras democráticas. A partir de enero de 1959 el entramado cívico fue sistemáticamente desmantelado y las leyes quedaron relegadas frente a la desmesurada voluntad de un hombre.

Para alcanzar ese sueño de control, el Máximo Líder persuadió a los ciudadanos de que podrían disfrutar de un elevado grado de seguridad si renunciaban a determinadas "libertades burguesas", entre ellas la posibilidad de elegir a los gobernantes y contar con la alternancia en el poder.

El denominado Programa del Moncada esbozado en La Historia me absolverá es un concentrado de estas promesas al estilo de un Robin Hood tropical. El panfleto fue presentado como alegato de autodefensa de Fidel Castro durante el juicio en que se le encausó por el ataque armado a la principal fortaleza militar de Santiago de Cuba en julio de 1953.

Hasta ese momento, aquel hombre era prácticamente desconocido como figura política. El arrojo que caracterizó la acción lo envolvió en un aura de heroico idealismo que lo colocó como líder de la alternativa revolucionaria frente a la dictadura de Fulgencio Batista.

[[QUOTE:Dos años después, su entrada triunfal a la capital y su carismática presencia lo convirtieron en el beneficiario de un cheque en blanco de crédito político avalado por la mayoría de la población]]En el texto, donde describió los problemas que padecía el país, nunca advirtió que para solucionarlos sería preciso confiscar propiedades. Se limitó a detallar lo necesario de una reforma agraria que eliminara el latifundio y repartiera tierras a los campesinos. Eran propuestas que le ganaron rápidas simpatías entre los más pobres.

Al salir de prisión, Castro estaba convencido de que la única forma de derrocar la dictadura era por la fuerza. Organizó una expedición y abrió un frente guerrillero en las montañas de la región oriental de la Isla. Dos años después, su entrada triunfal a la capital y su carismática presencia lo convirtieron en el beneficiario de un cheque en blanco de crédito político avalado por la mayoría de la población.

La primera artimaña populista del nuevo régimen fue presentarse como democrático y negar cualquier tendencia que pudiera identificarlo con la doctrina comunista. Al mismo tiempo que se mostraba como propiciador de la libertad, expropiaba los periódicos, las estaciones de radio y los canales de televisión.

Asestó un golpe mortal a la sociedad civil al instaurar una red de "organizaciones de masas" para agrupar a vecinos, mujeres, campesinos, obreros y estudiantes. Las nuevas entidades tenían en sus estatutos una cláusula de fidelidad a la Revolución y se comportan –hasta la actualidad– como poleas de transmisión desde el poder hacia la población.

[[QUOTE:La nueva situación trajo un poderoso aparato de represión interna y un nutrido ejército para disuadir de cualquier amenaza militar externa]]Las primeras leyes revolucionarias, como la Reforma Agraria, la rebaja de alquileres, la Reforma Urbana y la confiscación de propiedades constituyeron un reordenamiento radical de la posesión de las riquezas. En muy breve tiempo el Estado despojó de sus bienes a las clases altas y se convirtió en omnipropietario.

Con el enorme caudal atesorado, el nuevo poder hizo millonarias inversiones de beneficio social que sirvieron para lograr "la acumulación original del prestigio".

El sistema socialista proclamado en abril de 1961 pregonó desde sus inicios el carácter irreversible de las medidas tomadas. Mantener las conquistas alcanzadas requería de la implantación de un sistema de terror respaldado por una estructura legal que imposibilitara a los antiguos propietarios recuperar lo confiscado.

La nueva situación trajo un poderoso aparato de represión interna y un nutrido ejército para disuadir de cualquier amenaza militar externa. Los barrotes más importantes de la jaula en la que quedaron atrapados millones de cubanos se erigieron en esos primeros años.

Al binomio de una conquista irrenunciable y de un líder indiscutible se le sumó la amenaza de un enemigo externo para completar la santísima trinidad del populismo revolucionario.

Las conquistas

Las principales conquistas en aquellos años iniciales se enfocaron en la educación, la salud y la seguridad social. El centralismo económico permitió a la nueva elite gobernante establecer amplias gratuidades y repartir subsidios o privilegios a cambio de fidelidad ideológica.

Como todo populismo que llega al poder, el Gobierno necesitaba además moldear conciencias, imponer su propia versión de la historia y sacar de los laboratorios docentes un individuo que aplaudiera mucho y cuestionara poco.

En 1960 la Isla era uno de los países con más baja proporción de analfabetos en América Latina, no obstante el Gobierno convocó a miles de jóvenes hacia zonas intrincadas para enseñar a leer y escribir. La participación en esa iniciativa fue considerada un mérito revolucionario y se vistió con tintes heroicos.

El texto de la cartilla para enseñar las primeras letras era abiertamente propagandístico y los alfabetizadores se comportaban como unos comisarios políticos que al leer la frase "El sol sale por el Este" debían agregar como explicación "y del Este viene la ayuda que nos brindan los países socialistas".

Al concluir el proceso se inició un plan masivo de becas bajo métodos castrenses, que consistían en alejar a los estudiantes de la influencia de la familia. Comenzó también la formación masiva de maestros, se construyeron miles de escuelas en zonas rurales y los centros docentes bajo gestión privada pasaron al inventario del Ministerio de Educación.

[[QUOTE:El hecho de que no quedara en la Isla un solo niño sin ir a la escuela se convirtió en un paradigma deslumbrante que no dejaba ver las sombras]]De aquel reordenamiento debía salir el "hombre nuevo", sin "rezagos pequeñoburgueses". Un individuo que no había conocido la explotación de un patrón, no había pagado por sexo en un burdel ni había ejercido la libertad.

El hecho de que no quedara en la Isla un solo niño sin ir a la escuela se convirtió en un paradigma deslumbrante que no dejaba ver las sombras. Hasta el día de hoy el mito de la educación cubana es esgrimido por los defensores del sistema para justificar todos los excesos represivos del último medio siglo.

El monopolio estatal convirtió el sistema de educación en una herramienta de adoctrinamiento político y la familia fue relegada a un papel de mera cuidadora de los hijos. La profesión de maestro se banalizó en grados extremos y los costos para mantener este gigantesco aparato se volvieron insostenibles.

Muchas de las conquistas que se pusieron en práctica eran inviables en el contexto de la economía nacional. Pero los agradecidos beneficiarios no tenían la oportunidad de conocer el elevado costo que estas campañas significaban para la nación. El país se sumió en una inexorable descapitalización y en el deterioro de su infraestructura.

Los medios informativos en manos del Partido Comunista ayudaron por décadas a tapar tales excesos. Pero con la desintegración de la Unión Soviética y el fin de los cuantiosos subsidios que el Kremlin enviaba a la Isla, los cubanos se dieron de bruces con su propia realidad. Muchas de aquellas supuestas ventajas se esfumaron o entraron en crisis.

El máximo líder

Uno de los rasgos distintivos del populismo es la presencia de un líder a quien se le tributa una total confianza. Fidel Castro logró convertir esa fe ciega en obediencia y culto a la personalidad.

La homologación del líder con la Revolución y de ésta con la Patria extendió la idea de que un opositor al Comandante en Jefe era un "anticubano". Sus aduladores lo catalogaban de genio pero en sus prolongados discursos resulta difícil encontrar un núcleo teórico del que pueda extraerse un aporte conceptual.

En la oratoria del Máximo Líder jugaba un papel preponderante su carácter histriónico, la cadencia de su voz y la forma de gesticular. Fidel Castro se convirtió en el primer político mediático de la historia nacional.

El voluntarismo fue quizás el rasgo esencial de su personalidad y la marca de su prolongado mandato. Lograr los objetivos al precio que fuera necesario, no rendirse ante ninguna adversidad y considerar cada derrota como un aprendizaje que conduciría a la victoria le valieron para conquistar una legión de fidelistas. Su empecinamiento tuvo todos los visos de un espíritu deportivo incapaz de reconocer las derrotas.

Los plazos para obtener el futuro luminoso prometido por la Revolución se podían postergar una y otra vez gracias al crédito político de Castro, en apariencia inagotable. La exigencia al pueblo de ajustarse los cinturones para alcanza el bienestar se convirtió en una cíclica estratagema política para comprar tiempo.

Hubo promesas un tanto abstractas al estilo de que habría pan con libertad y otras más precisas, como que el país produciría tanta leche que ni siquiera triplicándose la población podría consumirla toda. En la Isla se fundaría el zoológico más grande del mundo o se podrían construir el socialismo y el comunismo al mismo tiempo.

En diciembre de 1986, cuando ya habían pasado 28 años de intentos fallidos, Fidel Castro tuvo la audacia —o el desparpajo— de proclamar ante la Asamblea Nacional el más demagógico de todos sus lemas: "¡Ahora sí vamos a construir el socialismo!"

El enemigo

Los regímenes populistas suelen necesitar de cierto grado de crispación, de permanente beligerancia, para mantener encendida la llama emocional. Para eso nada mejor que la existencia de un enemigo externo. Aún mejor si es poderoso y hace alianzas con los adversarios políticos del patio.

Desde que estaba en la Sierra Maestra comandando su ejército guerrillero, Fidel Castro determinó quién sería ese enemigo. En una carta fechada en junio de 1958 escribió: "Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande; la guerra que voy a echar contra ellos [los americanos]. Me doy cuenta que ese va a ser mi destino verdadero."

Entre el mes de abril y finales de octubre de 1960 se produjo una escalada de enfrentamientos entre Washington y La Habana. La expropiación de grandes extensiones de tierra en manos de compañías estadounidenses, la suspensión de la cuota azucarera de la que gozaba la Isla, la nacionalización de las empresas norteamericanas radicadas en Cuba y el inicio del embargo a las mercancías procedentes del Norte, son algunos de los más importantes.

En ese mismo lapso de tiempo el viceprimer ministro soviético Anastas Mikoyan visitó La Habana, se restablecieron las relaciones diplomáticas con la URSS y Fidel Castro se entrevistó en Nueva York con Nikita Jruschov, quien llegó a decir en una entrevista: "Yo no sé si Castro es comunista, pero sí que yo soy fidelista".

A los ojos del pueblo la estatura de Fidel Castro se elevaba y comenzaba a tener ribetes de líder mundial. La exacerbación del nacionalismo, otra característica de los populistas, llegó a su máxima expresión cuando Cuba empezó a ser mostrada como el pequeño David enfrentado al gigante Goliat.

[[QUOTE:La exacerbación del nacionalismo, otra característica de los populistas, llegó a su máxima expresión cuando Cuba empezó a ser mostrada como el pequeño David enfrentado al gigante Goliat]]La arrogancia revolucionaria, impulsada por la convicción de que el sistema aplicado en Cuba debía extenderse a todo el continente, hizo creer a muchos que fomentar la Revolución más allá de las fronteras era no solamente un deber, sino un derecho amparado por una verdad científica.

La raíz populista de este pensamiento "liberador de pueblos" llevó a decenas de miles de soldados cubanos a combatir en Argelia, Siria, Etiopía y Angola como parte de los intereses geopolíticos que tenía en África la Unión Soviética, aunque envuelto en el ropaje del desinteresado internacionalismo revolucionario con otros pueblos con los que supuestamente se tenía una deuda histórica.

El enemigo no era ya solamente "el imperialismo norteamericano" sino que se sumaban los racistas sudafricanos, los colonialistas europeos y cuanto elemento apareciera en el tablero internacional que pudiera convertirse en una amenaza a la Revolución.

Convencidos, como el jesuita Ignacio de Loyola, de que "en una plaza sitiada la disidencia es traición", cada acto de oposición interna se ha identificado con una acción para contribuir con ese enemigo y para la propaganda oficial todo disidente se merece ser calificado de "mercenario".

Sin embargo, el comienzo del deshielo diplomático entre Cuba y Estados Unidos a finales de 2014 ha hecho tambalearse la tesis de un permanente peligro de invasión. La muerte de Fidel Castro, la declinación de las fuerzas de izquierda en América Latina y la anunciada retirada del poder de Raúl Castro para febrero de 2018 hacen languidecer lo que queda del populismo revolucionario.

Por otro lado, los más jóvenes tienen una percepción menos agradecida y más crítica sobre aquellas conquistas en el terreno de la educación y la salud que en su día fueron presentadas como una dádiva generosa del sistema.

[[QUOTE:La muerte de Fidel Castro, la declinación de las fuerzas de izquierda en América Latina y la anunciada retirada del poder de Raúl Castro para febrero de 2018 hacen languidecer lo que queda del populismo revolucionario]]La reaparición de notables diferencias sociales surgidas a partir de la impostergable aceptación de las reglas del mercado y del crecimiento del "sector no estatal" de la economía —las autoridades se resisten a llamarlo "sector privado— han vuelto irrepetibles los lemas del igualitarismo ramplón propugnado por el discurso ideológico que justificaba el anquilosado sistema de racionamiento de productos alimenticios.

Restaurantes de alta cocina y hoteles de cuatro o cinco estrellas, otrora de uso exclusivo para turistas, están hoy al alcance de una nueva clase. Ni siquiera se ha vuelto a hablar de la eliminación de la explotación del hombre por el hombre, bandera esencial del socialismo marxista-leninista.

La convicción extensamente compartida de que el país no tiene solución es uno de los resortes que más ha impulsado la emigración en los últimos años. Pero esa falta de ilusión por el futuro, combinada con una férrea represión, también limita la labor de la oposición.

El sistema que una vez vivió del entusiasmo se sostiene ahora en virtud del desgano. La llamada generación histórica no llega a una docena de octogenarios en vías de jubilación y a los nuevos retoños se les nota más inclinación al empresariado que a las tribunas. Los nietos de aquellos populistas tienen hoy más talento para el mercadeo que para las consignas.

_____________________________________________________________________

Nota de la Redacción: Este texto es parte del libro colectivo El Estallido del Populismo, que se presenta este martes en la Casa de América, en Madrid. Los coautores son, entre otros, Álvaro Vargas Llosa, Carlos Alberto Montaner, Mauricio Rojas, Roberto Ampuero y Cayetana Álvarez de Toledo.

Continue reading

Luz Escobar

Eligió el nombre de un personaje de Los Miserables para su negocio. Quizá porque Betsy Alfonso Rodríguez, como la pequeña Cosette de la novela de Victor Hugo, espera un futuro mejor que aquel al que parecía destinada.

Nacida en Ciego de Ávila y licenciada en Estudios Socioculturales, Alfonso Rodríguez optó por crear un salón de belleza después de trabajar durante años como maestra. "Este junio se cumplen un año y tres meses desde que abrimos", cuenta a este diario. "Mucha gente confundía el local al principio con un taller de costura, por el nombre y porque nuestro logo es una tijera". El negocio se ha hecho tan popular que ahora incluso los hombres, que antes no lo hacían, van a hacerse arreglos de uñas.

En su local, asegura, ha logrado "un ambiente de tranquilidad y nada de vulgaridad". Ofrece servicios de peluquería, masaje y manicura, entre otros, y tiene como lema "Porque su estilo también es arte".

[[QUOTE:Más del 32% de los trabajadores por cuenta propia en Cuba son mujeres. Al tener un patrimonio menor que los hombres, les es más difícil arrancar un negocio]]Más del 32% de los trabajadores por cuenta propia en Cuba son mujeres. Para ellas, el emprendimiento es un camino con mayores obstáculos debido a los prejuicios machistas que persisten en la sociedad y a las desventajas iniciales con las que parten. Al tener un patrimonio menor que los hombres, les es más difícil arrancar un negocio.

"Hice una colecta de dinero entre familiares y amigos para abrir una pizzería", cuenta Tatiana, de 38 años y residente en Sancti Spíritus. Después de dos años funcionando, el negocio tuvo que cerrar porque "no se recuperaba la inversión", cuenta a 14ymedio.

El Banco Central de Cuba ofrece créditos bancarios específicos para los emprendedores, aunque no cuenta con microcréditos orientados a las mujeres como muchos otros países de Asia y Latinoamérica. Además, la desconfianza de los ciudadanos en el sistema bancario y la falta de información limitan el alcance de estas líneas de financiación. En el año 2014 solo 658 cuentapropistas echaron mano de este tipo de recurso, apenas el 0,1% de los trabajadores privados registrados en el país en ese momento, según la prensa oficial.

Para Tatiana otro de los principales escollos en el camino hacia su propio negocio fueron la ausencia de un mercado mayorista donde comprar harina, queso o tomate de una manera estable y a precios más favorables.

En la misma idea incide Betsy Alfonso. "He ido aprendiendo sobre la marcha a llevar la administración y las finanzas. Me asesoré antes con personas que ejercen controles en empresas", cuenta la dueña del salón de belleza Cosette, "pero no es nada fácil obtener los materiales. En ese sentido, pienso que deberíamos contar con una forma de suministro estatal".

La necesidad de un mercado mayorista es un viejo reclamo del sector por cuenta propia en la Isla, pero solo en las últimas semanas se han dado algunos pasos en esa dirección. El pasado mayo se inauguró un mercado de productos agrícolas para los negocios que rentan a turistas o brindan servicios gastronómicos, pero mantiene los precios minoristas.

A los contratiempos económicos se les suma el machismo. "Las mujeres tienen unos roles asignados como cuidadoras y administradoras del hogar que lastran en no pocos casos las posibilidades de crear negocios propios", asegura un estudio publicado a mediados del pasado año por la economista Ileana Díaz-Fernández y la socióloga Dayma Echevarría-León.

[[QUOTE:"Los maridos de mujeres que tienen un negocio propio" tienen dificultades para "aceptar que ellas ganan más dinero"]]El texto avala las dificultades para acceder a un capital inicial con que fundar el negocio. "El acceso a créditos bancarios se señala además como una limitante que tiene mayor peso en el caso de las féminas, ya que, por lo general, han estado alejadas de la propiedad sobre los activos y el acceso a los créditos bancarios, aún muy incipiente, requiere un grupo de exigencias a las que las mujeres pareciera tienen mayores dificultades para satisfacer: búsqueda de codeudores, estudio de factibilidad, entre otros".

En el sector no estatal las mujeres se concentran en ocupaciones "típicamente femeninas", detalla la investigación, entre ellas la elaboración y venta de alimentos o bebidas no alcohólicas, además de las labores como peluquera o manicura.

Tatiana, madre de dos hijos, debió compartir el tiempo entre su negocio y las labores hogareñas. "Mi esposo me ayudaba, pero los temas de la casa y de la escuela de los niños me tocaban a mí", asegura. "A veces llegaba de la pizzería, de estar todo el día parada en la cocina, y tenía que ponerme con las tareas escolares", recuerda.

"Los maridos de mujeres que tienen un negocio propio" tienen dificultades para "aceptar que ellas ganan más dinero". Al principio su esposo "entró en una depresión y no lo aceptaba". Peleaban todo el tiempo, hasta que él decidió dejar su empleo estatal y sumarse al negocio. "Entonces llegaron otros problemas, porque pasé a ser su jefa", cuenta.

Tras el cierre de la pizzería, Tatiana se ha quedado con una enorme deuda, pero asegura que no ha perdido el interés por "tener un negocio propio". Ahora planea dedicarse a la venta de útiles del hogar en los pequeños poblados de su provincia y está preparando un vehículo junto a su esposo para desplazarse con la mercancía.

Marta María Ramírez, periodista y fundadora de Cáñamo, gestiona una plataforma editorial transmedial. En su ámbito, los problemas están más relacionados con la falta de conectividad que afecta a toda la población, pero la situación se agrava para las mujeres una vez más.

[[QUOTE:Lamenta que muchas aparezcan "como titulares de los emprendimientos, pero los ideólogos o inversores son figuras masculinas que están a la sombra"]]Ramírez ha elaborado estrategias de comunicación para negocios privados y su experiencia le hace sostener que las mujeres están menos conectadas al ciberespacio "en cualquiera de sus variantes de negocios", en parte porque no cuentan con financiamiento para ello.

"Si la desconectividad a la que nos somete el monopolio Etecsa, siguiendo designios gubernamentales, es el mayor impedimento para un acceso más democrático a internet, el embargo hace de las suyas al no permitirnos utilizar pasarelas de pago como PayPal, ni otras plataformas de micromecenazgo o crowdfunding, que serían útiles para emprendedores, mujeres incluidas", protesta.

La reportera ve "un mayor número de mujeres emprendedoras y más diversificación en los negocios, donde ya no cumplimos solo roles domésticos" pero lamenta que muchas aparezcan "como titulares de los emprendimientos, pero los ideólogos o inversores son figuras masculinas que están a la sombra".

Para Ramírez, la doble jornada laboral es una de las realidades que sitúa a las mujeres "en posiciones de total desventaja frente al género masculino". Y afirma, rotunda, que Cuba es un país "con brechas de género cada vez más grandes", consecuencia de "un machismo galopante que ni siquiera está en el debate público ni gubernamental".

_____________________________________________________

Nota de la Redacción: este reportaje fue hecho gracias al apoyo del Howard G Buffet Fund for Women Journalists de la International Women's Media Foundation.

Continue reading

Pedro Campos

En una muestra más de incapacidad para encontrar una salida a su propia crisis, el Gobierno castrista y su subordinada Asamblea Nacional del Poder Popular acaban de "aprobar por unanimidad" las normativas recientemente decididas por el Comité Central del Partido Comunista, como parte de la "actualización" del "estatal-socialismo" en Cuba y las bases del plan perspectivo hasta 2030 para toda la sociedad.

Esta "aprobación" se realiza en virtud del antidemocrático artículo 5 de la Constitución autoritaria y estatalista de 1976 sobre el papel dirigente del PCC en la sociedad cubana después de haber consultado, según propia confesión del general y presidente, a 1,6 millones de los 8,6 millones de cubanos que normalmente votan. Es decir, que apenas fue consultado un 18,6% de la población votante, menos de una quinta parte, en lo que podría ser el grupo de la población que apoya a la "dictadura del proletariado" impuesta en Cuba.

El dato, que se pretende demostrativo del carácter democrático del "proceso de consultas", en todo caso evidencia su enorme déficit, en tanto que se intenta imponer a toda la sociedad lo que apenas discutió, ni siquiera aprobó, ni el 20% de los votantes.

[[QUOTE:Puede afirmarse que toda la palabrería en los documentos sobre el mercado y actividad privada o cooperativa es pura retórica]]Hasta el momento de redactar estas líneas no se conocen las modificaciones que se hicieron al documento original, ni las que se le agregaron en el debate en las bases ni, desde luego, las introducidas finalmente por la comisión de redacción.

Estas valoraciones se basan en lo que ha publicado la prensa oficial sobre la Asamblea, sus debates y las intervenciones principales.

Se sabe que se reitera el papel regulador y controlador del Estado en la economía estatal y no estatal. Puede afirmarse que toda la palabrería en los documentos sobre el mercado y actividad privada o cooperativa es pura retórica, pues no puede haber verdadera empresa privada ni cooperativismo donde el Estado lo regula y decide todo, donde no hay reconocimiento a la libre iniciativa individual o colectiva.

Se mantienen la propiedad del Estado como eje (quebradizo) de la economía, las restricciones a las actividades privadas de médicos, abogados y otros profesionales y los altos impuestos. Se crean merca-hostales para la venta controlada a los que tienen negocios privados de alimentos a fin de garantizar su dependencia del estado y sus ingresos al presupuesto estatal, en tanto se amplía el sistema de "cooperativas" paraestatales, todo lo cual alienta la fuerte tendencia corporativista de la economía al estilo del nazismo, contracción en alemán de nacionalsocialismo.

No se conoce que se incluyera alguna palabra referida a la autogestión empresarial bajo control de los trabajadores, ni nada sobre el desarrollo del cooperativismo libre o de las autonomías locales, pero se insiste en que se construye el socialismo porque tal es la "decisión del Partido Comunista".

Es más de lo mismo: de la vieja escuela estalinista voluntarista sobre la omnipresencia del Estado, la vieja forma del capitalismo monopolista de Estado, solo que con más control por parte de la burocracia en función de sus intereses.

Ya, en el delirio de lo que pudieran ser sus últimos tiempos, el Gobierno más "anticapitalista" de la historia americana, que expropió toda propiedad privada en Cuba -grande, mediana y pequeña- que envió guerrillas a casi todos los países de América Latina para combatir el capitalismo y el imperialismo, ante el desastre de su estatalismo asalariado (considerado socialismo) nos quiere hacer creer que habrá desarrollo de la empresa privada porque "aprueba el mercado controlado y la propiedad privada pero sin la concentración de la propiedad y la riqueza en personas naturales o jurídicas no estatales".

La gran novedad: "reconocer" a la empresa privada que explota trabajo asalariado, que ya existía hace dédacas, bajo el eufemismo de trabajo por cuenta propia; pero sin acabar de aceptar que es capitalismo privado. Es el miedo a que la izquierda internacional y el mundo sepan que se acepta el capitalismo privado en Cuba.

Todo esto en una mezcla de contrasentidos. ¿A quién pretenden engañar? ¿Cómo creen que podrá desarrollarse la empresa privada, capitalista, con un mercado controlado por los monopolios estatales, sin que la propiedad ni la riqueza privadas puedan aumentar? ¿No leyeron nunca a Karl Marx sobre el papel de la acumulación del capital y de la reproducción ampliada?

[[QUOTE:Se han olvidado de la "acumulación sistemática" que hace el Estado, el más grande concentrador, poseedor, explotador y dilapidador de riquezas, para tratar de hacer avanzar sus siempre desastrosos 'superplanes']]Se han olvidado de la "acumulación sistemática" que hace el Estado, el más grande concentrador, poseedor, explotador y dilapidador de riquezas, para tratar de hacer avanzar sus siempre desastrosos superplanes.

Por otra parte, todo lo aprobado, según lo publicado, fue referido únicamente a cuestiones económicas del "perfeccionamiento de la actualización". Ni una palabra sobre los prometidos cambios a la Constitución o a la Ley Electoral, promesas hechas para tratar de neutralizar la creciente oposición interna y las preocupaciones internacionales sobre las violaciones de los derechos políticos y civiles del pueblo cubano.

Desde el viaje de Obama a Cuba se destapó una marcha atrás en la "normalización". La llegada de Trump a la presidencia en Estados Unidos puso en guardia al poder hegemónico en Cuba. Los acuerdos recién tomados confirman el estancamiento en los modestos cambios. Nada cambia de lo que debe ser cambiado. Las declaraciones de que se esperan modificaciones en la política de EE UU hacia Cuba apuntan a un enquistamiento del estatalismo, cuya primera señal es la amenaza de que "podrían afectar la colaboración en materia de tráfico humano".

Al parecer, la consigna sigue siendo "socialismo" o muerte, valga la redundancia.

Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Puro papel mojado. De nada sirvió la Carta Democrática Interamericana solemnemente firmada en Lima en 2001 por los 34 países miembros de la OEA. Sesenta muertos, cientos de heridos y torturados y más de dos mil detenidos, pero la Organización de los Estados Americanos no pudo ponerse de acuerdo para condenar al régimen de Venezuela tras la deriva totalitaria adoptada por Nicolás Maduro.

Casi todos los países del CARICOM, que son aproximadamente los mismos de Petrocaribe, la Odebrecht venezolana, corrompidos a punta de petrodólares, le vendieron al chavismo la conciencia democrática y la compasión por los muchachos que luchan y mueren por la libertad.

Formaron un club de estómagos agradecidos, secretamente coordinados en este evento por la cancillería venezolana controlada por los hábiles operadores políticos de la Dirección de Inteligencia cubana, presidida por el general Eduardo Delgado Rodríguez, para oponerse a la resolución presentada por EE UU, Canadá, México, Perú y Panamá, aportando una declaración alterna, totalmente anodina, que no tenía otro objeto que impedir la mayoría calificada que exigía el reglamento de la OEA para forjar una declaración conjunta.

La población combinada de los 15 Estados afiliados al CARICOM es apenas un 5% del censo de las naciones decididas a censurar a Maduro, pero la ficción democrática que impera en la OEA determina que el voto de Monserrat, una excrecencia geológica con menos de 6,000 habitantes poseedores de una bandera, un himno, una gasolinera y dos farmacias, vale lo mismo que el de Brasil.[[QUOTE:Fueron secretamente coordinados por la cancillería venezolana, controlada por la Dirección de Inteligencia cubana, para oponerse a la resolución presentada en la OEA]]

Es decir, Raúl Castro y Nicolás Maduro súbita y hábilmente dotaron de política exterior a unos minúsculos países que carecían de ella, con el objeto de bloquear la acción de unas naciones que pretendían cumplir con el compromiso moral contraído por todos en la Carta Democrática Interamericana.   

Este resultado era predecible. La OEA es una institución geográfica que surgió impulsada por la Guerra Fría. No obstante, su arquitecto, Estados Unidos, perdió interés en el organismo. Especialmente desde que, en diciembre de 1989, la institución se le escapó de las manos y condenó a Washington por la invasión a Panamá, efectuada para terminar con la narcodictadura criminal del general Manuel Antonio Noriega.

Los hechos se precipitaron tras el asesinato de un oficial norteamericano destacado en la Zona del Canal y la violación de la esposa de otro por cuenta de los militares norieguistas. La invasión, finalmente, le trajo la democracia al país. Pocos meses después, el Gobierno legítimo de Guillermo Endara, inspirado por el vicepresidente Ricardo Arias Calderón, desmilitarizó a Panamá, cancelando para siempre unas Fuerzas Armadas que sólo habían servido para tiranizar al pueblo y estimular el tráfico de drogas.

Deberían existir sanciones para los diplomáticos y los Estados miembros que violan los compromisos que habían jurado defender. No es posible que funcionarios y políticos comprometidos con el cumplimiento de los derechos humanos y las reglas de la democracia liberal acaben respaldando a la dictadura de Maduro por un puñado de barriles de petróleo y otros oscuros negocietes.[[QUOTE:No es posible que funcionarios y políticos comprometidos con las reglas de la democracia liberal acaben respaldando a la dictadura de Maduro por un puñado de barriles de petróleo]]

Fue premonitoria la reciente amenaza del senador Marcos Rubio a República Dominicana, Haití y El Salvador si no respaldaban posturas democráticas dentro de la OEA. Tras el reciente espectáculo, acaso algunos legisladores republicanos y demócratas propicien en Estados Unidos la aprobación de una ley bipartidista por la que se castigue de oficio a quienes ignoran o traicionan los compromisos previamente contraídos en las instancias internacionales.

Ya se sabe que negarles las visas de acceso a Estados Unidos a los políticos y funcionarios corruptos, la confiscación de sus recursos mal habidos, o decretar la imposibilidad de adquirir propiedades en el país, tienen un fuerte efecto disuasorio sobre las conductas reprobables de estos bandidos de cuello blanco. Sería una forma legítima de contribuir a la decencia y a la seriedad de la región.  

Continue reading

14ymedio

Con un enorme tabaco en la boca y vestida completamente de blanco se muestra la protagonista de una de las dos fotos hechas en Cuba que la revista National Geographic ha incluido entre las 15 mejores imágenes de viaje, un acercamiento visual que reproduce el cliché de la propaganda turística.

La segunda imagen captada en la Isla también apuesta por los estereotipos y está tomada desde el interior de un viejo automóvil de mediados del siglo pasado que recorre las calles de La Habana. Ambas comparten espacio en el listado con otras fotografías realizadas en destinos como China, Bangladesh, Tokio y Nagasaki.

Las autoras de las imágenes son la neoyorquina Lauren Breedlove y la hongkonesa Lorraine Yip, quienes han titulado a sus obras Cuba y Retro Ride, respectivamente. Se trata de composiciones que se quedan en la epidermis de una nación que frecuentemente es vista por los ojos foráneos como un lugar de risas, playas, música y mojitos.

A Breedlove se le escapa que en los lugares con mayor afluencia de visitantes extranjeros son comunes estas figuras disfrazadas con trajes de época o supuestamente locales que buscan atraer los lentes de las cámaras y las propinas. Su foto no pasa de ser una postal turística manida y poco apegada a la realidad.

La elección por parte de National Geographic de ambas imágenes refuerza la mirada folclorista y superficial que la publicación mantienen sobre muchas regiones del mundo. Una visión sesgada y empalagosa que guarda muy poco vínculo con la compleja cotidianidad de estos países

Continue reading

(EFE).- Cuba, con alrededor de 11,2 millones de habitantes, cuenta en su población con 2.153 personas que superan los cien años y de las que al menos tres tienen entre 113 y 115 años, según datos oficiales publicados este miércoles en la prensa estatal y correspondientes al primer trimestre de este año.

De esa población centenaria, más de 1.200 personas son mujeres, mientras que por distribución geográfica la longevidad se concentra sobre todo en las provincias orientales del país, con La Habana como excepción, según recoge este miércoles el diario Juventud Rebelde.

Así, la provincia-capital cuenta con 303 habitantes centenarios; Granma, con 249; Santiago de Cuba, con 245; y Holguín, con 190, de acuerdo a datos del Ministerio cubano de Salud Pública (Minsap).

Les siguen Villa Clara (183), Las Tunas (150), Camagüey (126), Guantánamo (118), Pinar del Río (109), Sancti Spíritus (107) y Matanzas (102), mientras que a la cola en número de centenarios figuran el municipio especial de Isla de la Juventud (12), Artemisa (59), Mayabeque (59), Ciego de Ávila (60) y Cienfuegos (84).

Una información publicada en marzo pasado por medios de la Isla presentó a la cubana María Emilia Quesada Blanco, de 116 años, como la mujer más longeva del país y la cuarta del mundo, aunque no aparece en los registros internacionales.

[[QUOTE:Más del 87% de los cubanos sobrevive a los 60 años y auguró que en la próxima década lo hará el 90%]]El doctor Alberto Fernández, jefe del Departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Minsap, indicó al diario que Cuba se encuentra entre los países americanos con mayor índice de envejecimiento poblacional, con más de 2,2 millones de personas de más de 60 años, casi el 20% de la población.

Añadió que más del 87% de los cubanos sobrevive a los 60 años y auguró que en la próxima década lo hará el 90%.

"Son un ejemplo de envejecimiento poblacional exitoso, porque más que víctimas son sobrevivientes y la mayoría ha desarrollado mecanismos que le ha permitido alcanzar el extremo de la vida humana. Los estudios realizados demuestran que la mayoría no son dementes, discapacitados o dependientes en su totalidad", destacó el funcionario.

Las razones de la longevidad cubana, explicó, están a la vez en la disminución de la fecundidad y en la de la mortalidad, junto a las garantías de acceso gratuito al sistema de salud y la cobertura de los programas de seguridad social.

En el otro extremo de la balanza, Cuba registró el año pasado 116.872 nacimientos -8.192 menos que en 2015- y recientemente aprobó leyes para promover la fecundidad, su "principal problema demográfico".

Continue reading

Sara Gómez Armas

(EFE).- De manera paralela a la tímida apertura de internet en Cuba, se abre paso una pequeña e incipiente comunidad de youtubers, una generación de milenials que comparte su vida con humor en la red en medio de las dificultades de conexión en la Isla, donde llegan sin embargo a un público cada vez más numeroso.

Kevin, José y Anel, tres amigos de 18 años, crearon hace un año Palanganeando, un proyecto audiovisual en el que aportan una dosis de humor cubano, diversión e irreverencia a la red con sketches, parodias, entrevistas y monólogos.

"Hicimos un vídeo hace un año de broma que alcanzó una gran distribución que se nos fue de las manos. La gente nos saludaba por la calle y nos pedía una segunda parte. Entonces pensamos seguir con eso un poco más en serio", contó Kevin a Efe.

[[QUOTE:El 'paquete' abrió las puertas a los chicos de 'Palanganeando' al público de todas las provincias de la Isla y ya tienen una audiencia internacional que les escribe desde España, Argentina, EE UU o Francia]]Curiosamente se convirtieron en una suerte de youtubers sin tener cuenta en esa red social para compartir vídeos, ya que sus primeros montajes se divulgaron por el paquete.

En Cuba la conexión en los hogares no está extendida y la mayoría de los cubanos navega en alguna de las casi mil zonas wifi públicas que se empezaron a habilitar hace dos años, aunque el dólar y medio que cuesta la hora de internet está al alcance de pocos.

El paquete abrió las puertas a los chicos de Palanganeando al público de todas las provincias de la Isla, donde acumulan seguidores. Solo desde hace un par de meses tienen cuenta en Youtube, donde ya tienen una audiencia internacional que les escribe desde España, Argentina, EE UU o Francia.

"Si hay un youtuber español como el Rubius, que todo el mundo conoce, o Germán en Chile, ¿por qué no puede haber youtubers cubanos? Vamos a contracorriente, pero se puede hacer", explica Kevin.

Su popularidad entre los milenials de la Isla ha hecho que el portal independiente de noticias El Toque cuente con ellos para abordar, en tono fresco y desenfadado, temas sociales como el servicio militar, el ocio juvenil o las modas, vídeos que sobrepasan las 500 visualizaciones.

La productora Black Box y la agencia de publicidad High Vista se ocupan de promocionar los trabajos de estos chicos, que ya incluso han sido contratados para hacer de maestros de ceremonias en eventos y que esperan poder dedicarse profesionalmente a ser youtubers.

Con más de 400 seguidores en su canal de Youtube, Alex Deben, de 18 años, lleva un año publicando semanalmente sus monólogos -editados con efectos especiales y música-, en los que disecciona con humor la idiosincrasia de la Isla con temas como el problema del transporte público o el comportamiento de un cubano en un hotel.

"Uno nunca sabe lo que va a gustar. Nadie sube un vídeo con la certeza de que va a ser viral. La magia de Youtube es que no hay un código y hay público para todos los gustos", afirma Alex, que espera que internet se siga abriendo en Cuba, el principal anhelo de la generación milenial de la Isla.

Su vídeo con más visitas, más de mil, es uno en el que habla justamente del incipiente movimiento de youtubers cubanos, que en estos momentos no supera la decena, y selecciona a sus favoritos.

"Ser youtuber no es fácil en Cuba. A veces puedes estar dos horas para subir un vídeo de cinco minutos, pero lo hacemos porque nos gusta", asegura Alex, que se graba él mismo en su casa con una cámara profesional que le regaló su madre.

[[QUOTE:"Ser youtuber no es fácil en Cuba. A veces puedes estar dos horas para subir un vídeo de cinco minutos, pero lo hacemos porque nos gusta"]]Con fines más promocionales, la bailarina profesional Lia Rodríguez se abrió hace un par de meses su canal de Youtube, en el que comparte su día a día, sus ensayos, sus restaurantes de La Habana preferidos o da consejos de belleza.

"La idea de hacerme youtuber partió de mi intención de separarme de compañías de danza para las que he trabajado toda mi vida y desarrollar mi carrera en solitario. Una forma de darme a conocer y promocionar mi trabajo", explicó Lia, conocida en la red como The Cuban Insider.

Su coreografía por las calles de La Habana de una versión salsera del éxito Uptown funk de Bruno Mars logró más de 6.000 visionados en solo dos semanas, una cifra que muestra el efecto multiplicador de las redes sociales, que permiten que gente de todo el mundo conozca su trabajo sin necesidad de salir de Cuba.

"La ventaja es que yo cuento en mis vídeos con un lenguaje universal, que es la danza, que todo el mundo entiende y le gusta", asevera Lía.

Consciente de que Cuba está de moda, su canal de Youtube pretende ser una ventana a la otrora "Isla prohibida", en la que muestra los entresijos de la interesante escena artística cubana y entra en contacto con artistas de otros países.

Continue reading

14ymedio

Los obispos católicos cubanos no están "al margen del sufrimiento e incertidumbre que viven los venezolanos", según advierte una misiva dada a conocer esta semana y firmada por Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

La carta, dirigida al episcopado venezolano, hace referencia a los "difíciles momentos" que vive el país sudamericano desde el comienzo, hace casi dos meses de las protestas a favor y en contra del Gobierno, que han degenerado en hechos de violencia y dejado un saldo de 59 fallecidos.

"Les hacemos llegar nuestra oración solidaria", agrega el texto de los obispos y llama a que "los caminos de perdón, diálogo constructivo y sincero así como los anhelos de verdad, justicia y apego a la legalidad constitucional conduzcan a alcanzar una paz estable y verdadera".

La misiva extiende un "firme apoyo" a la Iglesia venezolana en "los deseos manifestados en sus reiteradas intervenciones en favor de la paz y la concordia".

Recientemente, durante la apertura de la XLIII Asamblea Extraordinaria Plenaria realizada en Caracas entre el 16 y el 18 de mayo, el presidente de la conferencia episcopal venezolana, Diego Padrón Sánchez, llamó la atención sobre el "cuadro de barbarie y violencia" que se había instalado en el país que se encuentra de regreso "a una anticultura de muerte".

El sacerdote consideró que el "estado de cosas" al que los ha conducido "el actual sistema político gobernante es razonablemente injustificable, éticamente ilegítimo y moralmente intolerable".

Continue reading

Carlos Malamud

El 24 de mayo en Quito se inauguró un nuevo Gobierno. Tras su ajustada victoria electoral en la segunda vuelta, Lenin Moreno ingresó como presidente en el Palacio de Carondelet, marcando una nueva etapa en la reciente historia ecuatoriana. Si bien el traspaso de poderes con su antecesor, Rafael Correa, se ciñó al guión establecido entre dos políticos del mismo partido, Alianza País, habrá que ver cómo se desarrolla la relación entre ambos en el futuro próximo. Aquí viene como anillo al dedo la frase de Giulio Andreotti de que "Hay amigos íntimos, amigos, conocidos, adversarios, enemigos, enemigos mortales y... compañeros de partido".

Rafael Correa gobernó su país con mano de hierro durante más de una década. Tras sus largos años de gestión presume de haber situado a Ecuador en el siglo XXI y de ser el principal impulsor y artífice de la llamada "Revolución Ciudadana". Pese a las complicaciones existentes, es un celoso defensor de su legado y no está dispuesto a que nada ni nadie dilapide su herencia ni cuestione su imagen.

Podía haberse presentado a la reelección pero no lo hizo dadas las dificultades económicas y el estrecho margen por el que habría ganado. Era el mejor camino para cuestionar su invicto historial político. Su victoria también lo habría llevado a ejecutar un severo ajuste económico para salir de la actual recesión (en 2016 el crecimiento fue negativo, un -1,5%) y poner coto al creciente endeudamiento del sector público.

[[QUOTE:En sus primeros días de gobierno el nuevo presidente ha querido marcar cierta distancia con el estilo autoritario de su predecesor y sus ataques constantes a la prensa, la oposición y el imperialismo]]Correa no se presentó para no tener que enfrentarse a estos peligros y poder volver dentro de cuatro años como el general victorioso que regresa al campo de batalla. A sus 54 años puede permitirse eso y más. Pero aquí entra Moreno y la difícil relación que puedan mantener entre ambos. En sus primeros días de gobierno el nuevo presidente ha querido marcar cierta distancia con el estilo autoritario de su predecesor y sus ataques constantes a la prensa, la oposición y el imperialismo.

Si Moreno quiere corregir el rumbo económico, algo imprescindible, deberá enmendar errores del pasado. La dependencia del sector exportador de hidrocarburos y minerales, unida a una economía dolarizada que impide aplicar ciertas políticas monetarias como la devaluación de la moneda, no deja mucho margen de maniobra. Y si esto ocurre, forzosamente el relato que respalde los ajustes deberá criticar de un modo u otro, con mayor o menor severidad, los logros de Correa.

El ya expresidente amenazó con volver a la primera línea de la lucha política si la oposición "se porta mal" o si su legado es amenazado. En ese caso sobre la cabeza de Moreno pendería la opción de aplicar la "muerte cruzada", la disolución simultánea del Parlamento y del Ejecutivo y la convocatoria de nuevas elecciones. Si a Moreno le va mal, Correa puede encontrar argumentos válidos para ensayar un retorno triunfal. Pero ¿y si le va bien? Entonces habría un serio problema ya que nadie garantiza la predisposición del actual presidente a dejar nuevamente el poder en manos de Correa.

________________________________________________________________________

Nota de la Redacción: este análisis ha sido publicado previamente en El Heraldo de México. Lo reproducimos con la autorización del autor.

Continue reading

Luz Escobar

Lo llaman "Manolo 440" porque hace unos años tuvo un accidente eléctrico en un edificio en construcción. Logró sobrevivir y desde entonces lleva como apodo el voltaje que casi lo mata. Tuvo suerte, no como las 89 personas que fallecieron en Cuba el pasado año en alguno de los 11 accidentes laborales que se producen cada día en la Isla.

Poco antes del 28 de abril, Día Mundial de Seguridad y Salud en el Trabajo, un obrero que pintaba la fachada del Hotel Plaza en La Habana trastabilló y cayó dos pisos hacia la calle. No llevaba consigo ninguna protección pero tuvo suerte y fue llevado al hospital.

Naciones Unidas cifra en 6.300 las personas que pierden la vida cada día en el mundo por accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo. Anualmente se producen más de 317 millones de siniestros laborales. Pero esos datos son solo una parte.

[[QUOTE:Un estudio llevado a cabo entre 2003 y 2011 en dependencias del Instituto de Ciencia Animal constató que por cada accidente de trabajo reportado en realidad ocurrieron 1,8]]La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha llamado a erradicar esta práctica de "maquillar" los números y este año lidera una intensa campaña en la que considera fundamental que los países mejoren "su capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre seguridad y salud en el trabajo (SST)".

En Cuba, la información sobre este flagelo rara vez se aborda en la prensa, aunque en los últimos años la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) ha publicado algunas cifras. Según esta entidad estatal, en 2016 los accidentes laborales llegaron a 3.576 (144 más que en el año anterior). La Habana encabeza la lista de provincias con 27 muertes.

Un estudio llevado a cabo entre 2003 y 2011 en dependencias del Instituto de Ciencia Animal (ICA) constató que por cada accidente de trabajo reportado en realidad ocurrieron 1,8. Las zonas del cuerpo más afectadas fueron las manos y los pies y las lesiones más frecuentes son heridas, fracturas y quemaduras.

El jefe del Departamento de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Ángel San Martín Duporté, aseguró hace pocas semanas que "el 66% de las causas que originan los accidentes son referidas a la conducta inadecuada de los hombres y mujeres".

Sin embargo, los trabajadores señalan como causas principales de la siniestralidad laboral la deficiente organización, el caótico suministro de material de protección y la incompetencia de los sindicatos para exigir que se cumplan los protocolos de seguridad.

"Estas botas me las trajo un familiar desde Ecuador", cuenta un cortador de caña del Central azucarero Majibacoa en Las Tunas. El hombre, que prefirió ser llamado Ricardo para evitar represalias, asegura que son frecuentes "los cortes en manos y pies" entre los trabajadores agrícolas de la zona. "El tipo de calzado importa mucho, porque si es fuerte y alto las posibilidades de cortarse son menores".

Todos los que laboran junto a Ricardo van vestidos con viejos uniformes militares que les regalaron o compraron en el mercado informal. "No nos entregan ropa adecuada y, cuando viene, las tallas son pequeñas o demasiado grandes", se queja el cortador. "Hemos tenido compañeros que no tienen ni sombrero y han salido insolados de aquí, con mareos, dolores de cabeza y hasta vómitos", enfatiza.

[[QUOTE:La ropa y el calzado están comprendidos dentro de los equipos de protección personal que según el nuevo Código del Trabajo debe suministrar gratuitamente el empleador]]La ropa y el calzado están comprendidos dentro de los equipos de protección personal que según el nuevo Código del Trabajo debe suministrar gratuitamente el empleador. Aunque una funcionaria del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social aclara vía telefónica a este diario que "cada empresa tiene autonomía para modificar esas cuestiones".

Damaris, jefa de una brigada de la construcción emplazada en Centro Habana, comenta que los obreros bajo su mando están "muy disgustados" porque ahora tienen que pagar la ropa y el calzado de trabajo. Con anterioridad ambas prendas "se entregaban gratuitamente" pero ahora "se les deduce del salario" y en respuesta los trabajadores se niegan a pagar la cuota sindical.

El Gobierno destina entre un 20% y un 30% del salario bruto mensual de un trabajador de la construcción vinculado al sector turístico a costear el seguro de vida. "Cuando alguno se accidenta se supone que ese dinero los cubre, pero la verdad es que sirve para bien poco".

Un trabajador accidentado tiene derecho a recibir prestaciones en servicios como los aparatos ortopédicos y las prótesis, según establece la Ley 105/8 de Seguridad Social. En cuanto a la compensación económica, obtiene una pensión por invalidez total o parcial que puede alcanzar hasta el 90% del salario. En el caso de muerte, el monto va a parar a mano de los familiares más cercanos como esposos o hijos menores de edad.

Para una persona con una salud delicada ese dinero apenas alcanza para un par de semanas. "Perdí tres dedos mientras trabajaba en los Ferrocarriles", cuenta Yasiel Ruíz, un técnico en explotación del transporte que ahora vende churros cerca de una escuela en Marianao.

El antiguo empleado estatal hubiera recibido por invalidez menos del equivalente a 5 CUC mensuales, así que decidió abrir su propio negocio. "Renuncié a la compensación económica porque era más papeleo que beneficios. Mi familia me ayuda y ya me he acostumbrado a no tener esos dedos, pero al principio fue difícil", confiesa. Asegura que el accidente en que sufrió la amputación fue provocado por "un fallo en el cierre de una jaula de traslado de reses", pero nunca llevó su caso a un tribunal laboral.

[[QUOTE:Un trabajador accidentado tiene derecho a recibir prestaciones en servicios como los aparatos ortopédicos y las prótesis, o pensiones por invalidez total o parcial que pueden alcanzar hasta el 90% del salario]]Decisiones como la suya se repiten una y otra vez. El abogado Vicente A. Entrialgo León, especializado en Derecho Laboral, confirmó recientemente a la prensa oficial que en Cuba no abundan "las reclamaciones por este tema".

Pero no solo acecha el peligro en el ajetreo de las construcciones, el duro trabajo del campo o la rudeza ferroviaria.

Nuria tiene temor de contraer alguna enfermedad en el policlínico del municipio Plaza de la Revolución donde labora como estomatóloga. "Me dan tres pares de guantes al día y muchas veces se me rompen mientras estoy atendiendo a un paciente, pero no puedo cambiarlos", se queja. Considera que hay una escasa distribución de "útiles y elementos de higiene" para mantener el lugar limpio y "proteger a los pacientes y al personal".

La Oficina Nacional de Inspección del Trabajo (ONIT) debe velar por que estas situaciones no sucedan y reclamar "la responsabilidad administrativa" en caso de accidentes. Pero Nuria nunca ha visto un representante de esa entidad visitando las consultas del centro de salud donde trabaja. "Esto es como una ruleta rusa, cualquier día me toca una infección".

Continue reading

Yoani Sánchez

Después de décadas de intenso contacto, los rusos dejaron escasas huellas en Cuba. Algunos jóvenes con el nombre de Vladimir o Natacha y las matrioskas decorando unas pocas salas son los últimos vestigios de aquella relación. Sin embargo, en los últimos años los vínculos entre La Habana y Moscú han ganado fuerza. El Kremlin ha vuelto.

Rusia lleva tiempo desembarcando en América Latina de la mano de esos mismos Gobiernos que reclaman en los foros internacionales por un mayor respeto a la soberanía y a “la libre elección de los pueblos”. Sus líderes populistas, en parte para molestar a Estados Unidos, hacen alianzas con Vladimir Putin bajo la premisa de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Ese tipo de asociación permitió al Palacio de Miraflores, en Venezuela, pertrecharse con 5.000 sistemas de defensa aérea portátil (Manpads, por sus siglas en inglés), según un documento publicado recientemente por la agencia Reuters. El arsenal comenzó a acumularse en la época del fallecido presidente Hugo Chávez, pero resulta ahora más peligroso en medio de la inestabilidad política que hace tambalearse a Nicolás Maduro.

En Centroamérica, Nicaragua funciona como la puerta de entrada para la voraz superpotencia. Daniel Ortega cuenta con medio centenar de tanques de combate enviados por Moscú y su territorio sirve de emplazamiento para asesores militares rusos. El corrupto sistema en que ha derivado el sandinismo crea un escenario propicio para las ansias de expansión del exoficial del KGB.[[QUOTE:Rusia lleva tiempo desembarcando en América Latina de la mano de esos mismos Gobiernos que reclaman en los foros internacionales por un mayor respeto a la soberanía y a “la libre elección de los pueblos”]]Sin embargo, La Habana sigue siendo el principal aliado en este lado del mundo. La suspicacia que surgió entre ambos países, tras el desmembramiento de la Unión Soviética y la llegada al poder de Boris Yeltsin, se ha ido despejando. Con Putin al mando, algo de aquella URSS ha renacido y los vínculos diplomáticos vuelven a estrecharse.

En la barriada de Miramar, al oeste de la capital cubana, la embajada de Rusia parece haber ganado en importancia en el último lustro. Con la forma de una espada clavada en el pecho de la ciudad, la construcción es llamada jocosamente “la torre de control”, desde donde la severa madrastra escruta todo lo que ocurre en su antiguo y añorado dominio.

Rusia acaba de sacar del atolladero a Raúl Castro tras el recorte de los envíos petroleros desde Caracas. En los años del idilio con Chávez, Cuba recibió unos 100.000 barriles diarios de crudo venezolano, pero en los últimos meses esa cantidad se ha reducido en más de un 40%. El Gobierno se vio obligado a recortar la entrega de combustible a los vehículos del sector estatal y restringir la venta de gasolina premium o especial.

La petrolera rusa Rosneft ha llegado en auxilio de Castro y se comprometió a proveer a la Isla con 250.000 toneladas de petróleo y diésel, unos dos millones de barriles. La operación de salvamento deja un reguero de dudas sobre la forma en que la Plaza de la Revolución pagará a Moscú, en medio de la falta de liquidez y de la recesión que padece el país.[[QUOTE:Con Putin al mando, algo de aquella URSS ha renacido y los vínculos diplomáticos con Cuba vuelven a estrecharse]]Se le suman a las señales alarmantes el hecho de que en los últimos días el hijo del presidente cubano, el coronel Alejandro Castro Espín, se reunió con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev para abordar la cooperación entre ambas naciones en la esfera de la seguridad informática. En 2014, el delfín había firmado en Moscú un memorando de cooperación en el área de inteligencia.

El reencuentro entre los viejos aliados lo ha sellado un gesto simbólico. Rusia se está ocupando de la reparación de la cúpula del Capitolio de La Habana a la que cubrirá con piedra natural, nuevas planchas de bronce y láminas de pan de oro que relucirán bajo el sol tropical. Un desafiante mensaje dirigido directamente a Washington, la ciudad donde se erige el hermano -casi gemelo- del imponente edificio cubano. Mientras la avanzadilla rusa se despliega en varios puntos de América Latina, Donald Trump mira hacia otro lado. Envuelto en el escándalo de una posible interferencia de Putin en las elecciones que favoreció su llegada a la Casa Blanca, el magnate se muestra más interesado en el Medio Oriente o en levantar un muro fronterizo con México que en acercarse a esa región que discurre más allá del Río Bravo.[[QUOTE:Mientras la avanzadilla rusa se despliega en varios puntos de América Latina, Donald Trump mira hacia otro lado]]Su indiferencia se evidencia no solo en sus palabras. El mandatario estadounidense acaba de proponer sustanciales recortes presupuestarios a la asistencia proporcionada a todos los países del continente, una postura que contrasta con el terreno que gana el Kremlin en la esfera económica y militar, apuntalando regímenes autoritarios y decadentes. La Guerra Fría está renaciendo en tierras latinoamericanas.

Pero esta vez Moscú ha vuelto sin aquella máscara con la que envolvía sus ansias geopolíticas y que adornaba con frases al estilo del “apoyo a los proletarios del mundo” o “la desinteresada ayuda al desarrollo de las naciones más pobres”. Ahora muestra una diplomacia más descarnada y directa. No está dispuesta a subsidiar sino a comprar. No se esconde ya bajo el ropaje ideológico, sino que se exhibe con ese crudo pragmatismo que rezuma el capitalismo que terminan por hacer los comunistas.

Si una vez perdió posiciones y debió refugiarse -puertas adentro de su propio orgullo- para lamerse las heridas, ahora Rusia quiere apurar el paso y recuperar el terreno perdido en América Latina. Sabe que cuenta con aliados en la región dispuestos a saltarse todos los considerandos éticos y patrióticos para ayudarla a plantar cara a los Estados Unidos. Debe apurarse, porque muchos de esos compadres cada día se vuelven más impresentables.

Sus compinches de este lado necesitan a un Moscú que les provea de armamentos y les cuide las espaldas en los organismos internacionales. Lo ven como un fornido oso dispuesto a enseñarle los dientes a Washington todas las veces que haga falta. A cambio, le están dando posicionamiento en el terreno, información de inteligencia y la calculada fidelidad de quien espera mucho a cambio. Ellos sueñan con hacer a Rusia “grande otra vez”.

______________

Nota de la Redacción: Este texto ha sido publicado este sábado 27 de mayo en el diario español El País .

Continue reading

Carlos A. Montaner

Los resultados del viaje de Donald Trump al Oriente Medio y a Europa son bastante confusos. Afirmar en Arabia Saudita que Estados Unidos no se propone decirle a ningún país cómo debe comportarse, ni qué valores debe defender, se contradice con la Doctrina Truman que, precisamente, hizo grande a Estados Unidos durante 70 años y ha evitado la Tercera Guerra mundial.

En Europa recibieron a Trump con grandes reticencias. Su risueña acogida al Brexit británico contrariaba el espíritu de unidad que afortunadamente todavía prevalece en el Viejo Mundo. Su declaración de que la OTAN era obsoleta, luego desmentida un tanto frívolamente por él mismo, había sido una mala señal.

El presidente Harry Truman proclamó en marzo del 1947 el compromiso de su país con la libertad ante las dos cámaras del Congreso norteamericano. En ese momento estaban en juego la independencia de Grecia y Turquía. A Grecia la amenazaban la URSS y Yugoslavia, mientras los ingleses, devastados por la II Guerra, acababan de declarar que no tenían fuerzas materiales para continuar respaldando a la pequeña península del Mediterráneo, cuna directa de eso que llamamos Occidente.

Estados Unidos asumió el lugar de Inglaterra. Desde 1943 se sabía que la batalla de Midway en el Pacífico (junio de 1942) había sido decisiva y que era cuestión de tiempo que las potencias del Eje tuvieran que rendirse. Objetivo que se logró, finalmente, tras la detonación de la segunda bomba nuclear en Nagasaki en 1945. Ni siquiera la hecatombe de Hiroshima, producida unos días antes, fue suficiente para doblegar a los japoneses.[[QUOTE:En Europa recibieron a Trump con grandes reticencias. Su risueña acogida al Brexit británico contrariaba el espíritu de unidad que afortunadamente todavía prevalece en el Viejo Mundo]]La coronación de Estados Unidos como primera potencia del planeta había comenzado en 1944, bajo la presidencia de F.D. Roosevelt, en Bretton Woods, donde se delineó el destino financiero de la comunidad internacional. Muerto ese presidente norteamericano, a su vicepresidente Harry Truman le tocó forjar la estrategia para defender a Estados Unidos y a Occidente del espasmo imperial soviético.

Básicamente, Washington creó, encabezó y financió una gran fuerza multilateral afincada en diversas regiones: Asia, Europa y América Latina. Donde pudo, buscó aliados. Cuando no los encontró, actuó por su cuenta estableciendo pactos bilaterales.

Los instrumentos de la Guerra Fría, en el polo encabezado por Washington, comenzaban por definir los valores y principios en la Doctrina Truman, a lo que siguieron el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), el Plan Marshall, la creación de la CIA, la OTAN, la OEA, y la decisión de impedir, cuando se podía, el ímpetu arrollador del comunismo. En 1950 pudieron detener la invasión de Corea del Norte a Corea del Sur, pero un año antes, en 1949, nadie pudo evitar el triunfo de Mao en China continental, sin arriesgarse a una terrible guerra.

Truman sabía que los Estados Unidos cargaba con un peso desproporcionado de los costos comunes de la defensa de la libertad, pero también sabía que era el único centro de iniciativas democráticas capaz de hacerle frente a Moscú y, de paso, evitar conflictos aún más costosos.

Cuando un periodista le preguntó si no le parecía un despropósito aportar doce mil millones de dólares al Plan Marshall (algo que los Trump de aquellos años calificaban del “peor negocio” que podía hacer una nación triunfadora con sus vencidos adversarios), el presidente americano le respondió con una frase lapidaria: esa cifra era una pequeñísima fracción de lo que le había costado al país la Segunda Guerra mundial.[[QUOTE:Truman sabía que lo que le convenía a Estados Unidos y al mundo era una constelación de naciones prósperas respetuosas de los valores democráticos]]Era mucho más barato hacer ese aporte que precipitar a Estados Unidos a un nuevo conflicto. Algo había aprendido Truman de la Primera Guerra, en la que participó, por cierto, como oficial de artillería. Sabía que lo que le convenía a Estados Unidos y al mundo era una constelación de naciones prósperas respetuosas de los valores democráticos, aunque ello significara que su país tuviera que abonar mucho más que la media por el honor y la responsabilidad de liderar al grupo.

Es cierto que Donald Trump no ha sido el primer presidente norteamericano en rechazar la Doctrina Truman. Antes que él, Barack Obama, en Panamá, admitió públicamente que su país cancelaba el objetivo de cambiar la dictadura comunista de los Castro y comenzó a hacerle inexplicables concesiones unilaterales a ese régimen, aunque luego, en La Habana, pronunció un valioso discurso sobre la libertad que dejó felices a los demócratas y confundidos a los comunistas.

Es cierto que ya no existe el peligro soviético, pero eso no quiere decir que la democracia no esté amenazada por el terrorismo, los narcos, la corrupción rampante y el islamismo radical. Quizás es la hora de proclamar un corolario a la Doctrina Truman y procurarle al mundo otros 70 años de paz y fortaleza. Pero lo que carece de sentido es cancelar esa estrategia sin advertir que Estados Unidos ha sido grande por ella.

Continue reading

Pedro Campos

Detrás de los merca hostales, mercados al por mayor para cuentapropistas que venden alimentos, se acaba de introducir en Cuba una nueva división social entre los cubanos como parte de la política declarada para fortalecer el capitalismo de Estado que el castrismo denomina socialismo próspero y sostenible. Es la que se establece entre compradores con una misma moneda, pues en ellas solo podrán comprar quienes operan hostales, paladares y cafeterías privadas.

Igualmente, la creación de mercados especiales solo para una parte de la población que rinde ganancias al Estado muestra la tendencia castrista al corporativismo que ya se ha venido desarrollado en el área del turismo y de la producción y venta de medicamentos a partir de la creación de los centros de biotecnología, con salarios, transporte y prebendas especiales para sus trabajadores.

[[QUOTE:La creación de mercados especiales solo para una parte de la población que rinde ganancias al Estado muestra la tendencia castrista al corporativismo]]Para la ciencia política, el término corporativismo incluye los procesos estatales para el otorgamiento de licencias y reglamentación de organizaciones sociales, religiosas, económicas o populares a fin de incorporarlas en un solo cuerpo colectivo controlado por el Estado. El corporativismo económico fue la base sobre la cual se estructuró el fascismo en Europa en los años 30 del siglo pasado.

El Granma del 8 de mayo pasado publicó la noticia bajo el título desinformador: "Un respiro para los hostaleros", donde se informaba de que se abrìría el tercer mercado en el país para el abastecimiento de productos a los privados con licencias para operar esos negocios.

Rolando Quincoses Arteaga, director de Frutas Selectas en Sancti Spíritus, explicó que para la adquisición de productos en el lugar, los titulares deberán tener su ficha de cliente, especie de acuerdo contractual entre la institución y la persona natural, para lo cual será preciso concurrir al local con el carné de cuentapropista y el de identidad. Además de este mercado se han abierto otros dos en Santiago de Cuba y Remedios.

Ahora, a partir de junio y julio, operarán otros cinco merca hostales en Viñales, Baracoa, Cerro, Bayamo y Villa Clara, localidades con un alto nivel de actividad turística privada.

Lo que se presenta como una gran idea para la economía privada en verdad es su máximo enemigo: el control estatal. Su intención es evidente: garantizar suministros a los negocios privados que reportan altos ingresos al Estado por vía de los impuestos, dar fluidez a su funcionamiento ante la creciente escasez de alimentos y su demanda en la población y de esa manera hacerlos más dependientes del Estado, separándolos del mercado real.

[[QUOTE: Su intención es evidente: garantizar suministros a los negocios privados que reportan altos ingresos al Estado por vía de los impuestos]]Estos negocios, por los impuestos que pagan, los controles a los que son sometidos y la información que tienen que proporcionar a la Seguridad del Estado, más que privados son otros "inventos paraestatales" que funcionan mientras quiera la burocracia y sus dueños "no se metan" con el Gobierno, cumplan sus disposiciones y no le creen dificultades políticas.

Ahora con estos merca hostales se crea un mecanismo más de control sobre los mismos, con el cual se trata además de evitar las relaciones de estos negocios con los productores directos y el mercado negro. Así, también se evidencia el sentido corporativo de estos merca hostales y su orientación contraria al libre mercado.

Estas nuevas tiendas se construyen por 85.000 CUP, según el periódico del PCC, y mantienen la calidad de los productos refrigerados y demás exigencias de este tipo de actividad comercial, para garantizar sus objetivos antes expuestos; nada que ver con mejorar el consumo de los ciudadanos cubanos, sino de los extranjeros y de los cubanos que usan esos servicios privados.

El nuevo paso que ahonda el apartheid mercantil entre los cubanos, profundiza la división social existente en el país entre las clases cada vez más pudientes y las cada vez más pobres, entre los que pueden reproducir su dinero y los que se ven obligados a consumirlo, apunta al desarrollo de un capitalismo privado primitivo sin protección para los trabajadores y con altos beneficios para los dueños y el estado rentista de tendencia corporativa.

[[QUOTE:Es de suponer que quienes no tengan la fortuna de contar con una licencia para ejercer esos trabajos privados, pero necesiten comprar en esas tiendas y dispongan de dinero para ello buscarán la manera de proveerse]]Es de suponer que quienes no tengan la fortuna de contar con una licencia para ejercer esos trabajos privados, pero necesiten comprar en esas tiendas y dispongan de dinero para ello buscarán la manera de proveerse a través de los que sí tienen el permiso correspondiente. Esto, lógicamente, puede crear una nueva forma de mercado negro, porque el Estado no acaba de entender, o no le interesa entender, cómo funciona el mercado, pretendiendo una economía que genere ganancias a partir de su control paraestatal.

En fin, más que un intento para estimular el desarrollo de la economía privada o cooperativa, de favorecer el desarrollo del mercado, es una forma para controlar la vida de los inventos económicos para-estatales de manera que garanticen sus pagos al presupuesto y se vean más dependientes del Estado, de clara tendencia corporativa, enemiga de la libertad y el mercado.

Es parte del "perfeccionamiento" del "modelo" que actualmente se pretende en Cuba, donde se quiere conjugar el mantenimiento paternalista de formas igualitaristas del estatal-socialismo, con la salud y la educación "gratuitas", con un capitalismo privado, pequeño, mediano y grande, controlado corporativamente por el estado.

Continue reading

Reinaldo Escobar

Faltan justo nueve meses para que el Parlamento elija un nuevo Consejo de Estado y a otro mandatario. En el tiempo que se gesta esa criatura, una hornada de rostros más jóvenes accederá a la sala de mando del país. ¿Cuán reformistas serán? ¿Con cuánto poder contarán realmente?

Uno de los mayores problemas que enfrenta actualmente el Gobierno cubano radica en el envejecimiento de sus principales figuras. Las críticas de que la nación está gobernada por una gerontocracia se escuchan con frecuencia dentro y fuera de la Isla, una situación que Raúl Castro parece estar dispuesto a revertir.

En el VII Congreso del Partido Comunista Cuba (PCC), celebrado en abril de 2016, quedó aprobada una política "en materia de plazos y edades límites para ocupar cargos de dirección en las instituciones estatales y gubernamentales". Para la llamada Generación Histórica esta decisión no deja de ser arriesgada en cuanto a la continuidad del sistema.

La nueva política, pendiente aún de quedar reflejada en la Constitución de la República, limita "a un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años el desempeño de los cargos políticos y estatales fundamentales" y establece "60 años como edad máxima" para ingresar en el Comité Central del PCC y "hasta 70 años para desempeñar cargos de dirección" en el Partido.

[[QUOTE:Si se cumplen cabalmente los acuerdos, al menos desde ahora es posible señalar la relación de aquellos que tendrán que entregar las llaves de sus despachos en el Consejo de Estado]]La misma disposición debe también "ser aplicada en las instituciones estatales, gubernamentales y las organizaciones de masas", donde abundan los septuagenarios y octogenarios que han labrado feudos de poder e influencias, más basados en su historial que en sus capacidades.

Anticipar la lista de nombres de quiénes integrarán ese próximo Consejo de Estado puede resultar un ejercicio apresurado, pero si se cumplen cabalmente los acuerdos, al menos desde ahora es posible señalar la relación de aquellos que tendrán que entregar las llaves de sus despachos en el Consejo de Estado.

Por cuestiones de edad, deberán levantarse de sus sillas Raúl Castro Ruz (1931), los vicepresidentes José Ramón Machado Ventura (1930), Ramiro Valdés Menéndez (1932), Salvador Antonio Valdés Mesa (1945) y Gladys Bejerano Portela (1947). Con excepción de esta última, el resto ha cumplido en sus cargos dos periodos consecutivos de cinco años, algo que también los inhabilita para seguir.

Con los irrefutables datos que aporta el almanaque también tendrían que dejar de ser miembros de ese órgano de Gobierno, Guillermo García Frías (1928), Miguel Ángel Barnet (1940), Álvaro López Miera (1943), Adel Onofre Yzquierdo Rodríguez (1945) y Leopoldo Cintra Frías (1947).

Sin embargo, el único que ha anunciado su retiro es Raúl Castro y las políticas aprobadas en el cónclave partidista no se han introducido en la Constitución ni en la Ley Electoral para convertir en obligatorio lo que solo ha sido "recomendado". Este escenario despierta la suspicacia sobre lo que sucederá el próximo 24 de febrero.

A eso se le añade que la presencia en el Consejo de Estado no es la única fuente de poder de la que disponen los condenados por el dios Cronos. Hasta el VIII Congreso del Partido, previsto para abril de 2021, podrán tomar parte en las más importantes decisiones desde sus posiciones en el Buró Político o el Comité Central del PCC.

Tampoco se ha especificado si los límites por motivos de edad o tiempo ejerciendo una responsabilidad elegible son aplicables a los cargos de ministro o jefe de alguna empresa o institución. Un posible destino para varios de los "jubilados" de las más altas posiciones.

Los más optimistas apuestan a que los cargos dejados por los que se retiran serán ocupados por un torrente de jóvenes reformistas. Pero ni siquiera en ese improbable escenario, la nueva camada instalada en el poder podrá zafarse fácilmente de la camisa de fuerza que significan la Conceptualización del Modelo, el Plan hasta el 2030 y los Lineamientos del Partido.

¿Qué se puede esperar de un rejuvenecido Consejo de Estado, esa criatura que verá la luz en nueve meses? Muchas tareas pendientes que resolver y menos pedigrí histórico al que apelar en sus discursos.

[[QUOTE:Raúl Castro sabe que la criatura que nacerá puede provocar la continuación o la ruptura del sistema. Le teme a esos jóvenes que se sentarán en su silla, pero los necesita]]En el plano económico le toca solucionar el fin de la dualidad monetaria, hacer nuevas concesiones que favorezcan la inversión extranjera y abrir mayor espacio a los emprendedores nacionales.

El contexto internacional tampoco le será favorable, con una Venezuela que se hunde cada día más en los abismos del caos institucional y político; un presidente estadounidense que no parece interesado en acelerar el proceso de normalización diplomática con la Isla y la franca retirada de los gobiernos de izquierda en América Latina.

Esos sucesores recibirán un Gobierno que está presionado por varios flancos para que despenalice la discrepancia, autorice la existencia de otras fuerzas políticas, reformule la Constitución y apruebe una nueva Ley Electoral. Un excesivo control sobre esos benjamines los ataría de manos para hacer cualquier reforma. En cambio, una relajación del control de la vieja guardia hundiría el sistema.

Raúl Castro sabe que la criatura que nacerá en nueve meses puede provocar la continuación o la ruptura del sistema que comenzó junto a su hermano en enero de 1959. Le teme a esos jóvenes que se sentarán en su silla, pero los necesita.

Continue reading

(EFE). -Cuba concluyó este domingo el ejercicio Meteoro 2017, una movilización de dos días enfocada en fortalecer su preparación y respuesta para mitigar el impacto de sismos, huracanes y otras potenciales situaciones de emergencia como sequías y desastres sanitarios.

En Santiago de Cuba, donde con frecuencia se registran temblores de tierra, el ejercicio se centró en un entrenamiento para salvar vidas humanas y recursos económicos ante un eventual terremoto de gran intensidad, indicaron medios locales.

Los órganos de dirección, empresas, instituciones, zonas de defensa, personal militar y la población puntualizaron planes y realizaron prácticas con medios para cooperar con otros territorios que pudieran resultar afectados por sismos.

El Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cesnais), con sede en Santiago y que supervisa la actividad sísmica en la Isla, se dedicó durante el Meteoro a preparar a varias provincias con peligro de sufrir un sismo o un tsunami, según explicó el subdirector de la institución, Enrique Arango.

Una de esas provincias es Pinar del Río que está bajo la influencia de la falla sísmica Pinar, activa pese a no reportar movimientos telúricos perceptibles.

La movilización en Pinar del Río implicó a miembros del grupo de rescate y salvamento, el cuerpo de bomberos, la Cruz Roja y la Defensa Civil, organismo que organiza el ejercicio Meteoro en el país.

[[QUOTE:La movilización en Pinar del Río implicó a miembros del grupo de rescate y salvamento, el cuerpo de bomberos, la Cruz Roja y la Defensa Civil, organismo que organiza el ejercicio Meteoro en el país]]Durante la movilización también se activaron los servicios médicos en hospitales de campaña, la alerta y acciones de higiene y saneamiento ambiental, se realizaron simulacros ante posibles incendios o un escape de amoníaco, el dragado en las márgenes de ríos, limpieza de desagües, alcantarillas, poda de árboles y recogida de escombros.

En la localidad de Baracoa, las acciones del Meteoro se dedicaron a la recuperación de las secuelas del poderoso huracán Matthew, que a su paso por esa zona en octubre del 2016 dejó cuantiosos daños materiales, sobre todo en la agricultura, y a cientos de personas sin hogar.

En La Habana los preparativos se centraron en reforzar las medidas para contrarrestar los efectos de posibles inundaciones en uno de los municipios costeros de la provincia.

El ejercicio Meteoro es una práctica que se realiza en la isla desde 1986 para enfrentar los peligros que representan los organismos ciclónicos, y en el que inicialmente solo participaban los órganos de dirección del país.

Desde mediados de los años noventa la movilización se extendió a otros eventos meteorológicos y situaciones de emergencia como epidemias o accidentes industriales.

Continue reading

Esperanza Belaguer

La creencia de que cada generación es más moderna, igualitaria y tolerante que la anterior no está equivocada. Así ha sucedido desde los revolucionarios años 70. Pero esta tendencia que parecía imparable acaba de sufrir un retroceso inesperado. Los jóvenes nacidos entre 1982 y 2000, los llamados millennial, han dado un paso atrás en su visión de la igualdad entre el hombre y la mujer dentro de la familia.

La suposición de que ellos iban a traer el consenso a favor de la igualdad en todos los ámbitos ha quedado aplazada para la siguiente generación. Varios estudios publicados en marzo por el Council on Contemporary Families (consejo de familias contemporáneas) han demostrado que hoy más jóvenes dan prioridad al hombre sobre la mujer en la familia que hace veinte años.

Nunca una generación ha sufrido un escrutinio tan profundo como el que soportan los jóvenes que en la actualidad tienen entre 18 y 34 años. Nacidos en la abundancia, se han dado de bruces con la crisis económica y la revolución digital. Sus respuestas a la época que les ha tocado vivir están repletas de imprevistos como la realidad y el futuro que afrontan.[[QUOTE:El 40% de los 'millennial' consideran que el hombre debe tener la última en las decisiones familiares, mientras que menos del 30% de los jóvenes de la anterior generación X pensaba de esa manera]]La generación del milenio no es solo más exigente, poco materialista, comprometida y participativa, sino -sorpresa- también más tradicional. El 58% de ellos prefiere un hogar en el que el hombre sea la principal fuente de ingresos y la mujer se ocupe de la casa. En 1994, este porcentaje era solo del 42%. Esta tendencia se repite en la toma de decisiones.

El 40% de los millennial consideran que el hombre debe tener la última en las decisiones familiares, mientras que menos del 30% de los jóvenes de la anterior generación X pensaba de esa manera. Son las impactantes conclusiones del estudio ¿Tendencias hacia el tradicionalismo? Cambios en la ideología de género de los jóvenes, elaborado por los sociólogos David A. Cottter y Joanna Pepinn, del Union College y la Universidad de Maryland, respectivamente. Para llegar a esta conclusión, los expertos han comparado las respuestas actuales con un sondeo que ha monitoreado la actitudes de los estudiantes durante los últimos 40 años.

Tiene una explicación

Este estancamiento en la evolución de las ideas liberales tiene una explicación más razonable que la frialdad de las cifras. Los jóvenes que hoy tienen entre 18 y 30 años han sido testigos de los problemas de sus padres para llegar a fin de mes, para conciliar la vida familiar y laboral. También han sufrido en sus propias carnes la ausencia de sus progenitores en el hogar.

Este es el principal motivo de este cambio de tendencia. Los millennial han reflejado con esta vuelta a la idea del matrimonio tradicional las tensiones sufridas para mantener la igualdad en la pareja en el actual clima político y económico.[[QUOTE:El estancamiento en la evolución de las ideas liberales tiene una explicación más razonable que la frialdad de las cifras, dadas las dificultades que experimenta esta nueva generación]]Cuando el hombre pierde su trabajo y se invierten los papeles, crecen los niveles de insatisfacción marital. Por otro lado, los jóvenes han vivido los conflictos que surgen cuando sus padres luchan por compartir el sustento y la crianza de los hijos sin ayuda del Estado e independientemente de sus preferencias personales, explica el profesor Dan Carlson, experto en familia y consumidores de la Universidad de Utah.

Este fenómeno no sucede en Europa, donde la ayuda pública aún sostiene a las familias y las vacaciones son pagadas. Sobre todo en los países del norte como Suecia, Finlandia o Alemania. Sus jóvenes siguen apoyando la igualdad de género dentro de la familia. Una tendencia que, según Jan Van Bavel, investigador de la Universidad de Lovaina, continuará porque las mujeres ya llegan a casarse con más educación que sus parejas y tienen acceso a políticas que les permiten integrar responsabilidades laborales y familiares.

Sí a la igualdad laboral

Donde la igualdad ha ido ganando terreno año tras año y generación tras generación ha sido en el entorno laboral. En 1976, el 82% de los jóvenes consideraban a las mujeres igual de capaces que los hombres para desempeñar cualquier empleo. Esa cifra no ha dejado de aumentar en las dos décadas siguientes hasta llegar al 91% en 2014.

De la misma forma, en los 70, el 76% de los hijos de la generación baby boom estaba de acuerdo en que la mujer debe tener las mismas oportunidades laborales que un hombre. Esto aumentó hasta el 89% en 1994 y se ha mantenido estable hasta 2014.[[QUOTE:Donde la igualdad ha ido ganando terreno año tras año y generación tras generación ha sido en el entorno laboral.]]La visión de los jóvenes sobre las madres trabajadoras ha mejorado de forma progresiva en los últimos cuarenta años, pero también ha sufrido un inusual vaivén. Cuando en 1976 se les preguntó si ellas podían establecer una relación con los hijos similar a la de una madre trabajadora, sólo el 49% dijo que sí. Esto aumentó hasta el 68% en 1996 y hasta el 76% en 2014. En este caso, se confirma la tendencia.

Sin embargo, ante la pregunta de si un niño en edad preescolar sufrirá si la madre trabaja, tres cuartas partes de los jóvenes de los 70 (el 75%) se declararon en desacuerdo y esta idea perdió adeptos en los 90 al bajar hasta el 48%. Los millennial han subido ahora ese porcentaje al 60%, pero sin haber recuperado todavía los niveles de los primeros sondeos.

El efecto social más notable sobre esta situación es la creciente preocupación por los permisos de maternidad y paternidad, prácticamente inexistentes en Estados Unidos. Más del 80% de los estadounidenses de ambos sexos apoya las bajas de maternidad remuneradas para las mujeres y el 70% también está a favor de que se otorgue a los padres. Entre las personas de 18 a 29 años de edad, la cifra se eleva al 91% para quienes están a favor del permiso pagado para las madres y el 82% está a favor del permiso para los padres.

_______

Nota de la Redacción: este texto ha sido publicado previamente en el diario digital español bez.es. Lo reproducimos con la autorización del medio.

Continue reading

Carlos A. Montaner

A Donald Trump se le ha alborotado el avispero. Culpa a la prensa de sus desgracias, pero no es verdad. Él es el responsable de todas sus desdichas. Si le advirtieron de las andanzas monetarias del general Michael Flynn con los turcos, no debió intentar llevarlo al gabinete. Si durante la campaña pidió y obtuvo ayuda de los rusos –extremo que él niega y debe demostrarse– fue un error vecino al delito y una inmensa deslealtad al país. Si luego le confió a Vladimir Putin y al canciller ruso Serguéi Lavrov una delicada información de la Inteligencia israelí, se trató de una severa imprudencia.

Pero lo más grave es la incapacidad de Trump para no distinguir el papel de Moscú en los asuntos mundiales. Putin, progresiva y deliberadamente, ha ido situando a Rusia como el gran adversario de Estados Unidos y de Occidente. No quiere restaurar el bolchevismo, pero sabe que el pueblo ruso añora el rol de gran potencia que obtuvo desde que en 1815, tras la derrota de Napoleón, durante el Congreso de Viena, Rusia fue reconocida como una de las naciones clave del planeta y así se le percibió hasta el fin de la Guerra Fría.

Durante la década de los noventa del siglo XX, tras la desaparición de la URSS y de haberse disuelto el partido comunista, cuando gobernaba Boris Yeltsin, hubo una oportunidad de atraer ese país a la órbita occidental, entonces desorganizado, desorientado y muy pobre, pero el presidente Bill Clinton no supo, no pudo o no le interesó hacerlo, acaso porque fue incapaz de prever que la nación más extensa de la Tierra acabaría chocando con Estados Unidos.

Hoy Rusia rechaza la presencia de la OTAN en Europa y se opone al despliegue de los sistemas antimisiles norteamericanos. Respalda a los ayatolas iraníes, creadores de la siniestra organización terrorista Hizbolá. Intenta perjudicar, cada vez que puede, a la democracia israelí. Apoya militarmente a la asesina satrapía siria. Protege diplomáticamente a Corea del Norte en dupla con China. Arma al Ejército chavista y realiza operaciones conjuntas con su Marina. Rehace sus vínculos con Cuba y le envía petróleo cuando flaquean los suministros venezolanos. Y, además, establece una absurda carrera armamentista en Centroamérica, la región más pobre de América Latina, al adiestrar a las Fuerzas Armadas nicaragüenses, país al que le ha vendido 50 tanques de combate, y donde tiene varios centenares de asesores apostados que les dan servicio a los buques de guerra que envía periódicamente al Caribe y al Pacífico.[[QUOTE:El mayor riesgo que entraña la presidencia de Trump no es su utilización infantil del Twitter, sus vengativas y pintorescas rabietas contra la prensa o su grandiosidad narcisista, sino no entender quiénes son los enemigos de la sociedad que lo eligió]]Putin podrá ser simpático con Donald Trump, y es cierto que al ex KGB (que detestaba a Hillary Clinton), le convenía que el multimillonario llegara a la Casa Blanca con su auxilio, pero, objetivamente, el ruso es un enemigo de los intereses y los valores de Estados Unidos, y el presidente de este país no puede caer en la ingenuidad de tratarlo como si fuera un aliado. Pecado, por cierto, que también cometió Barack Obama en su trato deferente a la dictadura cubana, ignorando que, mientras negociaban el deshielo, los Castro le jugaban cabeza y apertrechaban clandestinamente a Corea del Norte.

Peor aún: los cubanos retuvieron 19 meses un misil ultrasecreto norteamericano llegado a La Habana desde Europa, supuestamente “por error”, aunque untado con el tufo inequívoco de ser una operación maestra de la DGI cubana.

Se trataba de un AGM 114 Hellfire guiado por láser, capaz de ser disparado desde un dron o desde un helicóptero. Diecinueve meses era un periodo más que suficiente para haber compartido la tecnología con Irán, Corea del Norte y Rusia, como los Castro hicieron en el pasado con inteligencia militar muy importante captada por sus bien aceitados servicios de espionaje.

Francamente, el mayor riesgo que entraña la presidencia de Donald Trump no es su utilización infantil del Twitter, sus vengativas y pintorescas rabietas contra la prensa o su grandiosidad narcisista, típica de los caudillos populistas, sino no entender quiénes son los enemigos de la sociedad que lo eligió. Eso sí pone los pelos de punta.

Continue reading

(EFE).- Puerto Rico, con 77 puntos sobre 100, Chile (76 puntos) y Cuba (74 puntos) son los países latinoamericanos mejor situados en un ránking que evalúa la atención y el acceso a la sanidad a nivel mundial publicado este jueves por la revista The Lancet.

La primera edición del informe Impacto Global de la Enfermedad, que estudia los ratios de mortalidad para 32 enfermedades entre 1990 y 2015, puntúa a Costa Rica con 73 enteros, a Uruguay con 72, mientras que Colombia y Argentina obtienen ambos 68 y México 63.

Entre los que obtienen una puntuación más baja en la región se encuentran Haití (38 puntos), Honduras (54) y Guatemala (56).

El informe, financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, resalta que a pesar de las mejoras en los tratamientos médicos que se han producido en las últimas décadas, las diferencias entre países respecto al cuidado que reciben sus ciudadanos no han dejado de ampliarse.

[[QUOTE:"En general, estos resultados son una señal de alarma que indica que el amplio acceso y la calidad a los sistemas sanitarios no son un producto inevitable del desarrollo económico"]]En lo más alto del ránking se sitúan Andorra (95 puntos), Islandia (94 puntos) y Suiza (92), mientras que España obtiene (90 puntos), si bien algunas de las economías más desarrolladas del mundo arrojan puntuaciones bajas en algunos aspectos.

Estados Unidos suma en total 81 enteros, los mismos que Estonia y Montenegro, mientras que Islandia (94 en global) puntúa tan solo 63 enteros en el cuidado del linfoma de Hodgkin, Noruega (90) obtiene 65 puntos para el cáncer testicular y Australia (90), 52 puntos en cáncer de piel sin melanoma.

"Tener una economía fuerte no garantiza un buen cuidado de la salud, y contar una gran tecnología médica tampoco", señaló el autor principal del estudio, Christopher Murray, director del Instituto para la Medición y Evaluación Sanitaria (IHME, en inglés), en Estados Unidos.

"En general, estos resultados son una señal de alarma que indica que el amplio acceso y la calidad a los sistemas sanitarios no son un producto inevitable del desarrollo económico", señaló Murray.

Continue reading

Pedro Campos

En su afán por hacer creer a los cubanos y a la izquierda internacional que "Cuba construye el socialismo", buscando convencer al mundo de que el castrismo está abandonando el estatalismo totalitario y para tratar de contrarrestar la independencia relativa alcanzada por los boteros, la "actualización del modelo económico" introdujo las llamadas cooperativas de ómnibus ruteros, con precios de 5 pesos por viaje.

No son cooperativas, en su sentido estricto, pues no surgen de la idea espontánea de los trabajadores de unir sus capitales y recursos para organizar la producción colectivamente y distribuirse las ganancias. Más bien son empresas estatales arrendatarias, con nombre de cooperativa, que alquilan los ómnibus a sus choferes a los que se les brinda algunas ventajas, como bajos precios de gasolina o petróleo, se les exige un pago diario y se les deja quedarse con el resto de la recaudación. Más o menos lo que han estado haciendo con los ómnibus urbanos en la capital últimamente.

[[QUOTE:Ante la incapacidad del Estado para lidiar con los boteros, se le ocurre inventar las "cooperativas de taxis" que no son más que una versión en automóvil de las cooperativas de ómnibus ruteros]]Ahora, ante la incapacidad del Estado para lidiar con los boteros, que ante la inflación generada por las políticas burocráticas y sus problemas con el petróleo decidieron aumentar los precios y comenzar una especie de huelga, y, en lugar de negociar con ellos y buscar soluciones que resuelvan el problema favoreciendo a todos, se le ocurre inventar las "cooperativas de taxis" que no son más que una versión en automóvil de las cooperativas de ómnibus ruteros.

El sistema es más o menos el mismo. En carros del Estado, con gasolina del Estado y piezas de repuesto del Estado, alquilan el carro a un rompe huelga -los nuevos esquiroles- por mil pesos diarios, para pagarles 800 al mes, dicen, algo que no se deben creer ni los mismos que inventaron "las cooperativas estatales".

El filo cortante de las nuevas "cooperativas" está claramente dirigido contra los boteros, al poner un precio de 15 pesos al tramo por el que cobran 20 o 25 los dueños de los almendrones. No. No se busca solucionar el problema de transporte, se busca doblegar a los boteros, porque este sistema intolerante, no sabe, no le interesa negociar con el pueblo, con los trabajadores, solo sabe imponer.

Algo similar han hecho con "cooperativas" de servicios, como cafetería, reparadoras de calzado, de equipos electrodomésticos y otros, en viejas entidades estatales insostenibles. En la práctica han entregado en arriendo los locales e instrumentos de trabajo, sin ofertar nunca la propiedad y sujetando sus actividades a infinidad de controles y vínculos estatales. Mentira. Nada de cooperativismo.

Ya se ha hecho recurrente por el estado estalinista y antisocialista de los Castro llamar cooperativas a sus inventos paraestatales.

Estas tergiversaciones vienen desde los primeros años. Entonces, bajo la dirección personal de Fidel Castro, se crearon las cooperativas cañeras, sin entregar la tierra a los cooperativistas. El sistema de cooperativas cañeras mostraba cada vez mayor independencia, controlaba sus finanzas, creaba las tiendas del pueblo, obligaba al Ministerio de la Industria Azucarera a pagarle la caña que cortaba, tenía sus propias milicias y compraba con su dinero las máquinas que necesitaba.

[[QUOTE:Más tarde, cuando se hizo evidente que las granjas agropecuarias no funcionaban con trabajo asalariado, "inventaron" las Unidades Básicas de Producción Cooperativas]]Cuando fue nombrado presidente del INRA Carlos Rafael Rodríguez, en febrero de 1962, disolvió las cooperativas cañeras, en medio de la zafra de ese año, para crear granjas del pueblo, convertir a los cooperativistas en obreros asalariados, entregar sus tierras al MINAZ del Che y así destruir las relaciones monetario-mercantiles entre la agricultura y la industria del azúcar.

Después obligaron a muchos campesinos a integrarse en "cooperativas" para poder controlar mejor sus producciones, imponerles precios de monopolio y "organizarlos" en función de los intereses del estado.

Más tarde, cuando se hizo evidente que las granjas agropecuarias no funcionaban con trabajo asalariado, "inventaron" las Unidades Básicas de Producción Cooperativas, UBPC, cooperativas solo de nombre porque los trabajadores siguieron recibiendo salarios del Estado, solo que vinculados al cumplimientos de los planes productivos, no a la realización mercantil, con planes puestos por el Estado y para entregar sus producciones "comprometidas" al sistema de acopio a los precios establecidos por el comprador. Toda una farsa.

A veces a los socialistas nos cabe la duda. ¿Todo ese manejo arbitrario del concepto cooperativismo ha respondido a que sus manipuladores no tienen idea de lo que es una cooperativa? ¿Lo hacen para tratar de engañar a los incultos políticos que abundan en todas partes? ¿O es parte de un plan para desprestigiar la idea original socialista del cooperativismo autogestionario de Karl Marx?

Cualquiera que sea la respuesta es, cuando menos, detestable.

Continue reading

14ymedio

En medio del ajetreo matutino los residentes de La Habana tratan de llegar a tiempo a su destino: un reto, a causa del ineficiente transporte público y los precios por las nubes de los almendrones privados. A ese panorama se le suman desde este lunes los taxis ruteros, una cooperativa que intenta regular los altos costos de moverse en la mayor urbe cubana.

Con un total de 60 autos de las marcas Lada y Hyundai, además de cinco ómnibus, la Cooperativa Número 2 cubre la ruta entre La Lisa y el Parque de la Fraternidad. Este recorrido ha sido durante años un feudo de los boteros, con sus autos destartalados pero eficientes. El trayecto completo cuesta con ellos 20 CUP, el equivalente a una jornada de salario, mientras que cada tramo se factura en 10.

Los usuarios perciben la nueva modalidad, bajo gestión cooperativa, como una respuesta a los altos importes de los particulares, tarifas que los medios de difusión oficiales denominaron como un "abuso con la población". Los taxis ruteros cobran 15 CUP por la ruta completa y 5 por tramos intermedios.

[[QUOTE:Los taxis ruteros cobran 15 CUP por la ruta completa y 5 por tramos intermedios frente a los 20 y 10 de los transportistas privados]]El pulso entre el Estado y los cuentapropistas del sector ha vivido momentos tensos en los últimos meses. En febrero pasado las autoridades de la capital aplicaron tarifas fijas para los recorridos de los taxistas particulares. La decisión significó un frenazo a la ley de oferta y demanda que regía en la transportación privada de pasajeros desde que se autorizó, a mediados de los años 90.

Los boteros respondieron suprimiendo las paradas intermedias y eligiendo solo pasajeros que hicieran las rutas completas. Aunque carecen de un sindicato independiente, algo prohibido por la ley, cerraron filas y disminuyeron el número de clientes a transportar, para presionar a las autoridades locales a rectificar.

El resultado fue un aumento del tiempo de espera en la transportación y el colapso de las las paradas de ómnibus por la avalancha de clientes que ya no podían abordar un almendrón. Durante semanas, los habaneros han sentido que regresan los días más difíciles del Período Especial de los años 90.

Ahora los taxis ruteros tratan de aliviar esa situación, con una gestión a medio camino entre la privada y la estatal.

Hasta enero pasado en la Isla estaban en activo 397 cooperativas privadas para los servicios gastronómicos, personales y técnicos. Esta modalidad de gestión económica fue impulsada a partir de 2012, pero aún se encuentra en fase experimental.

"Así no se vale", comenta a este diario Rafael Vidal, un transportista privado que no ve con buenos ojos el nuevo servicio. "Los que manejan esos carros no tienen que preocuparse por las roturas ni por las piezas, porque cuentan con un taller con todos los repuestos y varios mecánicos a su disposición", protesta el conductor.

[[QUOTE:Para Vidal "la competencia es desleal" porque "los choferes tampoco pagan el combustible y, aunque no tengo pruebas, puedo asegurar que la policía de tránsito no les va a caer arriba como a nosotros"]]Para Vidal "la competencia es desleal" porque "los choferes tampoco pagan el combustible y, aunque no tengo pruebas, puedo asegurar que la policía de tránsito no les va a caer arriba como a nosotros". Una de las quejas más repetidas entre los transportistas privados es el acoso de inspectores y policías, algunas veces como forma de extorsión para lograr dinero.

Sentado al volante de uno de los autos amarillos con techo negro que conforman la cooperativa, Reinier está satisfecho de formar parte de la iniciativa. Con anterioridad prestaba sus servicios en la empresa estatal Cubataxi y confirma que el combustible no significa un problema en su nuevo trabajo. "Mi Lada es el único remotorizado y por eso usa petróleo. Ayer consumí 18 litros en siete vueltas completas", cuenta.

Los recortes en el suministro petrolero al sector estatal mantienen en tensión a los transportistas. De los más de 100.000 barriles de crudo al día que Cuba recibía durante los años en que Hugo Chávez gobernaba Venezuela, en 2016 se pasó a 87.000 y ahora no superan los 55.000, según varios analistas.

La caída en la importación de combustibles ha impactado en el mercado informal de gasolina y subido los precios, una de las razones que esgrimen los privados para aumentar sus tarifas.

Reinier cree que es muy pronto para "asegurar si hay ventajas" con los ruteros y si estos aliviaran realmente la situación del transporte en la capital. Confirma que diariamente debe entregar toda su recaudación a la cooperativa. "Si cada día deposito 1.050 CUP, aseguro un salario mensual de 800". En caso de superar esa cantidad tendrá un plus y, si se queda corto, sufrirá un descuento.

Este lunes varios de los conductores de ruteros que estrenaron el servicio no pudieron cumplir con la norma, según cuenta Reinier. "Yo lo logré, pero tengo tremendo dolor en la espalda por las nueve horas que estuve manejando", explica a 14ymedio.

El nuevo servicio cubre la ruta del ómnibus P-14 desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche. Su primer tramo abarca desde la calle 272 en el municipio la Lisa hasta el comienzo de Marianao; el segundo concluye en la avenida 26, en el municipio Plaza, y el último termina en el Parque de la Fraternidad.

Otro chofer, que prefirió omitir su nombre, explicó que no está muy claro qué sucede cuando alguien monta en los últimos 100 metros del primer tramo y se baja en la primera cuadra del segundo. "Se le podría cobrar 10 CUP porque pasó la frontera, pero eso queda a consideración del conductor", especula.

Los ruteros tienen una importante limitación: sólo pueden admitir moneda nacional en un país donde el peso convertible se ha convertido en la moneda fuerte que mueve la vida. Los conductores justifican la decisión porque "en la caja de la cooperativa las cuentas se sacan en CUP para medir el compromiso de la recolección diaria".

"Dice Betancourt, el presidente de la cooperativa, que no podemos convertirnos en una Cadeca (caja de cambio de monedas)", cuenta risueño Reinier.

[[QUOTE:Según varios choferes entrevistados, de momento, rige un contrato por tres meses y muchos tienen la expectativa de que "cuando los dejen fijos" rebajen la cuota diaria de entrega para medir el cumplimiento]]Según varios choferes entrevistados, de momento, rige un contrato por tres meses y muchos tienen la expectativa de que "cuando los dejen fijos" rebajen la cuota diaria de entrega para medir el cumplimiento. Existe una sensación entre ellos de ser parte de un experimento abierto a modificaciones en cualquier momento.

Los autos llevan en el exterior una identificación de cooperativa y e información en el interior al pasajero sobre sus derechos y precios establecidos. Además, se exhibe el número telefónico 18820 habilitado para quejas y denuncias.

Los clientes coinciden en que no hay que hacerse ilusiones. "Sería un milagro si durante un año se mantiene como empezó", dice una joven a un periodista oficial que, en la parada del Parque de la Fraternidad, mete el micrófono por la ventanilla para encuestar a los pasajeros.

Una señora que viaja a su lado se limita a mostrar cierta conformidad con los nuevos precios. "Comparándolo con los particulares está mejor, pero sigue siendo caro. Hace unos años, cuando los taxis tenían un taxímetro, atravesabas La Habana por 5 pesos y por 15 llegabas a otra provincia", concluye.

Continue reading

14ymedio

Petróleo y oro son los dos productos con los que Rusia regresa a Cuba. El combustible busca sacar del apuro al Gobierno de Raúl Castro ante los recortes del suministro venezolano y con el metal dorado enviado por el Kremlin se forrará la cúpula del Capitolio de La Habana, según un reporte de la agencia Sputnik.

Los vecinos de las cercanías del coloso cubano se muestran incrédulos, pero la empresa estatal rusa Goszagransobstvennost, subordinada a la Dirección de Gerencia de Vladímir Putin, ya anunció la convocatoria de un concurso de proyectos para reparar la cúpula del inmueble y cubrirla con piedra natural, nuevas planchas de bronce y láminas de pan de oro.

"Tendrán que ponerle custodios las 24 horas", bromea la propietaria de una casa de renta cuyas ventanas dan justo frente al edificio que alberga la Asamblea del Poder Popular. La mujer, con una habitación inscrita en el servicio de Airbnb, escucha con incredulidad los planes para la resaturación de la imponente edificación, pero también calcula que le ayudarán a "levantar el negocio".

[[QUOTE:Al ser un símbolo de la Cuba republicana y una copia del Congreso de Washington, se ganó el menosprecio de las autoridades tras el triunfo de la Revolución]]Inaugurado en 1929 y con un área de 43.000 metros cuadrados, el Capitolio albergó hasta 1959 el Senado y la Cámara de Representantes. Al ser un símbolo de la Cuba republicana y una copia del Congreso de Washington, se ganó el menosprecio de las autoridades tras el triunfo de la Revolución.

Durante décadas, el imponente edificio sufrió la desidia estatal y en su interior se ubicó desde un Museo de Ciencias Naturales hasta el primer cibercafé de la capital cubana. El oficialismo evitó a toda costa devolverle su función política.

Sin embargo, Cuba vive cada vez más de su pasado. Los turistas fotografían con fruición los automóviles de mitad del siglo veinte que circulan por las calles, la música tradicional recauda cuantiosas sumas en bares u hoteles y el Capitolio habanero retoma su lugar como emblema del país en las postales, los souvenirs y las referencias.

"Tanto nadar para morir en la orilla", ironiza Gustavo, un vendedor de periódicos que comercializa su mercancía en la zona del Parque Central. El hombre cree que "si no lo hubieran dejado destruir, ahora no costaría tanto arreglarlo". Las láminas de oro de la cúpula le dan un poco de risa. "Esto se va a parecer a la Plaza Roja".

Dos puertas más allá de la señora que renta su habitación, los administradores de un edificio con tres restaurantes se preparan para la ocasión. "Hasta ahora no hemos aprovechado mucho la vista al Capitolio porque nuestros salones son cerrados y con climatización, pero cuando esté más bonito valdrá la pena", asegura el custodio de Los Nardos.

[[QUOTE:La empresa ganadora del concurso tendrá que trabajar a toda velocidad y presentar para agosto las soluciones para restaurar y embellecer la estructura. Los trabajos los financiará el presupuesto federal de Rusia]]Los proyectos que se presenten a concurso en Rusia deben limitarse a un presupuesto de 20 millones de rublos, cerca de 354.000 dólares, según aclara la convocatoria. Con anterioridad, la Dirección de Gerencia presidencial gastó alrededor de 42.500 dólares en los servicios de medición y estudios de la cúpula para evaluar su estado técnico.

La presidenta del Senado ruso, Valentina Matviénko, comentó que fueron los parlamentarios cubanos quienes pidieron a sus colegas de la Duma (parlamento) la ayuda para terminar las labores de la cúpula.

La empresa ganadora del concurso se dará a conocer en junio. Tendrá que trabajar a toda velocidad y presentar para agosto las soluciones para restaurar y embellecer la estructura. Los trabajos los financiará el presupuesto federal de Rusia.

En noviembre de 2016 el Gobierno cubano aprovechó la visita del presidente vietnamita, Tran Dai Quang, para inaugurar simbólicamente la sede del parlamento en el Capitolio, tras varios años de reparación. Sin embargo, la última sesión de la Asamblea, realizada a finales de año, se hizo en su tradicional emplazamiento del Palacio de las Convenciones.

La noticia de la colaboración rusa agrega a partir de ahora algunos puntos temporales al cronograma de entrega de las obras de reconstrucción del edificio, que ha sido manejado con mucha vaguedad por los medios oficiales. "No me importa si le ponen oro, platino o diamantes, pero lo que quiero es que terminen ya", se queja Mercedes.

[[QUOTE:El mayor temor es que "una vez terminado nos muden para otro barrio porque van a demoler todo esto y convertirlo en otra cosa"]]"En esta calle no hay quien viva entre el polvo, la gritería de los constructores y todas las roturas que han hecho en las aceras", agrega la vecina. Su mayor temor es que "una vez terminado nos muden para otro barrio porque van a demoler todo esto y convertirlo en otra cosa", dice mientras señala una secuencia de edificios grises, vetustos y llenos de grietas que conforman la cuadra.

A pesar de que las obras aún no han concluido, los turistas dan vueltas por los alrededores para sacar una instantánea. Uno de los chistes fotográficos más repetidos consiste en pararse cerca de una de sus paredes y simular que se empuja el Capitolio, como si se quisiera desplazar el edificio hacia otro lugar.

Sin embargo, la ecléctica construcción no se mueve ni un centímetro. Sigue en el mismo sitio, mostrando su mezcla de materiales e improntas. Contiene conjuntos escultóricos del italiano Angelo Zanelli; está inspirado en su hermano –casi gemelo- el Capitolio estadounidense y ahora tendrá una cúpula forrada con pan de oro de la madrastra rusa.

Continue reading

(EFE). -Cuba realizará una encuesta nacional de salud para conocer la situación actual de las enfermedades crónicas no transmisibles, que será elaborada por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de la Isla, informaron este martes medios locales.

La indagación, en fase de preparación, abarcará a personas desde los 6 años de edad y estará enfocada principalmente en la hipertensión arterial, explicó la funcionaria del departamento de Enfermedades No Transmisibles del MINSAP, Esther Pallarol, citada por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y por esas dolencias y las cerebrovasculares, que incluyen las arterias y los vasos, anualmente mueren más de 35.000 personas en la Isla, precisó la especialista.

[[QUOTE:Cuba es uno de los países, después de Canadá y Estados Unidos, con más alto número de pacientes hipertensos conocidos controlados]]Indicó que en los últimos años ha crecido en Cuba esta dolencia, cuyo principal factor de riesgo es el envejecimiento de la población cubana, que registra un 19,8% de personas por encima de los 60 años de edad.

Recordó que la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo y Enfermedades No Transmisibles, realizada en 2010, arrojó que el 31% de la población cubana mayor de 15 años es hipertensa.

Además indicó que Cuba es uno de los países, después de Canadá y Estados Unidos, con más alto número de pacientes hipertensos conocidos controlados (del 34% al 36%).

Continue reading

Andrés Oppenheimer

Las elecciones presidenciales mexicanas de 2018 no han generado ningun interés en Estados Unidos todavía, pero deberían hacerlo: México podría elegir a su primer presidente izquierdista en la historia reciente, en parte gracias a los disparates que ha dicho el presidente Trump.

Las últimas encuestas muestran que las constantes falsedades que dice Trump sobre México han tenido el efecto predecible de crear una reacción nacionalista entre los mexicanos, que está ayudando al candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador a subir en las encuestas para las elecciones del 1 de julio de 2018.

Según una encuesta de BGC-Excelsior del 6 de mayo, López Obrador encabeza la carrera con un 26% de las preferencias electorales, seguido por la candidata de centroderecha Margarita Zavala con 21 por ciento y el oficialista Miguel Angel Osorio Chong con un 19 por ciento.

________________________________________________________________________

Nota de la redacción: puede continuar leyendo en El Nuevo Herald

Continue reading

Carlos A. Montaner

Fue muy afortunado que a la señora Le Pen la pulverizaran en las urnas. Macron duplicó su votación. El fascismo y el comunismo, su primo hermano, son siempre malas noticias.

En todo caso, la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones francesas es otro síntoma de que los partidos políticos convencionales se mueren. Los electores no los quieren. Dan por sentado que los políticos profesionales son “cazadores de rentas” y los partidos una amalgama innoble de personas generalmente incompetentes en busca de fortunas basadas en la corrupción.

A Macron lo eligieron porque ha prometido honradez y eficiencia. Lo ven como un gestor capaz de domar a la pesada burocracia francesa. Ha dicho y reiterado que “se obligará a todos los servicios públicos que tengan relación con los ciudadanos [hospitales, escuelas, tribunales de justicia, servicios sociales] a que publiquen sus resultados en términos de calidad del servicio [tiempos de espera, encuestas de satisfacción etcétera]”.

Los partidos políticos modernos surgieron espontáneamente al calor de la revolución americana de fines del siglo XVIII. Nadie previó su nacimiento. Fueron una necesidad de la democracia representativa para mediar entre electores y elegidos, y para encarnar puntos de vista diferentes, principalmente entre federalistas y antifederalistas, o entre liberales y conservadores.

No obstante, con el tiempo y la experiencia, casi todas las naciones democráticas fueron decantándose hacia un modo parecido de gobernar, tratárase de repúblicas o monarquías parlamentarias, aunque con diversas variantes basadas en la intensidad del gasto público con relación al PIB (el 32% en Suiza, el 53% en Francia).

A estas alturas, tras el fracaso criminal de los ensayos totalitarios del siglo XX, casi nadie pone en duda que la soberanía radica en los individuos. Que éstos deben tomar sus decisiones por medios racionales y pacíficos expresados en elecciones secretas y universales con arreglo a una constitución o a leyes escritas.[[QUOTE:Los partidos, lentamente, se transformarán en centro de iniciativas que se ofrecerán a los electores como “empresas de gerencia pública”]]Esos textos limitan la autoridad de los servidores públicos y establecen la necesidad de respetar los derechos humanos, la importancia de la separación de los poderes, como quería Montesquieu, y proponen, como creía Locke, que la función básica del Estado es garantizar el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad.

Hasta ese punto la discusión es mínima. Así se comportan las ejemplares naciones escandinavas, unas veces gobernadas por la “derecha” y otras por la “izquierda” democráticas. Así han sido los Estados Unidos de Roosevelt o de Reagan, y el Reino Unido del laborista Harold Wilson o de la conservadora Margaret Thatcher. Por eso no hay ninguna contradicción en que los democristianos alemanes pacten con los socialdemócratas. No se trata de escoger entre partidos sino entre “políticas públicas”.

Si los partidos desaparecen, ¿qué instituciones tomarán su lugar? A mi juicio, los partidos, lentamente, se transformarán en centro de iniciativas que se ofrecerán a los electores como “empresas de gerencia pública”, más o menos como en los condominios o urbanizaciones verticales los vecinos eligen periódicamente a quienes administrarán la propiedad colectiva o contratan a alguna compañía que se ocupe de ello, limitándose a supervisarla.

Estos gobiernos o administraciones serán menos intervencionistas y es posible que sean remunerados de acuerdo con los resultados de la gestión. Si se cumplen las promesas de reducir los gastos innecesarios, pagar la deuda pública, disminuir la tasa de desempleo, reducir la pobreza y mantener a raya la corrupción, ¿por qué no pagarles una bonificación extraordinaria? Esto hacen en Singapur con determinados ministerios clave y tienen un asombroso nivel de crecimiento y calidad de vida, con un gasto público bajísimo (el 9% del PIB), aunque se trata de un ordenamiento no democrático cuyos excesos no hay que imitar nunca.

Los enemigos de las “empresas de gerencia pública” pondrán el grito en el cielo y denunciarán la privatización de los gobiernos, pero, en realidad, se trata de una colaboración entre la sociedad y la empresa privada para gestionar mejor las zonas de los bienes comunes ante el reiterado fracaso de los partidos tradicionales.

Si hoy muchas sociedades, fatigadas por siglos de malos gobiernos, eligen por medio de licitaciones quiénes distribuirán el agua, crearán caminos, puertos, aeropuertos, escuelas, universidades, o sistemas de pensiones, sólo se trata de subir un peldaño y darle otra vuelta a la tuerca. Algo de esto es lo que ha pasado en Francia.

Continue reading

Mario J. Pentón

Dionis Pinillo Montalvo yacía esposado en el suelo mientras varios oficiales de policía le daban patadas y le golpeaban con las porras. Según su testimonio, unos disparos al aire ahogaron los gritos con los que la multitud, alarmada ante la brutalidad policial, intentaba impedir la escena.

Acusado de atentado y tenencia de arma blanca, el joven de raza negra dice estar dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de denunciar lo que para él es una injusticia y un caso de racismo.

"Yo sé que nunca he sido un santo, pero no merecía que me partieran un brazo o no me dejaran defenderme", explica Pinillo, de 33 años, quien reside en Colón, un poblado rural de unos 44.000 habitantes en la provincia Matanzas.

Mientras se acercaba al Piano Bar el pasado 25 de marzo, uno de los escasos sitios de recreación para los jóvenes del pueblo, vio un tumulto y se acercó para comprobar lo que pasaba. Según relata a 14ymedio, recogió un cuchillo que estaba en el suelo, al parecer por una pelea anterior y fue increpado por la policía.

[[QUOTE:"Unos seis o siete oficiales borrachos me derribaron y comenzaron a patearme y a golpearme con porras (...) Producto de esa golpiza me desbarataron el hueso del brazo derecho"]]"Unos seis o siete oficiales borrachos me derribaron y comenzaron a patearme y a golpearme con porras. Intentaba librarme pero ellos conocen técnicas de artes marciales. Producto de esa golpiza me desbarataron el hueso del brazo derecho. Tuvieron que operarme de emergencia al día siguiente. Tengo dos láminas de metal en el hueso y siete tornillos puestos, además de una herida de 14 puntos", cuenta.

"Yo caigo mal aquí por mi raza. No dudo que me golpearan así por ser negro", añade.

Yaidelis Tolón, de 23 años, fue testigo de la golpiza. Según cuenta, los jóvenes que estaban cerca del Piano Bar comenzaron a gritar a los oficiales: "abusadores, suéltenlo, no le den más golpes", pero todo fue inútil.

"Hasta dispararon al aire para que la gente se calmara porque veíamos cómo lo golpeaban salvajemente", dice.

Tolón coincide con Pinillo en que la persona que más lo golpeó fue un expolicía, conocido como El Ninja, expulsado de las fuerzas del orden por el uso abusivo de la fuerza, aseguran ambos.

"Yo no sé qué habrá hecho, pero ninguna persona merece que la golpeen mientras está en el suelo", añade.

Después de pasar horas en la unidad policial con el brazo partido, Pinillo fue llevado al Hospital Militar Dr. Mario Muñoz Monroy y abandonado a su suerte, no sin antes recibir la advertencia de que no debía decir que había estado detenido.

No es la primera ocasión en que Pinillo se ve cara a cara con la policía. Estuvo preso cinco años por el delito de hurto y posteriormente cumplió otro año en prisión por desacato tras negarse a presentar su carné de identidad a un oficial de policía.

"Quieren vincular este hecho con mi pasado pero yo soy un hombre de bien. Trabajo como jefe de brigada en los almacenes del Ministerio de Comercio Interior en el municipio, repartiendo granos y arroz. No he hecho nada malo después de salir de prisión", agrega.

Un joven de 20 años que también fue testigo de la golpiza, y que ha preferido permanecer en el anonimato, confirmó a 14ymedio que hubo abuso en el uso de la fuerza durante el arresto.

"El muchacho no se resistió. Le hicieron una llave de judo y cuando cayó al piso lo siguieron golpeando. Esa noche andaban muy alterados", afirma.

"Tengo miedo de que me vaya a pasar algo igual, por eso prefiero que no digan mi nombre", confiesa el joven.

[[QUOTE:"La policía y los militares campean sin ningún tipo de regulaciones en esta población. Hay incluso un jefe de policía que cuenta con varios muertos en su haber y nunca ha sido juzgado"]]Miguel Ramos, otro testigo de la golpiza también coincide en señalar a la policía como a la principal culpable.

Según el opositor Iván Hernández Carrillo, quien reside en ese mismo pueblo, los abusos policiales son comunes en Colón.

"El caso de ese joven ha sonado mucho en el pueblo pero no es el único. La policía y los militares campean sin ningún tipo de regulaciones en esta población. Hay incluso un jefe de policía que cuenta con varios muertos en su haber y nunca ha sido juzgado. Los ciudadanos se encuentran indefensos ante la violencia ejercida desde el poder", explica el disidente y ex prisionero político.

Pinillo vive con su madre, de casi 70 años, y dos sobrinos, hijos de su hermana Beolinda, asesinada hace unos años por su exmarido. En caso de ser condenado por los delitos que se le imputan podría pasar hasta cuatro años en la cárcel, de acuerdo con el abogado independiente Wilfredo Vallín.

La oficial Yeny, encargada de llevar el caso contra Pinillo, se ha negado a responder a 14ymedio cualquier pregunta sobre estos hechos.

Por el contrario, al menos dos de los entrevistados para la elaboración de este reportaje fueron citados posteriormente en la sede de la Seguridad del Estado de Colón.

Continue reading

Bertha K. Guillén

Resuenan las herraduras contra el asfalto y saltan algunas chispas. Los conductores de las dos arañas se sienten como líderes de una cuadriga en el Coliseo romano. Es la hora de la carrera y de la diversión sobre un vehículo usado para el trabajo, el traslado y las apuestas en los campos cubanos.

Arnaldo cuidó y preparó a El Invencible desde que nació. "Vi que iba a ser un vencedor y no me ha defraudado", cuenta con orgullo mientras pasa la mano por el lomo del animal. "Este caballo me ha dado los mejores momentos de mi vida", comenta a 14ymedio. "La placa de la casa la pude hacer con el dinero que gané en las carreras".

Cada fin de semana, el orondo propietario viaja hasta cerca del poblado de Las Tecas en San Cristóbal, Artemisa, para participar en los topes. "Al principio era como un juego, pero esto se ha convertido en lo más importante que hago ahora mismo", cuenta.

[[QUOTE:En estos ligeros vehículos tirados por caballos se traslada la mensajería, las mercancías para el mercado informal, los enfermos a los hospitales y los niños a las escuelas]]En los enormes altavoces que llevan algunos carromatos, resuenan las rancheras y los corridos mexicanos. Familias enteras vienen para ver a los caballos en plena acción, lo que atrae a vendedores con todo tipo de ofertas, desde algodón azucarado hasta panes con lechón. El ron también protagoniza parte de la jornada.

Las arañas han evitado que el guajiro cubano se quede en la inmovilidad a la que obliga el colapso del transporte. En estos ligeros vehículos tirados por caballos se traslada la mensajería, las mercancías para el mercado informal, los enfermos a los hospitales y los niños a las escuelas.

La Isla está surcada por miles de imaginarias hebras que tejen diariamente las arañitas, como cariñosamente también se las llama. "Una araña es para un guajiro como parte de su familia, de ella depende que coma y que no se le pudran los alimentos en los campos", reitera Arnaldo.

Artemisa, una provincia con profundas raíces agrícolas, es la meca de las arañas. Aquí se le rinde culto a ese rústico medio de transportación. Hasta el punto de ser uno de los lugares de la Isla donde más sofisticadas se han vuelto las carreras que ya cuentan con una legión de seguidores.

En Artemisa se han documentado 3.116 vehículos de tracción animal, empleados para la carga de materias primas, desechos, productos alimenticios, transporte de pasajeros o el disfrute personal de sus propietarios, según datos oficiales.

Esta cifra va en aumento, sobre todo en zonas de campo como Candelaria, Bahía Honda, Güira de Melena y San Cristóbal.

[[QUOTE:En Artemisa se han documentado 3.116 vehículos de tracción animal, empleados para la carga de materias primas, desechos, productos alimenticios, transporte de pasajeros o el disfrute personal de sus propietarios]]"Vengo desde hace años y se pasa muy bien los fines de semana", cuenta Roberto, un militar jubilado que siempre soñó con ver "una carrera de verdad". Cuando era niño su padre le contaba los detalles del mítico Hipódromo Oriental Park, de Marianao, en La Habana, cerrado desde 1967.

Recientemente, el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, fue invitado al Kentucky Derby, la prestigiosa cita hípica norteamericana que tiene muchos admiradores en la Isla. El funcionario definió el momento como "un intercambio productivo con líderes de negocios, funcionarios y cubanoamericanos".

Los elevados precios de otras opciones recreativas también motivan a muchos a tener un rato de ocio en la carretera mientras ven a su araña preferida correr contra otras. Alrededor de varias cafeterías privadas de la zona se reúnen caballiteros, como se le dice a los corredores, y un público fiel que aplaude y grita.

Los ánimos suben de temperatura en algunas ocasiones y no faltan las broncas, aunque muchos artemiseños de la zona se quejan fundamentalmente de la congestión en las carreteras y de los peligros para el tránsito de vehículos.

"Hay que apartarse hasta que pase esta locura", advierte Adriana, vecina de uno de los puntos más concurridos de carreras de arañas. Rara vez la policía aparece por el lugar y el poco orden que existe en el evento lo pone el interés de que todo salga bien para que no se pierdan las apuestas.

Pero no es solo diversión o necesidad lo que mueve a estos vehículos. Raúl Martínez goza de gran prestigio entre los arañeros de la zona, pues se ocupa de la organización de las peregrinaciones de estos vehículos hasta el Santuario de San Lázaro en el vecino poblado El Rincón cada 17 de diciembre.

Martínez acoge en su casa a los arañeros que vienen desde los Remates de Guane. Le brinda descanso y alimentos a los animales para continuar el viaje intercalando la travesía por carretera y cerca de la línea de ferrocarril.

"En realidad no sé cuándo comenzó la tradición, si tuviera carro no hacía la travesía en araña, pero es lo que hay".

"Como no tenemos un rodeo dónde agruparnos, nos reunimos en Las Tecas y ahí corremos los caballos y fiestamos un poco, luego regresamos topando los caballos a ver cuál es el mejor", cuenta Alejandro, otro de los arañeros.

El joven describe la construcción de una araña como "fácil". Se necesitan "ruedas de moto, un par de sillas plásticas de esas de las escuelas, y enganches ligeros, para que no se formen cajones de aire y el caballo pueda avanzar más fácil".

[[QUOTE:Alejandro asegura que "las carreras de Las Tecas son por diversión, aunque siempre hay un loco que apuesta algo". Otro parroquiano asegura que ha llegado a haber apuestas hasta de 20.000 pesos]]Algunos prefieren hacer un trabajo más fino y ponen asientos de madera bien tallada con letreros, equipos de música con baterías y adornos llamativos. La mayoría de los corredores tiene dos arañas, una para trabajar y otra "para salir".

Los caballos llegan a alcanzar más de 40 kilómetros por hora en tramos que pueden variar aproximadamente desde los cinco y hasta los 20 kilómetros.

"Las quejas sobre estas carreras aumentan cada semana", asegura una funcionaria del Poder Popular en San Cristóbal que prefirió el anonimato. "Sabemos que es imposible transitar por la carretera central en los horarios en que salen de Las Tecas, estamos haciendo lo posible por eliminar esta situación", explicó a 14ymedio.

Entre 2010 y 2014 se registraron en Cuba 2.093 accidentes de tránsito en los que estuvieron involucrados vehículos tirados por animales en los que perdieron la vida 84 personas y otras 1.805 resultaron lesionadas.

Alejandro asegura que "las carreras de Las Tecas son por diversión, aunque siempre hay un loco que apuesta algo". Pero cerca del joven, otro parroquiano asegura que las que se realizan en la autopista en el tramo de Bauta-Caimito han llegado a tener apuestas hasta de 20.000 pesos. "Todo depende de la fama que haya alcanzado el caballo en otras carreras".

Continue reading

Pedro Campos

Lo que está pasando en Venezuela genera un dolor inmenso en todas las personas de buena voluntad, informadas, en el mundo entero. Ver cómo un pueblo inerme se rebela, sin armas, contra una dictadura que usurpa la democracia y el socialismo y convierte el país en un sembrado de hambre, miseria y represión y callar es, cuando menos, complicidad con los tiranos que asolan la patria de Bolívar.

La comunidad internacional que calla ante lo que pasa en Venezuela le hace el juego a Maduro y su grupo que además de sepultar la democracia reconocida en la Constitución Chavista y bolivariana reprime alevosamente al pueblo que protesta.

Me dirijo especialmente a esa supuesta izquierda internacional que siempre ha callado ante el abuso al que ha sido sometido el pueblo de Cuba por el castrismo, por "solidaridad o internacionalismo".

No. No es de izquierda callar ante el sufrimiento del pueblo venezolano y solidarizarse con el tirano.

[[QUOTE:No es de izquierda callar ante el sufrimiento del pueblo venezolano y solidarizarse con el tirano]]¿Cómo puede haber solidaridad desde la izquierda hacia un Gobierno como el de Maduro que pretende suprimir una constitución democrática, que por defender los estrechos intereses de la burocracia madurista y su compromiso de continuar subsidiando al irrentable castrismo reprime violentamente, asesinatos incluidos, a cientos de miles de manifestantes pacíficos que solo piden el cumplimiento de lo que está establecido en la constitución vigente?

¿Cómo es posible solidarizarse desde la izquierda con un gobierno dictatorial que pretende imponer una nueva constitución de corte neofascista que busca eliminar la participación de la oposición en las elecciones?

No es casualidad: eso mismo se hizo con la constitución cubana de 1976 —después de 15 años de represión sangrienta contra la oposición —que terminó sepultada, en la cárcel y el exilio y estructuró unas elecciones amañadas—, donde desde arriba se decide quiénes integran las candidaturas para la Asamblea Nacional y jamás se puede votar directamente por los presidentes de la nación o los gobiernos provinciales y municipales.

Si fascismo es lo opuesto a democracia, ¿qué tenemos en Venezuela y en Cuba? Respóndanse si pueden.

Señores de la "izquierda internacional", ante lo que pasa en Venezuela, pregúntense si su concepción de izquierda está vigente.

¿Hasta cuándo se va a seguir considerando de izquierda a una tiranía, se vista de verde olivo o de rojo o de cualquier color?

¿Hasta cuándo se va seguir calificando de izquierda al estalinismo y a sus herederos que nunca ocultaron su objetivo de implantar y expandir la dictadura dizque del proletariado, en verdad la dictadura del Partido Comunista o como se le llame sobre el pueblo, del Comité Central sobre el Partido, del buró político sobre el Comité Central y del Secretario General sobre el buró político?

[[QUOTE:¿Hasta cuándo la "izquierda internacional" va a seguir creyendo que "lo revolucionario, lo justo, lo socialista" es estatalizar la propiedad y las finanzas?]]¿Hasta cuándo vamos a vivir con la mentira de que un grupo de "vanguardia" en nombre de los intereses de una mayoría, que nunca ha pasado o no quiere pasar por el agua regia de las elecciones democráticas, libres, pluripartidistas y garantizadas por observadores internacionales imparciales, representa sus intereses y arbitrariamente dicta leyes que afectan los derechos de minorías y hasta mayorías?

¿Hasta cuándo la "izquierda internacional" va a seguir creyendo que "lo revolucionario, lo justo, lo socialista" es estatalizar la propiedad y las finanzas y generar políticas igualitaristas y burocráticas que terminan destruyendo economías, endeudando países y generando pobreza, emigración, corrupción y destrucción de los valores humanos?

¿Hasta cuándo la "izquierda internacional" va a seguir desconociendo la integralidad de todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, sus pactos y demás documentos regulatorios que componen la Carta de Derechos Humanos de la ONU?

Hoy, en Venezuela, es mentira que en las calles esté la contrarrevolución, la derecha y los agentes del imperialismo confrontando a la "revolución" como vocifera la propaganda castro-madurista. En la calle están los que defienden la democracia, los que quieren una Venezuela libre, donde sea el pueblo directamente y a través de sus representantes, quien tome las decisiones, apruebe las leyes principales, los referendos y demás regulaciones generales en que desean vivir los venezolanos.

[[QUOTE:En la oposición hay mucha gente de la izquierda tradicional y en el Gobierno hay mucha gente que ha demostrado defender y responder a políticas de derecha]]¿Los que defienden la democracia y la libertad son de derecha o son de izquierda?

¿No será que los conceptos de izquierda y derecha han sido ya superados por las nuevas circunstancias históricas y muchos "izquierdistas" perdieron el tren?

En Venezuela no hay una lucha entre la izquierda y la derecha porque en la oposición hay mucha gente de la izquierda tradicional y en el Gobierno hay mucha gente que ha demostrado defender y responder a políticas de derecha.

Por eso en Venezuela no lucha la izquierda contra la derecha, ni lucha el socialismo -que no existe- contra el capitalismo: la lucha es entre democracia y dictadura, como lo es también hoy en Cuba.

Continue reading

Yoani Sánchez

Los cubanos no han visto las imágenes de esa señora que con su determinación detuvo un blindado policial en las calles de Caracas. La prensa oficial escamotea también las lágrimas de quienes han perdido a sus hijos por la represión de los uniformados y los colectivos. En lugar de eso, los medios controlados por el Partido Comunista de Cuba apelan al silencio y la distorsión para narrar lo que ocurre en Venezuela.

Este martes, la portada del diario Juventud Rebelde ha ido un paso más allá y compara a los manifestantes contra Nicolás Maduro con "aquellas hordas que dieron origen al fascismo que provocó la Segunda Guerra Mundial". El texto, salpicado con palabras como "derecha", "contrarrevolucionarios" y "arremetida", reinterpreta los sucesos en el país sudamericano y los ajusta a la agenda informativa de la Plaza de la Revolución.

Una manipulación periodística que se repite –una y otra vez– siempre que un aliado del Gobierno cubano enfrenta protestas populares o comete alguna pifia política. La historia reciente está plagada de ejemplos en que los periódicos nacionales han querido ajustar la realidad a su línea editorial para al final tragarse la amarga evidencia de que la vida va por otro cauce.

Las autoridades de la Isla rompieron lanzas por el primer ministro griego Alexis Tsipras y lo presentaron como un inflexible revolucionario que no aceptaría jamás "las imposiciones de la Unión Europea". Pero callaron cuando los helenos se lanzaron a las calles para protestar por las políticas de austeridad, empobrecimiento y privación implantadas por el propio partido izquierdista Syriza tras su claudicación frente a la troika.

[[QUOTE:Es el tiempo de "dorar la píldora" de lo que ocurre en ese país y llenar las planas de los diarios de noticias que se acomoden a los deseos de Miraflores y no a la verdad]]Unos años antes, Granma aseguró que el sindicato polaco Solidaridad había sido totalmente desmantelado y su líder principal Lech Walesa no era más que un recuerdo del pasado. Pocos meses después de aquella nota aparecida en la prensa oficial, los cubanos supieron que el ejecutivo de Wojciech Jaruzelki había aceptado sentarse a la mesa redonda de las conversaciones con sus opositores.

Durante la invasión de Estados Unidos a Granada en 1983, la distorsión informativa cobró tintes de inmenso embuste. Los medios nacionales dieron la noticia de la inmolación de soldados cubanos –envueltos en la bandera– cuando en realidad corrieron por sus vidas y se rindieron sin ninguna épica. Poco después regresaban al país aquellos que supuestamente habían perecido.

La lista de mentiras u omisiones se prolonga en el tiempo y alcanza al silencio que rodeó en la Isla la llegada del hombre a la luna y las falsedades alrededor de la caída del muro de Berlín, hasta llegar al incalificable olvido periodístico de no precisar la causa de la muerte del expresidente Fidel Castro.

Ahora le ha tocado el turno a Venezuela. Es el tiempo de "dorar la píldora" de lo que ocurre en ese país y llenar las planas de los diarios de noticias que se acomoden a los deseos de Miraflores y no a la verdad. La tinta de los elogios hacia Nicolás Maduro correrá, los manifestantes serán tildados de enemigos de la patria y las imágenes de la represión serán censuradas.

Sin embargo, nada detendrá a la realidad. En las calles venezolanas hay ciudadanos reclamando un cambio y ni siquiera los expertos en manipulación editorial pueden convertir sus gritos en aplausos.

Continue reading

Carlos A. Montaner

Tiene cuatro objetivos seguramente recomendados por los fogueados operadores políticos cubanos.

·      Ganar tiempo.

·      Terminar con las manifestaciones de rechazo en las calles de todo el país.

·       Fragmentar a la oposición entre pactistas e insurgentes.

·      Refundar el Estado para eliminar todos los vestigios de democracia liberal enquistados en la Constitución de 1999.

Maduro cree que necesita tiempo para mejorar su imagen. Sigue cayendo en todas las encuestas. La última, la de Hercon, apenas le confiere un 10,9% de respaldo popular. El dato es importante, pero no determina quién mandará. Cuando Lenin se hizo con el poder en el Imperio Ruso apenas contaba con 50,000 militantes duros para una población de más de ciento treinta millones. Los mencheviques cuadruplicaban ese número. Lenin los barrió. Maduro sueña, además, con que un golpe de suerte (una guerra contra Irán, por ejemplo) aumente los precios del barril de petróleo a más de 100 dólares.

Las protestas callejeras han durado demasiado y los jóvenes opositores se envalentonan en lugar de acobardarse. Llevan más de un mes en las calles. Las de la “primavera árabe” fueron más breves y triunfaron. Los venezolanos ya van por 35 muertos y los muchachos han aprendido a luchar contra los carros de combate. Entre los cócteles Molotov y los botes de pintura para “cegar” los vidrios blindados de las tanquetas, ya saben cómo enfrentarse a esos mortíferos enemigos. Tal vez lo aprendieron, sin saberlo, de la antisoviética revuelta húngara de 1956.[[QUOTE:Las protestas callejeras han durado demasiado y los jóvenes opositores se envalentonan en lugar de acobardarse]]Maduro (y los expertos cubanos) saben que para ellos es vital que la oposición no se una. La infiltran. Siembran calumnias. Dispersan rumores. Construyen falsos líderes. Las redes sociales, que sirven para congregar a los opositores, también son útiles para disgregarlos. La contrainteligencia posee agentes muy diestros en esas labores. Trabajan incansablemente. Cuentan con unidades especiales dedicadas a estos menesteres. Controlar a las sociedades es un arte nauseabundo que ellos conocen. No saben cómo producir bienes y servicios, y mucho menos administrar decentemente, pero conjugan como nadie los verbos “dominar” y “castigar”.

El Estado se funda o refunda con una Constitución. La ley de leyes puede ser la expresión de la soberanía popular o el instrumento del grupo dominante. La de 1999 incluía elementos contradictorios, como la separación de poderes o ese artículo 350 que admite la rebelión cuando el gobierno vulnera los principios democráticos. Todo esto es muy peligroso para Maduro. Para establecer un régimen realmente socialista el chavismo tiene que liquidar ese texto.

Pero tampoco puede decir a las claras cuál es su propósito. El modelo es la Constitución estalinista de 1936. Deben introducir, como en la vigente, derechos económicos (trabajo, vivienda digna, alimentación adecuada y otros cantos de sirena), junto a las libertades fundamentales que todos conocemos (reunión, expresión etcétera). Pero con una salvedad clave: “cualquier legislación o conducta estarán subordinadas” a los fines del Estado socialista, a la revolución, a los principios bolivarianos o a la fórmula deliberadamente vaga que se les ocurra. Ese es el lenguaje. Mientras más vaporoso, mejor será para los jueces militantes que tendrán que aplastar a los ciudadanos bajo el peso de sentencias draconianas.[[QUOTE:¿Cómo pueden los chavistas imponer esas normas con un 80% del país en contra? A otra escala, ya lo hicieron en 1999. Sacaron el 52% de los votos e instalaron al 95% de los constituyentistas]]¿Cómo pueden los chavistas imponer esas normas con un 80% del país en contra? A otra escala, ya lo hicieron en 1999. Sacaron el 52% de los votos e instalaron al 95% de los constituyentistas. Maduro se propone imponer a la mayor parte de los redactores obviando el sufragio universal y sustituyéndolo por la selección corporativista. Elegirán a dedo a los representantes del “campesinado”, del “proletariado” y de las otras invenciones que necesiten. En la España fascista del franquismo, las “Cortes”, como se le llamaba al Parlamento, estaban integradas por tercios: el familiar, el sindical y el municipal. Y no tenían la facultad de legislar libremente, sino se limitaban a refrendar las normas pautadas en los Consejos de Ministros presididos por el Caudillo. A ese mecanismo expedito y antiliberal le llamaban “democracia orgánica”.

Es probable que la oposición esta vez no caiga en la trampa de acudir a una consulta en la que las cartas están marcadas por el chavismo. Con ese CNE y con ese sistema judicial no hay posibilidad de unos comicios honrados. El Estado chavista es una máquina para delinquir, para robar, para traficar en drogas. Maduro no está dispuesto a entregar el poder bajo ninguna circunstancia. “Los cubanos” no se lo permitirían. Raúl Castro se propone pelear hasta el último chavista. Para la dictadura de La Habana también es de vida o muerte.

Continue reading

Marcelo Hernández

La madrugada del miércoles Karel no durmió. Se la pasó dando vueltas en la cama y resolviendo operaciones aritméticas. Junto a miles de estudiantes en todo el país, el joven se presentó al examen de Matemática para ingresar a la enseñanza superior. "Estaba complicado, pero respondí todas las preguntas", dijo sonriente a su madre al regresar a casa.

Desde este miércoles, las aulas de los preuniversitarios se llenan de gestos nerviosos y alumnos que se juegan su futuro profesional sobre una hoja. La mayoría lleva meses preparándose para ese momento y muchos han tenido que pagar un repasador particular que los prepare para superar con éxito las pruebas.

"Estoy un poco ansiosa, pero me siento segura porque he estudiado bastante", decía una alumna de doce grado del pre de La Habana Vieja minutos antes de que sonara el timbre que anunció el inicio de la primera prueba de ingreso. "Mi fuerte es la geometría y no me gustan nada los problemas", confesaba.

Con el examen de Matemática se iniciaron en todo el país las pruebas de ingreso a la Educación Superior. Están convocados más de 45.000 egresados de la enseñanza preuniversitaria, los jóvenes que se acogieron a la orden 18 tras concluir el Servicio Militar Activo y las muchachas que cumplieron el Servicio Militar Voluntario Femenino.

[[QUOTE:Entre 2010 y 2015 la cifra de estudiantes universitarios cayó a menos de la mitad: pasó de más de 206.000 alumnos en todos los centros del país a 90.691]]Otros aspirantes se presentan a las pruebas a través de la modalidad de concurso. Todos, sin excepción, apuestan por continuar estudios superiores en un país donde los diplomas universitarios están cada día menos valorados.

Entre 2010 y 2015 la cifra de estudiantes universitarios cayó a menos de la mitad: pasó de más de 206.000 alumnos en todos los centros del país a 90.691. Las causas para ese descenso son múltiples y los especialistas no se ponen de acuerdo, pero los imperativos económicos son uno de los acicates para que un número creciente de jóvenes prefiera trabajar cuanto antes.

La situación contrasta con los masivos ingresos a la enseñanza superior que caracterizaron la educación nacional durante décadas. En aquella época se graduaron decenas de miles de profesionales, muchos de los cuales ahora se dedican a ocupaciones no relacionadas con su especialidad.

Encontrar un ingeniero químico trabajando como barman en un hotel o un bioquímico manejando un taxi privado se ha convertido en una "normal anomalía" en el sistema cubano.

"Mi familia no puede permitirse que yo esté en un aula por cinco años más", cuenta Rodney Calzadilla, de 18 años y vendedor de alimentos en la provincia de Matanzas. La madre del joven es licenciada en Economía, pero ella "siempre me dijo que lo más importante es ser útil, no tener un diploma colgado en la sala de la casa", aclara.

[[QUOTE:De los 539.952 cubanos que al cierre de enero de este año trabajaban en el sector privado, o por cuenta propia, más de 3.000 tienen una edad inferior a los 20 años]]De los 539.952 cubanos que al cierre de enero de este año trabajaban en el sector privado, o por cuenta propia, más de 3.000 tienen una edad inferior a los 20 años.

Al concluir los exámenes de este mayo se elaborará el escalafón, para el que también se toma en cuenta el promedio de las calificaciones obtenidas en el preuniversitario. Los mejor posicionados tienen prioridad para elegir alguna de las 83.840 plazas en la enseñanza superior que se ofertan para el curso escolar 2017-2018, de ellas las más apetecidas por los jóvenes son las 36.705 en el curso regular diurno.

Pero los exámenes de ingreso viven momentos complicados. En junio de 2014 un escándalo de fraude sacudió a las más importantes pruebas de la educación cubana. El incidente involucró a cinco profesores de preuniversitario, una metodóloga de nivel provincial del Ministerio de Educación, un trabajador de la imprenta donde se tiraron los exámenes y otro ciudadano no vinculado a las instituciones educacionales.

Un año después volvieron a estar en el ojo del huracán, cuando el Ministerio de Educación reconoció que "el enfoque de la pregunta 4 del examen de Matemática" pudo haber dado lugar "a varias interpretaciones". Ante las masivas quejas de los estudiantes, las autoridades del sector se vieron obligadas a evaluar solamente el inciso A, descartando el B.

"Este año se han tomado medidas extraordinarias para proteger la inviolabilidad de los exámenes", aseguró a 14ymedio una fuente del Ministerio de Educación Superior. El funcionario, que pidió el anonimato, considera que "los incidentes anteriores dañaron mucho la imagen y la confianza de los estudiantes en este proceso, por lo que estamos enfrascados en cambiar esa impresión".

[[QUOTE:El próximo lunes le tocará el turno a la prueba de Español y el calendario concluye el jueves 11 de mayo con Historia, la asignatura más ideologizada en el currículo]]El próximo lunes le tocará el turno a la prueba de Español y el calendario concluye el jueves 11 de mayo con Historia, la asignatura más ideologizada en el currículo de las escuelas de las Isla.

Para el examen de Historia los estudiantes se preparan en esta ocasión en temas relacionados con el fallecido expresidente Fidel Castro. "De que va, va", asegura María Julia, una profesora de la especialidad que organiza repasos privados en el municipio Playa.

"La pregunta principal de la prueba casi siempre está relacionada con algún aniversario o figura histórica que sea importante en el año en curso", aclara la maestra. "Está claro que habrá una o dos preguntas sobre él, eso es seguro". La licenciada en Historia ha machacado con sus estudiantes "el concepto de Revolución" y "los datos biográficos" de Castro.

"Para los estudiantes que salen mal en el examen de Matemática, el más difícil de todos, queda la posibilidad de subir el promedio con Historia que es más fácil", reconoce la maestra. "Al que no se le dan bien los números, se le da bien la trova política, y en esta prueba tiene un chance".

Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Chávez comenzó su mandato sometiéndose al consejo constante de Fidel Castro, a quien no tardó en ayudar copiosamente en el terreno económico. Sin embargo, la colaboración entre ambos países dio un salto cualitativo en abril de 2002, cuando las Fuerzas Armadas de Venezuela, en complicidad con factores políticos y con el establishment económico dieron un golpe militar y durante 72 horas estuvo fuera del poder.

Este no es el lugar para explicar lo que sucedió, pero casi milagrosamente Chávez recuperó la presidencia, y con ella la certeza de que muchos de sus compatriotas eran unos traidores, así que en el futuro sólo podía contar con la lealtad del Gobierno cubano, y muy especialmente con la de Fidel Castro, quien durante esos tres días extremó sus maniobras para lograr que Chávez, primero, conservara la vida y, segundo, volviera a la jefatura del Estado.

Tras este episodio cambió el vínculo entre los dos caudillos. Fidel adquirió un total control emocional e ideológico sobre Chávez, y se multiplicaron progresivamente las exacciones de dinero por parte de La Habana, ocultadas bajo el rubro de los servicios de profesionales de la medicina y de otras decenas de actividades comerciales convenientemente infladas, como, por ejemplo, el alquiler de perforadoras de petróleo que serían utilizadas en el lago Maracaibo.

[[QUOTE:Fidel adquirió un total control emocional e ideológico sobre Chávez, y se multiplicaron progresivamente las exacciones de dinero por parte de La Habana]]El comandante había encontrado una fuente casi inagotable de financiamiento y a un discípulo al que le podía entregar la dirección de la "lucha contra el imperialismo yanqui" –el objeto de su vida--, porque no confiaba demasiado en las condiciones intelectuales en su hermano Raúl Castro, aunque no ponía en duda su lealtad absoluta.

A partir de ese momento aumentó el delirio revolucionario de ambos caudillos y comenzaron a soñar con unir a ambas naciones, y hasta crearon unas comisiones de expertos juristas que estudiaron el modo de llevar a cabo la fusión.

En diciembre del 2005, Carlos Lage, vicepresidente de la Isla, entonces gerente del desastre administrativo cubano, declaró que Cuba tenía dos presidentes, Fidel Castro y Hugo Chávez, mientras el ingeniero Felipe Pérez Roque, canciller cubano, dejó dicho en Caracas, en un discurso pronunciado en el teatro Teresa Carreño, que los dos países asumían el reto de dirigir la lucha planetaria por los trabajadores del mundo, ya que la Unión Soviética había traicionado ese objetivo.

Es a tenor de esas palabras y de ese inmenso compromiso que se explica el sistema de alianzas trenzado por ambos países bajo la dirección de Castro.

Chávez llevó de la mano por media América a su "hermano" Ahmadineyad –así le llamaba--, presidente de Irán, y trabó relaciones sólidas y oscuras con los narcoterroristas de las FARC y con grupos similares del Medio Oriente, con los que se congració sosteniendo posturas antisemitas y antiisraelíes.

Para Chávez, arrastrado a la lucha antinorteamericana de Fidel Castro y siguiendo la vieja receta soviética evidenciada en el Movimiento de los No-Alineados, en el que cabía todo, no le importaba pactar con una teocracia islámica, con Corea del Norte, con la dictadura bielorrusa de Aleksander Lukashenko, o con guerrilleros colombianos que dirigían y operaban un enorme cartel narco. Lo único que el tándem Cuba-Venezuela les exigía a sus socios políticos era que fuesen decididamente antiyanquis y asumieran un discurso antioccidental.

Sin embargo, las relaciones personales entre Fidel Castro y Hugo Chávez no eran tan buenas como creía el venezolano. Para Fidel, Chávez era un personaje vulgar y untuoso, un tipo "parejero" –se colocaba parejo al comandante—a quien el cubano rechazaba en el plano humano, aunque sabía que la ayuda venezolana era vital para la subsistencia de la Isla.

[[QUOTE:Las relaciones personales entre Fidel Castro y Hugo Chávez no eran tan buenas como creía el venezolano. Para Fidel, Chávez era un personaje vulgar y untuoso]]Este juicio de Fidel no era nuevo. En el 2001, en Ciudad Bolívar, cuando la periodista venezolana Isa Dobles, su amiga, le preguntó a Castro cómo resistía a semejante patán, el comandante, melancólicamente, le respondió: "Por Cuba, Isa, yo estoy dispuesto a cualquier sacrificio".

Sin embargo, desesperado por las constantes e insufribles llamadas de Chávez, por aquellos años Fidel Castro tomó una decisión radical: se lo quitó de encima el 90% de las veces.

Le comunicó a Chávez, todo lo amablemente de que era capaz, que, debido a lo delicado del momento, tendría que pasarle sus llamadas y vínculos a Carlos Lage y a Pérez Roque, con instrucciones de que lo atendieran con prontitud, ingrata tarea de la que ambos acabaron quejándose amargamente.

Como es notorio, a fines de julio de 2006, Fidel Castro enfermó gravemente con un ataque casi mortal de diverticulitis, aunque no murió, como sabemos, hasta noviembre de 2016, una década más tarde, legitimando el dictum español de que hay enfermos dotados con una mala salud de hierro. Irónicamente, Hugo Chávez feneció víctima de un cáncer antes que su mentor y amigo, supuestamente el 5 de marzo de 2013, sexagésimo aniversario de la muerte de Stalin.

Digo supuestamente porque hay razones para pensar que murió antes, aunque no se anunció su deceso porque previamente Cuba debía solucionar el grave asunto de la sucesión para poder garantizarse que la ayuda siguiera fluyendo de Caracas hacia La Habana.

El elegido para ocupar el trono fue Nicolás Maduro, y parece que fueron Raúl Castro y Lula da Silva los que convencieron a Chávez, ya cerca de la muerte, de que seleccionara como heredero a ese personaje torpe y grandullón que había pasado sin penas ni glorias por la Escuela de Cuadros del Partido Comunista de Cuba. Cualquiera le parecía mejor a los cubanos que Diosdado Cabello, a quien le correspondía ocupar el cargo de acuerdo con la Constitución bolivariana, pero de quien todos desconfiaban.

Raúl Castro entra en escena

Cuando Raúl Castro entra en escena a presidir a los cubanos (de 2006 al 2008 con carácter interino, pero a partir de ese año, de manera oficial y permanente), debía dividir sus responsabilidades con Lage y con Pérez Roque, pero Raúl, en 2009, con la ayuda de los servicios de inteligencia, se las arregló para liquidar a sus dos rivales.

Ambos fueron condenados al ostracismo y a la indignidad, acusados de burlarse de Fidel Castro, pecado mayor en un régimen absolutamente caudillista como el cubano.

Raúl Castro, cinco años más joven, era totalmente diferente a Fidel, quien lo minusvaloraba siempre y lo despreciaba a veces, pero una de las maneras que Raúl tenía de congraciarse con su hermano era ejerciendo la violencia con gran rigor. De ahí esa curiosa declaración de Fidel, en el año 59, en la que advertía que, si lo mataban, su hermano y ya entonces heredero, sería mucho peor, algo que, en cierto modo, era verdad.

Raúl, al contrario de lo que sucedía con Fidel, era un buen padre de familia, aunque carecía de densidad intelectual, lo que lo distanciaba de su hermano. Se sentía bien, en cambio, con los militares que lo rodeaban. Era un tipo organizado, y le gustaba hacer chistes procaces. Chistes de cuartel.

En Cuba, durante años, el poder se dividía entre fidelistas y raulistas, pero no a partes iguales. Los primeros tenían el control de la autoridad y seguían de cerca las iniciativas del Máximo Líder. Los segundos giraban en torno a las Fuerzas Armadas protegidos por el hermano "pequeño".

No obstante, Raúl fue lentamente apoderándose de todo el aparato represivo, primero, en los años 90, fagocitando al Ministerio del Interior, lleno de fidelistas, tras fusilar al general Arnaldo Ochoa y al coronel Tony de La Guardia, y apresar, poco después, al general José Abrantes, ex Ministro del Interior, quien murió sorpresivamente en la cárcel en lo que fue, a todas luces, una ejecución porque sabía demasiados secretos, especialmente los relacionados con el narcotráfico.

[[QUOTE:El poder se dividía entre fidelistas y raulistas. Los primeros tenían el control de la autoridad y seguían de cerca las iniciativas del Máximo Líder. Los segundos giraban en torno a las Fuerzas Armadas protegidos por el hermano "pequeño"]]Pero el zarpazo final fue en el 2009: tras la salida de Lage y de Pérez Roque vinieron la desbandada del llamado Grupo de Apoyo al Comandante y de los personajes revoltosos que figuraban en lo que Fidel Castro llamaba la "Batalla de ideas", un departamento de propaganda y agitación dotado de cuantiosos recursos que se dilapidaban insensiblemente.

A esas alturas de su vida, Raúl Castro tenía serias dudas sobre las iniciativas de su hermano, un personaje que nunca había rebasado la etapa de agitación revolucionaria de sus años universitarios, pero más inquietudes aún le producían el marxismo-leninismo y ese loco proyecto de conquista planetaria iniciado entre Fidel y Chávez.

Raúl, tras ser un rusófilo consumado, abrumado por la experiencia, en la década de los 80 había dejado de creer en el colectivismo marxista, y pidió que rápidamente le tradujeran del ruso el libro Perestroika de Gorbachov.

Posteriormente, el mundo ideológico se le vino al suelo tras la desaparición de la URSS y la comprobación de que el sistema no servía para otra cosa que para mantenerse en el poder a palo y tentetieso.

¿Por qué alguien que hacía años no creía en el comunismo, no respetaba lo más mínimo a Hugo Chávez, y le parecía un disparate dedicarse a batallar contra Estados Unidos, continuaba funcionando como si mantuviera las mismas ideas de su hermano?

Por algo que se puede calificar como "la inercia del poder". Eso exactamente es lo que Raúl Castro quería decir cuando afirmaba que él "no había llegado a la presidencia para enterrar la Revolución". No se trataba de defender el curso ni los basamentos filosóficos de la Revolución, sino de no enterrarla para morirse en paz consigo mismo.

Por supuesto: estaba demasiado anciano y cansado para bajarse del tigre. Era como esos fumadores inveterados que saben que el tabaco los está matando, pero se sienten muy viejos para dejarlo.

[[QUOTE:No se trataba de defender el curso ni los basamentos filosóficos de la Revolución, sino de no enterrarla para morirse en paz consigo mismo]]Conocía que la Revolución había destrozado el aparato productivo, al extremo de que el país sólo se sostenía por recursos que venían del exterior, principalmente de Venezuela, pero no se sentía con fuerzas e imaginación para cortar por lo sano y revertir el proceso.

¿Qué pasará en Cuba si los venezolanos le ponen fin al chavismo, como cada día parece más probable?

Las consecuencias económicas serán terribles. Se reducirá aún más la ya mínima capacidad adquisitiva de los cubanos, volverán las restricciones alimentarias y los apagones, y el país volverá a estar como estuvo en la primera mitad de los años noventa, cuando desapareció la URSS y Cuba perdió súbitamente el mercado artificial, pero obligado, de Europa del Este.

Sin embargo, las peores consecuencias serán las políticas. Esta crisis económica coincidiría con el supuesto retiro de Raúl Castro en febrero de 2018, lo que significa el fin biológico de la generación que hizo la Revolución.

Coincidiría, además, con la presidencia probablemente hostil de Donald Trump, y con el incierto destino de los miles de cubanos que están en Venezuela, cuyo regreso precipitado a la Isla sería un problema semejante al que se presentaría si muchos de ellos deciden quedarse en el país, como ya han hecho centenares de lo que en La Habana llaman desertores.

Más todavía: esa situación, materialmente desesperada y políticamente desmoralizante, iría pareja al descreimiento absoluto en el destino de una Revolución que sólo les ha traído inconvenientes y dolores a los cubanos.

Aunque Raúl Castro pensaba que su función no sería enterrar un proceso en el que ya no creía, verá cómo sucede exactamente lo contrario. Si vive, verá el cambio. Y si le queda algo de la audacia y la decencia juvenil, no tratará de obstaculizarlo.

En todo caso, tras él, y tras la desaparición del chavismo, no vendrá el diluvio, sino la transición a la libertad de la mano de quienes ya no pueden creer en la Revolución porque ésta ha fracasado intensamente y durante mucho tiempo. Demasiado tiempo.

Continue reading

Carlos Alberto Montaner

Hace más de cuatro décadas, mis amigos Sofía Ímber y Carlos Rangel me llevaron a conocer a Rómulo Betancourt. Les había contado que para mí era una figura mítica a la que estaba especialmente agradecido.

Durante el mandato constitucional de Betancourt, en 1961, cuando yo era un chiquillo de 17 años, me había asilado en la embajada de Honduras, pero, tras ese país romper relaciones con Cuba, Venezuela nos salvó la vida porque la encargada de negocios, Josefina Aché, nos protegió con la bandera venezolana por órdenes, nos dijo, del presidente de su país.

En aquella única entrevista que tuvimos, Rómulo me habló con gran desprecio de Fidel Castro y me contó la historia de cómo el cubano trató de reclutarlo para su particular batalla contra Estados Unidos, fundada, claro está, en la visión antiamericana que le había dejado el marxismo-leninismo al entonces muy joven comandante.

[[QUOTE:Betancourt había sido comunista en su juventud y estaba de regreso de esos dogmas absurdos, a lo que se agregaba que tenía ciertas informaciones muy negativas sobre Fidel Castro]]Betancourt había sido comunista en su juventud y estaba de regreso de esos dogmas absurdos, a lo que se agregaba que tenía ciertas informaciones muy negativas sobre Fidel Castro desde fines de los años 40 por boca de sus amigos cubanos Aureliano Sánchez Arango y Raúl Roa.

Ambos le habían contado que se trataba de un gangstercillo universitario poco recomendable, extremo que también le confirmó Rómulo Gallegos, el gran escritor venezolano, expresidente de su país exiliado en Cuba y México tras el golpe militar de 1948, quien utilizara al joven Fidel como arquetipo del tira-tiros violento y resentido en su novela cubana, La brizna de paja en el viento.

En efecto, el personaje Justo Rigores de esa novela es el alter ego de Fidel Castro, mientras el profesor Rogelio Lucientes, su contrafigura noble, era el propio Raúl Roa, quien le había presentado a Gallegos al joven Castro, no sin antes vacunarlo sobre las características nocivas del personaje.

Cómo y por qué años más tarde Raúl Roa se convirtió en el eficaz canciller de Fidel Castro pertenece al capítulo de la psicopatología profunda de las personas, pero se trata de una cabriola ideológica de muy difícil justificación.

Betancourt, en definitiva, y así me lo refirió, sintió cierta satisfacción en negarle en redondo su ayuda y su complicidad ideológica al comandante. Los cubanos podían estar equivocados en esa época e idolatrar a Fidel Castro, pero el presidente de los venezolanos no se iba a dejar engañar por un sujeto radical empeñado en un camino que les traería graves dificultades a todos los latinoamericanos.

Al fin y al cabo, era la primera vez en la historia de este hemisferio que el gobernante de una nación hispanoamericana asumía como leitmotiv combatir a Estados Unidos, a sus valores, a su organización política y al sistema de economía de mercado fundado en la empresa privada.

Lo que no pudo intuir Betancourt fue la intensidad del odio que esa fallida entrevista provocó en su interlocutor. Desde ese momento, y a lo largo de buena parte de la década de los 60, Fidel Castro hizo lo indecible por destruir la entonces incipiente democracia venezolana y reclutar al país para sus aventuras de conquista imperial al servicio de la URSS y para gloria de sí mismo como cabeza del Tercer Mundo insurgente contra Estados Unidos y contra los principios de Occidente. Él tenía el liderazgo y sabía cómo construir una hermética jaula comunista, pero le faltaban los enormes recursos con que contaba Venezuela.

[[QUOTE:En los 70, ya convencidos de que la vía guerrillera no iba a funcionar en Venezuela y tras la reanudación de relaciones entre los dos países, Cuba inició una eficaz presencia diplomática]]Desde La Habana, con el objetivo de conquistar a Venezuela, "los cubanos" propiciaron la ruptura de la juventud de Acción Democrática, adiestraron y armaron guerrilleros, organizaron desembarcos en los que figuraron oficiales cubanos junto a castristas venezolanos, y se complotaron con militares de izquierda decididos a repetir en Venezuela el episodio de la lucha contra Batista, consistente en derrotar al Ejército y establecer en el país una dictadura unipartidista de corte soviético.

El proyecto le fracasó a Castro por la voluntad de lucha de las Fuerzas Armadas venezolanas y por la decidida resistencia, primero de Rómulo Betancourt y luego de Raúl Leoni. Así que le tocó a Rafael Caldera, tercer presidente de la democracia venezolana tras la derrota total de la insurrección comunista, indultar a los presos políticos y ver cómo algunos exguerrilleros se transformaron en verdaderos demócratas, como sucedió, entre otros, con el abogado Américo Martín.

En los 70, ya convencidos de que la vía guerrillera no iba a funcionar en Venezuela y tras la reanudación de relaciones entre los dos países, Cuba inició una eficaz presencia diplomática enviando, primero, al oficial de la DGI Norberto Hernández Curbelo, y luego a Germán Sánchez Otero, quienes establecieron vínculos amistosos con numerosos personajes de la estructura de poder venezolana que nunca entendieron que aquellos cubanos amables eran los endurecidos representantes de una persistente dictadura que sólo esperaba el momento de saltar sobre la yugular de su valiosa presa.

No obstante, pese al grado de penetración en el país, la diplomacia cubana no fue capaz de detectar el intento del golpe de 1992 en Venezuela, punto de partida del teniente coronel Hugo Chávez en la vida política de su país, de manera que Fidel Castro fue de los primeros jefes de Gobierno en solidarizarse con Carlos Andrés Pérez y criticar ácidamente a los golpistas, como demuestra el telegrama que se aún se conserva.

Sin embargo, en diciembre de 1994, Fidel Castro, disgustado porque Rafael Caldera, en su segundo mandato, comenzado en febrero de ese mismo año, se había reunido con el líder opositor Jorge Mas Canosa, invitó a Hugo Chávez, recién indultado, a dar una conferencia en la Universidad de La Habana, y le dio tratamiento de Jefe de Estado. (Contra el criterio, por cierto, de José Vicente Rangel, hombre cercano a Cuba, quien no cesaba de opinar que Chávez era, realmente, un fascista).

Y algo de eso había: en ese periodo de su vida, Hugo Chávez estaba bajo la influencia del peronista radical Norberto Ceresole, también ideólogo de Gadafi, pero, poco a poco, Fidel Castro fue persuadiendo a Chávez de que la solución de los problemas de América y del mundo no estaba en el galimatías fascista propuesto por el argentino, sino en la doctrina marxista y el modus operandi leninista.

[[QUOTE:Hugo Chávez, con el auxilio del aparato cubano, ganó las elecciones por un amplio margen, y en Cuba, secretamente, le prepararon una serie de charlas sobre cómo gobernar y mantenerse en el poder]]A partir de esa primera reunión, Fidel Castro pensó que si Hugo Chávez llegaba al poder, con la bolsa de Venezuela él podría continuar la lucha contra el imperialismo yanqui y por la conquista del planeta, interrumpida tras el desmantelamiento del comunismo en Europa del Este y la desaparición de la URSS como consecuencia de la traición de Mijail Gorbachov a los ideales comunistas. De manera que puso al servicio del venezolano la considerable experiencia de los operadores políticos de la DGI cubana y del Departamento de América del Partido Comunista.

Finalmente, el 6 de diciembre de 1998, Hugo Chávez, con el auxilio del aparato cubano, que hasta le procuró grandes sumas de dinero, ganó las elecciones por un amplio margen, y en Cuba, secretamente, le prepararon una serie de charlas sobre cómo gobernar y mantenerse en el poder. Los conferenciantes estaban adscritos al Estado Mayor del Ejército cubano y al Ministerio del Interior.

Fidel, muy entusiasmado porque veía los cielos abiertos con el triunfo de su amistoso discípulo, asistiría a algunas de las lecciones e, incluso, a él se debe el consejo a Chávez de que actuara rápidamente, desde la toma de posesión, y que calificara de "moribunda" la Constitución de 1961, algo que el venezolano tomó al pie de la letra cuando se juramentó para comenzar a gobernar el 2 de febrero de 1999.

En diciembre de ese mismo año fue aprobada la nueva Constitución que le abría la puerta a la reelección inmediata, cumpliéndose con ello el primer objetivo del "socialismo del siglo XXI": prorrogar sine die la permanencia en el poder del líder de la revolución.

Continue reading