Calendar

July 2018
MTWTFSS
« Jun  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031 

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

poesía

 

La vida se te ha venido encima

como una inesperada mancha de café

sobre la ropa limpia.

Una sutil llovizna está cayendo

humedeciendo con discreción tu patetismo

para no dar la nota.

 

Sin embargo

tiene que haber otra manera

de recontar las sombras,

que las cuentas del debe y el haber

no den números rojos,

y que el café salpique

sin que manche tu ropa.

 

leer más

Continue reading

La bodega-tienda de ultramarinos La vida tiene sentidos será el espacio que acoja este 18 de julio la presentación de dos antologías de poesía publicadas por Ediciones Matanzas y Editorial Polibea.

leer más

Continue reading

 

Calladita la boca

en el corazón de una ciudad:

martilleos, mazazos, piares,

medias lenguas, metales del almuerzo;

se ronca, se silba, se pone la radio

a cualquier hora y a cualquier volumen,

se le da con ganas al teclado, se llora,

se oye llover

como quien oye llorar,

se respira despacio, se oye

cómo respiran las paredes

(aun azulejadas)

así como en el campo

respiran los caballos quietos

y los árboles de tronco pétreo

y respiran, en realidad, las piedras

leer más

Continue reading

 

Llegan buenos o malos tiempos y en forma

de qué llegan, ¿quizás como tormenta

que arma gran polvareda, o como una ventisca

o un polvillo suave

que se mete en los ojos? Definitivamente,

 

los malos tiempos se instalan muy adentro y ya

ni te permiten

                  —como decía Rabindranath Tagore

desde un poster de infancia—,

 

ver las estrellas. Hoy son tan pocos

leer más

Continue reading

 

                                              (agradecimientos a Lourdes Benigni)

 

¿Poema cinético?

¿Barullo?

¿Instalación/ destartalo/ des-

cojonación…?

 

Blanco y negro (ojos de C. con gato)

años enteros presidiendo toda una pared.

Ojos distantes, distanciados. Negros de luz.

leer más

Continue reading

 

Hagamos una cosa: yo me presento de pronto en el jardín con nada y, por una vez, soy más grande que yo, soy casi un no soy, un eco impracticable, a punto de alcanzar su manifiesto impersonal, sin despertar a las abejas, sin perder envión, sin dejar de sostenerme como sombra que llegó hasta aquí —aunque desmejorada—, a bendecir la vida, no a escribirla.

 

leer más

Continue reading

La poesía de un talibán es siempre difícil, y José Ramón Sánchez es uno de los tres poetas más radicales de cuantos están en activo en nuestro cubil. Su trabajo manifiesta el poder represivo de la tradición: véase su primer gran poema "Cubierto el lobo", en Aislada noche (2005), y el pugilato constante con las formas que, desde la indecencia y la falsedad, suministran y ejecutan la violencia en el individuo; véase su segundo gran poema "El derrumbe" (2012).

leer más

Continue reading

 

leer más

Continue reading

 

Pero este invierno no llega,

no se desata.

No quiere atravesar las aguas cálidas

bajar hasta aquí

—ni las duralginas ni la leche tampoco—,

y en la farmacia una cola

de minusválidos aguarda

su llegada que amaga —como las pastillas—,

con proteger sus bocas de las llagas

pero ¿cómo decir todo esto?

¿contemplándolos?

 

Hago la cola y busco mi diferencia:

aquel lugar donde no alcance a ser

lo mismo que ellos ¡nunca más!

Ese ser de la excepción

(sin impunidad)

leer más

Continue reading

 

En el jardín las polimitas (exterminación) iban

            desapareciendo,

            apareciendo la

            primera telaraña

            donde la rosa

            Madre no volvería

leer más

Continue reading

 

Si tuviera tu edad me tatuaría

un racimo de uvas sobre la espalda lisa

o un león en el bícep infantil   en sacrificio

a un cambiazo de moneda, un próximo

dislate de las economías o un nuevo rol

en la cama si es posible  

 

Una tarde de estas para vengar

a mi generación iría a zapatear a la lánguida

Academia en homenaje a la máquina

que hila, la máquina que teje, la máquina

que no deja de hacer letra mientras prosigue

en todas partes el guateque nacional

leer más

Continue reading

El poeta, narrador y periodista Rafael Alcides falleció en la tarde del martes en La Habana, como consecuencia de un cáncer que había hecho metástasis.

Continue reading

Abrir por vez primera un libro de poemas resulta siempre un acto lleno de misterio, sobre todo cuando no conoces la obra del autor. Uno sabe que allí dentro flotan retazos del alma del poeta, jirones que ha ido dejando en el camino de su vida, señales que nos envía para que lo sigamos en su peripecia existencial, en los avatares por los que atravesó algún día, en sus momentos de pena o de felicidad.

leer más

Continue reading

 

Soy una niña de Henry Darger y tengo genitales masculinos
soy una niña-monstruo
una niña-esclava en la isla-cárcel y en la casa de los gritos y de los golpes
soy una pequeña niña con un pequeño pene

aquí ahora mismo te causo repulsa y quieres dejarme
seguiré cantando sin mover los labios
mi cancioncilla macabra

mi madre-monstruo me agarra por la entrepierna levantándome del suelo y me zarandea
mi madre en negligée negro es un bello monstruo que solo pudo engendrar hijos fallidos

leer más

Continue reading

 

Cuando escribí de las mujeres en frenesí en sus danzas, fue una máscara,

en su montaña, a la caza del oro, cantando, en orgía,

fue una máscara; cuando escribí del dios,

fragmentado, exiliado de sí, su vida, el amor perdido con el canto,

era yo misma, quebrada, sin habla, exiliada de mí.

 

No hay montaña, no hay dios, solo la memoria

de mi vida torcida, yo quebrada en sueño, la niña

salvada a mi lado, entre doctores, y una palabra

salvadora desde los grandes ojos.

 

leer más

Continue reading

 

Ni asmático ni lento ni apresurado…, venía del Lugar del Sosiego, de punta en blanco, tan alto como era, corpulento y moviendo el aire…, más bien movilizando el aire con su paso.

Entró a lo que era mi casa. No el asteroide, en lo alto, en lo escarpado y seco de La Habana Vieja. Entró a lo sin techo, rectángulo raso en la tierra y arbolado en todo su perímetro.

leer más

Continue reading

 

De tanto soñar contigo ya careces de realidad.

¿Me quedará tiempo aún para ver tu cuerpo vivo,

o en esa boca besar

el nido de la voz que en ti venero?

Tanto he soñado contigo

que acostumbrados los brazos

a apretar tu sombra en pecho,

no se pueden amoldar al contorno de tu cuerpo.

Ante la real apariencia que hace días y hace años

me va hechizando y gobierna,

sin duda me volvería

yo mismo una sombra más.

Tanto he soñado contigo

que no dudo que haya tiempo

al cual yo tal vez despierte.

leer más

Continue reading

 

Sin rabia no hay creación,

lo ratifica la jutía

con su ojo difícil

de igualar

y aquellos rastros

que la vuelven vulnerable;

se queda en eso

como el gas natural.

No la lleves encima

porque entonces se transforma

en un bicho muy feo;

combustiona

estruja los escenarios

que ganan en calidad

y sensatez;

desde el tufo peculiar

que exhibe

tiene el sartén cogido

por el mango

mientras la sangre

le mancha

con ingenio la pelambre

gris-somática, semiótica,

leer más

Continue reading

 

1

 

Se desliza

sobre el desierto

la palabra

 

El recuerdo es un camello

muerto de sed.

 

2

 

Y sale

un ave rota

a buscar

el canto roto

de otra ave.

 

El cielo se cierra

cuando las alas

se abren.

 

3

 

Hay, en estas claridades

áureas de azucenas

un augurio de jazmines

una fiesta de garzas

transparentes:

 

leer más

Continue reading

 

a Pepe Triana

 

Si la luz es el agua que ahora te mece

la camisa constante

diáfana y franca como tu mirada

casi indistinguible de tu piel

o el destello de piedras preciosas que siguieron tu cortejo

el sueño de tus manos al despuntar el alba

acariciando paciente una memoria lejana

o la almohada peluda de la mascota fiel.

 

Quién se atreve a negar que fuiste orfebre

un amigo tenaz, un pastor de leones

leer más

Continue reading

 

Un brío espiritual, un boceto de idea, casi nada. De esa luna parto. De ese lustre —líquida linterna— como chispazo entre dos nadas. Y después me alejo, astuta, en ánimo, de la casa terrestre, y amo sagradamente, es decir confundo el bosque del cuerpo con el cuerpo del bosque, hecho de mañanas de gran sonido que anochecen lejos. Algo así, muy preciso. Como un terror que viene, que se llena de figura humana y repta por el polvo.

 

leer más

Continue reading

 

Que no tenga lugar

ningún encuentro más, que el tiempo

de la espera se estire tan despacio

como en la antesala

de una consulta médica, que no llegue a ocurrir

ni esto ni lo de más allá

                                            y sobre todo,

que se te ponga cara de sorpresa perenne, más bien

leer más

Continue reading

 

Las vi mientras rodaba desde un plano

bidimensional al duro suelo   Me dices

mira mira son las pléyades y me empujas

al restaurán ornamentado con toscas

representaciones de la vida diaria

en Polinesia

 

—Entendiste por qué impiden que tengamos

lo que ellos tienen   preguntas y yo

asiento con militante ímpetu   —Voy

a hablar con mis amigos psiquiatras sobre ti

y me tomas de las manos con los ojos

acuosos   Sucedía, claro está, bajo la luz

leer más

Continue reading

Las ricas corrientes culturales existentes entre Cuba y las Islas Canarias confluyen en una lectura que tendrá lugar este jueves 31 de mayo en Nueva York.

leer más

Continue reading

 

leer más

Continue reading

 

Estoy mirando tu cara otra vez
Valeriano Weyler.
Estoy mirando a los negros a los blancos de Cuba.
El hambre la reconcentración.
Ese edificio donde viví en la calle Industria,
apuntalado por rezos abakuá.
Monte
Matadero.
"Lola jolongo el balcón (…)
Rumbamos mal".

Ahora yo también soy una pared rota.
Entro en el Mangle
La Manigua
por mi buche de café
y de sangre.

 

leer más

Continue reading

La antología Lenguas de marabú. Poesía cubana del siglo XXI  llega a la 77 Feria del Libro de Madrid que se inició este 25 de mayo en la capital española.

leer más

Continue reading

En su ensayo "El último Estado", Blanchot había escrito: "No hay exterior, no hay afuera que nos ciña, no hay circunferencia para nosotros". Estas ideas me sirven de intro a Un cadáver ideal, de Jorge Labañino Legrá, más conocido en el feudo bairense, como "El Puro". La Editorial Oriente ha puesto en circulación este dispositivo de 82 poemas, como resultado de su Premio de Poesía José Manuel Poveda 2017.

leer más

Continue reading

 

Cinco regalos te mando,

                       solo uno es de contrabando:

 

Un caracol de mis playas

                                           para que vayas.

Un coral de lo profundo

leer más

Continue reading

 

Llegados a este punto
las puertas no se pueden abrir
ni se percibe ninguna luminaria
en el fondo del túnel;
tampoco hay ningún túnel,
sólo contamos con el pequeño espacio
donde se agita un torvo escalofrío.
Hasta hemos carcomido la cal de las paredes
y convertido en astillas los muebles,
las puertas, las ventanas.
Formamos parte de las ruinas.
Afuera está nevando.
Nada aparece.

Cuánto perderse en pos de lo inefable.

leer más

Continue reading

 

No contra el dolor, contra el sufrimiento

no contra la ceguera, contra la rabia

no contra la necesidad, contra el imperio del deseo

no contra el enemigo, contra la enemistad

no contra la pequeñez, contra la disminución

no contra la imaginación, contra el exceso de fantasía

no contra el poder, contra el abuso de poder.

 

Antes que la defensa, la protección.

Jamás golpea la muerte a una roca

y jamás corre un río hacia atrás.*

 

 

18 de junio, 2012

leer más

Continue reading

 

Era como un biznieto de Federico Nietzsche.

Era el acólito predilecto de Georges Sorel.

Era como un sobrino de Ernesto Hemingway.

Era el niño que lee a Spengler en lugar del Evangelio.

Era como el novio de Arturito Rimbaud.

Era el valet de chambre de Isidore Ducasse.

Era el kinder compañero de Capote y de James Dean.

Era el office-boy de Arturo Strindberg.

Era el peor recuerdo de Oscar Wilde en París.

Era el robafichas de Dostoievski en Baden-Baden.

leer más

Continue reading

 

Estoy en la azotea mirando hacia las escaleras y los techos de abajo. Atalayando desde la azotea. El edificio es un laberinto, cortado en planos cubistas, desconchados, viejos, expuestos. El entorno y los hombres se parecen como dos gotas de agua sucia.

Estoy en la primera planta, asomándome a la ventana a ver si alcanzo a tragarme un pedazo de cielo, a ver si consigo verme ( imaginarme) cómo fui arriba, minutos antes, con la cara pegada a la ventana, cortada en aristas cubistas.

leer más

Continue reading

 

El conjunto de todos los conjuntos
es la guaracha de todas las guarachas.

El conjunto nulo es una guaracha
sin guaracha. ¿Y los músicos?

Sin guaracha no hay músicos, muchachos.
Pero, ¿dónde están?

En ningún lado. No existen.
El conjunto nulo está vacío.

Mejor dicho, no hay ni siquiera un vacío,
como un vaso en el que cabe
toda el agua del mundo, de los cosmos,
de todos los tiempos, excepto que el agua no es agua
ni el vaso vaso.

leer más

Continue reading

 

Todo lo que muere de humo blanco en la cocina de lo vivo, sale por la ventana y vuelve a entrar, transformado en asombro. Así se engaña al cuerpo, se reemplaza el vacío con cantos filosos. Y todo en dirección a algo tremendo, con rondas de ida y vuelta, entre un agua enlutada y signos que señalan su propia lenta cuna. Señoras y Señores: ese trompo —inútil y perfecto— es solo una idea clavada en su sombra. Yo misma, algún día, emitiré luz y volaré, no con alas sino con muchas cintas, y cambiar de lugar será, para mí, cambiar de mundo suavemente.

 

leer más

Continue reading

 

La lenguaza tiene cuerpo

de portafolio:

lo ha rotado como si fuera un

objeto contundente,

introduce la mugre

en dominios privados.

Es un gozo

saber mirarla desde el sarcasmo,

estrujarla con ciertos pensamientos

aventajar

su escasa fantasía,

que la facha rugosa

se vuelva sal y agua;

cabalgar a la velocidad

de la ironía.

Si te vuelves a topar con ella

la confundes

con una cascara de plátano,

solo con no pisarla, tienes.

 

leer más

Continue reading

 

leer más

Continue reading

Los monóculos, usados mayormente por dandis, militares, detectives y algún que otro dadaísta, fueron un atuendo elegante y de buen gusto. Sin embargo, los impertinentes, miembros de la misma ralea, pero destinados al sexo opuesto, no tanto. Estos últimos, debían sostenerse con una mano. Pero no era la incomodidad práctica, sino óptica, como bien indica su nombre, la que los denigraba; con ellos se podía ver desde la platea, no solo la calva del barítono, sino hasta las patas de gallo de la soprano.

leer más

Continue reading

El poeta cubano Sergio García Zamora estará por estos días en la capital de España para acercar su poesía al público madrileño.

El autor leerá poemas este 3 de mayo en el Bar Aleatorio (Calle Ruiz, 7) del barrio de Malasaña, a las 9:00 pm. Allí estará acompañado por la poeta española Verónica Aranda y el cantautor Lino Bolaños.

leer más

Continue reading

 

¡De todo! Caletas

(altos) cocoteros

palmas (enanas) arecas.

¡Mucho mangle más que nada!

Y por doquier algún que otro yerbajo

duro y difícil de nombrar.

¡Bah!, nunca lo sabremos todo.

¡El reino! ¡Vegetal y tan diverso!

De su jardín, salvia costera,

trajo remedio para amígdalas

y otras entendederas inflamadas

el jardinero Carbón Bombón.

Un Linné a la criolla.

Hum ¡Con esa planta!

Y yo, pensando: de botánica sabrá el dandi

lo que aquel hijo del presbítero

leer más

Continue reading

 

Solo aparece lo que antes fue capaz de ocultarse.
Las cosas ya captadas por su aspecto, las cosas
apaciblemente parecidas no aparecen nunca.
George Didi-Huberman, Fasmas.

 

Para llenar el Vacío que vendrá, esto.

leer más

Continue reading

 

La concha de la noche no para de libar

 

¿Es el grito del pecio? ¿La rueda del molino?

¿Son las branquias del sueño? ¿El cíclope perdido?

 

La curva de la noche de ensimismadas larvas

No cesa de libar no cesa de libar

Los charcos seminales de piletas romanas

Los discos imperiales como Deimos y Fobos

Las formas sin relato de escritura imposible

Como valvas que sueñan los pétalos caníbales

Las miasmas las medusas las vulvas lujuriosas

Que laten en la espuma como noria insensata

 

leer más

Continue reading

 

Todo lo que muere de humo blanco en la cocina de lo vivo, sale por la ventana y vuelve a entrar, transformado en asombro. Así se engaña al cuerpo, se reemplaza el vacío con cantos filosos. Y todo en dirección a algo tremendo, con rondas de ida y vuelta, entre un agua enlutada y signos que señalan su propia lenta cuna. Señoras y Señores: ese trompo —inútil y perfecto— es solo una idea clavada en su sombra. Yo misma, algún día, emitiré luz y volaré, no con alas sino con muchas cintas, y cambiar de lugar será, para mí, cambiar de mundo suavemente.

 

leer más

Continue reading

 

Una vieja perra blanca

sale contigo

alrededor del cementerio.

Llevas la distancia exacta

del arreo

para tomar su tiempo

entre caminar

y volver:

entre una tumba y otra,

similares.

Ella olfatea el peligro de las yerbas,

contaminando su hocico

ante una reja abierta al amanecer,

cerrada luego con tu indiferencia:

esa noche de tu corazón

(la única reserva que nos queda),

cuando tu mano

recoge su cuello que se alarga ante

la imprudencia de los amarillos,

leer más

Continue reading

 

Se está tan bien aquí
a expensas de tu vida.
Déjame un poco más.

Yo quiero conocerte
fuera de ti,
cómo miran tus ojos
a los míos:
serán espejos
para saber quién soy.

Quiero dejar mi cara
sobre tu piel tan suave
porque será parecida a la mía.

Llenarme de tu olor,
llevármelo conmigo
allí donde me lances.

Permítete abrazarme,
protégeme del mundo
y de ti misma.

Mi vida a cambio
de tu remordimiento.

leer más

Continue reading