Calendar

September 2017
MTWTFSS
« Aug  
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

CUC

Los servicios necrológicos no dan abasto Continue reading
14ymedio, Mario Penton, Miami, 3 August 2017 — Fewer than 42,000 Cubans have emigrated since 2013 according to official statistics published in Havana. However, US officials say they have welcomed more than 141,528 Cubans during the same period. The enormous discrepancy between these data is explained by the lack of transparency of the Cuban Government, which conceals … Continue reading "Cuban Government Obscures the Figures to Hide the Magnitude of Emigration" Continue reading
El Estado busca más problemas de los que ya tiene Continue reading
El gobierno cubano desacredita su fiabilidad Continue reading
14ymedio, Mario Penton, Miami, 4 August 2017 – “It doesn’t matter when, all we get are feathers,” complains the father of a family, disgusted on finding no kind of meat other than chicken in the Hard Currency Collection Stores (TRD), the state chain that sells only in Cuban Convertible Pesos (CUC). Since the beginning of … Continue reading "Cuba Has No Plan B To Make Up For The Loss Of Venezuela" Continue reading
CUBA STANDARD — In a move that will likely have a negative impact on Cuba’s ambitious plans for the cooperative sector, the finance ministry ordered the shutdown of Scenius, one of the fastest-growing new cooperatives in Cuba. Scenius, started two-and-half years ago by a group of accountants and other professionals, provides accounting services almost exclusively to […] Continue reading

14ymedio

Leandro Fonseca, un joven habanero de 18 años, es el afortunado que disfrutará de una noche de estancia en el lujoso Hotel Manzana Kempinski de La Habana tras resultar ganador de la rifa promovida por los artistas Luis Manuel Otero Alcántara y Nestor Siré.

"Pienso hospedarme este sábado porque el domingo estoy citado para el reclutamiento del servicio militar activo. Tremenda despedida momentánea de la vida civil", expresó el joven a 14ymedio.

La noche en el Hotel Manzana Kempinski que acaba de ganar Fonseca le cuesta a un trabajador más de 17 meses de salario, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, que ubica en 740 CUP al mes, un poco más de 29 CUC, el sueldo promedio que se recibe en el país. Sin embargo, muchos nacionales elevan sus entradas a través de las remesas, los negocios ilegales y las sustracciones al sector estatal.[[QUOTE:La noche en el Hotel Manzana Kempinski que acaba de ganar Fonseca le cuesta a un trabajador más de 17 meses de salario]]El resultado de la rifa se dio a conocer este jueves a las 8 de la noche como parte del evento Opening 00, cuando en la esquina de Benjumeda y Nueva del Pilar en el municipio Centro Habana, se reunieron unas 150 personas, en su mayoría jóvenes, con la esperanza de obtener el gran premio.

Fonseca, quien no estaba entre el público cuando se dio a conocer el ganador, se enteró minutos más tarde cuando fue avisado vía telefónica por los promotores. Días antes había comprado un boleto para el sorteo en el mercado de artesanías de La Habana Vieja durante una venta de tickets que hicieron Siré y Otero.

Maritza, madre del joven y quien regenta un puesto de venta de ropa en ese mercado, disfrutará junto a su hijo del lujo del Hotel Manzana. Según Fonseca, fue ella quien le dio la idea de apuntarse en la rifa, aunque también influyó el embullo de sus colegas artesanos.

No solo madre e hijo resultaron agraciados, además del número ganador también obtuvieron premios otros dos participantes del concurso, quienes recibieron una botella de vodka Kremlin cada uno.

El origen de esta rifa se enmarca en la serie Con todos y para el bien de unos cuantos, que denuncia "la frontera" que separa a lo nacionales del exclusivo alojamiento. Ambos artistas pretenden que el ganador comparta con ellos imágenes y detalles de su estancia en el lujoso hotel.[[QUOTE:El origen de esta rifa se enmarca en la serie 'Con todos y para el bien de unos cuantos', que que denuncia "la frontera" que separa a lo nacionales del exclusivo alojamiento]]La primera pieza de la serie también tuvo al inmueble del hotel como protagonista. Otero Alcántara se instaló en la galería de lujo de la planta baja y colocó un cartel a sus pies preguntando "¿Dónde está Mella?" y una imagen sobre su cabeza del líder comunista Julio Antonio Mella, cuya escultura fue retirada del lugar tras su restauración.

La galería de tiendas exclusivas enclavada en la planta baja del edificio ha sido frecuente blanco de burlas por los elevados precios de las mercancías. Unas opiniones que contrastan con las afirmaciones del historiador de la ciudad Eusebio Leal Spengler, quien durante la inauguración del lujoso alojamiento dijo que "con la construcción se trata de mostrar la Cuba profunda y verdadera, la de la familia, la de los hombres cultos".

Desde su apertura, el Manzana Kempinski -con gestión mixta entre una empresa suiza y el Grupo Gaviota manejado por los militares- ha estado rodeado de polémica. Enclavado en un simbólico edificio, expropiado a una poderosa familia cubana, para su reconstrucción hizo falta contratar a cerca de 360 trabajadores indios para que pudieran terminarse las obras a tiempo.

Continue reading

Mario J. Pentón

Menos de 42.000 cubanos emigraron desde 2013 según las estadísticas oficiales publicadas en La Habana. Sin embargo, las autoridades estadounidenses aseguran que han acogido a más de 141.528 cubanos durante el mismo periodo. La enorme discrepancia entre estos datos tiene su explicación en la falta de transparencia del Gobierno cubano, que oculta la magnitud de los movimientos migratorios al incluirlos dentro de la categoría general de los ciudadanos que viajan al extranjero.

"Los cubanos no migran de manera masiva sino que viajan de manera creciente", asegura Ernesto Soberón Guzmán, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores. En 2016 se registraron 723.844 salidas de cubanos hacia el extranjero, según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).


Si decenas de miles de cubanos que se fueron del país no figuran como emigrados es porque muchos de ellos regresan antes de que pase el plazo de dos años que marca el fin de sus derechos como residentes en la Isla, explica la socióloga cubana Elaine Acosta.

"Otros han decidido realizar un trámite conocido como repatriación, que les permite volver a obtener la residencia en Cuba y mantenerse viviendo en el extranjero", agrega Acosta.

La ley cubana considera emigrado a quien permanece en el extranjero "de forma ininterrumpida por un término superior a los 24 meses y sin la autorización correspondiente".

Los repatriados computan en las estadísticas oficiales como residentes en el país, aunque en realidad vivan en el extranjero. Ocurre lo mismo con los que regresan antes de vencer el período de estancia en el extranjero.

A este manejo de las cifras se debe el súbito descenso de la emigración. Antes de la reforma de 2013 salieron más de 45.000 personas, pero en 2014, por primera vez en más de medio siglo, la ONEI dice que más personas regresaron a Cuba de las que se fueron.

Estos datos contradicen las cifras publicadas por EE UU, que registró la entrada de 141.528 inmigrantes procedentes de Cuba desde 2013, sin incluir los balseros, mientras la ONEI solo reportaba un total general de 41.935 emigrados durante esos mismos cuatro años. Además, las cifras de La Habana incluyen todos los cubanos que dejan el país de manera definitiva, sea cual sea su destino. Ecuador, que fue también un destino popular para la emigración cubana, recibió 33.700 personas procedentes de la Isla desde 2013. Y España ha registrado en el mismo periodo más de 15.000 nuevos residentes que nacieron en Cuba. O sea, la suma de los inmigrantes cubanos en Ecuador y en España, sin incluir a EE UU, que es el primer destino de los cubanos, rebasa el total de emigrantes registrados por la ONEI.

Elaine Acosta, la socióloga, cree que ambos segmentos (los emigrados que mantienen la residencia cubana y los repatriados) han aumentado significativamente el número de viajes al extranjero desde la Isla, pues en los últimos cinco años, las salidas al extranjero han crecido casi en medio millón.

En cambio, los repatriados fueron apenas unos 14.000, según la ONEI. Esta categoría implica que el ciudadano recupera sus derechos en la Isla, entre los cuales están participar en el proceso electoral, ser atendido gratuitamente en el sistema de salud nacional, tener propiedades y el codiciado permiso de importación en moneda nacional una vez al año.

"La calidad de las estadísticas migratorias deja mucho que desear porque éstas responden a una ideología y no hay estudios que permitan desglosar las cifras", explica la socióloga, quien lamenta que las cifras de la ONEI no digan cuántos de los cubanos que viajan al extranjero tienen otra nacionalidad o residencia. Otra deficiencia que señala la especialista es que solamente se cuenta el número de salidas, no la cantidad de personas que han viajado al extranjero.

Para la socióloga, radicada en Miami, la prensa nacional utiliza las cifras oficiales para "despolitizar" las causas del éxodo. "Se trata de un uso instrumental de la emigración para reforzar la tesis de la migración económica y esconder la realidad que vive la gente", agrega.

[[QUOTE:Otra deficiencia que señala la especialista es que solamente se cuenta el número de salidas, no la cantidad de personas que han viajado al extranjero]]Osmanis Gálvez, de 42 años, quien emigró a Estados Unidos hace tres años, dice que regresa a la Isla por lo menos una vez al año. Recientemente se repatrió tras pagar 100 CUC en una oficina del Ministerio del Interior.

"No iré a vivir en Cuba, pero esta es una manera para heredar la casa de mi madre y llevarle los productos que necesita sin tener que pagarlos en dólares en la aduana de La Habana", dice.

Frank, un cubano que reside en Miami desde hace dos años, no necesitó repatriarse porque al obtener su residencia permanente en Estados Unidos viajó de inmediato a Cuba y pudo "entrar" antes de que venciera el plazo de dos años. Desde entonces se dedica a viajar una vez por semana a Cuba para hacer de mula y llevar productos para abastecer el creciente mercado negro de la Isla.

Aunque viajar es uno de los anhelos más comunes entre los cubanos, sigue siendo privativo de quienes mantienen trabajo y residencia fuera de las fronteras nacionales o tengan algún pariente en el extranjero para financiar la escapada, pues en la Isla el salario medio oficial no llega a los 30 dólares y un pasaje aéreo a Miami cuesta casi un año de sueldo.

Continue reading
Ivan Garcia, 2 August 2017 — Not even the threat of rain accompanied by a slight coastal breeze dampens the terrible heat that of this summer in Havana. People on the street are in a bad mood. The sun burns, public services are inefficient as always, and empty dinner plates mobilize thousands of capital residents to rummage … Continue reading "Cubans on the Island Don’t Like Maduro / Iván García" Continue reading
Los trabajadores civiles de las FAR están chocando contra el modelo de GAESA Continue reading
El Cerro, La Habana, Emaro (PD) Las Cadecas son esos quiosquitos donde cambian monedas. O perdón, me he expresado mal: no cambian monedas, o sea fraccionario, solo cambian las monedas de 1 CUC, las llamadas morrocotas exclusivamente. Usted puede llegarse hasta una de sus ventanillos con un camión de euros o dólares en moneda fraccionaria y no se los aceptan. Las Cadecas solo cambian billetes. En todos los países es normal que existan casas de cambio, pero no me consta […] Continue reading
El Estado cubano, en casi sesenta años de control absoluto, jamás ha podido mantener un sistema de transporte público eficiente, ni siquiera regular Continue reading
El lugar es el único cinco estrellas plus que existe en la isla Continue reading
Las autoridades cubanas acabaron un una de las mayores ferias que tenía la capital Continue reading
14ymedio, Bertha Guillen, Candelaria (Artemisa province), 23 July 2017 — “Where is my laptop?” a dentist at the Candelaria polyclinic in Artemisa province asked Friday while attending a patient. The sale of laptops to doctors – at subsidized prices – does not include graduates in dentistry, by a decision of the Ministry of Public Health that is being … Continue reading "Doctors With No Right To Laptops" Continue reading
El Cerro, La Habana, Emaro (PD) Si Alejo Carpentier estuviera vivo y no se hubiese dedicado a vivir en francés, tal vez hubiera escrito un libro mucho más barroco y larguísimo sobre estos últimos 58 años de nuestra historia nacional. A lo mejor los títulos hubiesen sido como esos de allí arriba. Material hubiera encontrado de sobra. De hecho, Cuba es una de las naciones sobre la cual más se escribe en la actualidad, por lo interesante: la conclusión de […] Continue reading

Bertha K. Guillén

“¿Dónde está mi laptop?” Se preguntaba este viernes una dentista del policlínico de Candelaria, en la provincia de Artemisa, mientras atendía a un paciente. La venta de ordenadores portátiles a los médicos –a precios subsidiados- no incluye a los licenciados en estomatología, una decisión del Ministerio de Salud Pública que está siendo fuertemente cuestionada.

Desde finales del pasado año comenzaron a comercializarse laptops por 668 CUP, alrededor de 25 dólares, para los galenos que obtuvieron un diploma antes de concluir el año 2015. En la lista de los beneficiados se incluye a quienes han cumplido una misión médica en el extranjero y deben pagar todo el monto de una sola vez, sin facilidades a plazos.

El sistema de Salud Pública emplea en la Isla un total de 262.764 trabajadores, de los cuales 87.982 se desempeñan como médicos, según datos del Anuario Estadístico de 2015. Los galenos reciben los salarios más altos del país, que equivalen a un total de entre 50 y 70 dólares mensuales.

Sin embargo, el sector se ve seriamente afectado por las deserciones de profesionales durante sus misiones en el extranjero y el éxodo hacia otras esferas económicas mejor remuneradas como el cuentapropismo o el turismo. Además los galenos deben lidiar cada día con extensos turnos de trabajo, deficiencias materiales y la inconformidad de los pacientes.[[QUOTE:Los galenos cubanos deben lidiar cada día con extensos turnos de trabajo, deficiencias materiales y la inconformidad de los pacientes]]Desde inicios de este año los doctores artemiseños han podido comprar ordenadores portátiles en la tienda para trabajadores de la Salud Pública ubicada en la cabecera de la provincia. La oferta ha traído largas colas a las afueras del local y quejas por las funcionalidades de los equipos.

Desde el inicio de esta comercialización, un número indeterminado de laptops ha ido a parar al mercado informal, donde se venden por un precio que oscila entre los 200 y 300 CUC. Entre ocho y 12 veces su costo original.

Recientemente el diario oficial Granma reveló que cada año Cuba recauda más de 8.200 millones de CUC por "la exportación de servicios de salud".

Este mes, en varias reuniones realizadas en la provincia de Artemisa, se notificó al personal que trabaja en policlínicos, hospitales y otros centros vinculados a la salud que solo los doctores tienen derecho a adquirir estas computadoras. Los técnicos de radiografía, laboratorio, e incluso los licenciados en estomatología “no están incluidos en esta facilidad”, advirtieron las autoridades ministeriales.

La información ha generado un aluvión de críticas y molestias entre los dentistas y otros profesionales del sector. Ninguno de ellos, con excepción de los graduados en la carrera de Ciencias Médicas, tendrá acceso a las mercancías vendidas en las tiendas habilitadas para el personal de Salud Pública. Entre estos productos se encuentran también las batas blancas que se distribuyen actualmente de manera escalonada en territorio artemiseño.[[QUOTE:Dentista artemiseña: "Ahora resulta que no somos iguales a los médicos, pero para hacer actos de repudio contra las palabras de Donald Trump sí lo somos"]]"Esto ya pasó la falta de respeto", aseguraba la dentista de Candelaria. "Ahora resulta que no somos iguales a los médicos, pero para hacer actos de repudio contra las palabras de Donald Trump sí lo somos".

Raiza Machín, estomatóloga artemiseña, no habla a medias tintas. "Me siento ofendida , hasta los cuentapropistas que laboran en cafeterías visten batas blancas, ¿cómo es posible que como trabajadora de salud pública no pueda comprar en una tienda hecha para nosotros?", cuestiona la profesional.

Según el jefe del sindicato de los trabajadores de Salud Pública en Candelaria, la información vino desde el propio Ministerio y abarca a todo el país. Ante la inconformidad de los trabajadores, el representante sindical exigió una reunión con “la más alta instancia” pero aún no ha recibido respuesta. “Por el momento no somos médicos y por tanto no podemos tener las mismas facilidades que ellos", ironiza Machín.

"En un principio nos dijeron que había que esperar a que terminaran de repartir las laptops entre los médicos de los hospitales, luego le tocaría a los consultorios y por último a nosotros”, cuenta Araceli, una estomatóloga con varios años de experiencia.

“Nos han dado de largo y ahora dicen que no somos médicos, por eso no nos tocan las computadoras", se queja la dentista. La negativa se difundió poco después de que los medios oficiales aseguraran que las computadoras de los estomatólogos estaban “garantizadas”.

"Puesto que nuestro título dice 'Doctor en Estomatología' hay que respetarme como tal", recalca Machín.


Continue reading

Zunilda Mata

Las luces del teatro están apagadas y en algunas butacas resplandecen las pantallas de los móviles. En el escenario, un espectáculo infantil recrea la historia de Alicia en el país de las maravillas, pero muchos de los pequeños espectadores aprovechan para compartir contenido por Zapya y usar el chat de la popular aplicación. 

La edad de acceso a la tecnología comienza cada vez más temprano en Cuba. Hasta hace poco los padres se vanagloriaban de que sus hijos movían con destreza el mouse, pero ahora todo va más rápido. Las apps para móviles revolucionan la manera en que los menores de edad interactúan entre ellos, comparten información y forman grupos donde los adultos no son bienvenidos. 

Zapya lidera las preferencias entre los niños, porque ofrece una plataforma muy completa que funciona sin necesidad de estar conectados a la web o a una red wifi. La aplicación se ha convertido en el terreno para difundir videoclips, compartir fotos, pasar la respuesta a una pregunta del examen o ligar. En el lado negativo, también ha supuesto un siniestro camino para ejercer acoso escolar.[[QUOTE:Zapya lidera las preferencias entre los niños, porque ofrece una plataforma muy completa que funciona sin necesidad de estar conectados a la web o a una red wifi]]En julio de 2015 comenzó la instalación de zonas wifi en espacios públicos que hasta junio de este año sumaban 1.006 en todo el país y a las que se añadirán otras 180 antes de que acabe 2017. Sin embargo, los usuarios consideran que el costo de la conexión, 1,50 CUC por hora, sigue siendo muy alto, además de quejarse de la falta de comodidades en muchas de estas áreas.

Isabela, de 9 años, el pasado martes buscaba con la conexión Bluetooth de su tablet a otros niños conectados dentro del Teatro Nacional. Su madre la llevó para disfrutar de una puesta en escena donde actuaba una vecina, pero la estudiante de cuarto grado estuvo la mayor parte del tiempo zapyando. 

“Cuando la miré estaba chateando con otra niña sentada a tres filas de nosotras”, cuenta la madre. “Pasa varias horas al día con este aparato y tiene muchos juegos y canciones que le envían sus amigos por Zapya”, explica. “El otro día me asusté un poco porque estaba escuchando una canción de reggaetón con letras bastante obscenas que le pasó una vecina desde su teléfono”.

Explorar el entorno para encontrar a otros “enganchados” a Zapya es muy fácil. Basta un toque en la pantalla para que empiecen a brotar nombres por todos lados. Chinilindi, El Rey, Super X y Missy son algunos de los que este martes se dieron cita en la reunión virtual que transcurrió mientras Alicia perseguía al conejo en el escena del Teatro Nacional. 

“Logré llevarme un montón de aplicaciones y juegos del móvil de uno que se llamaba Riquimbili”, cuenta Isabela. La transmisión de todos estos archivos ocurre la mayor parte del tiempo sin supervisión de adultos y sin que quede un registro digital.

Crear o unirse a un grupo es la variante actual de sumarse a una conversación. “En mi secundaria hay varios grupos pero prefiero mantenerme dentro del que hicimos varias amigas, donde hablamos de moda, películas y novios”, cuenta María Karla, de 14 años y estudiante de octavo grado en la barriada de La Víbora. “Al principio los profesores nos regañaban pero creo que ya se cansaron”.[[QUOTE:“En mi secundaria hay varios grupos pero prefiero mantenerme dentro del que hicimos varias amigas, donde hablamos de moda, películas y novios”]]Descubrir el chat de Zapya fue un cambio en la vida de la adolescente. “Ahora podemos estar conversando más fluidamente”. Lo más importante cuando están en la escuela es “ponerlo en modo silencioso para que los maestros no oigan los sonidos de cuando entra un mensaje”. 

En la escuela de María Karla se han dado varios incidentes de acoso a través de los chats. “Uno de noveno grado filmó a una muchacha que se estaba metiendo un dedo en la nariz, le puso una música al video y lo difundió”, cuenta. “Estuvieron semanas riéndose de ellas con aquello y la pobre se ha quedado casi sin amigos y la botaron de todos los grupos de Zapya”, agrega.

El usuario que crea inicialmente el grupo de chat puede decidir a quién expulsar y cuándo hacerlo. “Es la nueva forma del matonismo, porque el que crea el grupo puede presionar a los demás a hacer determinadas cosas para mantenerse dentro”, reflexiona Yusimí Contreras, madre de dos niños de 10 y 14 años en el municipio de Centro Habana.

“Hace unos meses mi hijo mayor estuvo preocupado por varios días y después de mucho preguntarle me contó que lo habían sacado del grupo de Zapya más popular de su escuela, para él fue como si sus amigos se hubieran mudado de barrio y lo dejaran solo”, cuenta la mujer. 

“Tuve que explicarle que eso no era la realidad y que esos chats están solo en los teléfonos no en la calle, pero para él es muy importante que lo vuelvan a dejar entrar”, explica Contreras.[[QUOTE:Los niños y adolescentes cubanos están viviendo, amando, estableciendo amistades y compartiendo contenido en ese universo en paralelo]]Una manera de encajar dentro de estos chats es convertirse en un buen suministrador de apps, juegos y nuevo contenido. “Tengo de todo y por eso a mi teléfono llegan muchísimas solicitudes de amistad cada día”, cuenta Brandon, de 15 años. “Mi hermano, que es informático, me pasa muchos programas y todo el mundo en la escuela sabe que tengo buen material”.

En el colegio de Brandon los datos fluyen de un teléfono a otro. “La gente se pasa chismes, revistas, fotos y muchos juegos”. El mejor día de su vida con Zapya fue cuando logró “responder la prueba de Matemáticas porque en el aula alguien compartió la solución del problema” y el peor “cuando la muchacha más linda rechazó mi invitación a chatear”.

“Una vez, a la salida de la secundaria, había un hombre con un móvil que estaba tratando de meterse en el grupo de chat que teníamos”, cuenta Brandon. “Se puso un nombre como Osito de peluche y decía que tenía 12 años, pero nos dimos cuenta que era él porque el teléfono le sonó varias veces cuando le mandamos mensajes”, recuerda.

Los niños y adolescentes cubanos están viviendo, amando, estableciendo amistades y compartiendo contenido en ese universo en paralelo. Un espacio virtual donde también se pelean, se vuelven más sofisticados a la hora de hacer fraude escolar, acosan a otros colegas y están a expensas de depredadores sexuales.

“Al final bloqueamos a aquel hombre del chat, pero nunca le dije nada a mis padres”, agrega Brandon. “No iba a preocuparlos por gusto, porque en Zapya nunca pasa nada malo”.

Continue reading
Se prepara un paquete de reformas que impactará negativamente al sector privado Continue reading
14ymedio, Zunilda Mata, Havana, 17 July 2017 — Samuel is nine years old and has broken several of the windows in his building playing ball. His nearest neighbors see that he is very calm these days since his mother gave him a Fidget Spinner, a fad toy that some schools in the US, UK or Argentina have … Continue reading "‘Fidget Spinner’, The Toy That Has Taken The World By Storm, Arrives In Cuba" Continue reading
14ymedio, Miriam Celaya, Havana, 16 July 2017 — The walls full of photographs of old city landscapes and a whole host of famous artists from the Cuban Republic, record album covers from the same period, and old advertising posters from the 40’s and 50’s. In a central space, an old off-duty Victrola captures the prominence … Continue reading "Havana, Nostalgia Capital" Continue reading
Iván García, 10 June 2017 — The heat is terrible. Not even a light breeze in the wide entry to Carmen Street, by Plaza Roja de la Vibora, thirty minutes from Havana centre. Reinaldo, an old chap, depressed, seated on a wall facing the water tank of the building where he lives, waits for the water … Continue reading "Without Water in Havana / Ivan Garcia / Iván García" Continue reading
“¿Habrá tantos ‘giles’ como para que esos tipos puedan vivir de lo que hacen?” Continue reading
Entre los servicios de taxi de entonces y los de hoy hay una diferencia mucho mayor que seis décadas Continue reading
La Lisa, La Habana, Rene López, (PD) El Presidente del Banco Central de Cuba dispuso mediante su Instrucción No. 1-2016 el Procedimiento contable para indemnizar a los consumidores de electricidad por daños ocasionados por fallas del sistema eléctrico debido a causas imputables a las empresas eléctricas. Fundamentándose en lo dispuesto por el Decreto-Ley No. 289, De los créditos a personas naturales y otros servicios bancarios, la Resolución No. 101-2011 del Presidente del Banco Central de Cuba, facultades conferidas por el […] Continue reading

Zunilda Mata

Samuel tiene nueve años y ha roto varios cristales de su edificio jugando a la pelota. Los vecinos más cercanos lo ven muy tranquilo por estos días desde que su madre le regaló un Fidget Spinner, un juguete de moda que algunos colegios de EE UU, Reino Unido o Argentina han tenido que prohibir por las distracciones que provocan entre los alumnos y que acaba de aterrizar en Cuba.

Simple e hipnótico, el pequeño divertimento con rodamientos puede dar vueltas durante varios minutos. Los hay con luces, colores fosforescentes, estampados y hasta que emiten una repetitiva música. En realidad se trata del viejo yoyo o del trompo de toda la vida que ha regresado, esta vez hecho de plástico.

Hasta hace pocas semanas solo había unos pocos ejemplares en la Isla, pero en las vacaciones de verano se ha multiplicado su presencia y se ha convertido en el pedido más repetido que hacen los pequeños a sus padres. Aunque todavía no se venden en el mercado legal, las redes ilegales tienen para todos los gustos.

[[QUOTE:"Se habla de que puede ayudar a aliviar el déficit de atención pero no me convence, porque no he visto ningún trabajo científico que lo demuestre"]]El spinner fue creado en 1993 por la estadounidense Catherine Hettinger, de 62 años, que sufre de miastenia, una enfermedad que debilita los músculos y genera fatiga. Sus dificultades la llevaron a crear este juego para que su hija se distrajera y se ha considerado que combate la ansiedad y los problema de déficit de atención, llegando a utilizarse en EE UU como juguete terapéutico a pesar de que no están acreditados sus beneficios de manera científica.

"Acabo de ver uno, aunque ya había leído sobre el tema", cuenta a este diario María Antonia, de 69 años y psiquiatra jubilada especialista en el trabajo con niños. "Se habla de que puede ayudar a aliviar el déficit de atención pero no me convence, porque no he visto ningún trabajo científico que lo demuestre", aclara.

Todavía en las escuelas cubanas no ha comenzado a ser un problema, pero el spinner se ha ganado algunas prohibiciones en colegios de varios países. "Distrae a los estudiantes mientras están en clases y eso conspira contra el proceso de aprendizaje", asegura la psiquiatra.

"En las últimas semanas del curso un alumno comenzó a traer uno a clases y tuve que quitárselo y llamar a sus padres", recuerda Mercedes, maestra de segundo grado en el Municipio Plaza de la Revolución. La educadora cuenta que no lo hizo "porque fuera malo, sino porque todos los estudiantes estaban fascinados y querían darle vueltas todo el tiempo".

En muchos países, los comercios lo promocionan como ideal contra la ansiedad, para lograr una mayor concentración y también en los casos de autismo e hiperactividad. La revista Forbes lo considera un juguete imprescindible para la oficina y se cuenta entre los más solicitados en el portal Amazon.

José Carlos, de 38 años, hace de mula entre La Habana y Ciudad Panamá al menos dos veces al mes. Desde mayo pasado comenzó a agregar a las mercancías que importa los famosos spinners. "Primero le traje uno a mi hijo y después me encargaron los vecinos, pero ahora los traigo para vender", cuenta.

[[QUOTE:Pequeños, baratos y ligeros, los divertidos artefactos son el producto perfecto para pasar por la Aduana sin grandes problemas]]Pequeños, baratos y ligeros, los divertidos artefactos son el producto perfecto para pasar por la Aduana sin grandes problemas. "Traigo algunos hechos solo de plástico, otros de plástico y metal y los más sofisticados con luces", cuenta José Carlos. En su última importación logró introducir medio centenar de unidades en el país.

"Se venden entre 5 y 15 CUC dependiendo del modelo", un negocio redondo si se tiene en cuenta que se compran entre 2 y 3 dólares en Panamá. "Con la venta de estos juguetes creo que voy a poder completar para arreglar el baño de la casa, así que espero que el furor dure bastante", asegura.

José Carlos no teme la competencia estatal, porque la red de ventas de juguetes que gestiona el Ministerio de Comercio Interior tiene, en su opinión, un suministro pobre y anticuado."Cuando aquí llegan los productos es porque ya dejaron de estar a la moda por allá afuera", ironiza.

Los problemas en la producción y venta de juguetes en Cuba avivaron el debate en la pasada sesión del Parlamento, cuando la diputada Aymara Guzmán, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, reconoció que el Gobierno no tiene una estrategia definida para su "producción, distribución y comercialización".

La circulación de juguetes en el mercado estatal disminuyó desde unos 118 millones de pesos a la que ascendía en 2012 a poco más de 94 millones. La caída se ha notado en la falta de variedad y en las largas colas que se forman a las afueras de las tiendas cuando se acerca el día de los Reyes Magos. La demanda ha crecido en la medida que hay familias con mayores entradas económicas o que reciben remesas.

Los altos costos y la baja calidad de las ofertas en las tiendas infantiles ha hecho que muchos padres opten por comprar juguetes manufacturados en el sector por cuenta propia o importados a través del mercado ilegal. Esta situación generó quejas entre los parlamentarios, que llamaron a que el Estado tenga una mayor presencia en el sector.

[[QUOTE:La circulación de juguetes en el mercado estatal disminuyó desde unos 118 millones de pesos a la que ascendía en 2012 a poco más de 94 millones]]En un parque de la barriada de La Timba en La Habana dos niñas juegan a pasar el objeto, dando vueltas, de la yema del dedo índice a la punta de su nariz. Durante más de una hora ensayan piruetas y posibles movimientos. Otro niño las mira con una mezcla de ilusión y envidia.

Pero el gusto por los spinners no es solo cosa de niños. Entre algunos jóvenes se ha convertido en un objeto imprescindible que los acompaña en sus salidas nocturnas y las reuniones con amigos. Este sábado, algunos giraban incesantemente en la habanera Calle G, donde se reúne un sinnúmero de tribus urbanas cada fin de semana.

"Me relaja y no puedo apartar la mirada cuando está dando vueltas", dice a 14ymedio Jennifer, una adolescente de 16 años. La joven cuenta con orgullo que fue la primera persona que tuvo uno de estos juguetes en su barrio de La Lisa. "Esto es lo último, el que no tenga esto está atrás", sentencia.

En medio de la noche habanera algunas lucecitas se ven a ambos lados de la céntrica calle a medida que van llegando más jóvenes. Los transeúntes que pasan miran entre curiosos y sorprendidos el peculiar objeto. "Está bueno hasta para conseguir pareja porque atrae a mucha gente", asegura Jennifer.

Continue reading
Average Wages Rise but Nobody in Cuba Lives on Their Salary

14ymedio, Mario Penton and Luz Escobar, Miami and Havana, 14 July 2017 —
Ileana Sánchez is anxiously rummaging through her tattered wallet,
looking for some bills to buy a toy slate for her seven-year-old
granddaughter who dreams of becoming a teacher. She has had to save for
months to get the 20 CUC (Cuban convertible pesos, roughly $20 US) that
the gift costs, since her monthly salary as a state inspector is only
315 CUP (Cuban pesos), about 12 dollars.

At the end of June, the National Bureau of Statistics and Information
(ONEI) reported that the average salary at national level reached 740
CUP per month, slightly more than 29 CUC. However, the increase in the
average salary does not represent a real improvement in the living
conditions of the worker, who continues to be able to access many goods
and services only through remittances sent from family abroad, savings
and withdrawals.

"I do not know who makes that much money, nor what they base these
figures on, because not even with the wages my husband earns working in
food service for 240 CUP a month, along with my wages, do we get that
much," says Sanchez.

The ONEI explains that the average monthly salary is "the average amount
of direct wages earned by a worker in a month." The calculation excludes
earning in CUC. However, the average salary is inflated by the increases
in "strategic" sectors, such as has happened in healthcare, where the
pay has been more than doubled, while in other areas of the economy
wages have remained practically unchanged for over a decade.

"If you buy food you can not buy clothes, if you buy clothes you can not
eat, we live every day thinking about how to come up with ways survive,"
she says in anguish.

Most Cubans do not support themselves on what they earn in jobs working
for the state, which employs 80% of the country's workforce.

President Raúl Castro himself acknowledged that wages "do not satisfy
all the needs of the worker and his family" and, in one of his most
critical speeches about the national reality in 2013, he said that "a
part of society" had become accustomed to stealing from the state.

Sanchez, on the other hand, justifies the thefts and believes that the
"those who live better" are those who have access to dollars or those
who receive remittances. "Anyone who doesn't have a family member abroad
or is a leader, is out of luck," she says.

According to the economist Carmelo Mesa-Lago, when speaking of an
increase in the average wage, a distinction must be made between the
nominal wage, that is, the amount of money people receive, and the real
wage, adjusted for inflation.

A recent study published by the academic shows that although the nominal
wage has grown steadily in recent years, the real wage of a Cuban is 63%
lower than it was in 1989, when Cuba was subsidized by the Soviet Union
and the government had various social protection programs. At present,
the entire month's salary of a worker is only enough to buy 10.3 whole
chickens or 7.6 tanks of liquefied gas.

Among retirees and pensioners, the situation is worse. The elderly can
barely buy 16% of what a pension benefit would buy before the most
difficult years of the so-called Special Period – the years of economic
crisis after the fall of the Soviet Union – according to Mesa-Lago.

Or by another measure, spending an entire month's salary a worker can
only afford 19 hours of internet connection in the Wi-Fi zones enabled
by the state telecommunications monopoly, Etecsa, or 84.5 minutes of
local calls through cell phones.

To buy a two-room apartment in a building built in 1936 in the central
and coveted Havana neighborhood of Vedado a worker would need to save
their entire salary for 98 years, while a Soviet-made Lada car from the
time of Brezhnev would cost the equivalent of 52 years of work.

However, the island's real estate market has grown in recent years at
the hands of private sector workers who accumulate hard currency, or by
investments made by the Cuban diaspora. In remittances alone, more than
three billion dollars arrives in Cuba every year.

According to Ileana Sánchez, before this panorama many people look for
work in the areas related to state food services or administration where
they can steal from the state, or jobs that provide contact with
international tourists such as in the hotels.

Other coveted jobs in the private sphere are the paladares – private
restaurants – and renting rooms and homes to tourists where you can get
tips. The "search" (as the theft is called) has become a more powerful
incentive to accept a job than the salary itself.

Although, according to the document published by the ONEI, workers in
the tourism and defense sector earn 556 and 510 pesos on average, many
of them receive as a bonus a certain amount of CUC monthly that is not
reflected in the statistics, and they also have access to more expensive
food and electrical appliances than does the rest of the population.

Among the best paid jobs in CUP, in order of income, are those in the
sugar industry, with 1,246 CUP on a monthly basis, and in agriculture
with 1,218. Among the worst paid jobs according to the ONEI are those
working in education, with 533 CUP, and in culture with 511.

For Miguel Roque, 48, a native of Guantánamo, low wages in the eastern
part of the country are driving migration to other provinces. He has
lived for 12 years in the Nuclear City, just a few kilometers from
Juraguá, in the province of Cienfuegos, where the Soviet Union began to
build a nuclear plant that was never finished.

"The East is another world. If you work here, imagine yourself there. A
place stopped in time," he explains. Roque works as a bricklayer in
Cienfuegos although he aspires to emigrate to Havana in the coming
months, where "work abounds and more things can be achieved."

The provinces where average wages are highest, according to the ONEI,
are Ciego de Avila (816 CUP), Villa Clara (808 CUP) and Matanzas (806
CUP), while the lowest paid are Guantanamo (633 CUP) and Isla de la
Juventud (655 CUP).

"Salary increases in the east of the country are not enough to fill the
gaps with the eastern and central provinces," explains Cuban sociologist
Elaine Acosta, who believes that cuts in the social services budgets are
aggravating the inequalities that result from the wage differences.

"It is no coincidence that the eastern provinces have the lowest figures
on the Human Development Index," he asserts.

Source: Average Wages Rise but Nobody in Cuba Lives on Their Salary –
Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/average-wages-rise-but-nobody-in-cuba-lives-on-their-salary/ Continue reading
Al menos quince personas están detenidas por distribuir metilfnidato de manera ilegal Continue reading
Las autoridades desarticulan una red clandestina de venta de metilfenidato en La Habana ALEJANDRO FUENTES | La Habana | 17 de Julio de 2017 – 14:21 CEST. La profesora notó que el alumno mostraba signos de hiperactividad constante, poco habituales hasta ese momento. Se lo comentó a los padres, quienes le comentaron que el muchacho […] Continue reading
Discriminatory prices: how much do things cost?
FERNANDO DÁMASO | La Habana | 17 de Julio de 2017 - 12:05 CEST.

The establishment of Cuba's two different currencies (CUC and CUP), and
their different applications (1x24, 1x10, 1x2 and 1x1), according to the
Government's convenience, besides sowing economic chaos, also features
an immoral component for those affected by it.

Setting aside the unfair and all too well known problem of being paid
wages in CUP and having to make purchases in CUC, as well as the
exorbitant prices of products, there are other no less arbitrary
manifestations, such as the 12.5% ​​(10 in taxes and 2.5 for the
procedure) subtracted from every dollar when exchanged for CUC.

A Cuban citizen residing abroad must pay for his passport at a price
four to five times greater than that paid by a resident on the island,
which is 100 CUC, and must renew it every two years at the price of 20
CUC. That is, a passport, which is valid for only six years, actually
costs him 140 CUC.

The resident abroad, after adding up the initial price and the costs of
renewals, must pay much more. Moreover, those visiting the country must
pay for everything in CUC starting right at the airport – perhaps as a
subtle form of punishment for residing outside it, and as an indirect
recognition that those living abroad can afford it, as they enjoy better
economic conditions than in Cuba.

Visiting a museum has one price, in CUP, for Cubans, and the same
figure, but in CUC, for foreigners and Cubans living abroad. The Museum
of the Revolution, for example, costs Cubans 8 CUP, but 8 CUC (192 CUP)
for foreigners and Cubans living abroad; attending the 9:00 PM cannon
ceremony at the fortress of La Cabaña costs the same as the entrance to
the aforecited museum; entrance to the National Aquarium costs 10 CUP
and 10 CUC (240 CUP), in each case, while access to the Havana Zoo costs
2 CUP and 2 CUC (48 CUP), for the two respective groups.

These discriminatory prices also apply at many other cultural, musical,
and athletic facilities, and more. Foreigners are provided medical care
at clinics and hospitals that charge them in CUC. The most extreme
example of this occurs when, at a low-price, run-down, state-run
gastronomic establishment, the foreigner or Cuban resident living abroad
is asked to pay 2 CUC (48 CUP) for a simple glass of cola, which is sold
to a Cuban resident for 2 CUP.

Even at the Cementerio de Colón (Columbus Cemetery), access to which was
previously free for visitors, foreigners are now charged 5 CUC, even if
they do not form part of a group led by a tour guide. To ensure this
they are only allowed to enter through the main door on the Calle
Zapata, and they are barred access through any of the other three doors.

Foreigners, in addition to this monetary discrimination, face both
institutional and private tourist harassment, in the form of roaming
musicians, flower sellers, costumed characters; illegal vendors of
cigarettes, medicines and rum; managers of rooms, restaurants and
paladares; and even female and male prostitutes, who descend on them
like a swarm of flies.

There is certainly nothing wrong with charging for entrance to certain
sites of interest, in order to cover the costs of their maintenance, as
the gratuity policy, erroneously applied for years, proved a failure.
But equal prices must be applied, as is done in countries all over the
world, and not through this form of monetary apartheid.

This evil, like an epidemic, has spread to taxi drivers, whether state
or private, who charge everyone, for a trip to or from the airport (17
km), 25 CUCs during the day and 30 CUCs early in the morning, 15 o 20
CUC from Nuevo Vedado to Old Havana or vice versa, and the same if they
cross the 23rd Street bridge or any of the tunnels towards Municipio
Playa, or they travel to the eastern beaches (25 km). An individual taxi
trip to Varadero (140 km) costs 100 CUC and, if a group, 20 CUC per
person. In this last modality: Trinidad (335 km) costs 30 CUC, Viñales
(189 km) is 20 CUC and Cienfuegos (254) is 25 CUC.

This monetary chaos, established and encouraged by the authorities,
seems to be just one more of the many originalities of "prosperous and
efficient socialism", now also described as "sovereign, independent and
democratic", according to the latest official statements, despite the
discrimination between Cuban nationals living on the island, those
living off it, and foreign nationals.

This reality seriously calls into question the Cubans' proverbial
hospitality, much touted in the State's tourist propaganda.

Source: Discriminatory prices: how much do things cost? | Diario de Cuba
- http://www.diariodecuba.com/cuba/1500285944_32613.html Continue reading

The establishment of Cuba's two different currencies (CUC and CUP), and their different applications (1x24, 1x10, 1x2 and 1x1), according to the Government's convenience, besides sowing economic chaos, also features an immoral component for those affected by it.

leer más

Continue reading
14ymedio, Mario Penton and Luz Escobar, Miami and Havana, 14 July 2017 — Ileana Sánchez is anxiously rummaging through her tattered wallet, looking for some bills to buy a toy slate for her seven-year-old granddaughter who dreams of becoming a teacher. She has had to save for months to get the 20 CUC (Cuban convertible pesos, … Continue reading "Average Wages Rise but Nobody in Cuba Lives on Their Salary" Continue reading
La Habana, capital de la añoranza MIRIAM CELAYA, La Habana | Julio 16, 2017 Las paredes repletas de fotografías de paisajes citadinos de antaño y de toda una pléyade de artistas famosos de la Cuba republicana, portadas de discos de la misma época y añejos carteles de anuncios de los años 40 y 50 del […] Continue reading

Miriam Celaya

Las paredes repletas de fotografías de paisajes citadinos de antaño y de toda una pléyade de artistas famosos de la Cuba republicana, portadas de discos de la misma época y añejos carteles de anuncios de los años 40 y 50 del pasado siglo.

En un espacio central, una antigua victrola fuera de servicio acapara el protagonismo del pequeño salón restaurante. Sobre los manteles de las mesas, viejos discos de vinilo (long play) fungen como porta platos, mientras los posa-vasos son otros tantos discos (single) del mismo material.

En este negocio privado –como en otros muchos similares que comenzaron a proliferar en La Habana Vieja y en otros puntos de la ciudad a partir de las llamadas “reformas raulistas”– todo el ambiente transpira ese inequívoco aliento de culto al pasado que en los últimos tiempos se ha estado adueñando de la capital como una epidemia. Cualquier tiempo pasado fue mejor, reza un refrán que se está cumpliendo a rajatabla en Cuba.

Pero no se trata de un pasado cualquiera. No. Porque, curiosamente, ninguno de estos entusiastas emprendedores privados muestra interés alguno en apelar a la estética socialista de aliento soviético que ocupó treinta años de la vida nacional cubana sin calar el espíritu nativo. No hay matrioskas, balalaikas ni personajes de los “muñequitos rusos” decorando vidrieras o interiores de estos negocios o adornando las piñatas y los salones privados dedicados a fiestas infantiles.Nada evoca la indestructible amistad cubano-soviética de una época bajo la cual nacieron casi todos los miembros de ese proto-empresariado cubano que hoy prefiere revivir la prosperidad republicana de fuerte influencia yanqui y olvidar los duros años de dominio bolo en la Isla.

Eso explica que en cualquiera de estos ambientes se puede encontrar una decoración que reproduce la portada de un disco de Benny Moré y no la de uno de los Van Van o de Isaac Delgado; o desde las paredes nos mire el rostro lustroso y sonriente de Kid Chocolate, pero no el de Teófilo Stevenson.

No hay dudas, el glamur es un producto capitalista occidental. Aunque se trate, como es el caso, de un glamour tan añejo y encartonado como el de la Cuba de los 50’, que –como sucede siempre en sociedades sin libertades donde campea la mediocridad– acaba siendo un modelo que tiende a estandarizarse.

Porque, como suele suceder ante cualquier oportunidad de medrar ventajosamente, no faltan los pícaros que han decidido aprovechar el nuevo filón que ofrece esta suerte de estética de la añoranza, para sacar sus propios réditos, como se desprende de un detallado anuncio publicado en la muy popular web Revolico, donde por el precio de 25 CUC, o su equivalencia en CUP (625 pesos), se puede adquirir una colección de 27 000 fotografías cubanas “de antes de 1959”, “para las paredes de tu negocio”.“Vive la historia de nuestro país a través de la imagen”, exhorta el anuncio, que promueve la venta de una “amplia selección de fotos de cafeterías, hoteles, calles, casas, monumentos, tiendas, sitios históricos y de las principales calles y avenidas de la capital cubana”.

Dicha oferta no se limita a las fotografías, sino que incluye además “mapas antiguos, postales, líneas de buses, planos arquitectónicos, grabados, escaneos de muy buena calidad de antiguas propagandas de cervezas como la Cristal, Hatuey y Polar, los sueltos propagandísticos de marcas de cigarros, hoteles, casinos, bebidas y mucho más que constituyen un amplio tesoro gráfico de gran valor”. Todo un culto al pasado pre-revolucionario que evidencia la persistencia de un paradigma perdido, tanto más arraigado y entrañable cuanto más decadente y malogrado se muestra el presente y más incierto y sombrío el futuro.

La paradoja es que, tras casi seis décadas de castrismo durante las cuales los mayores esfuerzos del poder se encaminaron a tratar de borrar los 57 años de República –“seudo-república”, la llaman– tratando de imponer un modelo (este sí “seudo” socialista), falsamente proletario y ajeno a la cultura y aspiraciones nacionales, el ideal liberal republicano está regresando camuflado en sus símbolos culturales, y hoy retoña como culto a la memoria de aquellos “tiempos mejores”, cuando la prosperidad y la riqueza eran metas loables y no delitos.

Como resultado, y ante la incapacidad de proyectar un futuro promisorio, la muy vilipendiada República se ha convertido en el manido símbolo del paraíso perdido, y vuelve a ocupar un lugar de preferencia en el imaginario colectivo, pese a que más del 70% de los cubanos de hoy nacieron después de 1959 y han sido (de)formados bajo la doctrina de la austeridad y el sacrificio.Sin embargo, el uso de los símbolos republicanos no es privativo de los pequeños nichos de la economía privada. La mediocridad y falta de imaginación alcanzan también al todopoderoso Estado-Gobierno-Partido que controla casi en su totalidad la industria del ocio. He aquí que recrear el pasado anterior a 1959 ha devenido una fuente de ingresos muy lucrativa incluso para los propios destructores de la República. En especial desde que el turismo estadounidense se convirtió en el principal destinatario del marketing socialista.

Así lo demuestra, por ejemplo, la esmerada reconstrucción de antiguos hoteles, bares y otros espacios destinados al turismo internacional, que hasta hace poco eran locales decadentes o simples ruinas, cuya arquitectura y espacios interiores recién rescatados recrean la elegancia y estilo de los ambientes de la Cuba pre-revolucionaria.

De esta manera, mientras las batallas ideológicas y los encendidos discursos antimperialistas se mantienen en los espacios públicos y en la prensa oficial, para adoctrinamiento y control de los proletarios nativos y para satisfacción de la progresía regional, tanto la naciente clase emprendedora como la camaleónica cúpula castrista se inventan una Cuba de marquetería, una realidad paralela disfrazada de tradición republicana y rescatada artificialmente para solaz y deleite de los visitantes foráneos que pagan en dólares por asistir a esta especie de parque temático: un país congelado en la mitad del siglo XX.

Y no es que haya que renegar de un pasado que, para bien o para mal, forma parte de la cultura e historia de la Isla y representa un período de prosperidad y expectativas de aquella joven nación. Lo verdaderamente triste es que seis décadas de castrismo nos hayan dejado como legado un pueblo que, en lugar de empujar hacia el futuro, asume como paradigma un pasado que, más allá de sus luces y conquistas democráticas, fue lo suficientemente imperfecto como para gestar en su seno la dictadura más larga de este hemisferio, en cuyas manos siguen estando los destinos de todos los cubanos. Es una pena.


Continue reading
El salario medio sube pero nadie vive de su sueldo en Cuba MARIO J. PENTÓN/ LUZ ESCOBAR, Miami/ La Habana | Julio 14, 2017 Ileana Sánchez hurga con ansiedad en su raída cartera buscando algunos billetes para comprar una pizarra de juguete a su nieta de siete años que sueña con convertirse en maestra. Ha […] Continue reading
En vacaciones se aviva el deseo de los cubanos por un futuro lejos de la isla 14 de julio de 2017 – 18:07 – Por IVÁN GARCÍA “Las opciones recreativas, además de pocas, son muy caras para los bolsillos de las familias trabajadoras. Lo que está pasando en Cuba es un escándalo”, dice el padre […] Continue reading

Mario J. Pentón/ Luz Escobar

Ileana Sánchez hurga con ansiedad en su raída cartera buscando algunos billetes para comprar una pizarra de juguete a su nieta de siete años que sueña con convertirse en maestra. Ha tenido que ahorrar durante meses para obtener los 20 CUC que cuesta el regalo, pues su salario como inspectora estatal al mes es de sólo 315 pesos (CUP), unos 12 dólares.

La Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) publicó a finales del pasado junio que el salario medio a nivel nacional alcanzó los 740 CUP al mes, un poco más de 29 CUC. Sin embargo, el aumento del sueldo medio no representa una mejoría real en las condiciones de vida del trabajador, que sigue teniendo acceso a gran parte de los bienes y servicios mediante las remesas, ahorros de familiares y sustracciones.

"No sé quién gana tanto dinero, ni en qué se fijan para dar esas cifras porque ni con el salario de mi esposo, que trabaja en gastronomía y cobra 240 CUP al mes, ni juntando el mío, llegamos a tanto", dice Sánchez. La oficina estatal explica que el salario medio "es el importe de las retribuciones salariales directas devengadas como promedio por un trabajador en un mes". Su cálculo excluye las ganancias en CUC. Sin embargo, la media salarial se ve inflada por los aumentos en sectores "estratégicos", como ocurre en el de la salud, donde la paga se elevó más del doble, mientras que en otras áreas de la economía el sueldo se ha mantenido prácticamente inalterable durante más de una década.

"El salario no alcanza para nada. Si compras comida no puedes comprar ropa, si compras ropa no puedes comer, vivimos pensando cada día cómo inventar para sobrevivir", dice angustiada.[[QUOTE:La media salarial se ve inflada por los aumentos en sectores "estratégicos", como ocurre en el de la salud, donde la paga se elevó más del doble]]La mayoría de los cubanos no se sostienen con lo que ganan en puestos de trabajo relacionados con el Estado, que da empleo al 80% de la fuerza laboral del país.

El propio presidente Raúl Castro reconoció que el salario "no satisface todas las necesidades del trabajador y su familia" y, en uno de sus discursos más críticos acerca de la realidad nacional en 2013, dijo que "parte de la sociedad" se había acostumbrado a robar al Estado.

Sánchez, por su parte, justifica los hurtos y cree que la gente "que mejor vive" es aquella que tiene acceso a los dólares o los que reciben remesas. "Quien no tiene un familiar en el extranjero o es dirigente, está embarcado", dice.

Según el economista Carmelo Mesa-Lago, al hablar de aumento en el salario medio se tiene que hacer una distinción entre el salario nominal, es decir, la cantidad de dinero que reciben las personas, y el salario real, ajustado a la inflación.

En un reciente estudio publicado por el académico se demuestra que aunque el salario nominal ha crecido sostenidamente en los últimos años, el salario real de un cubano es un 63% inferior al de 1989, cuando Cuba era subsidiada por la Unión Soviética y el Gobierno tenía diversos programas de protección social. En la actualidad, si los trabajadores gastasen íntegramente lo que cobran en todo el mes, solo podrían comprar 10,3 pollos enteros o 7,6 balones de gas licuado.

Entre los jubilados y pensionados la situación es peor. Los ancianos apenas pueden comprar el 16% de lo que las pensiones permitieron antes de los años más difíciles del Período Especial, según Mesa-Lago.

Con el esfuerzo de todo un mes, un trabajador solo puede costear 19 horas de conexión a internet en las zonas wifi habilitadas por el monopolio estatal de telecomunicaciones, Etecsa, o 84,5 minutos de llamadas locales a través de celular.

Para comprar un apartamento de dos cuartos en un edificio construido en 1936 en el céntrico y codiciado barrio habanero del Vedado un trabajador debería ahorrar su salario total de 98 años, mientras que un auto Lada fabricado en tiempos de Brezhnev le costaría el equivalente a 52 años de trabajo.

Sin embargo, el mercado inmobiliario ha crecido en los últimos años en la Isla de la mano de los trabajadores del sector privado que acumulan divisas o de inversiones realizadas por la diáspora cubana. Solamente en concepto de remesas llegan a Cuba anualmente más de 3.000 millones de dólares.[[QUOTE:Otros trabajos codiciados en la esfera privada son las paladares y las casas de renta para turistas donde se pueden obtener propinas]]Según Ileana Sánchez, ante este panorama mucha gente busca trabajo en las áreas vinculadas a la gastronomía o la administración en los que se pueda robar al Estado o puestos laborales que tengan contacto con el turismo internacional, como los hoteles.

Otros trabajos codiciados en la esfera privada son las paladares y las casas de renta para turistas donde se pueden obtener propinas. La "búsqueda" (el robo) se ha convertido en un incentivo más poderoso para aceptar un trabajo que el propio salario.

Aunque, según el documento publicado por la ONEI, los trabajadores del sector turístico y la defensa ganan 556 y 510 pesos de media, muchos de ellos reciben como estímulo cierta cantidad de CUC mensualmente que no está reflejada en la estadística y tienen acceso a alimentos y equipos electrodomésticos más caros para el resto de la población.[[QUOTE:Dentro de los trabajos mejor remunerados en CUP, por orden de ingresos se hallan los realizados en la industria azucarera, con 1.246 CUP de media mensual, y en la agricultura con 1.218]]Dentro de los trabajos mejor remunerados en CUP, por orden de ingresos se hallan los realizados en la industria azucarera, con 1.246 CUP de media mensual, y en la agricultura con 1.218. Entre los empleos peor pagados según la ONEI se encuentran los del personal del área educativa, con 533 CUP, y los de la cultura con 511.

Para Miguel Roque, de 48 años y oriundo de Guantánamo, los bajos salarios en la zona oriental del país son los que impulsan la migración hacia otras provincias. Vive desde hace 12 años en la Ciudad Nuclear, apenas a unos kilómetros de Juraguá, en la provincia de Cienfuegos, donde la Unión Soviética empezó a construir una central nuclear que nunca terminó.

"El oriente es otro mundo. Si aquí se pasa trabajo, imagínate allá. Aquello se quedó detenido en el tiempo", explica. Roque trabaja como albañil en Cienfuegos aunque aspira a emigrar a La Habana en los próximos meses, en donde "abunda el trabajo y se pueden lograr más cosas".

Las provincias donde los salarios son más elevados, según la ONEI son Ciego de Ávila (816 CUP), Villa Clara (808 CUP) y Matanzas (806 CUP), mientras que las menos remuneradas son Guantánamo (633 CUP) y la Isla de la Juventud (655 CUP).

"Los aumentos salariales en el oriente del país no alcanzan a cubrir las brechas con las provincias orientales y centrales", explica la socióloga cubana Elaine Acosta, quien cree que los recortes en el presupuesto destinado a los servicios sociales agravan las desigualdades como consecuencia de las diferencias salariales.

"No es casual que sean las provincias orientales quienes exhiban el Índice de Desarrollo Humano territorial más bajo", argumenta.

Continue reading
Miguel Díaz-Canel clama por controlar el contenido de Internet en Cuba julio 13, 2017 El vicepresidente del Consejo de Estado, insistió en que hay que “contrarrestar la avalancha de contenido pseudocultural y banal”, sustituyéndolo por los “contenidos de la Revolución las redes sociales”. El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, advirtió este jueves que la […] Continue reading
¿Comer o vestirse? El dilema de un cubano con el salario medio en la isla MARIO J. PENTON Y LUZ ESCOBAR mpenton@elnuevoherald.com LA HABANA, CUBA Ileana Sánchez hurga con ansiedad en su raída cartera buscando algunos billetes para comprar una pizarra de juguete a su nieta de siete años que sueña con convertirse en maestra. […] Continue reading
Yo tengo una mina de oro’ De cazador de fortunas en el Oriente cubano a proxeneta en la capital del país Viernes, julio 14, 2017 | Jorge Ángel Pérez LA HABANA, Cuba.- Yariel creyó alguna vez que había encontrado el mejor de todos los negocios. Por esos días vivía en un pequeño caserío cercano a […] Continue reading

El engendro de las dos monedas (CUC y CUP) y sus diferentes aplicaciones (1x24, 1x10, 1x2 y 1x1), según convenga al Gobierno, además de sembrar el caos en los controles económicos, posee un componente inmoral para quienes lo sufren.

leer más

Continue reading
De cazador de fortunas en el Oriente cubano a proxeneta en la capital del país Continue reading
Trafficking in Goods, a Strategy to Survive in Cuba / Iván García

Iván García, 28 June 2017 — On Havana there are illegal stores for all
tastes. Pirated jeans at 20 CUC, copies of Nike shoes at 40 CUC and
imitation Swiss watches at 50 CUC. People with higher purchasing power
mark the difference. By catalog, they buy fashions, smartphones, LED
lights, Scotch whiskey, Spanish wines.

And although the General Customs of the Republic of Cuba applies
retrograde and severe laws on the importing of merchandise, rampant
corruption always opens a gateway to singular private commerce. Although
there are no exact figures, it is calculated that it moves twice as much
money on the island as does foreign investment.

Let me present Rolando, the fictitious name of a guy who has been a
'mule' for three years. "My grandparents live in Miami and to supplement
their pension, they became 'mules'. They took the orders to customers'
homes, whether it was clothing, medicine, household goods or
dollars. When travel abroad became flexible in 2013, I obtained a
multiple-entry visa for the United States. Every year I travel seven or
eight times and I bring stuff either for family use or to resell. All
for a value of four to five thousand dollars."

The complicated Customs regulations only allow Cubans to import certain
goods once a year and to pay the customs fees in Cuban pesos — rather
than convertible pesos, each of which is worth 25 times as much — but by
means of bribes under the table the provisions of the law can be evaded.

Yolanda, an assumed name, is dedicated to bringing garments and hair
products. "In Cuba, the stake fucks anyone who follows the letter of the
law. This is the case for Cubans living in other countries when they
send things by mail: they can only send three kilograms and if the
package exceeds that weight, every additional kilogram is taxed at 20
Cuban convertible pesos (CUC). A real abuse.

"What do those of us who dedicate ourselves to this business do? We have
good contacts in Customs and so we can take all the stuff through. You
pay the people according to what you bring. If you bring in goods valued
at $10,000, for example, you have to give them $200 and a "present"
which can be a flat screen TV, a home appliance, or some clothing."

According to Yolanda, "Palmolive, Colgate, Gillette or Dove toiletries
sell like hot cakes in Cuba. If you buy in the free zone of Colon,
Panama, you earn a little more. In Miami, it depends on the place: in
small stores and wholesale markets you get more for you money. Gillette
deodorants purchased wholesale will come out at $1.50 and in Havana they
will be sold at 5 CUC (roughly $5 US).

"An appliance or television is not profitable if you buy it at Best Buy,
you have to buy it in Chinese stores or have a contact that sells it
wholesale. The problem of the electrical appliances is that they weigh a
lot, that's why they are shipped by boat.

"With the exception of certain items that my regular customers order
from me, the rest I buy to sell in quantity to the resellers. On a trip,
apart from recovering expenses, I can earn up to 800 CUC. And I am a new
'mule' in this market, the ones that spend more time, they earn three
times more, because they bring more expensive items such as car parts
and air conditioning equipment."

Several 'mules' consulted believe that the best places to buy
merchandise are Panama, Miami, Peru, Ecuador and Mexico. "Moscow is
expensive for the cost of the plane ticket. But if you have the way to
bring into the country large quantities of parts and components for cars
and motorcycles, you earn a lot of money. Any trip leaves a percentage
of profits that ranges from 30 to 100 percent," says Rolando.

Recently, the Wall Street Journal published a report on the traffic of
automobile parts between Moscow and Havana: "They travel 13 hours, sleep
crowded in emigre apartments and ask for borrowed coats and boots to
rummage and bargain in a cold weather looking for used parts of the
Russian capital. But do the accounts: a Lada car of the Soviet era in
good conditions sells on the Island for 14 thousand dollars."

The current collection of Soviet-era vintage cars has made the supply of
parts and components for these cars into a highly profitable
business. "In Russia there are few Moskoviches, Ladas and Volgas
manufactured in last century still running. With the help of Cubans
residing in Moscow, full cars are bought for the equivalent of 300 or
500 dollars and scrapping them for pieces increases the values
tremendously. There are also small businesses where you can packaged new
parts," explains Osiel, dedicated to the selling of car parts bought in
Russia.

It may seem like an unimportant business, but a Soviet-era car, with an
American chassis and parts from up to ten different nations, costs
$10,000 to $20,000 in Cuba.

In the Island you find 'mules' specializing in the most diverse
branches. "I only buy smart phones, tablets, PCs and laptops. After
paying the respective bribe, in a single trip I bring in up to ten
phones, five or six tablets, two PCs and four laptops. The profits can
exceed 3,000 CUC. Smartphones are a gold mine. Companies buy them, then
through payment they activate to unlock them and there are those who
know how to 'crack' them. In Havana, the iPhone 7 or Samsung 8 is
cheaper than in Miami," says Sergio.

At the beginning, the 'mules' started as a business managed by Cubans
living in the United States and they moved any amount of money and
stuff. The parcels are delivered personally to people in their homes.

After the olive-green state did away with the so-called White Card — the
travel permit you use to have to have — that blocked Cubans from
traveling freely, thousands of compatriots on the island decided to
become 'mules' and started to traffic in goods.

According to Rolando, "It has many points in its favor: you do not work
for the government and do not depend their shitty wages. On each trip,
you earn a ticket that makes your life more comfortable, you disconnect,
meet people and travel to clean cities and well-stocked stores. And the
government has not opened fire on the 'mules' as much as they have on
the self-employed."

In addition, they don't pay taxes to the state for their underground
business.

Source: Trafficking in Goods, a Strategy to Survive in Cuba / Iván
García – Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/trafficking-in-goods-a-strategy-to-survive-in-cuba-ivn-garca/ Continue reading
Cuba: Cavities and Abscesses in the Oral Health System / Juan Juan Almeida

Juan Juan Almeida, 23 June 2017 — Located in the stately building with
its exquisite art-deco style, at the Havana intersection of Salvador
Allende Avenue (formerly Carlos III) and G Street, is the Cuban symbol
of the oral health system. Officially known as the Raúl González
Sánchez Dental Medicine Faculty, it is also on the point of collapse.

"The budget is tighter than the screws on a submarine. Most of the time
the autoclaves used for sterilization don't work, nor is there aseptic
paper to wrap the dental instruments in; but the human material is
there. Prices fluctuate between 15 and 300 CUC, according to the
treatment or the urgency," says a person who travelled from Miami to be
treated in the "signature" Havana institution.

"There is no air conditioning in the treatment room, the windows are
open and they have to position the chairs to avoid facing the sun. So
you either bring a fan, or spend an extra 50 CUC to be treated in an
operating room where there is only hygienic equipment, green clothing
and adequate air conditioning. Being treated in Cuba, besides being
cheap is folkloric," my interlocutor continues, in tone so celebratory
it provokes indignation. The saliva extractors are broken and so you
have to bring a bottle of water and towel. And when the slime
accumulates the dentist says, "spit it out."

According to the constitution currently in force on the island, the
Cuban state guarantees free medical attention to the population as one
of the fundamental social paradigms; but the Healthcare system is
suffering the restrictive effects of lack of resources because of the
economic crisis, neglect, corruption and negligence, which among other
things is a consequence of political mistakes.

"The politics of the country stipulate that the attention of every
dental clinic should be free from payment; but then there is what we
experience," explains a professor of the fames institutions, who prefers
to remain incognito, because to survive he has, at home, an old dental
chair, a light and a pedal machine.

"Unless it's an emergency, getting a regular appointment is very
complicated and the receptionists charge for facilitating it. We have to
live," he breathes deeply and recites his price list. "For a mouth exam,
prophylaxis, a light filling and a clinic diagnosis — 15 CUC. We visit
many patients, the majority with chewing problems, gingivitis,
periodontal disease. These conditions require long treatments, and this
case they cost 2 to 10 CUC per visit. There are more expensive ones that
require complex operations that in some other country would cost around
$10,000 or more. Of course, the difficulties of the country force us to
tell patients that to avoid problems they should bring their own
anesthesia and the braces should they need orthodontic treatment."

"Our prices," concludes the professional, "vary depending on the
patient. If it's a Cuban living in Cuba, a Cuban living abroad, or a
foreigner."

Source: Cuba: Cavities and Abscesses in the Oral Health System / Juan
Juan Almeida – Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/cuba-cavities-and-abscesses-in-the-oral-health-system-juan-juan-almeida/ Continue reading
Bread In Cuba's Rationed Market Is An Unsolved Problem

14ymedio, Zunilda Mata, Havana, 9 July 2017 — With a sharp knife and the
skill of a surgeon, Luis Garmendia, 68, slices the bread from the
rationed market into six small slices. Like so many Cubans, this retiree
cannot afford to buy from the liberated (unsubsidized) bakeries and
considers that, every day, the quality of the basic product is "worse."

In the Havana neighborhood of Cerro, where Garmendia lives, the ration
bread 'starred' in the last assembly of accountability with the local
People's Power delegate. "Since I started going to those meetings, the
same problem arises, but it is not solved," he protests.

The capital has 367 establishments dedicated to producing "ration
bread." Most have serious technical difficulties, according to a recent
report on national television. In the last three years at least 150 of
them have been renovated but customer dissatisfaction continues to grow.

The taste, size and texture of the popular food are at the center of
customer criticisms. Hard, rubbery, and weighing less than the required
80 grams (2.8 ounces), are the characteristics most commonly used to
describe "ration bread." Its poor quality has become a staple in the
repertoire of comedians.

The product's bad reputation leads families that are more financially
comfortable to avoid consuming it. "Now we Cubans are divided between
those who can eat flavorful bread and those of us who have to make do
with this, subsidized and flavorless," says Garmendia while displaying a
bread roll this Friday.

According to María Victoria Rabelo, director general of the Cuban
Milling Company, "It is sad and frustrating to hear the opinions of the
population," regarding the rationed product. Her entity is in charge of
producing and commercializing the wheat flour used throughout the
country for the manufacture of bread, confectionery and its derivatives.

In the informal market flour is highly valued especially by private
business owners who make pizzas, sweets and breads. The diversion of
resources from state-owned establishments has become the main source of
supply to the retail sector and affects the quality of the regulated
product.

"I have to take care of each sack of flour as if it were gold," says the
manager of a bakery in Marianao's neighborhood, who preferred
anonymity. "They also steal other ingredients involved in the process,
such as the improver, fats and yeast," he details.

"I am the third administrator to have this establishment in five years,
the others exploited it to steal," says the state employee. For years
the business of state bakeries "has been robust, because there is a lack
of controls and demand has grown as there are more cafes and
restaurants," he says.

The profession of baker has been a gold mine. In spite of the low
salaries in the sector, which doesn't exceed 30 CUC a month, there is a
high demand to work in these establishments. "I know people have become
millionaires with the resale of ingredients or of the product," says the
administrator.

"There are places where employees at the counter pocketed at least 400
CUP per day just selling the bread that is destined for the basic basket
under the table." Inside, near the ovens, "workers can get away every
day with up to 800 Cuban pesos [Ed. note: more than the average monthly
wage]," he confirms.

Each ingredient has its own market. "The baked bread is much sought
after by paladares (private restaurants), coffee shops and people who
organize parties," he adds. While "the yeast and improver end up in the
business of selling pizza and the fats have a wider clientele."

The administrator of the bakery on Calle 19 and 30 in Playa, Reina
Angurica, believes that in order to avoid embezzlement, she must "talk
to the workers, communicate with them and not allow illegal
productions." In their place they meet weekly "to talk about the
short-term problems of the bakery and to eradicate them," she told the
national media.

The Cuban Milling Company imports 800,000 tons of wheat each year which
is processed in five mills throughout the country, three of which are in
Havana. "Strong wheat or corrector" is mixed with "weak" wheat to
produce the flour sold to the food industry.

The ration market bread is made with a "weak or medium strength flour"
ideal for achieving soft texture. However, the wheat blend has been
affected by import irregularities and the state bakers are only
receiving strong flour, more suitable for a sturdier bread.

With more than 7,500 workers in the capital and a daily consumption of
200 tons of flour, the Provincial Food Industry Company is directly
responsible for the ration bread. But the entity is floundering
everywhere because of the lack of control, hygiene problems and the poor
quality of its products.

In some 1,359 inspections carried out in the last months in the
facilities of this state company, there were 712 disciplinary measures
imposed for irregularities in the preparation of the product. The
problems detected ranged from indisciplines and diversion of resources
to lack of cleanliness.

For María Victoria Rabelo, from the Cuban Milling Company, the
technological difficulties or the problems with the raw material are not
the keys to understanding the current situation: one must "dignify the
profession and, without speaking with demagoguery, bring love to what we
do," she says with determination.

But in Cerro, where Garmendia is waiting every day for a miracle to
improve the rationed bread, the words of the official sound like
Utopia. "I do not want anything fancy, I just want it to be tasty and
softer, nothing more," says the retiree.

Source: Bread In Cuba's Rationed Market Is An Unsolved Problem –
Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/bread-in-the-rationed-market-is-an-unsolved-problem/ Continue reading