Calendar

June 2019
MTWTFSS
« May  
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Deuda

El Presidente y CEO de la empresa dijo que la firma recibirá pagos por un promedio de 2.5 millones de dólares mensuales a partir de mayo de 2019 Continue reading

Los descendientes del empresario Rafael Lucas Sánchez Hill han presentado finalmente este 3 de junio una demanda contra el grupo hotelero español Meliá, amparados en el Título III de la Ley Helms-Burton, que dejó de ser suspendido el pasado mayo por la administración de Donald Trump.  

Los Sánchez Hill, quienes residen en Estados Unidos, piden como indemnización unos 10 millones de euros por las tierras, ubicadas en la actual provincia Holguín, que les fueron expropiadas por Fidel Castro en 1960 y de las que Meliá se beneficia al administrar varios hoteles construidos en ellas por los militares cubanos.

Según un reportaje de El Confidencial, se trata de la primera demanda presentada en España contra compañías de ese país por administrar bienes expropiados en Cuba. La Ley Helms-Burton permite a los dueños de propiedades confiscadas con la llegada al poder de Fidel Castro, demandar a quienes "trafiquen" con esas propiedades.[[QUOTE:Anteriormente los Sánchez Hill habían negociado con Meliá y estuvieron cerca de un acuerdo de 5 millones de euros]]

Anteriormente los Sánchez Hill habían negociado con Meliá y estuvieron cerca de un acuerdo de 5 millones de euros, pero al ver lejana la posibilidad de la activación del Título III, la empresa española redujo la indemnización a 3.000 y no hubo acuerdo.

La familia Sánchez Hill huyó de Cuba después de que le fuera expropiado el Central Santa Lucía LC y los terrenos de más de 40.000 hectáreas que lo circundaban. El patriarca de la familia había construido el central en 1857 después de mudarse a Holguín desde Matanzas, pero la ley 890 de 1960 firmada por el entonces presidente Osvaldo Dorticós, los dejó sin nada.

En los terrenos expropiados, los militares construyeron en las últimas décadas los hoteles Meliá Sol Río de Luna y Mares, Paradisus Río de Oro, Costa Verde, y Playa Costa Verde, entre otros.

La familia reclama en un tribunal de Palma de Mallorca que la compañía los indemnice por con una cantidad equivalente a los beneficios que hayan obtenido de los hoteles durante los últimos cinco años, explica El Confidencial. También reprochan a la empresa su actitud hacia los reclamos de los dueños.

"El carácter ilícito de dicha confiscación es conocido por Meliá, quien durante los últimos 20 años ha hecho caso omiso a las reclamaciones de aquellas empresas y familias a costa de las que se lucra", dice la demanda, según el rotativo español.[[QUOTE:Meliá es la compañía extranjera que más hoteles administra en Cuba con unos 34 establecimientos. Le sigue Iberostar, con 20 alojamientos]]

Meliá es la compañía extranjera que más hoteles administra en Cuba con unos 34 establecimientos. Le sigue Iberostar, con 20 alojamientos. Estas compañías han sido muy criticadas por grupos de derechos humanos y opositores al régimen de La Habana por las condiciones en las que realizan sus inversiones en la isla. Hasta 2008 los cubanos tenían prohibido hospedarse en los mismos hoteles que los extranjeros y los salarios de los trabajadores en los hoteles internacionales es de apenas unas decenas de dólares al mes.

"En estos 31 años lo hemos tenido muy claro: que la apuesta por Cuba es incondicional. Nosotros creemos que es totalmente injusto, todas estas medidas", dijo sobre la activación del Título III de la Helms-Burton a la televisión estatal cubana el vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer.

"Frente a eso, seguimos con nuestra hoja de ruta: seguiremos colaborando estrechamente con las autoridades cubanas en el desarrollo de la industria turística de este país, que creo que es modélica en todos los sentidos", añadió. Para el 2020 la compañía proyecta llegar a 38 hoteles y más de 15.000 habitaciones en el país.

Escarrer visitó la isla junto ministra española de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien intentó dar un mensaje de tranquilidad a los inversionistas españoles en la isla. "Nuestra voluntad es seguir invirtiendo en Cuba y que nuestras empresas tengan la voluntad de contribuir al desarrollo de la isla", dijo la ministra, quien fustigó al ejecutivo de EE UU y pidió a la parte cubana pagar 300 millones de deuda a los empresarios.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Continue reading
El oro perdido por el régimen chavista fue puesto en garantía luego de que el gobierno recibiera un préstamo en efectivo de la banca alemana en 2016 Continue reading

En los últimos 18 años, el Gobierno de China ha condonado deudas por un monto de 9.800 millones de dólares a varios países, casi la mitad de la cual corresponde a Cuba.

leer más

Continue reading

14ymedio

El cubano-español Javier Larrondo, presidente de la organización Defensores de los Presos Cubanos, en alianza con Solidaridad Sin Fronteras y la Unión Patriótica de Cuba, explicó este jueves en conferencia de prensa en Miami una denuncia presentada en múltiples instancias internacionales contra el Gobierno cubano por "esclavismo, persecución y otros actos inhumanos".

Larrondo basa la demanda en el testimonio de 110 médicos de la Isla que abandonaron las llamadas "misiones internacionalistas" y cuya identidad ha sido protegida por ser víctimas de tráfico humano.

"Estamos en presencia de una tragedia de dimensiones colosales. Familias rotas por la separación, castigos de ocho años a los profesionales sin ver a sus hijos, por el solo hecho de querer abandonar un trabajo”, además del robo del 75% del salario durante años, explicó el emprendedor, inversor y filántropo.[[QUOTE:Según cálculos de la ONG, la población afectada cada año por las "prácticas de trata de personas" del Gobierno cubano está entre 50.000 y 100.000 personas]]

Según cálculos de la ONG, la población afectada cada año por las "prácticas de trata de personas" del Gobierno cubano está entre 50.000 y 100.000 personas. "Cuba viola varias convenciones internacionales de las cuales hace parte, entre ellas la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención internacional de los derechos civiles y políticos, la Convención de los derechos del niño, entre otras", agregó Larrondo.

La denuncia, abierta para otros profesionales que deseen aportar sus testimonios, está disponible online y ha sido presentada ante la Corte Penal Internacional, de las Naciones Unidas, la Unión Europea y más de 80 países, en varias decenas de los cuales hay presencia de misiones de profesionales cubanos.  

"Cuba ha engañado durante años a muchos países, presentando estas misiones como algo humanitario cuando en realidad se trata de un gran negocio para la isla. Estamos hablando de ganancias de 8.000 millones anuales, muy superior a los 3.000 millones que produce el turismo o los cerca de 4.000 millones que se estima que entren como remesas al país", explicó .

Esta denuncia llega en un momento en que medios como The New York Times y la BBC han publicado sendos reportajes sobre las condiciones de esclavitud y presiones que deben soportar los galenos cubanos que cumplen misión internacionalista. Antes de eso, y a pesar de los datos aportados por medios cubanos independientes, el tema no había logrado captar la atención de la opinión pública internacional.[[QUOTE:Como parte de la metodología para presentar la denuncia, Larrondo entrevistó a varios galenos, quienes le relataron las condiciones en las que están obligados a ejercer en terceros países]]

Como parte de la metodología para presentar la denuncia, Larrondo entrevistó a varios galenos, quienes le relataron las condiciones en las que están obligados a ejercer en terceros países. La ONG Defensores de los Presos Cubanos también recopiló contratos de trabajo, reglamentos internos y fundamentó su demanda en los artículos del Código Penal cubano que castigan a quienes abandonan las misiones.

"El 56% de los profesionales declaró que no fue voluntariamente a las misiones y un 39% dijo que habían sido altamente coaccionados por tener una ‘deuda’ con el sistema educativo que los formó o por temor a ser considerados como ‘desafectos’ a la Revolución", explicó Larrondo.

Un 94% de los 110 casos entrevistados dijo que hubiese abandonado las misiones si hubiera sabido que ellos o su familia serían represaliados, mientras que un 41% aseguró no haber firmado ningún contrato antes de salir a las misiones.

El 82% de los médicos dijo que había recibido adoctrinamiento antes de salir de Cuba y un 89% dijo que eran vigilados constantemente y obligados a vigilar a sus compañeros de trabajo. Más de la mitad de los profesionales confesaron que eran obligados a violar el código de deontología de su profesión, como inflar las estadísticas de consultas médicas, desechar medicamentos y útiles médicos o hacer propaganda a favor de partidos afines a La Habana.

Según Larrondo, la libertad de los profesionales se ve coartada hasta tal punto de que no pueden tener relaciones amorosas con lugareños, ni de amistad con opositores al régimen chavista, por mencionar ejemplos sacados de la resolución 168, donde se establecen las reglas para los "trabajadores civiles" cubanos en el extranjero.

"A los profesionales cubanos les hacen creer que le deben al Estado su educación. Eso es falso. Yo estudié en España gratuitamente hasta la universidad y no le debo nada al Estado, porque esa es su función, ayudar a que los individuos tengan más oportunidades", subrayó.

"A los cubanos le cobran la educación con intereses. La pagan con su vida. Todo está diseñado  para crear esclavismo, servidumbre y engaño para que las personas no puedan ser libres", agregó Larrondo.[[QUOTE:A través de Skype varios médicos cubanos que escaparon de las misiones en Venezuela también participaron en la conferencia de prensa]]

A través de Skype varios médicos cubanos que escaparon de las misiones en Venezuela también participaron en la conferencia de prensa. Los galenos se encuentran en Colombia  sin documentos para residir legalmente y sin posibilidades de legalizar sus títulos para ejercer como doctores.

"Dimos el paso hacia la libertad y huímos de Venezuela. Ahora estamos en un limbo legal, sin papeles en Colombia. En Cuba no se nos permitía sacar el pasaporte corriente ni viajar a ningún otro país, porque algunos médicos somos regulados por nuestras especialidades", explicó el doctor Yunier Moranti Vázquez, quien escapó de Venezuela este año.

La médico Yinet Pérez hizo un llamado a Estados Unidos para que reactive el Cuban Medical Professional Parole, un programa especial de refugio para los médicos que escapan de las misiones, derogado por el expresidente Barack Obama.

"Mi bebé tiene solamente cinco años. Tuve que salir de Cuba para buscar un futuro mejor para mí y para él. Es lamentable y deprimente como el Gobierno cubano nos obliga a estar separados durante ocho años de nuestros seres más queridos. Son casi dos años sin verlo. ¿De qué derechos humanos nos hablan?".

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading

La empresa naviera Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM) ha emprendido acciones para detener legalmente tres tanqueros de la venezolana PDVSA y cobrar con ello una deuda acumulada por servicios prestados a la petrolera estatal, según documentos citados por Reuters y fuentes cercanas a la decisión.

leer más

Continue reading
La reportera se disponía a viajar a EEUU para participar participar en los talleres de Arte y Periodismo Independiente que organiza la Cuban Soul Foundation Continue reading
El gobernante es incapaz de reconocer que el régimen que dirige es obsoleto y justifica su fracaso con el embargo económico de Estados Unidos Continue reading
El mandatario estadounidense no recurre a la guerra. Lo suyo son las sanciones económicas y utilizar el enorme peso financiero de EEUU para lograr sus objetivos Continue reading

Carlos A. Montaner

El único gobernante norteamericano que ha tenido éxito con la estrategia del “bluff” fue Ike Eisenhower (1953-1961) y se llevó el secreto a la tumba. Era el general que había organizado el mayor desembarco anfibio de la historia y había autorizado el bombardeo atómico de Japón. No creerle era una forma evidente de irresponsabilidad. Los enemigos de Estados Unidos fueron persuadidos de que la “doctrina militar” de Eisenhower consistía en recurrir a la guerra total, incluida la nuclear, en caso de que el país fuera retado. Los “servicios” norteamericanos esparcieron el rumor hábilmente. Fue una brillante estratagema de la Guerra Fría.   

En todo caso, “habla suavemente y lleva un gran garrote. Así llegarás lejos”. La frase es un proverbio africano y solía utilizarla el presidente Teddy Roosevelt. Donald Trump no cree en ella. Da gritos. Amenaza a los enemigos chinos y norcoreanos. También lo hace con los amigos de Canadá, la Unión Europea o la OTAN. Pero no lleva un garrote. No recurre a la guerra. Lo suyo son las sanciones económicas y utilizar el enorme peso financiero de Estados Unidos: el 22% del PIB mundial y el dólar (la gran divisa planetaria en la que se realizan el 80% de las transacciones), para lograr sus objetivos.

Afortunadamente, no volvió a mencionar la estupidez de no pagar la deuda externa y renegociarla con los acreedores. Esa es una estrategia que funciona a corto plazo entre países del Tercer Mundo, o en empresas que se acogen a las normas de quiebra, como hizo Trump varias veces, al costo de su total desprestigio como empresario, adquiriendo fama de negociador feroz y navajero, pero era un craso error utilizarla para afrontar la enorme deuda pública norteamericana.[[QUOTE:En todo caso, “habla suavemente y lleva un gran garrote. Así llegarás lejos”. La frase es un proverbio africano y solía utilizarla el presidente Teddy Roosevelt]]La fortaleza financiera de Estados Unidos radica en la seriedad con que enfrenta sus compromisos desde que se creó la nación en 1776. No sé si en la “Wharton School” de la Universidad de Pennsylvania, una gran escuela de negocios donde obtuvo su diploma en economía, se lo enseñaron (supongo que sí), pero toda nación es tan fuerte como son sus instituciones y su voluntad de cumplir con las obligaciones contraídas, sean buenas o malas.

El “bluff” funciona en el póker y en las negociaciones de compra-venta, pero es una herramienta contraproducente en el terreno internacional. Cuando el presidente Barack Obama dijo, con toda seriedad, que el uso de armas químicas contra la población siria por parte de la dictadura de Asad era una “raya roja” que no podía traspasarse, cometió un gran disparate. Al cruzarse de brazos y no haber respondido con el “gran garrote”, los enemigos se envalentonaron y arreciaron las masacres.

Lo mismo acaba de suceder en Venezuela durante la administración de Trump. Tras jugar con la fantasía de “todas las sanciones están sobre la mesa”, nada menos que a cargo del vicepresidente Pence, el gobierno de Trump suscribía un compromiso muy serio.  El todas incluía la respuesta militar, pero al hacerse obvio que por ahí no iban los tiros –nunca mejor dicho-, la narcodictadura de Maduro arreció la represión y se propuso desbaratar la Asamblea Nacional, atreviéndose a encarcelar a Edgar Zambrano, Primer Vicepresidente de la AN, en lo que parece ser un ensayo general para la aprehensión del presidente interino Juan Guaidó.[[QUOTE:Washington, por medio de sus servicios de inteligencia, tiene la capacidad y el peso específico que se requiere para ganar ese tipo de batalla sin necesidad de desembarcar un solo soldado]]Washington, por medio de sus servicios de inteligencia, tiene la capacidad y el peso específico que se requiere para ganar ese tipo de batalla sin necesidad de desembarcar un solo soldado. Era mucho más sensato y productivo advertir públicamente que Estados Unidos recurriría al boicot económico absoluto contra los enemigos y contra las empresas y los países que los asistieran.

Sólo hay que ver lo que significa en América Latina que Estados Unidos le niegue la visa a un sujeto corrupto, vinculado al narcotráfico o al blanqueo de capitales. Es una especie de muerte civil, de scarlet letter tatuada con fuego sobre la frente de los transgresores. Si esa sanción se extendiera a la Unión Europea, a las democracias latinoamericanas y a Canadá ganaría mucho en contundencia, pero ello no se consigue tratando a los países amigos como si fueran adversarios.

Nadie es inmune a esas sanciones morales y prácticas. Nadie en el terreno personal o como nación, aunque los delincuentes se hayan apoderado del país, como sucede en Venezuela. Los criminales necesitan mover sus capitales, adquirir residencias en sociedades habitables, curarse en hospitales del Primer Mundo. Quieren, como los mafiosos sicilianos, que sus hijos estudien en buenas universidades y adecentar las fortunas mal adquiridas dentro de mercados legítimos. Cerrarles esos caminos es correcto, pero hay que hacerlo en serio. Sin dejar pasar ni una pizca de oxígeno.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Continue reading
El hotel ya había presentado con anterioridad un aviso de desalojo debido a incumplimientos en el pago de la deuda por los servicios de hospedaje y alimentación Continue reading
"Estos que defienden el comunismo y al 'Che' Guevara son los que apalearon a los colectivos LGTBI las semanas pasadas en Cuba" Continue reading
Se estima que la empresa debe a unos 50 acreedores sumas que oscilan entre 1 millón y 10 millones de dólares, y en activos entre 10 millones y 50 millones Continue reading
Miami, USA, George Chaya, (PD) Durante muchos años, Hezbollah pensó que gozaba de un nivel de inmunidad e impunidad absoluto. El grupo político –terrorista- chiita pro iraní creyó tener la libertad de actuar como quisiera sin pagar consecuencias ni responsabilizarse por su comportamiento delictivo y terrorista. El ala política del partido explotó a la perfección las diferencias de criterio en la posición de los principales actores políticos de la comunidad internacional que dudaban en responsabilizarlo por sus acciones como grupo terrorista más que político, y eso se debe, incluso a […] Continue reading
Bordeaux, Francia, Luis Tornés, (PD) Pues con la aplicación del capítulo III de la Ley Helms-Burton algunas familias cubanas y extranjeras expoliadas por el régimen castrista revivirán la violencia que se usó contra ellas en nombre de una quimera criminal a muy largo plazo sin que, hasta el sol de hoy, se vislumbre el final de la noche – como diría un insigne cubano -. El famoso capítulo III es para el presidente Trump un instrumento de presión política exterior sin que olvidemos el beneficio electoral que, evidentemente, debemos contextualizar […] Continue reading
El capitán del barco petrolero, cargado de gasolina y diésel, se había negado a cumplir la orden, el Sebin intervino y presionó a la tripulación Continue reading
Los cubanos quizá pudiésemos abordar nuestra historia de nación en ciernes, atentos a la traza indispensable que nos dejará el sufrimiento vivido Continue reading
Proteger a los hoteleros españoles de demandas en EEUU por la ley Helms-Burton, reclamar el pago de la deuda de Cuba y ampliar las inversiones en el país caribeño son … Click to Continue » Continue reading
La ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, Reyes Maroto, afirmó este lunes que solicitará al Gobierno de Cuba un plan de pago de su deuda con empresarios españoles, … Click to Continue » Continue reading
La ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, Reyes Maroto, afirmó este lunes que solicitará al gobierno de Cuba un plan de pago de su deuda con empresarios españoles, … Click to Continue » Continue reading

El Gobierno de Cuba reconvertirá en inversiones 375 millones de euros de deuda con España, país que está preocupado por el impago de otros 300 millones que la Isla debe a empresas ibéricas, dijo este lunes la ministra española de Industria, Comercio Exterior y Turismo, Reyes Maroto.

leer más

Continue reading
La funcionaria pedirá al régimen de la isla "un plan gradual pero con certeza para que las empresas sepan cuándo van a cobrar" Continue reading
Según medios oficiales cubanos, se trata de una situación derivada de la caída de la producción debido a la deuda estatal de alimento a los productores Continue reading
Las estrategias para poner fin a la criminal dictadura de Nicolás Maduro nunca van a contar con el apoyo de Rusia y muy poco probable con el de China Continue reading
El régimen de La Habana ha emprendido una intensa campaña para desacreditar las medidas de Trump y recabar apoyos en la comunidad internacional. Continue reading
El fin de la doble moneda y la sobrevaluación del peso cubano: la amenaza latente e inevitable. Aplazar no es resolver. Si existe un mal, con permitir que se acumule, no se remedia. José Martí O.C. Edición Digital t13, p 325 Bauta, Artemisa, Germán M. González, (PD) En las democracias con limitaciones temporales de mandato o cuando un partido en el poder evalúa una decisión impostergable, suele tomarse ésta y el (los) gobernantes César como tales. Así sucedió con la decisión de Barack Obama al eliminar la política “pies secos, […] Continue reading

Patricia Marcano /Luz Escobar

La consulta médica no duró más de 20 minutos. Como si se tratase de la entrada a un cuartel, comienza con el registro del nombre, apellido, edad y zona donde vive, datos exigidos en un tono con volumen suficiente como para intimidar y escucharlo afuera, en la pequeña sala de espera que se amolda a la estructura octogonal de los emblemáticos módulos de salud de la Misión Barrio Adentro.

Como la paciente explica que tiene varios días con fiebre y dolor de garganta, la doctora cubana busca un bajalenguas para ver las amígdalas. Pregunta de cuánto ha sido la fiebre; no la toma. Intenta auscultarla por la espalda moviendo el estetoscopio en el poco espacio que consigue entre la franela y el cuerpo. No hay historia médica ni receta con indicaciones. Lo poco que escribe queda asentado en unas hojas blancas membretadas donde la galena anota los datos de quienes asisten a consulta. "Toma, te vas a tomar esto cada doce horas", y entrega al paciente una caja del antibiótico cefalexina de 500 miligramos, 24 cápsulas, marca Farmacuba.

Desde que el fallecido Hugo Chávez anunció la creación del programa de salud Barrio Adentro en abril de 2003, primero como plan piloto en Caracas y luego ya formalizado como misión social en diciembre de ese mismo año, el Estado venezolano no ha dejado de importar medicinas cubanas. Venezuela pasó de ser un mercado que apenas recibía 0,53% de las exportaciones de medicamentos que salían de la Isla en 1998, a ser destino del 97% de los fármacos producidos por laboratorios de La Habana en 2009, con lo que se convirtió en el destino casi exclusivo de sus exportaciones farmacéuticas hasta 2013.

El Estado venezolano, que en 2003 empezó a mostrarse dispuesto a competir con la industria nacional comprando medicamentos que ya se producían en el país, a partir de 2014 pasó a ser el gran distribuidor de medicinas importadas ante la participación cada vez menor de las farmacéuticas trasnacionales y locales, ahogadas por una deuda que el Gobierno venezolano no termina de saldar -ronda los 5.000 millones de dólares- y por la sequía de dólares preferenciales.

La descarga y sistematización de 70.498 registros de importaciones correspondientes al período enero 2014-enero 2018, de la aduana de Puerto Cabello (el principal puerto del país, sobre su costa central, en el estado de Carabobo), organizados en una gran base de datos desarrollada por el equipo de Armando.Info, permite confirmar y completar los fotogramas de una historia en la que Cuba ha sido la gran beneficiada de un negocio que, por casi 15 años, le ha reportado poco más de 2.223 millones de dólares en ingresos, solo por concepto de importación de productos con el sello Farmacuba.

El antibiótico cefalexina, que se le entregó a la paciente de Barrio Adentro a principios de abril, llegó al país en 2018. El responsable de la importación es la Fundación Misión Barrio Adentro. Se trata de un ente adscrito al Ministerio de Salud desde 2006 creado para administrar el dinero para la provisión de recursos humanos e infraestructura para los establecimientos de salud de la Misión Barrio Adentro en sus diferentes niveles: I (módulos octogonales y consultorios populares), y II (Centros de Diagnóstico Integral -CDI-, Salas de Rehabilitación Integral -SRI- y Centros de Alta Tecnología -CAT-), y los de atención odontológica.

La Misión Barrio Adentro asumió el rol de consignatario -receptor de mercancía- de las medicinas de Farmacuba en 2015, cuando la Fundación Oro Negro, adscrita al Ministerio de Petróleo y Minería, dejó de ser el único cliente en Venezuela de la farmacéutica cubana.

Los informes de importación de la aduana de Puerto Cabello muestran ese paso del testigo de las importaciones de medicamentos cubanos, de un organismo a otro. Datasur, una base de datos de importaciones y exportaciones latinoamericanas, permite ver la magnitud de las negociaciones.

Mientras fue el único consignatario de los productos de Farmacuba, por casi siete años, la Fundación Oro Negro importaba un promedio de 3.500 toneladas de medicamentos por un valor de casi 220 millones de dólares al año. En 2015, el año en que perdió la "exclusividad", recibió solo 849 toneladas por 57 millones de dólares. Aunque en la fundación no dieron explicaciones sobre este cierre de las importaciones, cabe notar que el cambio coincide con la salida de Rafael Ramírez del ministerio de Energía y Petróleo y de la estatal petrolera Pdvsa, en septiembre de 2014.

En paralelo, ese mismo año de 2015, la Fundación Misión Barrio Adentro entró al escenario importador. Entonces recibió 2.806 toneladas de productos de Farmacuba por 196 millones de dólares.

Los datos de Puerto Cabello también permiten afirmar que el Estado venezolano se ha convertido, desde 2014, en el principal importador de medicamentos del país. Esto representa una ruptura con una costumbre. Según explica una fuente del sector, por lo regular los organismos de salud estatales solían comprar a proveedores privados, sobre todo multinacionales, que hacían las importaciones.

"Hasta 2013 las multinacionales importaban y le vendían al Estado. Traían productos de alta tecnología y todos los de alto costo, porque no los producía la industria nacional. La nacional, por su parte, hacía medicamentos esenciales y se los vendía al Estado. Era un mercado compartido donde cada uno podía sobrevivir y, aunque el Estado siempre hacía algunas importaciones, no llegaban a ser las principales", agrega como explicación.

Aparte del Estado, solo la farmacéutica privada Klinos, tres empresas de transporte de mercancías -DHL, Kuehne & Nagel y Translogística- y dos compañías privadas de productos agropecuarios y veterinarios (Nutribásicos e Ilender Venezuela) se asoman en el listado de los responsables de las compras de medicinas que llegan por esta aduana marítima, la más importante y de referencia para este tipo de insumo.

Si bien los productos farmacéuticos también ingresan a Venezuela por el puerto de La Guaira o, por vía aérea, a través del Aeropuerto Internacional de Maiquetía (ambos en el Estado Vargas, aledaño a Caracas), Puerto Cabello siempre ha sido el mayor receptor. ¿Por qué? Porque en el estado de Carabobo se encuentra uno de los operadores logísticos más grandes del país, que ofrece sus servicios de almacenamiento y distribución de las medicinas a laboratorios nacionales y sobre todo a las trasnacionales; pero además, en Carabobo están las sedes de muchas farmacéuticas. Por ello, los datos de Puerto Cabello son lo más cercano a una radiografía del mercado total de las importaciones.

En esta base de datos las medicinas figuran en la lista de los 30 productos que más compra Venezuela en el exterior. No extraña entonces que Farmacuba y Fundación Misión Barrio Adentro también queden retratadas, respectivamente, entre los primeros 30 embarcadores y los primeros 30 consignatarios.

Desde la creación de Barrio Adentro como programa social de salud, los medicamentos cubanos han sido destinados al uso exclusivo de los médicos que atienden en los módulos octogonales y en los CDI. Su venta está prohibida. Al inicio de la misión, los blíster de pastillas del laboratorio Quimefa, también de origen cubano y a veces con el precio estampado en pesos cubanos en el reverso, eran comunes; luego llegaron las cajas de Farmacuba. El paraguas petrolero financiaba las compras y la Fundación Oro Negro se encargaba de llevar esos fármacos a la red Barrio Adentro.

Farmacuba no provee de moléculas propias o de última generación que justifiquen recurrir a la industria cubana para dotar a esos centros con provisiones tan específicas. Sus medicamentos son genéricos, en especial de prevención, y escasa tecnología como valor agregado.

Al repasar la lista de los productos cubanos autorizados para su consumo en Venezuela por el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, ente rector en regulaciones de medicamentos, se consiguen antihipertensivos, antiinflamatorios, antibióticos, analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios, antiasmáticos y otros más.

Así, Farmacuba se convirtió en competidor de la industria nacional, pero con ventajas evidentes e insalvables: un mercado cautivo, distribución y subsidios del Estado. La competencia desleal llegó a dar al traste con empresas del propio Estado venezolano. Fueron los casos del Servicio de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar); de Profármacos, la empresa que sustituyó a ProULA (farmacéutica de la Universidad de Los Andes, creada en 1990 y que pasó a manos del Ministerio de Salud en 2010); y de Quimbiotec. En el caso de esta última, especializada en la producción de derivados sanguíneos y en agonía desde 2015 por falta de materia prima y recursos, le afectó la concesión a Farmacuba del registro para distribuir albúmina humana e inmunoglobulina anti D.

Medicinas como paracetamol, amoxicilina, ampicilina, azitromicina, captopril, enalapril, metrotexate, salbutamol y cefalexina son algunos de los fármacos que producían SEFAR y ProULA, además de otros laboratorios venezolanos, en el momento en que el Gobierno venezolano comenzó a comprarlas a Cuba. El decaimiento visible de la industria farmacéutica nacional no ha detenido esas importaciones.

Aunque cada país es libre de importar medicamentos y es responsable de someterlos a los respectivos análisis y evaluaciones de seguridad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene incluido ningún medicamento cubano en su lista de 536 fármacos precalificados. Este estatus se otorga a los medicamentos que el ente mundial decide ofrecer a bajo costo a través de sus fondos, el Rotatorio y el Estratégico, y que por ello deben asegurarse de su calidad. Sí están precalificadas, en cambio, dos vacunas cubanas: una contra la hepatitis B y otra contra el Haemophilus influenzae tipo B.

Desde la plaza de la Revolución

En su folleto Farmacuba se presenta como una empresa importadora de materias primas, envases, reactivos maquinarias y equipos, y exportadora de medicamentos genéricos principalmente a América Latina, África y Medio Oriente. Representa a 13 laboratorios farmacéuticos cubanos y desde 2012 forma parte del grupo Biocubafarma, el gran paraguas que cobija a las industrias farmacéuticas y biotecnológicas de la Isla.

En Venezuela, tanto Farmacuba como el resto de las empresas agrupadas por Biocubafarma están representados por Norville Venezolana, una casa de representación registrada en 1996 en Caracas, como empresa de capital mixto proveniente de Laboratorios ERON (domiciliado en Cuba) y una inversora venezolana que en 1999 vende sus acciones a su socio. En 2005 la compañía pasa a manos de las también cubanas Heber Biotec (Centro de Ingeniería Genética y Biotecnológica) y Cimab (representante del Centro de Inmunología Molecular), empresas estatales que compran las acciones de ERON, hasta que en 2012 Heber Biotec asume la totalidad del capital.

La directiva siempre ha sido cubana y ha contado con varios representantes legales en Venezuela; el último de ellos, Javier Cuello, se negó a dar información argumentando que no cuenta con la autorización necesaria para ello.

La sede de Norville Venezolana luce como un espacio clausurado e inactivo, sin nombre visible en su fachada, en la planta baja de un edificio residencial ubicado en Los Teques, la capital del estado de Miranda, a unos minutos al suroeste de Caracas. El local casi nunca abre, atestiguan vecinos, que ni saben asegurar qué se guarda adentro.

El óxido en el candado y en la puerta plegable de metal tipo Santamaría evidencian el abandono comentado, lo que llama la atención considerando que en 2016 Norville Venezolana recibió un pago de 50.571 euros (53.844 dólares), por concepto de representación de Biocubafarma en Venezuela, correspondiente al presupuesto del cuarto trimestre del año.

La empresa tiene los permisos para representar a 101 productos farmacéuticos en Venezuela, incluidas vacunas, según se pudo verificar en varios listados de medicamentos esenciales y biológicos del Instituto Nacional de Higiene, contando con los registros sanitarios que exigen las normas venezolanas. También tienen asignado un farmacéutico patrocinante, Neumidia Corona, profesional con la que no fue posible establecer contacto. Desde 2005 permanece inactiva en el Seguro Social.

Curiosamente, la inscripción de la empresa en el Registro Nacional de Contratistas (RNC) nunca fue completada. Lo que sí se sabe es que Norville Venezuela no fue una ocurrencia solo para Venezuela. Su constitución coincide con la creación de los "polos científicos", una idea de Fidel Castro en la década de los 90 para promover el desarrollo biotecnológico de Cuba y, entre otras cosas, "incrementar las exportaciones cubanas con productos de alta tecnología", explican las páginas oficiales en Internet.

Además de Norville también están las empresas Combiomed de Venezuela (representante de los equipos médicos cubanos) y Tecnosuma Venezuela (encargada de entrenar al personal que usará equipos médicos fabricados en la Isla). Se trata de un emporio que controla cada una de las aristas del negocio farmacéutico y médico, que encontró en Venezuela un terreno fértil con una ideología política afín.

Ahora, al contrario, pareciera haber la intención por marcar cierta distancia con respecto a La Habana en el rol de proveedor farmacéutico. Entre los países aliados a los que está recurriendo Venezuela para importar medicamentos en medio de la actual crisis, Cuba no figura en las menciones; Rusia, India y China sí. El pasado 20 de marzo, el presidente Nicolás Maduro reiteraba en cadena nacional que las alianzas con estos tres países y con la Organización Mundial de la Salud son las que permiten "hacer frente al bloqueo financiero del Gobierno de Estados Unidos contra el país, que impide al Gobierno Bolivariano tener acceso a la compra medicamentos y alimentos".

Made with Flourish

Pero la historia era diferente en un pasado reciente. En 2012, Cuba se convirtió en el principal proveedor de medicamentos de Venezuela, según los registros del Instituto Nacional de Estadística. Con ventas por 323 millones de dólares, la Isla desplazó a Estados Unidos como suplidor número uno. Mientras, otros suministradores tradicionales, como Alemania, Suiza y Francia perdieron presencia.

En 2003, las compras de medicinas a Cuba tuvieron un costo de 12,1 millones de dólares, de modo que el ascenso del proveedor estrella resultó vertiginoso: multiplicó por diez las ventas en diez años. Pero a partir de 2013 las compras a Cuba comenzaron a mermar. El Observatorio de Complejidad Económica permite ver en sus datos que ese año, el de la muerte de Hugo Chávez y la llegada de Maduro al poder, las importaciones de medicamentos, cuantificadas en dólares, se redujeron 32%. Y así ha continuado la tendencia hasta 2018.

La Fundación Misión Barrio Adentro ha importado por debajo de las 3.000 toneladas promedio que recibía Oro Negro, y en 2018 pagó apenas 57 millones de dólares por 1.005 toneladas de medicamentos. En los centros de Barrio Adentro siguen usando estos fármacos pero en los CDI están destinados solo a los pacientes hospitalizados y en los módulos octogonales la variedad ha mermado.

El Gobierno nunca ha informado con precisión la cantidad de unidades de medicamentos que han llegado a este programa paralelo de salud, o al menos las cifras que deberían ser manejadas en detalle desde la oficina de la misión médica cubana ubicada dentro del propio Ministerio de Salud, en la céntrica Plaza Caracas.

Una fuente que trabajó en el área de compras del Sefar, y que prefiere quedar en el anonimato, aclara que a esos almacenes, los más importantes del despacho de Salud, no llegaban las medicinas de Farmacuba. Estos productos específicos para los centros de Barrio Adentro se resguardaban con celo en otro lugar y se negaban -incluso vacunas de origen cubano- cuando el Sefar no los tenía y necesitaba reponer la dotación de algún ambulatorio u hospital de la red convencional.

Solo las importaciones del laboratorio Heber Biotec, también de la Isla, eran las que llegaban al Sefar, por lo general desde el puerto de La Guaira, en el estado de Vargas, y destinados -estos sí- a los hospitales. Productos de Quimefa también entraban en estos despachos.

Las compras no planificadas de estos productos (sobre todo los de la marca Heber Biotec), fechas de vencimiento próximas a la adquisición de los lotes (en 9 meses y no en 18 meses como exige la norma), las demoras de hasta dos años para distribuirlos desde el SEFAR, y meses de espera en la aduana de La Guaira fueron parte de las irregularidades halladas por la Contraloría General de la República en dos oportunidades, presentadas en sus informes de gestión del año 2010 y de 2013. Las compras en exceso, vencimiento e incineración caracterizaron a este negocio durante los años de mayor bonanza.

Tras la primera denuncia de la Contraloría, en 2010, las Memoria y Cuenta del Ministerio de Salud dejaron de detallar las cantidades de medicamentos que llegaban al país en el marco del Convenio Cuba-Venezuela, distribuidos tanto en ambulatorios y hospitales como en la red paralela de Barrio Adentro.

Lo que no dejaron de publicar fueron los millones de dólares pagados por Venezuela por los contratos del convenio de cooperación con la Isla, en general, montos que incluyen mucho más que las dosis importadas de Farmacuba. En 2015, por ejemplo, el desembolso fue de poco más de 582 millones de dólares, el 70% de lo realmente facturado. Quizás eso explique parte de la merma en toneladas de los medicamentos adquiridos en Cuba, y las alianzas reforzadas con China, Rusia e India. Pero desde La Habana la causa es otra.

El antibiótico cefalexina que está disponible en los consultorios de Barrio Adentro, al menos en Caracas, no se consigue en La Habana. Cuando se pregunta a los encargados de las farmacias por este medicamento la respuesta es "no hay y no está entrando".

Los anaqueles de las farmacias cubanas viven problemas serios de abastecimiento desde hace al menos tres años. En 2018, ante los frecuentes problemas de suministro en la venta de 45 medicamentos del cuadro básico, el grupo BioCubafarma, que agrupa a las industrias farmacéuticas y de biotecnología, decidió junto al Ministerio de Salud de la Isla establecer tres niveles de prioridad para paliar la crisis, pero el problema persiste. Las colas en las farmacias son kilométricas cuando llega alguna medicina desaparecida durante meses y la frecuencia del suministro desde los laboratorios y almacenes pasó de ser semanal a quincenal desde finales de 2018.

La explicación oficial de este desabastecimiento fue dada a los cubanos en noviembre de 2017 por la representante de Biocubafarma, Rita María García Almaguer, directora de Operaciones de la empresa estatal que habló de fallas en el financiamiento oportuno a los proveedores que les envían la materia prima (principios activos), materiales para los envases e insumos. "Más del 85 % de los productos que se utilizan en la producción de medicamentos son importados, y el 92% de los principios activos provienen fundamentalmente de mercados lejanos como China, India, y Europa; así como el 60 % de los materiales de envases", indicó en ese momento al diario Granma.

La industria cubana no está produciendo lo suficiente para sus propios compatriotas, que aseguran no haber vivido un desabastecimiento similar desde los años 90, durante el Período Especial. En paralelo, el Gobierno de Díaz-Canel sigue exportando medicinas a Venezuela, en menor proporción pero continúan.

En enero de este año, la prensa oficial cubana reseñó las intenciones de Biocubafarma de mantenerse como "un pilar solidario" en la producción, suministro y aplicación de medicamentos en Venezuela, garantizando productos sanitarios, sistemas de diagnóstico y reactivos a la red de consultorios médicos populares, Centros de Diagnóstico Integral (CDI), Centros de Alta Tecnología y hospitales.

_________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Los congoleños que estudian medicina en Cuba solicitaron a Sassou Nguesso que intervenga para revertir una situación que han calificado de insostenible Continue reading
En Cuba, los términos ineficiencia, incompetencia, productividad, corrupción, robo, desvío de recursos y pérdida de combustible son parte del lenguaje diario de los que dirigen Continue reading
En las imágenes se muestra como los agentes emplean la violencia contra los jóvenes congoleños, quienes exigían el pago del estipendio estudiantil Continue reading

Carlos A. Montaner

Donald Trump asegura que Estados Unidos jamás será socialista. No define a qué llama socialista. La mayor parte de los jóvenes entre 18 y 29 años prefieren el socialismo al capitalismo. Estas preferencias se invierten en la medida en que se hacen mayores. Tampoco los jóvenes definen ambos términos. Parece que piensan en las naciones del norte de Europa: Dinamarca, Suecia, Noruega, Holanda y Alemania. No se refieren a Venezuela o Cuba. Saben que son países desastrosos y en los que no existe la menor esperanza de progreso.

La palabra "socialismo" sirve para esconder o demostrar lo que le da la gana a quien la utiliza. En general tiene una carga positiva de "buenismo". Los regímenes de Cuba o Venezuela la usan para designar sus incompetentes satrapías. El "capitalismo", en cambio, padece una tara semántica negativa. Se asocia con actitudes codiciosas y crueles.

En realidad, los países europeos son tan capitalistas como Estados Unidos. Por eso les va razonablemente bien. Forman parte de las "democracias liberales" (otra palabra equívoca). En ellos prevalece la propiedad privada de los medios de producción, la economía se guía por el mercado y no por la planificación centralizada, hay elecciones periódicas multipartidistas y transparentes por las que se renuevan las élites dirigentes, existe y es efectiva la separación de poderes, y se respetan los derechos humanos y the rule of law. Incluso, a los países excomunistas que pidieron integrarse en la Unión Europea les exigieron adoptar "los criterios de Copenhague" que encapsulan los rasgos descritos en este párrafo.[[QUOTE:En realidad, los países europeos son tan capitalistas como Estados Unidos. Por eso les va razonablemente bien]]¿En qué se diferencian "derechas e izquierdas" dentro de las "democracias liberales", en Estados Unidos y Europa? Sencillo: en el monto y destino de los impuestos. Pero ni siquiera hay grandes diferencias. En Estados Unidos, más o menos, los ciudadanos abonan un 40% del PIB a la caja general, mientras en Europa llegan o sobrepasan el 50%. Las facturas de impuestos de estas naciones tienen una estructura parecida. La mayor parte se dedica a pensiones, cuidados de salud y educación. (EE UU gasta en "Defensa" el 4% de su PIB: 650.000 millones).

En Estados Unidos parece inevitable la adopción de un sistema de salud universal como el que existe en Francia o España. La clara mayoría lo prefiere según las últimas mediciones. Los estadounidenses pagan 19 centavos de cada dólar que generan en cuidados de salud (el doble del promedio de los países desarrollados) y tienen que abonar hasta tres veces el valor de las medicinas. Eso es intolerable.

Con la mala experiencia de los "Hospitales de Veteranos", la solución menos mala acaso sea el modelo suizo. En ese país el Estado obliga a todos los ciudadanos a tener una póliza de seguro de salud desde que nacen hasta que mueren. De alguna manera esa obligatoriedad contradice los principios liberales, pero hay otras instancias en las que el Estado "obliga" a los ciudadanos. Lo hace cuando demanda impuestos, cuando inscribe a los jóvenes en el servicio militar obligatorio o cuando exige una licencia para conducir.[[QUOTE:En Estados Unidos parece inevitable la adopción de un sistema de salud universal como el que existe en Francia o España. La clara mayoría lo prefiere según las últimas mediciones]]Para el pequeño mercado suizo hay docenas de compañías que compiten en precio y calidad y les corresponde a las personas elegir la empresa que les ofrece más garantías. La ley suiza define los cuidados que debe cubrir esa póliza. Como en toda sociedad, hay personas que carecen de recursos para pagar el seguro médico, pero en ese punto interviene la Comuna y paga la cuenta. No es la Confederación Helvética la que se hace cargo. Son los vecinos, los verdaderos prójimos, los que afrontan esos gastos. Eso reduce los abusos considerablemente.

El costo de la educación universitaria es más dudoso. Mientras que lo pagado por la salud va a fondo perdido, la factura de la educación universitaria es una inversión en el propio destino de la persona y acaso sea inmoral obligar a otros a mejorar el desempeño económico de unos adultos que disfrutarán ventajas comparativas.

Mi nieta Gabriela, por ejemplo, saldrá de la facultad de Derecho de una gran universidad con una deuda de 250.000 dólares, pero probablemente tendrá la oferta de un buen bufete dispuesto a pagarle 150.000 el primer año. Sería injusto que el conjunto de la sociedad corriera con sus gastos de estudio. Simultáneamente, me consta que no pierde un minuto y estudia intensamente, como todos sus compañeros. Si no acabara la carrera la deuda seguiría gravitando sobre ella. Donde y cuando la educación cuesta, los estudiantes son más juiciosos y exigentes. Elemental, doctor Watson.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Continue reading
Mientras el término “socialismo” sirve para esconder o demostrar lo que le da la gana a quien la utiliza, el “capitalismo” padece una tara semántica negativa Continue reading
Bauta, Artemisa, (PD) El pasado 28 de enero tocó tierra en el barrio Palatino, municipio 10 de Octubre, un tornado con vientos de 300 Km/hora. En su ruta afectó este municipio, a San Miguel del Padrón, Regla y Guanabacoa, densamente poblados y a zonas menos pobladas hasta salir al mar al este de la capital. Calculados unos 40 Km de recorrido, con una ancho promedio de 500 m arroja que afectó unos 20Km2, es decir, menos del 3% de los 728 Km2 de superficie que ocupa la capital, no obstante […] Continue reading
Cuando se analiza el panorama económico y la interminable lista de problemas sociales de la Isla, queda claro por qué la juventud se quiera ir del país Continue reading
El régimen castrista, que despojó a los ciudadanos de sus tierras, comercios y propiedades, ahora se plantea “rescatar” esos mismos rubros abandonados durante décadas Continue reading
¿Confesará Díaz-Canel algún día que viviremos en Período Especial hasta el final del castrismo, mientras anda inútilmente de reunión en reunión? Continue reading

Mauricio Rojas

Hace diez años la izquierda latinoamericana se encontraba en una situación sin parangón en la historia de la región: nunca antes había sido tan influyente ni controlado tantos gobiernos como entonces. Hugo Chávez en Venezuela, Lula da Silva en Brasil, Cristina Kirchner en Argentina, Rafael Correa en Ecuador, Michelle Bachelet en Chile, Daniel Ortega en Nicaragua, Evo Morales en Bolivia, Alan García en Perú, Tabaré Vázquez en Uruguay, Mauricio Funes en El Salvador y Fidel Castro en Cuba formaban parte de una familia política amplia y diversa que parecía imparable. Por entonces, muy pocos hubiesen podido imaginar que apenas unos años después esta gran familia se encontraría en la ruina y aún menos que un verdadero tsunami de derecha pudiese llegar a ser el legado más trascendente de la ola izquierdista.

Es la economía, estúpido

La explicación fundamental del auge y la caída de la izquierda latinoamericana es relativamente simple y puede ser resumida con ayuda del célebre dicho de Bill Clinton: "It's the economy, stupid". El inicio de su ascenso meteórico fue el triunfo de Hugo Chávez en la elección presidencial venezolana de diciembre de 1998 y su contexto está dado por los difíciles tiempos que América Latina experimentó a partir del colapso, a comienzos de los años 80, del modelo de "desarrollo hacia adentro" que la región había seguido desde la década de 1930. Los éxitos de la izquierda se consolidan durante la primera década del nuevo milenio con ayuda de la enorme abundancia de recursos generada por el boom exportador que se inicia a comienzos del 2000 y concluye durante la primera mitad de la década de 2010. Luego vino la crisis económica, los sonados escándalos de corrupción, las grandes derrotas electorales y, en ciertos casos como el de Venezuela, el abismo dictatorial y la catástrofe humanitaria, pero también el surgimiento de líderes, como Jair Bolsonaro en Brasil, con un domicilio político ubicado en las antípodas del socialismo del siglo XXI y otras variantes del izquierdismo latinoamericano.

El trasfondo del auge izquierdista hay que buscarlo en las décadas de 1980 y 1990, cuando la región vivió las duras consecuencias del colapso de aquel tipo de economía que imperó durante medio siglo inspirada por una estrategia de desarrollo basada en la sustitución de importaciones, el proteccionismo y una amplia intervención estatal.

[[QUOTE:El trasfondo del auge izquierdista hay que buscarlo en las décadas de 1980 y 1990, cuando la región vivió las duras consecuencias del colapso de aquel tipo de economía que imperó durante medio siglo]]El fracaso de esta estrategia, teorizada y difundida en la posguerra por la CEPAL, se hizo evidente no sólo por su incapacidad para satisfacer las demandas de progreso de las grandes mayorías de la región, sino también por una inestabilidad económica recurrente y una dependencia cada vez mayor de las exportaciones tradicionales que acrecentaba la vulnerabilidad de un modelo de desarrollo que, paradojalmente, tenía como gran meta reducir esa dependencia y la vulnerabilidad que producía.

La crisis de la deuda a comienzos de los años 80 se tradujo, primero, en largas recesiones económicas y luego en dolorosos intentos de reestructuración de lo que eran "economías de invernadero" dominadas por el clientelismo, el privilegio y la connivencia con la política. Las consecuencias fueron dramáticas: la pobreza aumentó de 134 a 225 millones de personas entre 1980 y 2002. Además, ese año se registraron niveles récord de desigualdad económica: el promedio regional del coeficiente de Gini llegó a 0,55 y el 10% más rico de los latinoamericanos tenía ingresos que eran 14,4 veces superiores a los del 10 por ciento más pobre (datos de la CEPAL).

En Venezuela, para dar sólo un ejemplo, el ingreso per cápita cayó un 28% hacia finales de los años 80 en comparación con el nivel alcanzado una década antes. A su vez, la pobreza llegó a ser estimada en más de la mitad de la población del país, algo que es difícil de imaginar en el país que en los años 50 no sólo era el más rico de América Latina, sino uno de los más ricos del mundo. El resultado más visible y dramático fue el así llamado Caracazo, un estallido social sin precedentes que se inició el 27 de febrero de 1989 y se extendió durante una semana por todo el país, dejando centenas o tal vez miles de muertos a su paso fuera de una impresionante devastación material. Con razón Moisés Naím ha dicho, refiriéndose al 27 de febrero y su impacto sobre el gobierno de Carlos Andrés Pérez y la democracia que Venezuela vivía desde 1958: "Ese día cayó Pérez y cayó la democracia". Y se puede agregar que ese día se inició el sinuoso camino que llevó primero al golpe de Estado fallido del entonces teniente coronel Hugo Chávez en febrero de 1992 y luego a su contundente victoria electoral en diciembre de 1998.

De las balas a los votos

Las estadísticas y los sucesos recién referidos nos dan el contexto en el que surge la ola izquierdista, en particular en sus versiones más populistas y radicales. La demanda potencial por líderes y movimientos que prometiesen una rápida reducción de la pobreza y las desigualdades mediante políticas redistributivas era grande.

En este sentido, el liderazgo carismático de Hugo Chávez vino a darle un rostro a un deseo ampliamente extendido de lograr sin demora mejores condiciones de vida y más justicia social. El que el "comandante eterno" haya podido disponer de recursos prácticamente ilimitados, gracias al petróleo estatizado ya en 1976, para llevar adelante sus políticas lo hizo enormemente popular, creando el espejismo de que bastaba la voluntad de un líder mesiánico para liberar definitivamente a los pobres de su penosa condición, fuera de poner en su lugar a las viejas élites y desafiar el poder de Estados Unidos. De esta manera, Chávez pudo ocupar el sitial de redentor y desplegar la poderosa atracción que alguna vez tuvo Fidel Castro. La izquierda radical pudo así pasar a la ofensiva en toda la región, coordinada por el Foro de Sao Paulo y financiada por los petrodólares que Chávez usaba a su antojo.

Uno de los efectos más significativos del rápido ascenso de Hugo Chávez al estrellato izquierdista latinoamericano fue un cambio de estrategia de la izquierda militante de la región. En vez de plantearse la guerra de guerrillas o el golpe revolucionario como vía para llegar al poder se pasa ahora al uso de los mecanismos electorales democráticos. Cambian los medios, pero se mantienen los fines. Y el resultado fue sin duda mucho más alentador que el obtenido por la estrategia castrista durante los años 60 y 70, al menos mientras se mantuvo el gran flujo de ingresos proveniente de lo que sería el mayor boom exportador de la historia de Latinoamérica.

La ola izquierdista iniciada por Hugo Chávez se consolidaría con una serie de importantes victorias electorales. De esta manera llegaron Lula da Silva y Néstor Kirchner a la presidencia de Brasil y Argentina en 2003, Evo Morales a la de Bolivia en 2006, Daniel Ortega y Rafael Correa a la de Nicaragua y Ecuador en 2007, y Mauricio Funes a la de El Salvador en 2009. A esta ola de éxitos se deben sumar, aunque pertenezcan a una rama mucho más respetable y tranquila de la familia izquierdista, la victoria de Ricardo Lagos en la segunda vuelta de la elección presidencial chilena de enero del 2000 y la de Tabaré Vázquez, a la cabeza del Frente Amplio, en Uruguay en noviembre de 2004.

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos

Durante este tiempo –la primera década del 2000– el boom de las exportaciones estaba en pleno auge y la pobreza disminuyó en toda la región a consecuencia del crecimiento económico generado por la plétora exportadora combinada con diversas políticas redistributivas. Para el año 2011 las estadísticas de la CEPAL reportan una disminución de 44 millones de pobres en comparación con la cifra del año 2002. En países como Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Uruguay la pobreza se redujo a la mitad entre 2002 y 2012, mientras que en Venezuela caía el porcentaje de pobres de 49,4% en 1999 a 25,4% en 2012, es decir, durante el último año completo en que gobernó Hugo Chávez. También la distribución del ingreso se hizo más igualitaria y el coeficiente de Gini llegó a caer por debajo de 0,4 en Uruguay y Venezuela, lo que es algo muy inusual en la historia de América Latina.

La extraordinaria magnitud del auge exportador fue el motor de estos rápidos pero, como pronto se demostraría, frágiles progresos. Para dar nuevamente el ejemplo de Venezuela, se puede señalar que el valor de sus exportaciones se multiplicó 5,5 veces entre 1998, el año anterior a la llegada al poder de Hugo Chávez, y 2012. Esto implica que durante sus 14 años como presidente Chávez dispuso de un excedente de ingresos de más de 530.000 millones de dólares en comparación con el promedio de las entradas de las exportaciones petroleras venezolanas durante el decenio anterior a su Gobierno. Este fue el abundante maná del cielo que Chávez usó para consolidar su Gobierno cada vez más personalista y autoritario, así como para subsidiar a la decrépita economía de Cuba y propagar la doctrina chavista, el socialismo del siglo XXI, por toda Latinoamérica.

Luego vino la caída al abismo: el valor de las exportaciones venezolanas disminuyó un 75%, con 70.000 millones de dólares entre el año 2012 y el 2016. Pero esta caída y el consecuente desplome de la economía venezolana bajo el Gobierno de Nicolás Maduro no sólo se debieron a la reducción de los precios del petróleo. De igual importancia fue una gestión económica desastrosa que ha lastrado todos los sectores de la economía de Venezuela, incluyendo la producción de petróleo que hoy se encuentra en niveles paupérrimos. Entre las consecuencias más dramáticas del descalabro económico se cuentan miles de muertes perfectamente evitables, una pobreza que según las últimas estimaciones de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), realizada por tres prestigiosas universidades venezolanas, se ubica en torno al 90% de la población y una ola de emigración nunca antes vista en la región que ya supera el 10% de los habitantes del país y que según las Naciones Unidas llegaría a 5,3 millones de personas a fines de 2019.

[[QUOTE:Este fue el abundante maná del cielo que Chávez usó para consolidar su Gobierno cada vez más personalista y autoritario, así como para subsidiar a la decrépita economía de Cuba y propagar la doctrina chavista]]La evolución en otros países latinoamericanos fue similar, pero sin llegar hasta los extremos de Venezuela. En el caso de Brasil, los ingresos generados por las exportaciones se multiplicaron 5,3 veces entre 1999 y 2011, para luego disminuir, entre 2011 y 2016, una tercera parte. Ello fue suficiente para conducir a Brasil a una grave crisis económica que redujo en 9% el ingreso per cápita en 2015-2016 y puso fin al largo ciclo de gobiernos del Partido dos Trabalhadores, que se extendió desde que Lula da Silva asume el poder el año 2003 hasta que Dilma Rousseff fue depuesta a mediados del 2016. En Argentina ocurrió algo similar y puso fin, en diciembre de 2015, a la larga era de los esposos Kirchner iniciada en 2003.

Otros líderes populistas de izquierda, como Evo Morales en Bolivia y Daniel Ortega en Nicaragua –países que experimentaron auges exportadores comparables o superiores a lo ocurrido en Venezuela o Brasil– se han negado a dejar el poder ante una resistencia popular cada vez mayor y van en camino a convertir a sus países en dictaduras abiertas. En otro caso, el de Ecuador, la revuelta contra el autoritarismo populista de Rafael Correa vino desde el interior de su propio movimiento, la Alianza PAIS, y fue encabezado por el actual presidente Lenin Moreno, convirtiendo a Correa en prófugo de la justicia ecuatoriana por abuso de poder.

De esta triste manera, en medio de profundas crisis económicas, graves escándalos de corrupción y el surgimiento de dictaduras rampantes, terminó la vía democrática hacia el autoritarismo en la medida en que se agotó la capacidad de la izquierda populista de ganar elecciones mediante la distribución de dádivas generosamente financiadas por las exportaciones. La democracia ya no era útil y para conservar el poder y librarse de la cárcel a muchos sólo les quedaba la represión.

Primero viene la moral, luego la comida

La izquierda latinoamericana se encuentra hoy, con pocas excepciones, en el más profundo de los desprestigios. El reino de la abundancia y la justicia social que prometió se desvaneció cuando se agotaron los ingentes recursos de las exportaciones y ninguno de los grandes problemas de América Latina fue resuelto, sino muy por el contrario. Esto se refiere en especial a la fragilidad ya tradicional de sus instituciones, que ha sido uno de los grandes obstáculos para lograr un desarrollo sustentable. Se trata de lo más básico: el poder confiar en las autoridades, la existencia del Estado de derecho, la protección ante la criminalidad y la violencia.

Los grandes recursos generados por el boom exportador fueron usados, en medida significativa, para minar aún más un ya frágil Estado de derecho, desvirtuar las instituciones democráticas y abonar el surgimiento de enormes redes de corrupción y delincuencia.

Estas son las circunstancias que de manera determinante marcan en la actualidad el derrotero político de América Latina, generando una demanda cada vez más amplia por el restablecimiento de esos pilares esenciales de toda vida civilizada que son la legalidad y códigos decentes de conducta moral. Más y más latinoamericanos han entendido que las cosas son exactamente al revés de la famosa frase de Bertold Brecht en la Ópera de los tres centavos ("Erst kommt das Fressen, dann kommt die Moral"; "Primero viene la comida, luego la moral") y que primero viene la moral y después la comida. Sin respeto por las normas morales básicas ni por la ley, no hay comida sobre la mesa ni seguridad alguna de permanecer con vida. Ley y orden es hoy el grito popular más sentido al sur del Río Grande. No se trata en realidad de izquierda ni de derecha, sino de algo mucho más simple y vital: establecer los fundamentos de una vida civilizada.

Las recientes elecciones de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México (julio de 2018), de Jair Bolsonaro en Brasil (octubre de 2018) y de Nayib Bukele en El Salvador (febrero de 2019) han tratado de ello. La retórica ha podido ser de izquierda o de derecha, pero en todos estos casos sus grandes victorias han tenido un fondo común: una protesta masiva contra las élites corruptas y una demanda desesperada de protección ante la dramática escalada de violencia, ilegalidad y crimen que experimentan estos tres países. Los candidatos triunfantes han sido vistos como outsiders no contaminados por la corrupción existente y su gran promesa ha sido restablecer el orden y los fundamentos de la civilidad. Todo lo demás ha sido menos importante.

[[QUOTE:Las recientes elecciones de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México (julio de 2018), de Jair Bolsonaro en Brasil (octubre de 2018) y de Nayib Bukele en El Salvador (febrero de 2019) han tratado de ello]]Por cierto, que no es la primera vez que un outsider llega al poder en América Latina a través de grandes victorias electorales y promesas de poner orden en la casa y terminar con la corrupción de las élites políticas o económicas. Se trata en realidad de ingredientes clásicos de la figura del líder populista: el presentarse como la verdadera voz del pueblo que se alza contra la élite egoísta y deshonesta. Es el caso, para sólo mencionar algunos ejemplos, de Juan Perón en Argentina en 1946, Alberto Fujimori en Perú en 1990, Hugo Chávez en Venezuela en 1998 y Jimmy Morales en Guatemala en 2015.

Ahora, el resultado del ejercicio del poder de parte de estos outsiders no ha sido en absoluto alentador, tendiendo hacia un personalismo autoritario que ha dañado seriamente o simplemente ha hecho desaparecer la democracia. Al final, el remedio ha sido peor que la enfermedad y en los casos presentes nadie debería menospreciar el riesgo de que ocurriese algo semejante. Lo veremos con el tiempo, pero es indudable que América Latina está viviendo cada vez más en la era de la esperanza desesperada o, para decirlo de otra manera, en la era de la lotería electoral donde nadie sabe a ciencia cierta qué está eligiendo ni qué significará para el país.

De la ola populista de izquierda al tsunami de derecha

Lo más sorprendente en este contexto es el surgimiento, como reacción ante la devastación económica e institucional producida por la ola de la izquierda populista, de una derecha radical liderada por un outsider que aprendió a usar la retórica populista contra los populistas y que se maneja con total despreocupación por la corrección política imperante. Se trata del nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que viene a darle una resonancia continental el estilo político de Donald Trump y que tendrá, dado el enorme peso de Brasil, una influencia decisiva sobre el futuro de América del Sur.

Lo que ha quedado en evidencia después de la desastrosa experiencia populista de izquierda es el total colapso de la superioridad moral y la legitimidad democrática que la izquierda latinoamericana logró como producto de la violencia y las violaciones de los derechos humanos de las dictaduras militares de derecha que imperaron en la región durante las décadas finales de la Guerra Fría. Ello es hoy historia. La farsa pro democracia y derechos humanos ha sido desenmascarada por la violencia dictatorial ejercida por los regímenes de izquierda en Venezuela y Nicaragua con la complicidad activa o pasiva de casi todo el resto de la izquierda latinoamericana. Hoy es evidente para todos que estaban contra la dictadura y contra las violaciones de los derechos humanos mientras no fuesen ellos mismos quienes ejerciesen la violencia en nombre del socialismo.

Más aún, los escándalos de corrupción que tienen a muchos de sus grandes líderes en la cárcel o a las puertas de la cárcel no hacen sino completar el cuadro de una debacle moral y política completa. Detrás de las máscaras de la retórica populista y las encendidas proclamas del Foro de Sao Paulo se escondía una multitud de tiranuelos y ladrones detestables. Se ganaron merecidamente el oprobio generalizado y sólo queda esperar que no causen aún más daño del que ya han causado y dejen a los pueblos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia vivir en libertad.

Al final del día, el resultado de la ola izquierdista parece ser una de esas astucias de la historia de las que nos habló Hegel que conducen a un resultado absolutamente opuesto a aquel que imaginaban sus protagonistas. En este caso, el legado más importante de la ola izquierdista iniciada por Hugo Chávez en 1998 puede terminar siendo un tsunami de magnitudes continentales de una nueva derecha radical.

___________________________________________________________________________

Mauricio Rojas es investigador de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo y Senior Fellow de la Fundación para el Progreso

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Algunas entidades acumulan más de siete años de impagos, por lo que el sistema no logra recuperarse Continue reading
Este libro es resultado de una investigación histórico-periodística. Se suma, la memoria de una época, de amigos y enemigos. Como existen zonas grises en ese polémico período de nuestra genealogía, este libro puede ser leído como una pieza de ficción, sobre seis años de la historia de Cuba. La relación entre ficción y realidad, queda a mano de los lectores El autor Lo malo se aprende enseguida, lo bueno, nos cuesta la vida. Anónimo XV Enero 24, del 95 1 Esa mañana al llegar a la oficina, García Álvarez, tiene […] Continue reading
El régimen de Maduro hace operaciones de canje con garantías en oro para tener liquidez ante la merma de ingresos petroleros, y para financiarse Continue reading
Según Norberto Mesa Carbonell, fundador de la organización independiente Cofradía de la Negritud, la discriminación hacia la población negra en Cuba posee un trasfondo eminentemente político Continue reading

Un cubano fue sentenciado en un tribunal de Miami a diez años de cárcel por introducir ilegalmente en territorio estadounidense a tres mujeres y explotarlas laboralmente para el pago de la deuda, informó este jueves la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida, reportó EFE.

leer más

Continue reading
Iván Madrigal Zamora, de 46 años y natural de Cuba, se había declarado previamente culpable de los cuatro cargos que pesaban en su contra Continue reading

Yoani Sánchez

Una enorme grúa que transportaba un contenedor llenó las pantallas de los televisores de millones de cubanos en enero de 2014, durante la inauguración de la primera parte de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, al oeste de La Habana. En la foto oficial, Dilma Rousseff sonreía junto a Raúl Castro; pero cinco años después, aquel puerto no ha logrado sacar a la Isla de la crisis económica y la ex presidenta brasileña es un cadáver político.

Mariel, la zona costera por donde en 1980 partieron hacia Florida decenas de miles de cubanos hastiados del modelo comunista, se convirtió en la última década en el "elefante blanco" del castrismo. Todas las esperanzas de la nación se colocaron en esa obra faraónica que pudo financiarse gracias al apoyo del Partido de los Trabajadores (PT).

La construcción del "emporio comercial" llegó de la mano de Odebrecht, el conglomerado brasileño que poco tiempo después de aquella inauguración ha resultado ser la pieza central de un escándalo de corrupción que salpica a varios Gobiernos de América Latina, numerosos partidos políticos y cientos de funcionarios.

[[QUOTE:La construcción del "emporio comercial" llegó de la mano de Odebrecht, que ha resultado ser la pieza central de un escándalo de corrupción que salpica a varios Gobiernos]]Sin embargo, el principal problema ha sido hacer de Mariel una especie de laboratorio del capitalismo en un país estatizado y dirigido por por un grupo de octogenarios que desconfía del mercado.

Cuando Rousseff y Castro cortaron la cinta para dejar abierta aquella primera parte de la terminal de contenedores de Mariel, estaban también enviando un mensaje. Eran los tiempos en que en la foto de familia de los mandatarios latinoamericanos prevalecían los rostros de los representantes del socialismo del siglo XXI. Una cofradía de camaradas que se apoyaban en los foros internacionales y se ayudaban a tapar -recíprocamente- sus excesos autoritarios.

De manera que el puerto cubano, financiado con un crédito del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), no solo formaba parte de una estrategia de solidaridad con la Plaza de la Revolución de La Habana, para aliviar su crónica incapacidad para producir riquezas, sino que tenía una intención ideológica de hacer parecer viable un modelo que en medio siglo había dado suficientes muestras de su fracaso.

Como una vez el subsidio de la Unión Soviética sostuvo los delirios de Fidel Castro y, más tarde, el mecenazgo de Hugo Chávez le permitió pasar el poder a su hermano menor, Brasilia quiso también arrimar el hombro para apoyar a su socio político y mantener viva "la llama" de la Revolución cubana. Era una tarea casi de rescate arqueológico, un esfuerzo por hacer parecer que aún respiraba por sus propios pulmones un régimen incapaz de sobrevivir sin recursos ajenos.

[[QUOTE:Todo el puerto de Mariel estaba pensado para acoger a los barcos que, haciendo escala en la Isla, terminarían en puertos norteamericanos y viceversa]]En enero de 2014 faltaban todavía varios meses para que se anunciara el deshielo diplomático entre Cuba y Estados Unidos, pero sin dudas todo el puerto de Mariel estaba pensado para acoger a los barcos que, haciendo escala en la Isla, terminarían en puertos norteamericanos y viceversa. Pasado un lustro, el deshielo volvió a enfriarse por la incapacidad de La Habana de dar pasos de apertura a la velocidad de los que impulsó Barack Obama en su relación con la Isla y por la llegada a la presidencia de Donald Trump.

Tampoco el PT está ya en el poder en Brasil y poco queda de aquel retrato familiar de la región donde se veían rostros como el de Rafael Correa, la propia Rousseff o Michelle Bachelet. De aquellos "tiempos dorados" Cuba se quedó con una deuda que apenas puede pagar a su antiguo socio suramericano y un puerto que se va convirtiendo en un parque temático del pasado cada día que no logra atraer barcos cargados de mercancía ni inversionistas dispuestos a instalarse en su zona comercial.

Pero el repliegue brasileño en la Isla no ha quedado ahí. A finales de 2018 una airada disputa diplomática entre el régimen de Miguel Díaz-Canel y el entonces electo presidente brasileño, Jair Bolsonaro, terminó en la salida intempestiva de miles de profesionales de la salud cubanos del programa Mais Médicos.

Bolsonaro acusó a La Habana de practicar la esclavitud moderna con sus galenos en misión y reclamó que se les pagara el monto total de su salario, porque el Gobierno cubano se quedaba con el 75% de los 3.300 dólares que Brasil entregaba por cada médico. También reclamó que los doctores pasaran pruebas para revalidar sus títulos y demostraran sus conocimientos, pero el Ministerio de Salud pública de la Isla no aceptó y dio el portazo.

[[QUOTE:Detrás de los titulares y del encontronazo entre ambas administraciones, quedaron sin contar las pequeñas historias de miles de cubanos que ahora intentan reconstruir sus esperanzas]]Detrás de los titulares y del encontronazo entre ambas administraciones, quedaron sin contar las pequeñas historias de miles de cubanos que ahora intentan reconstruir sus esperanzas de mejorar su vida y la de sus familiares. Muchos de ellos habían llegado a Brasil no solo movidos por el sentido humanitario inherente a todo personal sanitario, sino también empujados por sus necesidades económicas.

Los doctores son en Cuba los profesionales mejor pagados, sin embargo, su salario mensual no supera el equivalente a 60 dólares. Por eso no es raro ver a un médico con los zapatos rotos, que no ha podido desayunar porque no tiene los recursos para hacerlo o que debe esperar por dos horas un ómnibus público antes de llegar a una sala de operaciones para practicar una complicada cirugía cerebral.

[[QUOTE:Las misiones oficiales en el extranjero siempre han sido una oportunidad para que esos galenos puedan acceder a una entrada financiera mayor]]Las misiones oficiales en el extranjero siempre han sido una oportunidad para que esos galenos puedan acceder a una entrada financiera mayor, a pesar del altísimo porcentaje de su sueldo con que se quedan las autoridades. Pero, sobretodo, son el escenario propicio para hacer relaciones humanas que les permitan casarse, crear amistades o contactos para quedarse en otro país o regresar más tarde de forma privada.

Con la salida vertiginosa de Brasil, los sueños de muchos de eso médicos se hicieron pedazos. Lo mismo pasó con el puerto de Mariel que había llenado de ilusiones a los habitantes del pequeño poblado en esa zona de litoral al oeste de La Habana y también a muchos cubanos que por décadas han esperado que la economía de la Isla repunte para vivir más dignamente y no ver partir a sus hijos hacia el exilio.

Por todo eso, ahora mismo, decir Brasil en Cuba es mencionar un sueño, el espejismo de lo que pudo ser y no fue; pero también es la evidencia del fracaso de una estrategia y de la caída en desgracia de un apoyo que tuvo más de ideología que de pragmatismo.

____________________________________________________

NdlR: Una versión en portugués de este texto ha sido publicada en la revista brasileña Crusoé y se reproduce en este diario con la autorización de la autora.

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Continue reading
Expertos estiman que Cuba podría perder súbitamente entre un 10 y 12 por ciento de su PIB, y eso es a partir de cálculos basados en las cifras oficiales Continue reading